Capítulo 22: El alma de un rey

Capítulo 21ÍndiceCapítulo 23


[Raza] Goblin

[Nivel] 14

[Clase] Duque; Jefe de la horda

[Habilidades] <<Comandante de la Horda>> <<Voluntad Desafiante>> <<Aullido Abrumador>> <<Esgrima B->> <<Avaricia Insaciable>> <<Alma Errante>> <<Sabiduría de Gobernante I>> <<Ojos de la Serpiente Azul>> <<Danza al Borde de la Muerte>> <<Ojo de la Serpiente Roja>> <<Manipulación Mágica>> <<Alma del Guerrero Enloquecido>>

[Protección Divina] Diosa del Inframundo, Altesia

[Atributos] Oscuridad, Muerte

[Bestias Subordinadas] Kobold (Lv9)

[Estado Anormal] <<Encanto de la Santa>>

 


3 días han pasado desde que Gi Go y su horda vinieron a nuestra aldea.

Hice que los recién llegados formaran unidades de 3 hombres junto al resto de goblins. Al principio estaban confundidos, pero tras ver por ellos mismos los efectos de usar trampas, y como pueden fácilmente rodear a sus presas para asegurar la comida, ahora parecen agradecerlo.

El hecho de que no haya tensiones es prueba de ello.

Ordené a los goblins concentrarse en cazar al este y al oeste. Al mismo tiempo, les avisé de no herir a los kobolds.

Si cazamos demasiado, podríamos romper la barrera que nos protege de los humanos.

También les recordé que no olvidaran mis ordenes de correr si se encuentran algún orco viniendo del oeste, o si se cruzan con una araña gigante.

Por supuesto, ellos seguramente habrían corrido, aunque no se lo hubiera ordenado. Pero últimamente, Gi Ga ha estadio desafiando a las bestias más fuertes del área, así que por si acaso, me aseguré de que no hicieran nada estúpido.

Tras estar seguro de que los goblins podrían hacer sus rondas alrededor de la aldea sin problemas, me encaminé hacia el goblin anciano.

Naturalmente, mi objetivo era recabar información sobre la siguiente aldea. Mi plan no cambiará: voy a empezar con las aldeas más cercanas.

 

—Hay alguien, pero… —dijo el goblin anciano, dudando ligeramente—. Pero él es un poco peligroso.

Esas palabras llenas de amargura provocaron una sonrisa en mi rostro.

—Irrelevante. Les haré entender mi poder —repliqué.

Tengo que asegurarme de que esos Lobos Grises que nos atacaron paguen. Por el bien de ese objetivo, necesito juntar a los fuertes y no a los débiles.

—Hay una aldea de goblins en frente del lago con un grupo de druidas habitándola —dijo el goblin anciano.

En otras palabras, una aldea gobernada por usuarios de magia.

Por lo que me ha contado el goblin anciano, estos druidas parecen mirar por encima del hombro a cualquier goblin que no sea de su clase.

—Druidas, ¿huh? —mascullé.

Es un tipo de goblin que no hay en mi aldea. Y como son un grupo de druidas, debe haber unos cuantos de ellos allí. Incluso uno solo de esos druidas incrementaría notablemente mis fuerzas si los agregara.

—Entonces la siguiente presa se ha decidido —dije.

El territorio que gobiernas está más o menos a un día de distancia. El vacilante goblin anciano puede simplemente guiarnos. Llegar a salvo hasta allí es importante, al fin y al cabo.

Sería genial si pudiera conseguir un mapa, pero desafortunadamente tales lujos no son posibles.

Después de todo, este bosque es el prohibido Forest Of Darkness. Los humanos no entran aquí.

Bueno, tan pronto como lo recorra, recordaré el camino.

Hablando de ello, ¿a quién debería llevar conmigo?

Gi Gi recientemente ha capturado algunas nuevas bestias y actualmente está ocupado, así que no será posible llevarle.

Gi Go y Gi Gu por el otro lado, tienen las manos ocupadas enseñando a los nuevos goblins como cazar. Después de todo, que el líder enseñe conlleva los mejores resultados.

Así que eso me deja…

—Gi Ga! —grité.

Gi Ga ha estado deseando ansiosamente una pelea desde el saqueo de los orcos, así que decidí llevarlo conmigo.

—¡Por vuestra voluntad! —contestó Gi Ga.

Y así dejé la villa con Gi Ga para explorar.

 

◆◇◇

 

Sabemos que hay bastantes Ciervos Lanza para cazar en el lago, así que no nos perdimos en el camino.

Cuando llegamos al lago, hicimos nuestro reconocimiento caminando en torno a él, observando los alrededores para tratar de entender el área, respondiendo preguntas como “¿Hay algún camino que un gran número de goblins puedan usar?” “¿Hay algún monstruo poderoso? O, al contrario, ¿hay alguna presa que podamos cazar fácilmente?”. Preguntas como esas.

Hmm… Si se trata de pelear, el bosque es mejor.

La magia de los druidas es preocupante también. Es algo contra lo que todavía no me he enfrentado, así que estoy nervioso y entusiasmado a partes iguales.

Mientras estaba absorto en mis pensamientos, Gi Ga me llamó.

—Líder —dijo.

Mirándole, me di cuenta de que apuntaba su lanza en una dirección. Siguiéndola, vi un monstruo que nunca antes me había encontrado.

Al mirarlo más de cerca, la [Habilidad] <<Ojo de la Serpiente Roja>> se activó, y su estatus salió.

[Habilidad] <<Ojo de la Serpiente Roja>> se ha activado.

[Raza] Hombre Lagarto.

[Nivel] 10.

[Clase] Larva.

[Habilidades] <<Movimiento bajo el agua>> <<Esgrima D+>> <<Llamada de Socorro>>.

[Protección Divina] Ninguna.

[Atributos] Ninguno.

 

El monstruo que vivía en el lago me provocó cautela.

—¡Líder, pelea, déjame! —me preguntó en ese momento un entusiasmado Gi Ga.

Gi Ga estaba tan deseoso de pelear que estaba a punto de saltar a la acción, pero le detuve y continué observando al hombre lagarto.

—¿Por qué? —pregunté entonces a Gi Ga.

¿Por qué tienes tantas ganas de pelear? Para ser honesto, realmente no entiendo los sentimientos de Gi Ga.

—¡Yo, volverme, la fuerza, del líder! — respondió Gi Ga.

Oír eso me hizo abrir los ojos con sorpresa, moviendo la mirada del hombre lagarto a Gi Ga.

Viéndole de esta forma, Gi Ga está igual de entusiasmado que siempre. Realmente la mentira no es lo suyo, pero… ¿Estará diciendo realmente la verdad?

—Yo, gano poder. Rey, ayudar —prosiguió.

—¿Soy de verdad tan poco fiable? — le pregunté.

Gi Ga sacudió la cabeza, y yo suspiré aliviado.

Parece que simplemente le gusto.

¡Maldita sea, esto es embarazoso!

Pero aun así…

Así que vas a seguirme, ¿huh?

Volví a mirar al hombre lagarto.

Con su exterior estilo caimán bañado en la luz de la playa, el hombre lagarto aparentaba ser encantador. Tan solo había una afilada espada curva en su mano. Y en la otra mano había una afilada uña extendida.

Y esas escamas…

 

No parece que haya sido cortado por una hoja, así que debe ser por el agua que hay una parte que parece estar inflamada. ¿Hay tal cosa? Qué curioso.

Gi Ga a volvió a gritar, tratando de apresurarme en su entusiasmo excesivo

—¡Líder! —exclamó.

Gi Ga estaba jadeando del entusiasmo.

“No te fuerces demasiado” le contesté.

Gi Ga sacudió su cabeza arriba y abajo con tanta fuerza que hizo un zumbido.

—Tampoco pienso intervenir a ayudarte, ¿está bien?

Con esas palabras, el espíritu de pelea se encendió en los ojos de Gi Ga.

Esta era la pelea que Gi Ga deseaba, así que me aseguré de hacerle entender que yo aceptaría el resultado fuera el que fuera. Aunque parezca severo, es imperativo que Gi Ga lo comprenda.

Los goblins bajo mi mando… Me pregunto, ¿continuarán como nada más que ganado bajo mis órdenes? ¿O se convertirán en guerreros capacitados?

De cualquier manera, me da igual. Para lo que me importa, los goblins podéis convertiros en simple ganado.

Vuestras vidas no son diferentes de las de los cerdos servidos en la mesa.

Pero… Si conseguís adquirir el honor de un guerrero, entonces…

Con esos pensamientos, tomé mi decisión.

–––¡No dejaré que ni uno solo de ustedes muera sin sentido!

Los guerreros que una vez existieron en mi país, Esas valientes y galantes figuras que nunca tuve el placer de conocer. Si podéis hacerme sentir tan siquiera una pizca de su gloria, entonces os convertiréis en mi orgullo.

Incluso si acaban llamándome el Rey de los Monstruos. Incluso si me ridiculizan como el Rey de los Pigmeos. No os abandonaré.

¡Os lideraré a vosotros y a vuestra gente, y crearé un nuevo país!

Seguirme a mi es caminar por el sendero de la Guerra. Deberéis pelear contra rivales muy superiores a vosotros sin descanso

Así que…

—¡Ve!— grité, y el goblins salió despedido.

Y le observe silenciosamente.

«Esto puede ser un desvío, pero es necesario».

Mientras me decía eso a mí mismo, agarré con firmeza a Iron Second.

Estoy preocupado por esa habilidad de <<Llamada de Socorro>> del hombre lagarto. Si es algo que podría llamar a otros de su especie, entonces tal vez tendré que intervenir y arriesgarme.

 

◆◇◆

 

La lanza de Gi Ga raspó la escama del hombre lagarto, y sangre verde comenzó a supurar.

Pero el hombre lagarto era, por naturaleza, una raza por encima del Goblin Raro, y no titubeó. En su lugar agarró con firmeza su espada curva y cortó en dirección a Gi Ga.

La lanza volvió a manos de Gi Ga, y con ella bloqueó la espada curva.

En teoría, en un enfrentamiento entre una lanza y una espada, la lanza ganaría en alcance. Sin embargo, el excesivo espíritu de lucha de Gi Ga le hizo desafiar al hombre lagarto a una pelea a distancia corta en su lugar.

«Nada bueno» pensé.

La batalla continuó, y el hombre lagarto se acercó. En una serie de ataques, el hambriento de batallas Gi Ga había sido llevado a una esquina. Incluso si Gi Ga bloquea un ataque, otro le sigue justo detrás. Al fin y al cabo, las espadas curvas fueron hechas para hacer el cortar fácil y rápido.

La espada voló en una ráfaga, sin ningún tipo de oposición, golpeando desde arriba, desde abajo, desde la derecha y desde la izquierda.

El hombre lagarto no solo era superior en raza, sino que también uso por completo sus propias ventajas.

Apreté los dientes con frustración, pero no iba a unirme a la batalla.

Justo como había dicho, esta era la batalla que Gi Ga había deseado.

Así que solo miraré, en silencio, sin mover un dedo.

Incluso si te alcanza la muerte, me mantendré quieto.

No importa si eres un monstruo o un humano. Una vez que un hombre decide luchas, debe hacerlo hasta el final.

Eso ese en lo que creo.

 

La espada del hombre lagarto ha comenzado a herir el cuerpo de Gi Ga de forma gradual. Y la sangre roja del goblin chorrea por el aire.

Mi seño se había fruncido, y mi Mirada se había vuelto más intensa. Ciertamente, mi mirada podía matar. Y sudor comenzaba a formarse en la mano con la que agarraba a Iron Second.

Gi Ga llevó su lanza hacia atrás. Y la espada del hombre lagarto fue directa hacia ella.

En pánico, el goblin puso distancia entre ambos, y finalmente sentí algo de alivio.

«Bien» pensé «. Eso es justo lo que deberías estar haciendo. Coge algo de distancia, y lucha desde ahí. Si lo haces, tendrás una oportunidad de ganar».

Por cómo se veía la cosa, el hombre lagarto no sabía qué hacer respecto al manejo de la lanza de Gi Ga. En definitiva, Gi Ga no estaba tan atrás en habilidad.

Pero el obstáculo que Gi Ga debe superar es la sobrecogedora diferencia en habilidades físicas.

Después de que Gi Ga se alejara, el hombre lagarto inmediatamente trató de acercarse.

Viendo el estilo de lucha únicamente defensiva de Gi Ga, mi paciencia se acercaba a su límite.

El hombre lagarto atacó desde abajo hacia arriba, cortando el pie de Gi Ga. Sangre comenzó a salir de él, y la espada curva del hombre lagarto trazó un círculo mientras destellaba.

Pero Gi Ga solo agarró su propia lanza una vez más.

Al mismo tiempo, la espada curva cortó hacia abajo.

––—¡Eso no es bueno!

Mientras esos pensamientos explotaban en mi mente, me propulsé hacia el hombre lagarto y Gi Ga. ¡Sabía que no conseguiría llegar a tiempo, pero aun así!

Pero de repente, Gi Ga… ¿dio un paso hacia delante?

La descendente espada curva cortó el hombre de Gi Ga, y más sangre brotó.

—¡Tch!— chasqueé mi lengua.

¡No mueras Gi Ga!

Pero en ese momento, el sonido de un rugido entró en mis oídos.

—¡GURUAAA!

Gi Ga puso toda su fuerza en la lanza, lanzando una estocada, dejándome a mi sorprendido y los ojos del hombre lagarto abiertos de par en par.

La lanza perforó el pecho del hombre lagarto, y la sangre brotó formando una piscina de rojo.

Gi Ga cayó sobre sus rodillas, y miró perplejo hacia el hombre lagarto.

—Gyu, GyuAAeAAa!

El hombre lagarto emitió un chillido que perforaba el tímpano, y exhaló su último aliento.

—Gi Ga!— grité.

—Líder, he, ganado…— dijo él débilmente.

—Ahh, fue una victoria espectacular— contesté.

Entonces, como si hubiera perdido toda su fuerza, Gi Ga se inclinó, y cayó al suelo.

Rápidamente corrí hacia él, y cuando le alcancé, había caído en un profundo sueño.

Sentí un alivió desde el fondo de mi corazón cuando lo vi.

—Supongo que ni siquiera entiendo mis propios sentimientos— murmuré.

—GyuAA–

Mientras sostenía a Gi Ga en alto, oí a algo chillar.

Dejé a Gi Ga descansar y miré hacia atrás.

Y ahí, en frente de mí, estaba un grupo de hombres lagarto reptando de la horilla.

5 hombres lagarto.

—…¿Vas a venir o qué?— les pregunté, torciendo mi cara en una sonrisa.

Empuñé a Iron Second sobre mi hombro.

No puedo perder. No ante 5 hombres lagarto cuyo poder es comparable al de los Goblin Nobles.

La gallarda figura del hombre que dijo que se volvería fuerte en mi nombre quemaba en mi interior.

¡Yo soy el rey de ese hombre, el orgulloso rey de los monstruos!

¡Que así sea Zenobia! ¡Que así sea Altesia! ¡Nada ni nadie se interpondrá en mi camino!

—¡¡Vuélveme una espada (hechizar)!!

Las llamas abisales de oscuridad cubrieron mi espada.

Y mientras mi corazón ardía, así lo hicieron las llamas de furia mágica.

 

◆◇◇◆◇◇

 

[Nivel] ha aumentado.

 

14 -> 22

 

[Habilidad] <<Alma Errante>> ha evolucionado a [Habilidad] <<Alma del Rey>>.

Por tener adeptos en tu horda, sube el poder mágico. Cada vez que ganes un adepto, tu poder mágico total aumentará.

Sin embargo, cada vez que tu poder mágico aumente, también lo hará la habilidad de la Diosa del Inframundo de controlarte.

La lealtad de monstruos subordinados aumenta.


Capítulo 21ÍndiceCapítulo 23

2 pensamientos en “Capítulo 22: El alma de un rey

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s