Capítulo 30: Fuerte del Abismo

Capítulo 29ÍndiceCapítulo 31


[Raza] Goblin

[Nivel] 60

[Clase] Duque; Jefe de la horda

[Habilidades] <<Comandante de la Horda>> <<Voluntad Desafiante>> <<Aullido Abrumador>> <<Esgrima B->> <<Avaricia Insaciable>> <<Alma del Rey>> <<Sabiduría de Gobernante I>> <<Ojos de la Serpiente Azul>> <<Danza al Borde de la Muerte>> <<Ojo de la Serpiente Roja>> <<Manipulación Mágica>> <<Alma del Guerrero Enloquecido>><<Tercer Impacto (El Tercer Canto)>>

[Protección Divina] Diosa del Inframundo, Altesia

[Atributos] Oscuridad, Muerte

[Bestias Subordinadas] Kobold (Lv9) Lobo Gris (Lv1) x2

[Estado Anormal] <<Encanto de la Santa>>


Queriendo entrenar su cuerpo, Lili se volvió la compañera de entrenamiento de los goblins. Han pasado 5 días desde entonces.

Como se esperaba, los primeros en derrotarla fueron la facción e Gi Za.

La magia estaba prohibida, pero los druidas son una clase que originalmente solía utilizar la cabeza. Y tras investigación continua a través del ensayo y error, eventualmente encontraron la debilidad de Lili.

Las otras facciones trataron de emular lo que la facción de Gi Za hizo, pero al final fueron incapaces de derrotar a Lili.

Después de todo, Tal vez será lo mejor crear los equipos con los druidas en el centro. Aunque los druidas tampoco son perfectos. Sus personalidades son bastante secas, y tienen la tendencia de mirar a sus compañeros goblins como piezas de ajedrez incluso más a menudo que yo. Es bueno que sean apasionados con la investigación y el estudio, pero he pasado por bastantes problemas para reunir este ejército que tengo hoy. Que esta sea debilitada por sus caprichos sería una vergüenza.

Al final, pensando por mí mismo solo me hace correr en círculos como ahora, dejándome

Al final del entrenamiento de la tarde, llamé a Lili.

—Lili —dije.

Pensando que sería interesante oír lo que pensaba sobre sus compañeros de entrenamiento, le pregunté por su opinión. Y ella respondió:

—Qué grupo ha sido más difícil de derrotar… eso es lo que dices.

Una mirada inquisitiva apareció en su rostro.

—¿No te importa confiar en mí?

—Solo te estoy preguntando por tu opinión —contesté—. Vamos, no te contengas. Permíteme oír lo que piensas.

Viendo una profunda grieta aparecer entre sus cejas, silenciosamente pensé para mis adentros.

«Qué mujer más seria».

—Como cabría esperar, es el grupo de Gi Za —respondió.

Bueno, eso es lógico.

—Y el siguiente sería el grupo de Gi Gi —continuó hablando.

¿Oh? Eso es algo inesperado. No es la facción de Gi Ga quien tiene un gran nivel, sino el grupo del guerrero bestia, la facción de Gi Gi, a los que encuentra los segundos más fuertes.

Actualmente la facción de Gi Gi cumple el rol de vanguardia del grupo cuando nos movemos, encargados de detectar a los enemigos más adelante. He hecho que los guerreros bestias trabajen en un gran grupo, pero sería una buena idea empezar a hacerlos tomar parte en las células de 3 hombres.

Mientras estaba inmerso en mis pensamientos, me di cuenta de que Lili me lanzaba una mirada furtiva.

—¿Qué pasa? —inquirí.

Como Lili era bastante alta, nuestras estaturas eran prácticamente iguales.

—No es nada —respondió bruscamente mientras desviaba la mirada.

Quería preguntarle qué pasaba, pero sin suficiente información, no pude presionar el tema. Bueno, realmente no tiene importancia. Si está planeando algo, entonces tendré que castigarla apropiadamente.

Repentinamente, una voz me llamó.

—¡Rey! —gritaron.

Y utilizando la oportunidad, dejé a Lili.

◇◆◆

—¿Conoces sobre el Fuerte del Abismo? —preguntó Gi Za

—¿Qué es eso? —quise saber, uniendo mis cejas.

—Es natural que no sepas sobre ello, pero es un fuerte con muchos clanes goblins influyentes —me respondió.

El repentino salto del fuerte a clanes goblins me dejó perplejo.

—Gordob, Gaidga, Paradua, Ganra. Empezando por estos clanes junto con todos los goblins del mundo, excluyendo a los humanos, los goblins somos probablemente la especia más numerosa —dijo.

¿Gordob? ¿Gaidga? ¿De qué está hablando?

—Pero estos 4 clanes no están unidos. Por supuesto que no les gustan los humanos, pero también poseen un rencor enfermizo hacia sus camaradas goblins —continuó.

Mientras Gi Za comenzó a parlotear, decidí mantenerme callado y escuchar. ¿Por qué lo hice? Porque en los ojos de Gi Za había la misma voluntad, la misma determinación que cuando peleaba.

—Aunque hay algo que todos ellos tienen en común. El Fuerte del Abismo —declaró.

En otras palabras, si quiero unificar a los goblins, debo apuntar hacia ese fuerte…eso es lo que está diciendo.

«¿Por qué es ese fuerte un punto común?» me cuestioné.

—Si vas allí, lo sabrás —dijo Gi Za.

Sus ojos se mantuvieron imperturbables, portando la misma resolución que tuvo durante toda la historia.

—¿Quieres que deposite mi confianza en eso? —le pregunté.

Entonces, como si cargara la dignidad de un profeta, las palabras de Gi Za rebosaban de un fervor enloquecido mientras respondía:

—Rey, si quieres liderarnos a todos los goblins, entonces…

«…¿Así que esto es lo que se siente al quedarte sin palabras?» pensé.

—Ese lugar es nuestro hogar. El sitio al que todo goblin debe volver.

Y como tal, si deseo gobernar sobre todos los goblins, necesito conquistarlo, ¿cierto?

–––El hogar de los goblins. El Fuerte del Abismo.

Esas palabras llevaban consigo un misterioso sonido, que resonó en mi interior. Ciertamente es algo para incitar a uno. Incluso Gi Za, quien normalmente es tan calmado, se ha vuelto apasionado hablando sobre ello.

¿O es que acaso ese lugar tiene un impacto tan grande en todos menos en mí?

Pero incluso entonces…

—¿Por qué ahora? —quise saber.

—Como agradecimiento por lo de antes.

¿Agradecimiento?

—Es en reconocimiento de que enseñaras algo interesante — me explicó mientras sonreía.

Si está hablando sobre los Lobos Grises, entonces está equivocado.

Eso no fue algo así (NTE: Pobre, al más mínimo acto de ternura se meten todos con él xD)

Pero…

¿Y? ¿Dónde está ese fuerte? — le pregunté.

No tengo ni idea de qué efecto tiene ese fuerte en los clanes goblins y los otros goblins dispersos, pero si puedo emplearlo para reunirlos, entonces no es una mala maniobra.

Si hago ese fuerte mío, si lo uso, o si lo destrozo… Haré lo que sea necesario para crear mi reino.

—En lo profundo del bosque, hacia el oeste… A una distancia de 10 días desde aquí— respondió Gi Za.

Al oeste.

Es donde deberían estar los orcos.

—Oeste, ¿huh? —mascullé.

Gi Za asintió ante mi comentario. Parece que comprende lo que estoy pensando.

—Habrá que tratar con los orcos. El fuerte es la primera puerta que deben cruzar— me informó Gi Za.

Los orcos… Aún tenemos una deuda que debe ser pagada.

—Supongo que tendremos que saldar cuentas con vosotros, orcos.

Os haré pagar por atacar mi aldea antes.

Pero primero, necesito entrenar a mis goblins. Tienen que volverse lo suficientemente fuertes para derrotar a los orcos en sus unidades de 3 hombres.

◆◆◇

—¿Qué estás planeando? —pregunté.

Y el Rey me contestó sin siquiera dares la vuelta para mirar, diciendo:

—Los estoy salvando.

¿A los hijos del mismo Lobo Gris que ha intentado matarte?

—¿Incluso aunque estos puedan crecer y volverse más fuertes que tú algún día? —inquirí.

Mientras el Rey Goblin abrazaba a los Lobos Grises en su pecho, sus ojos se estrecharon, y me respondió:

—Si es así, entonces les deberé responder con todo mi poder. Sea venganza, traición, … No me importa. Si hay alguien que desee enfrentarse a mí, entonces deberé recibirlos como el Rey.

¿Por qué? ¿Por qué estás yendo tan lejos? Yendo hasta el punto de criar los hijos de alguien más, y quienes podrían volverse tus enemigos.

—Lo mismo se te aplica a ti Gi Za —prosiguió el rey, lanzándome una mirada afilada que causó que mi cuerpo temblara ante la frialdad de sus ojos.

—Si deseas derrotarme —declaró—, entonces ven. Estaré encantado de recibirte cuando sea.

Cuando oí estas palabras, no pude evitar dejar salir una carcajada.

—¿A qué ha venido eso? —preguntó el Rey.

—Nah, no es nada. Voy contigo —repliqué.

Mientras seguía la espalda del Rey, recordé la época en que fui expulsado de la aldea que más tarde se convertiría en la aldea de los goblins druidas. Cuando el por aquel entonces jefe de esa horda descubrió que yo era un druida, reunió a todos los goblins y me desterró de la aldea.

El único que me protegió fue mi padre. Pero al final, ni siquiera este podía ir contra el jefe.

Perseguido por la horda, apenas escapé con vida. Pero trabajé duro, fundé una nueva horda, y al final fui capaz de reclamar el lugar que una vez perdí. Pero entonces mi padre apareció frente a mí de nuevo.

Él fue quien me enseñó a hablar. El benefactor responsable por mi evolución a un druida. Pero al mismo tiempo, no podía simplemente ignorar el odio que albergaba. Y le pregunté:

—¿¡Por qué ahora!? ¿¡Por qué tienes que aparecer ante mi ahora!?

—El Rey ha llegado —simplemente respondió.

No podía creer mis oídos. El Rey… esa figura legendaria de la que solo se hablaba en historias. ¿Acaso está diciendo que tal criatura ha aparecido?

Aquel que unificará a los goblins. Aquel que nos entregará una tierra de paz.

—Imposible —reí desdeñosamente.

Pero la mirada del anciano era seria.

—…En ese caso, déjame probarle —le pedí.

Sujetando mi bastón favorito en mi mano, me reí, completamente consciente de que solo estaba tirándome un farol al decir:

—Si es un rey, un auténtico rey, ¡entonces!

Mientras escondía magia en la gema de mi pecho que era mi as en la manga, un remolino de viento sopló desde la punta del bastón.

—¡Derrótame!

Pero si gano, entonces lideraré la horda y conquistaré el Fortress Of The Abyss por mí mismo.

Porque yo, quien he reunido a los druidas, también estoy hecho para ser rey.

 


Nota del Autor:

Nueva información y las memorias de Gi a, en otras palabras

 

Nota del Traductor Inglés:

Como ya indiqué con anterioridad, el autor cambia los tipos de símbolo para indicar cuando sus personajes se están volviendo más “bestiales/salvajes”. La primera Cursiva es para indicar que el protagonista está hablando en katakana por el momento

El segundo set de cursivas es solo mi versión del diferente estilo del autor para hacer comillas para esas líneas. No significa mucho en realidad. Es solo una respuesta estilística al cambio del estilo que hace el autor en esas líneas

 


Capítulo 29ÍndiceCapítulo 31

3 pensamientos en “Capítulo 30: Fuerte del Abismo

    • Mi antecesor Araragi está un poquito bastante desaparecido xD… Por ahora estoy yo tomando el relevo por aquí.

      Y si, si me aplico un poco, pronto les daré alcance a los compañeros de Excalibur, concretamente a Krailus (al que agradezco que siguiera con la traducción al español de esta fantástica novela ^^).

      Aunque voy a tener trabajo para rato, que el traductor en inglés va a ritmo de 1 cap por día, y yo con suerte te hago 2 a la semana xD…

      Me gusta

  1. Pingback: Goblin Kingdom c30 – Gustang Translations

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s