Capítulo 3: Caza de Orco I

Capítulo 2ÍndiceCapítulo 4


 

Diez días y diez noches habían pasado desde el día que me llamaron rey.

Salí con la mayor parte de mis subordinados de caza, mientras meditaba conmigo mismo lo que había experimentado.

Lo que había experimentado era algo imposible. Algo que sólo puede ser visto en un juego. Si tuviera que ponerlo en palabras, entonces lo que había experimentado era “subir de nivel”, o en otros términos, una “evolución”.

¿Qué debo pensar de esta hipótesis?

No es que me sienta triste por tener tales pensamientos infantiles… ¡Sin embargo!

No puedo encontrar ninguna otra manera de expresarlo.

“Esto es una… fantasía.”

“¿Qué es?”

Perdido en mis pensamientos, dejé salir mi voz. Cuando mi ayudante oyó esto, no pudo evitar preguntar.

“No es nada.”

Hablando de comodidad, me había convertido en algo capaz de hablar. Desde el día que me convertí en duende rojo, felizmente era un duende raro, la diferencia del tratamiento que los duendes tenían hacia mí, en comparación a como era antes, era la diferencia entre el cielo y la tierra.

¿Por qué cambiaron su comportamiento? Por decirlo sinceramente, es debido al poder que ahora tengo.

La ley de la selva. Es esa la irracionalidad de este mundo, lo absurdo, la regla que me impusieron.

Cierto, ahora puede que no sea capaz de llamar a esta vida confortable, pero al menos soy capaz de vivir sin limites. Honestamente hablando, ser llamado rey a pesar de sólo tener 20 criaturas debajo de mí se siente como una disminución de la expresión ‘Rey’.

Esa es la posición que recibí al convertirme en un duende raro, sin embargo…

Los pensamientos apilados dentro de mi cabeza eran crecientes.

En cuanto a esta subida de nivel… Me pregunto…

¿Me convertí en esto a causa de haber matado al duende raro?, ¿era quizás el proceso de evolución y sólo se dio la circunstancia de que lo desarrollé en el momento que lo maté?

Capas de hipótesis comenzaron a superponerse y me dije a mí mismo: “Si es así, entonces siempre y cuando no me maten, eventualmente llegaría a ser esto.” Sin embargo…

Si se trata de lo otro, entonces si mato algo más puede que gane un poder aún mayor.

En otras palabras, si tuviera que matar a un orco, me convertiría en un orco.

Si yo matara a esa araña gigante, entonces…

No. Cambié mi hipótesis.

Si es realmente una evolución, entonces ¿Es posible que una criatura se convierta en algo completamente diferente?

Pero de nuevo, si esto es “fantasía”. Nada debe ser imposible.

¿Por qué lógica, por qué razón, fue que mi cuerpo había cambiado tanto en tan corto tiempo? No lo sé. Lo único que estoy seguro es que esto no es un milagro.

Hmm…

Necesito más ejemplos.

De acuerdo.

“Tú.”

“¿Sí?”

“¿Hay otros reyes como yo?”

El duende ayudante miró alrededor con inquietud, entonces acercó su fea cara cerca de mí, luego dijo esto.

“Uno allí… Otro allá… Dos en esa dirección.”

… Oye, ¿No están demasiado cerca el uno al otro?

Pero esto debe significar que hay una existencia que tiene un poder aún mayor que el mío. Como mínimo, debe haber un buen número de ellos entre los duendes.

 

“¿Hay alguien… por encima de los reyes?”

Oh, esto es una muy buena pregunta. Podría conseguir realmente algo bueno de esto.

“Un gran rey…”

Murmuró el duende, agitó su cabeza.

Hmm… Al verlo agitar su cabeza, en realidad es bastante amable.

Sin embargo, un gran rey, ¿Eh? Si él dice que no hay tal cosa, entonces por lo menos, no debería ser uno en la medida de los conocimientos de este ayudante.

Empecé a reflexionar de nuevo.

Un gran rey, ¿eh?

Llegué a entender en ese momento, me convertí en un duende raro, pero al parecer estas criaturas llamadas duendes están en la parte inferior de la llamada jerarquía de este bosque.

Los animales pequeños no cuentan, los únicos debajo de los duendes serian aquellos en el nivel de los kobolds y los slimes.

Los duendes están muy lejos de los orcos. Y para aquellos del nivel de la araña gigante, ni siquiera estamos en la misma liga. Debido a esto, arriesgamos nuestras vidas cada vez que salimos a buscar comida.

Los orcos que roban nuestro botín, la araña gigante que come duendes. Luchamos por muchas cosas, pero no importa qué, no puedo permitir una recaída de esa intensa hambre que sentí antes.

“Rey. Aliméntese… aquí”.

Con la llegada del escuadrón de cacería. Me acordé del hambre, empecé a frotar mi vientre.

Sin embargo, cuando empecé a frotar mi vientre, agarré mi estómago que parecía que estaba a punto de llorar, fruncí mis cejas profundamente.

“Rey. Alimentación”.

Los duendes respetuosamente me ofrecieron un pequeño animal. Entonces me llamó la atención que todos estaban medio muertos. Algunos habían perdido un brazo, otros tenían las orejas mordidas. Y luego, había incluso aquellos que estaban sangrando sangre azul.

 

“¿Qué pasó?”

En mi investigación, los duendes del escuadrón de caza se miraron.

“Orco…”

Ellos susurraron, ya que todos ellos bajaron la cabeza y los hombros hundidos.

¿Creen que voy a reprenderlos por esto?

Aparte de eso, parece que fueron robados.

“Lo tengo.”

Casualmente arrebaté su oferta y lo puse en mi estómago.

Orcos bastardos.

¿Por qué? ¿Por qué es que yo, que no sentía ninguna sensación de buena voluntad, y de hecho incluso sentí odio y repugnancia hacia estos duendes, puedo sentir una rabia misteriosa naciendo dentro de mí?

…Lo había decidido. Voy a cazar a los orcos.

Como esos pensamientos surgieron, un deseo de luchar hervía dentro de mí.

¿Es debido a los cambios en mi cuerpo?, recuerdo no haber sido un chiflado de la guerra. Y pensar que había despertado esto fácilmente, no quería creerlo.

Puse esos pensamientos a un lado, me puse a pensar en una forma de cazar a los orcos.

 

▼ △ ▼

Sun Tzu (Famoso estratega militar y filósofo) dijo una vez: “Conócete a ti mismo, conoce a tu enemigo, y no tendrás que temer el resultado de cien batallas.”

En realidad, no necesitaba prestarme las palabras de una gran persona. Lo que tenía que hacer ya estaba decidido. Gracias al caso anterior, ya sé muy bien lo fuerte que son los orcos comparándolos con los duendes

Sin embargo, debo matarlos.

Entonces, en este caso, ¿Qué debo hacer?

La idea del anterior duende raro para derrotar a los orcos con los números no estaba mal.

Si hay un oponente que necesites derrotar. Y este enemigo pasa a ser más fuerte de lo que tú eres, entonces ¿Qué se debería hacer? La respuesta, los números. Esta es una estrategia que los humanos han aplicado desde tiempos inmemorables. Los humanos trabajan juntos y forman grupos. Luego con el fin de afinar su eficacia para matar, hicieron las armas. Y con el fin de llevar a cabo el máximo provecho de sus números, llevan a cabo estrategias y tácticas.

Sin embargo, nuestro enemigo esta vez no es un humano.

Es un orco.

No es necesario ir muy lejos por algo así.

En pocas palabras, lo que voy a utilizar ahora es un tipo de arma. Sólo los duendes que son incapaces de cortar a través de la grasa de los orcos con armas normales.

“Vayan ante los orcos.”

Necesito información acerca de ellos.

“Si ellos los ven, corran.”

Necesito ser estricto al comandar. Para poder ganar, el poder en los números es una necesidad.

Para los orcos, e incluso para aquellos más allá de ellos. Durante todo el camino hasta la cima de la jerarquía de este bosque.

Pasé las órdenes a mis subordinados duendes.

Buscar a los orcos, y volver con vida.

No sé cuántos de ellos puedan cumplir con estas dos órdenes, pero es imprescindible si queremos matar a los orcos.

Los duendes se dispersaron, y luego me fui al bosque para abastecerme de armas.

 

 

 

▼ △ ▼

 

 

Tres días han pasado desde que envié a los duendes al bosque para encontrar a los orcos. Durante ese tiempo, me abastecí de las armas necesarias en el bosque.

A partir de la información que los duendes habían reunido, fueron capaces de encontrar un orco que se movía solo. En ese momento, di órdenes a los duendes de observar al orco para confirmar que viajaba por el mismo camino todos los días, él obtenía un poco de comida rápidamente antes de regresar.

Esto es guerra.

Una guerra entre un orco y 21 duendes.

Uno no puede luchar con el estómago vacío. Esto es una verdad que incluso supera las barreras de la raza y es compartida por todos. Como recordé eso, pedí al escuadrón de cacería encontrar alimentos, mientras ponía las armas en el lugar donde el orco pasaría.

“¡Ya está!”

A mis órdenes, los duendes comenzaron a cavar un agujero con integra atención.

Un agujero suficientemente grande para que un orco caiga por completo y suficiente profundo para que no pueda salir.

Esta es una de las ventajas que los duendes tienen sobre los orcos. Los duendes son pésimos para luchar, pero cuando se trata de excavación, su velocidad está en una liga diferente.

Ahora que pienso en ello, incluso la guarida oscura donde nací, se podía entrar por un túnel lo suficientemente grande para un solo duende.

Buscar a los orcos, y volver con vida.

Esa fue la orden que había dado a los duendes. Y con sus acciones me mostraron su lealtad.

Entonces, en ese caso, debo responder en consecuencia a esa lealtad. Para matar al enemigo, es mi deber, tengo 20 duendes bajo mi mando.

¿Correcto?

Los duendes se mantuvieron cavando el agujero hasta la noche. Cuando terminaron, rellenamos y disfrazamos el agujero, luego volvimos a nuestra guarida.


 

Capítulo 2ÍndiceCapítulo 4

10 pensamientos en “Capítulo 3: Caza de Orco I

  1. Pingback: Goblin Kingdom: Capítulo 3 – Gustang translations

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s