Capítulo 12: La tentación de Altesia

Capítulo 11ÍndiceCapítulo 13


 

[Raza] Goblin

[Nivel] 99

[Clase] Noble; Rey de la horda.

[Habilidades]  <<Comandante de la horda>> <<Voluntad  Desafiante>> <<Aullido Abrumador  >> <<Esgrima  C+>> <<Avaricia >> <<Alma Errante>> <<Sabiduría de gobernante>> <<ojos de la serpiente azul>> << Danza al borde de la muerte >>

[Protección Divina] Diosa del Inframundo, Altesia

[Atributos] Oscuridad, Muerte

 

 

“Chico.”

 

Era dulce, lleno de odio, y al mismo tiempo … nauseabundo.

 

“Despierta.”

 

Siento como si estuviera flotando y una poderosa voluntad es insuflada en mi cuerpo

 

“Despierta, hijo mío.”

 

Esta sensación dominará mi cuerpo.

 

Siguiendo los dictados de la voz abrí los ojos y ante mí estaba una mujer rodeada de innumerables serpientes.

 

“¿Has despertado por fin? mira que hacer esperar a tu madre, que rudo eres.

 

Serpientes de diferentes colores se arremolinaban alrededor de su voluptuoso cuerpo desnudo, dejando claro su divinidad.

 

Su cuerpo parecía haber sido esculpido por los mismísimos dioses, no tiene ningún rastro de imperfección. En sus abundantes pechos, una serpiente de cuatro ojos, coloreada como la de un vestido fino, la cubría cómodamente, resaltando así sus seductores rasgos. Desde sus pies perfectamente esculpidos hasta sus muslos, se envolvía a ella una serpiente negra de dos cabezas y cubriendo la parte inferior de su cuerpo, estaba una Yamata no Orochi[1] verde con un patrón espiral rojo grabado en ella.

 

Sus labios eran más rojos que la sangre misma. Su rostro perfecto sin ninguna culpa. Su nariz, su boca, cada parte estaba cuidadosamente colocada a la perfección. Sus ojos dorados brillaban, el color de la lujuria se reflejaba en ellos. Su pelo ligeramente ondulado era más azul que el cielo y detrás de ella había innumerables serpientes.

 

-Es un placer conocerlo, supongo.

 

Su dulce voz resonó en mis oídos, llevando con ella la seducción y un tinte de sangre. Mi corazón se estremeció.

-“¿Quién eres?”

 

Es seductora, tan seductora que, si me relajara por un momento, seguramente me inclinaría ante ella.

 

Luché contra ese impulso mientras mantenía mi corazón tranquilo.

 

-Ya lo sabes, ¿verdad?

 

Qué sonrisa tan encantadora, tanto que se siente como si pudiera derretir el corazón de cualquier hombre. Ante esa sonrisa viciosa que encantaría incluso a un demonio, sólo podía apretar los dientes mientras aguantaba.

 

-Altesia (Diosa del Inframundo), ¿verdad?

 

“Sí, eso es correcto. Oh, cómo adoro niños inteligentes.

 

Esas palabras casi me rompieron las caderas, pero de alguna manera logré llenar mi corazón de odio y mantener mi calma.

 

“Un alma que no coincide con ese pequeño cuerpo. Qué divertido … Es bueno que finalmente podamos hablar así.

 

Cuando Altesia habló, yo ya estaba al límite de mi resistencia. Sentía como en cualquier momento  pudiera ser arrastrado por la sensación de ser amado, que era una sensación cálida, como el agua tibia.

 

“Que cruel.”

 

De repente, esa atmósfera relajada se volvió gélida. Sus ojos de color dorado me miraron fijamente.

 

Esa atmósfera finalmente me permitió recuperar mi compostura.

 

Hay algo que quiero preguntar.

 

Altesia, mirando hacia mí, frunció el ceño sin emoción alguna.

 

“¿Fuiste tú la que interfirió con mis pensamientos?”

 

“¿Y qué si es así?”

 

La sonrisa que ella me mostró casi me encantó, pero sabiendo que es falsa, de alguna manera fui capaz de resistir.

 

“No perdonaré una segunda vez.”

“Y si no me perdonas, ¿qué vas a hacer?”

 

Había respondido como si fuera perfectamente natural. Sobrepasar a mis enemigos con mi voluntad abrumadora, si fuera una situación normal, así es como lo haría.

 

Pero el ser delante de mí no vacilaría con algo así.

 

“¿Envidias a Zenobia (Diosa de la Curación) tanto?”

 

La atmósfera se congeló.

 

“¿Estás loca de celos, Altesia?”

 

“¡Cierra la boca! ¿Qué hay de malo en tener celos? ¡Lo amaba tanto! ¡Sin embargo, sólo tuvo ojos para Zenobia! ¿¡Por qué!? ¡No perdonaré a Zenobia! ¡NUNCA! ¡Yo, quien cayó en la depravación, empujada al hades, nunca, jamás la perdonaré! ¡Nunca perdonaré a esa mujer que nunca ha hecho nada más que monopolizar su amor! ”

 

Su hermoso rostro, desaparecido. De las esquinas de sus desgarrados ojos fluyó sangre y las comisuras de su boca se rasgaron hasta sus oídos.

 

“¿Por qué no me mira a Ativ (el Dios Ancestral que dio a luz a la Tierra)?”

 

La diosa lamentadora de las serpientes estaba allí. Con la respiración agitada, ella siguió presionando.

 

Las serpientes reaccionaban a su ira y me amenazaban.

 

“Mi hijo, mi pequeño y horrible hijo”

 

Altesia bajó los ojos.

 

“Concede el deseo de tu madre.”

 

Es un decreto absoluto.

 

“¡Arrasa el mundo de Ativ! el de Zenobia.”

 

Ningún ser que haya recibido una protección divina podría imaginar cómo responder a esa orden suprema.

 

“Me niego.”

 

Sacudí la cabeza.

 

Por un momento, Altesia estaba perdida por lo que estaba diciendo y inclinó su cabeza confundida. No se veía ni un rastro del rostro de la princesa serpiente demonio desde hace un rato. Su cara ahora era la misma cara maternal que me mostró al principio.

 

“¡No perdonaré a quien me desobedezca!”

 

Por lo tanto, esto me hace un rebelde.

 

“Tú…”

 

Las serpientes que se retorcían a su alrededor me rodearon a la vez.

 

Esa fuerza abrumadora que podía destruir cualquier cosa en un instante, ahora me amenazaba

 

“¿Me traicionarás incluso después de haber aceptado mi protección divina?”

 

Me echó una mirada que parecía capaz de matar, haciéndole frente la mire directamente a los ojos

 

“¡Yo decidiré cómo vivo!”

 

Ya he muerto una vez. Dejaré atrás todos los arrepentimientos que tuve en mi vida como hombre.

 

No tengo el menor apego a esta vida como un monstruo.

 

¡Precisamente por eso ya no tengo ninguna razón para inclinar la cabeza servilmente a ante ningún hombre o dios!

 

“… Pero, si ellos se interponen en mi modo de vida, entonces, por voluntad propia ¡los destruiré!”

 

Las serpientes siguieron amenazándome mientras la diosa me preguntó.

 

“¿Cuál es ese modo de vida tuyo?”

 

Jugando todo lo que soy como un monstruo, inflé mi pecho.

 

“¡Conquista y Dominación!”

 

Un camino que ya no se puede asociar con la paz o la tranquilidad.

 

“¡Haré que todo en el cielo y en la tierra me reconozca! ¡Voy a pisotear todo y tomar todo para mí! ¡Y voy a esculpir mi nombre en los anales de la historia, para que nunca olviden! ”

 

Un pequeño puf salió, seguido de breves y pausas risas, hasta que al final, Altesia estalló en carcajadas mientras sostenía su estómago.

 

“Ahahahaha …. Eres divertido, muy divertido.

 

Así que lo que estás diciendo es que vas a luchar contra ellos por tu propia voluntad y no porque yo te lo ordene.

 

¡Pero aun así … conquista y dominación, ahahahahahaha!”

 

¡Qué arrogante! ¡Qué insolente! Y para declararlo tan audazmente con esa pequeña estatura … ¡Buhahahaha! ”

 

Esa risa era completamente inapropiada para la diosa de las serpientes. Era como si Altesia se hubiera convertido en una chica normal riendo desde el fondo de su corazón ante una historia divertida.

 

“Muy bien, estoy complacida contigo.

 

Dijo Altesia mientras se limpiaba las lágrimas de los ojos.

 

Sin decir nada le saqué la lengua.

 

Pensar que realmente se reiría de mi sincera declaración, como se esperaba de una diosa.

 

En cualquier caso, es bueno que no haya muerto de momento.

 

“Chico, eres muy rebelde, ¿no?”

 

Altesia me miró de cerca, su rostro era resplandeciente, como el de una niña que ha encontrado un juguete nuevo. Es como si quisiera meterse conmigo y divertirse con mis  reacciones.

 

Entonces ella agarró ligeramente mi lengua y tiró de ella.

 

“De acuerdo, lo que sea. Un niño siendo tan lindo como estúpido es una verdad universal después de todo.”

 

No puedo hablar con mi lengua estando apresada de esta manera.

 

Sacarle la lengua ha sido un error.

 

“Ho ho, ahora que lo he echado un vistazo más de cerca, tienes una cara bastante encantadora, ¿no?”

 

Me miró de arriba a abajo mientras me tiraba de la lengua.

 

“Pero … nah, eres definitivamente feo. Hazte un poco más guapo ¿Puedes?

 

No pidas lo imposible.

 

No puedo aun si quiero, ¿sabes?

 

“Si tu alma realmente lo desea yo podría remodelarte.”

 

Los ojos dorados de la diosa del inframundo me miraron fijamente.

 

“Bueno lo que sea. Volvamos al tema principal “.

 

La diosa  me soltó la lengua y palmeó las manos.

 

Inmediatamente, el mundo cambió.

 

En un espacio donde nada se puede ver, estatuas de los demonios que gobiernan sobre la muerte están alineadas en la oscuridad.

 

Para cuando me di cuenta, Altesia ya se había posicionado sentada en el trono con las piernas cruzadas.

 

Usando una toga blanca pura, ella apareció hermosa y divina. La personificación misma de un dios.

 

“Te dejaré con un regalo.”

 

Una serpiente de las innumerables serpientes de los pies de Altesia se arrastró hacia mí.

 

Una pequeña serpiente roja de un solo ojo.

 

“No necesito una serpiente.”

“No digas eso.”

 

Dijo la diosa con una risita. Entonces, la serpiente se me acercó a una velocidad espantosa, deslizándose en brazo con el que traté de alejarla, entrando en mí y yendo hasta el pecho.

 

“… ¡Oi!”

 

¡Esta cosa realmente entró y se fusionó con mi cuerpo!

 

“Esa niña es la adorable, cuídala bien.”

 

“¡No me importa!

 

¡Quítamelo!”

 

“Casi es la hora. Entonces, hasta la próxima mi lindo niño.

 

Inmediatamente, la oscuridad tomó todo y caí.

 

◆ ◇ ◆

 

Una luz cálida me envuelve.

 

El bullicio que escuchaba me instó a despertar y lentamente, abrí los ojos.

 

La luz del sol pegaba con fuerza. Probablemente es alrededor del mediodía.

 

“¡Ah, el jefe está despierto!”

 

Exclamó Gi Ga mientras se ahogaba en lágrimas de alegría.

 

“¡Que todos lo sepan!”

 

Puedo escuchar a Gi Gu corriendo.

 

Y entonces…

 

“¿Por qué … ¿Por qué estás haciendo algo así?”

 

Cuando vi a Reshia poniendo su mano en mi frente, mi corazón dio un salto.

 

Entonces el olor nostálgico de la sangre flotó en mi nariz.

 

“El olor a sangre … ¿qué pasó?”

 

pregunté, con este todavía torpe y dolorido cuerpo.

 

Gi Ga agachó la cabeza con vergüenza y Reshia respondió en su lugar.

 

“Tu pueblo fue atacado y por lo que parece, más de la mitad de tus súbditos están heridos o muertos. ”

 

“¿¡Quién ha sido!?”

 

Golpee mi cara con fuerza, despertando así mi cabeza aun somnolienta.

 

“Orcos”

 

Reshia rápidamente apartó su mano de mí, parecía estar ocultando sus emociones.

 

“Oi, ¿qué le pasó la espadachina?”

 

Le pregunté.

 

“… Ella se convirtió en un señuelo para protegerme.”

 

Apreté los dientes. Reshia no dijo nada más.

 

“¿Cuánto tiempo ha pasado?”

 

“Ha sido esta mañana. Teníamos las manos llenas protegiendo el tesoro del Rey.

 

“Todavía estamos a tiempo.”

 

Le doy palmadas en la espalda de Gi Ga para animarlo.

 

“Los traeremos de vuelta, solo espera.”

 

Dejé Reshia con esas palabras y me levanté mientras gritaba.

 

-Gi Ga, ¿cuántos soldados pueden aún luchar?

 

“10, mi Rey.”

 

“Eso es suficiente. ¿Y mi espada?

 

“Aquí.”

 

Como él señaló a una dirección, allí puso mi espada, The iron sencond manchada en sangre.

 

“Cualquiera que ponga su mano sobre mis posesiones no será perdonado”.

 

Tomo la espada de acero y la apoyó sobre mi hombro.

 

“Por favor, espera, yo también iré.”

 

Chasqueé la lengua con enfado cuando vi a Reshia remangarse su túnica mientras se levantaba.

 

“Sólo serías una preocupación más”

 

“¡El que te sanó fue yo!”

 

La firme luz de sus ojos violetas brilló sobre mí.

 

“… Bien. Gi Ga, proteger a Reshia. Siempre que alguien esté herido, llévalos a ella.

 

“Como ordene.”

 

“¡Vámonos!”

 

◆ ◆ ◆ ◆ ◆ ◆

 

[Habilidad] <Ojo de la serpiente roja> adquirida.

 

 


[1] Versión japonesa de la Hydra. Es una serpiente de ocho cabezas.

 


Capítulo 11ÍndiceCapítulo 13

3 pensamientos en “Capítulo 12: La tentación de Altesia

  1. Pingback: Goblin Kingdom c12!! – Gustang Translations

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s