Capítulo 28: Lo que debe ser protegido

Capítulo 27ÍndiceCapítulo 29


[Goblin] Gi Ga

El goblin en aquel grupo separado que estaba con el protagonista cuando derrotó a un orco. Actualmente es un Clase Noble, el de mayor rango de entre los subordinados del protagonista. Prefiere usar la lanza.

[Goblin] Gi Gu

El anterior líder de la aldea. Fue extorsionado por el protagonista en su forma de Noble y añadido a sus subordinados. Usa la espada larga, y es relativamente listo para un goblin raro.

[Goblin] Gi Gi

Conocido como el guerrero bestia, un goblin con la habilidad de domesticar bestias. Evolucionó mientras cazaba ciervos lanza con el protagonista. Prefiere usar el hacha. Actualmente es un goblin raro.

[Goblin] Gi Go

Un golbin con muchas heridas en su cuerpo. La comida de su orda fue robada por los Lobos Grises, así que tomó la decisión de seguir al protagonista. Es el más experimentado entre los goblins raros. Su arma es una katana curva

[Goblin] Gi Za

El druida que recientemente se les ha unido


[Raza] Goblin

[Nivel] 26

[Clase] Duque; Jefe de la horda

[Habilidades] <<Comandante de la Horda>> <<Voluntad Desafiante>> <<Aullido Abrumador>> <<Esgrima B->> <<Avaricia Insaciable>> <<Alma del Rey>> <<Sabiduría de Gobernante I>> <<Ojos de la Serpiente Azul>> <<Danza al Borde de la Muerte>> <<Ojo de la Serpiente Roja>> <<Manipulación Mágica>> <<Alma del Guerrero Enloquecido>><<Tercer Impacto (El Tercer Canto)>>

[Protección Divina] Diosa del Inframundo, Altesia

[Atributos] Oscuridad, Muerte

[Bestias Subordinadas] Kobold (Lv9)

[Estado Anormal] <<Encanto de la Santa>>

Lo primero que vi cuando abrí mis ojos fue a Reshia y a mis subordinados. Reshia parecía a punto de llorar en cualquier momento, y mis goblins subordinados lucían mortalmente preocupados.

Mirando a mi alrededor, vi que aún estábamos en frente de la cueva. Los colmillos que fueron clavados en mi durante la pelea, sin embargo, no seguían en mi hombro. La herida también se estaba cerrando a un ritmo alarmante…

«Vaya poder de curación más absurdo» pensé.

Esperé a que la herida se cerrara por completo antes de levantarme, pero aun así me tambaleé.

Anemia, supongo… (NTE: pues como si nada oye, que has estado a punto de desangrarte, ¿pero a quien le importa no c:?)

Sonriendo irónicamente, sacudí mi cabeza y comprobé mis alrededores. Tras ello, le pregunté a Gi Ga:

—¿Cuánto tiempo ha pasado desde entonces?

—Le ordené a Gi Gi que corriera tan pronto como pude, así que no demasiado…

Con su respuesta, miré hacia arriba. El deslumbrante sol sobre nosotros aún estaba por ponerse. Entonces la quejumbrosa voz de Reshia alcanzó mis oídos, diciendo:

—El Sr. Gi Gi sobrecargó a sus bestias solo para traerme aquí, ¿sabes? Así que deberías agradecérselo al Sr. Gi Gi. También deberías darle las gracias al Sr. Gi Ga, porque si no fuera por su rápida reacción, ¡podría haber sido demasiado tarde para salvarte!

—Oh, cierto. Perdón por preocuparte— respondí bruscamente

Posé mi mano sobre su cabeza para frenarla de soltarme un largo y tedioso sermón.

—D-D-De ninguna manera iba yo a estar preocupada por ti— me discutió. (NTE: Oh, que mona en modo Tsundere :3)

Ignorándola, seguí hacia delante y le agradecí a Gi Gi por un trabajo bien hecho.

—Gi Gi, buen trabajo. Adelántate y mima a tus bestias— dije.

Gi Gi se inclinó, y le di las gracias a Gi Ga después.

—Tú también Gi Ga. Has salvado mi vida

—Ni lo menciones— contestó.

Tras agradecérselo asintiendo, llamé a Gi Go quien estaba ocupado mirando a la cueva.

—¿Ha entrado alguien en la cueva?

—…Nadie ha entrado— respondió, con una pizca de preocupación en su voz como si se estuviera preparando para una reprimenda.

Moviendo mi cabeza hacia los lados por su malentendido, dije:

—No es eso. Más bien has hecho un buen trabajo reteniendo a los hombres.

Es mejor evitar que los nuestros entren precipitadamente para prevenir sacrificios innecesarios después de todo. Pero, aunque esa decisión pueda haber sido más clara que el agua, para Gi Go, quien debe sentirse ansioso por entrar debido a su historia con los lobos, puede no haber sido la decisión más fácil para tomar.  A pesar de ello, ha sido capaz de tomar la decisión acertada. Eso es algo digno de alabanza.

Informando los daños sufridos por la pelea. Gi Za habló.

—Pocos han muerto ebn esta batalla. Las células de 3 hombres que nos enseñaste… Es una buena táctica.

«En realidad es más o menos gracias a la suerte» pensé.

—Bien, ahora…

Compensar la sangre perdida es lo primero. Después de eso viene la cueva.

Agarrando las entrañas del desgarrado Lobo Gris, les di un gran bocado, triturándolo bajo mis colmillos, y lo tragué. Luego dije:

—Hmm… Con esto debería ser suficiente.

Mientras la gente a mi alrededor se me quedó mirando, les ordené entrar en la cueva.

—Gi Za, escoge 3 élites de entre los druidas— le ordené.

—Te refieres a otros 2 a parte de mí, ¿verdad?— replicó, enseñando esa sonrisa llena de confianza tan suya

Continuando, di el resto de mis órdenes.

—Gi Ga, Gi Go, preparaos. Vamos a entrar en la cueva. Gi Gi, tú te quedarás aquí y montarás guardia. Si algo ocurre, háznoslo saber inmediatamente.

Mientras los goblins se inclinaban simultáneamente, di otro mordisco a las entrañas del lobo

Necesito compensar la pérdida de sangre.

Desafortunadamente, no puedo pensar en ningún otro método más que este. Bueno, al menos es mejor que nada.

De repente, Reshia objetó, diciendo:

—No estarás pensando en volver a pelear, ¿no?

No pude evitar sonreír irónicamente a sus ojos protestantes mientras respondía:

—Si no acabo con los Lobos Grises aquí, más de mis subordinados morirán. Además, no soy de los que deja que las oportunidades se le escapen.

—“El destino no conoce la piedad para aquellos que fallan en aprovechar las oportunidades que se les brindan”… es un antiguo relato divino; me sorprende que lo conozcas.

—No lo conozco. Simplemente estoy usando la cabeza. Ya sabes… para poder sobrevivir.

—¿Acabo de oír cómo me llamabas estúpida?

—¿Oh? ¿Te has dado cuenta? Eso significa que todavía hay esperanza para ti. (NTE: Dios mio el bullying es muy extremo xD)

Jadeante y con los ojos en llamas, Reshia dio un pisotón y gritó:

—…¡Yo también voy!

—No puedo garantizar tu seguridad— le advertí.

—¡Estoy bien por mí misma!— volvió a dar un pisotón.

—Haz como quieras— repliqué, sonriendo irónicamente ante su tozudez.

Aparatando a la enfurecida dama, miré hacia la cueva.

«Ahora… me pregunto qué es lo que hizo que el Lobo Gris se volviera loco» me pregunté en silencio.

 

◇◆◇

 

Entramos en la Cueva, y lo que nos dio la bienvenida fue un ambiente sombrío con poca luz.

Una oscuridad de este nivel no es problema para los goblins, pero para Reshia, es imposible. Así que, para compensar por la incapacidad de sus ojos, está usando luz mágica para iluminar el camino a sus pies.

La cueva en sí misma no es muy grande. Y tras caminar un poco, la razón de la locura del Lobo Gris finalmente se nos reveló.

—Así que era por esto— mascullé.

Los restos de un Lobo Gris sobre un mar de sangre aparecieron ante nosotros. Sus ojos abiertos de par en par, pero vacíos. Nada se reflejaba en ellos.

«¿Enloquecido por la muerte de su pareja, huh?» pensé para mí mismo.

Mientras me acercaba al cuerpo, me pregunté qué habría causado que se desangrara hasta morir. Entonces algo captó mi atención.

La herida que aún seguía sangrando estaba localizada debajo de su estómago.

—¿¡!?

En el momento en que lo vi, la sombra en los ojos del Lobo Gris con determinación escondida en su interior apareció de nuevo en mi cabeza. En aquel momento pensé que era furia… pero no lo era, ¿verdad? Era determinación.

—Cierto… No podía retirarse. No con esto.

La locura que vi cuando nuestros ojos se encontraron mientras clavaba sus colmillos en mi hombro. Finalmente he comprendido la razón detrás de esos ojos.

—Reshia, ven— dije.

La razón por la que no podía dejarme ir no importa el qué… está justo delante de mis ojos.

Y sostuve esa razón en mis brazos, levantándola envuelta en un abrazo.

Dos cachorritos de Lobo Gris.

Realmente no sé si ya están muertos o tan solo están durmiendo. Pero todavía puedo percibir calor emanando de ellos, así que no debería ser demasiado tarde aún.

Abrazando a los dos cachorros de Lobo Gris quienes estaban enrollados en una bola con sus ojitos cerrados, le ordené a Reshia:

—Cúralos— dije bruscamente.

—T-Tú adoras decir lo que te da la gana, ¿¡verdad!?— se quejó.

La voz de Reshia era un poco rígida, pero aun así tendió sus manos inmediatamente.

En un instante, todos los signos de duda o confusión dejaron su rostro, y una expresión inhumana de un santo apareció en su lugar. Esa es la prueba de su determinación.

—Que el alivio sea dado a todos (Heal)— recitó.

Una pálida luz brilló en el interior de la cueva, envolviendo a los cachorros recién nacidos con su calidez. Y en el instante siguiente, Reshia afirmó:

—Está hecho.

Y he aquí, los cachorros estaban durmiendo plácidamente (NTE: suena un poco raro, pero usa la expresión “lo and behold”, una bastante peculiar, de la que por cierto no había oído hablar en mi vida xD pero esta es la manera más adecuada que he encontrado).

A lo que murmuré:

—Hipocresía.

Un repentino brote de auto-burla.

Maté a sus padres, y robé a sus hijos. Y bajo el pretexto de salvarlos, me mentí a mí mismo, diciendo que no mataré a estos cachorros.

No soy alguien sin corazón, es verdad. Pero al mismo tiempo… Soy demasiado sangriento para ser algo como la amabilidad

Entonces sin dudarlo, Reshia dijo:

—Hay más que un lado para ver las cosas, ¿lo sabes?

Y no pude evitar mirarla con los abiertos de en par.

Tanto porque era capaz de oírme, como porque no tenía ni idea de lo que ella estaba hablando.

—El hecho de que estás sufriendo significa que tienes conciencia, ¿cierto? En ese caso, deberías solo seguirla— ella dijo.

Esos ojos como amatistas que me miraban no estaban tan rígidos como los de una diosa. Pero aun así contenían una luz perforadora capaz de atravesar a cualquier hombre.

—No digas cosas estúpidas— repliqué —. Soy un monstruo. Tan solo los he salvado para aumentar mi potencial de guerra. No lo malinterpretes.

Avergonzado por que mis intenciones habían sido adivinadas, escupí una mentira. Pero al mismo tiempo, era una historia probable.

—Hemos visto todo lo que hay que ver. Nos vamos a casa— dije.

Liderando a mis subordinados, salí de la cueva.

—…Un auténtico monstruo no se llamaría a si mismo monstruo— murmuró Reshia. (NTE: o.O)

Pretendiendo que no había oído sus palabras, continué caminando.


Nota del autor:

¡Lobo Gris conseguido!


Capítulo 27ÍndiceCapítulo 29

Anuncios

Un pensamiento en “Capítulo 28: Lo que debe ser protegido

  1. Pingback: Sekaimo/Goblin kingdom – Gustang Translations

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s