Capítulo 35: Augurios

Capítulo 34ÍndiceCapítulo 36


[Raza] Goblin

[Nivel] 61

[Clase] Duque; Jefe de la horda

[Habilidades] <<Comandante de la Horda>> <<Voluntad Desafiante>> <<Aullido Abrumador>> <<Esgrima B->> <<Avaricia Insaciable>> <<Alma del Rey>> <<Sabiduría de Gobernante I>> <<Ojos de la Serpiente Azul>> <<Danza al Borde de la Muerte>> <<Ojo de la Serpiente Roja>> <<Manipulación Mágica>> <<Alma del Guerrero Enloquecido>><<Tercer Impacto (El Tercer Canto)>>

[Protección Divina] Diosa del Inframundo, Altesia

[Atributos] Oscuridad, Muerte

[Bestias Subordinadas] Kobold (Lv9) Lobo Gris (Lv1) x2

[Estado Anormal] Encanto de la Santa


Lili vino a informarme de la respuesta de los humanos a mi proposición.

¿Su contestación? Un sí rotundo.

Los humanos trabajarán para mejorar esta aldea bajo la condición de que les sea cedida a ellos en el futuro. Y como ellos mismos serán quienes vivan en la aldea en el futuro, dudo que escatimen esfuerzos para su renovación.

Ahora tenemos planes para monitorizar el este y la renovación de la aldea acordados. Además, con la planificación para eventualmente convertir la aldea en un fuerte, he alcanzado un punto en que puedo comenzar a trazar estrategias con referencia al oeste.

Sobre ese tema, solo hay dos cosas que conozco. La primera es que el hogar de todos los goblins, el Fuerte del Abismo, yace al oeste. Y la segunda es que, para alcanzarlo, deberé pasar por la región controlada por los orcos.

Primero debería enviar algunos exploradores.

Siguiendo el entrenamiento que había planeado, formé un escuadrón con Gi Gu, quien es de esta misma aldea, y Gi Gi, el guerrero bestia, como líderes.

A propósito, había decidido ir también yo mismo.

Gi Gu se dirigirá hacia el noroeste. Gi Gi al suroeste. Y yo directamente en dirección este. Cada uno explorará durante medio día en sus respectivas áreas. También les di órdenes explícitas de retirarse en el caso de que encontraran con algún orco.

Pero por supuesto, yo mataré a cualquier orco que me llegue a encontrar por el camino sin siquiera hacer preguntas.

Desafortunadamente, Eso es imposible para Gi Gu y Gi Gi.

Cada uno de ellos se llevó consigo a 5 goblins. Y cuando cayó la noche, partimos.

Yo mismo iré acompañado de 3 goblins, pero no los he traído tan solo para explorar. El otro motivo es que deseo incrementar el número de goblins raros en mi ejército.

Así que cada uno de ellos se llevó a 5 de los 10 goblins cuyos niveles sobrepasaban el 60 en las entrevistas.

También estudiaremos el ecosistema de la zona mientras avancemos.

El objetivo de esta misión es encontrar algún lugar próximo al Fuerte del Abismo que podamos utilizar como base.

Está a una distancia de 10 días andando desde la base; eso no es algo que se pueda tomar a la ligera. Podría haber alguna otra amenaza además de los asaltos de los orcos.

Por ese mismo motivo quiero encontrar algún lugar que pueda usar como base.

Una aldea gobernada por los orcos, o quizá un fuerte. Si es posible, querría encontrar algún lugar que posea amplias reservas y poderosas defensas. Y si eso no es posible, al menos algún lugar donde podamos dormir.

Los orcos tienden a residir en áreas donde haya bastante espacio. Es un rasgo característico suyo. Por ello, debería poder encontrar algún asentamiento orco en ese tipo de áreas.

Marchamos con diligencia hacia delante mientras cortábamos la escasa vegetación y árboles.

Por el camino nos encontramos gusanos de cuerno gigantes, quienes tenían cuernos creciendo de sus cuerpos. Utilicé <<Ojo de la Serpiente Roja>>, y averigüé que su nombre era orugas flecha. Los cazamos mientras continuamos el camino.

A lo único que debíamos prestar atención era a los cuernos que crecían de su cabeza y por su espalda. Con esa excepción, no eran nada especial.

Cortamos sus vientres y probamos su carne. Su sabor era pesado, pero fue sorprendentemente popular entre los goblins.

Tal vez seamos capaces de usarlos como provisiones durante la expedición.

También nos topamos con hormigas gigantes por el camino… aunque desafortunadamente no pudimos comerlas. También había esos gigantescos lagartos de dos cabezas, la doble lagartija. A ellos si que nos los podíamos comer. Por último, coincidimos con algunos caracoles gigantes con cuernos que crecían de sus conchas, conocidos como Pickel Snap. A ellos tampoco nos los pudimos comer. (NTE: dejo el nombre de los caracoles así porque no tengo ni la más remota idea de lo que significa exactamente .-. hasta consulté la traducción que hizo Krailus [¡te alcanzaré algún día de estos si supero mi vagancia Krailus xD para ver si había dado con algo y él tampoco encontró un término adecuado, dejándolo simplemente como “encurtido”. Como no me convence, prefiero dejarlo en inglés. Si alguien tiene alguna idea sobre ello se agradecería la aportación ^^)

Soy bien consciente de que los monstruos con los que nos encontremos en nuestro viaje hacia el oeste irán cambiando, así que quiero determinar a cuáles nos podremos comer y cuáles no.

Tal y como esperaba, no había muchos monstruos más fuertes que los orcos. Definitivamente ellos son los que controlan esta región. Pero por alguna razón, no puedo encontrarlos sin importar cuánto lo intente.

¿O acaso podría ser eso? ¿Qué me hubiera confundido y que los orcos en realidad solo pasaran por el oeste?

Mientras las dudas comenzaron a nublar mis pensamientos, me di cuenta de que el sol brillaba alto en el cielo.

Todavía no debería ir demasiado profundo. Las campanas de alarma en mi pecho, quienes me advertían del peligro, dijeron eso, por lo que decidí dejar el área donde sospechaba que los orcos vivían para más tarde.

Mientras volvíamos, hice que los goblins entrenaran luchando contra dobles lagartijas y hormigas gigantes tanto como fue posible. Cuando los otros escuadrones de Gi Gu y Gi Gi volvieron, terminamos la misión de reconocimiento.

Los otros grupos tampoco fueron capaces de encontrar ningún orco.

¿Por qué? El noroeste era donde estaban los lobos grises, por lo que puede tener explicación, ¿pero el que no haya orcos en el oeste ni suroeste tampoco? ¿Qué demonios está pasando?

¿Podría ser que algo está sucediendo sin que nosotros nos demos cuenta?

Si ese es el caso… entonces tan solo hay una pregunta Y esa es si este cambio es realmente bueno o malo para nosotros. (NTE: ¿Desde cuándo a este hombre le pasan cosas buenas xD?)

◇◆◇

Al día siguiente, dejé a Gi Ga y a Gi Za de encargados de proteger la aldea y cazar la comida mientras llevé conmigo a todos los goblins raros restantes y nos dirigimos al noroeste.

Cuando dejé la aldea, Gi Za me preguntó si había algo que necesitara ser hecho, por lo que le pedí que abriera un camino hacia las zonas de caza de los ciervos lanza. Después de todo, no sería muy eficiente el tener que esforzarse para luego solo poder traer de vuelta los restos, así que tener una ruta limpia y asegurada sería lo mejor.

No pude encontrar ningún rastro de los orcos, por lo que nos dirigimos a lo que quedó de la antigua aldea de Gi Go para usarla de base de reconocimiento. Desde allí, mandaré a mis subordinados hacia todas las direcciones para explorar.

Y de esa manera, con dos goblins normales acompañando a cada goblin raro, nos dirigimos al noroeste.

Esta vez ya conocíamos el camino a tomar, por lo que fuimos capaces de alcanzar la aldea de Gi Go mucho más rápido. Salimos por la mañana, y al caer la noche, ya estábamos en las ruinas de la aldea.

Como ya es de noche, descansaremos por hoy, y seguiremos explorando mañana.

Tan solo hay un pequeño problema. No quepo por la entrada de la cueva… En fin, no hay nada que se pueda hacer al respecto. Tendré que pasar la noche fuera, bajo las estrellas. Tan solo es por una noche, así que no debería haber problema alguno.

Hice que los goblins se turnaran para montar guardia, y cacé algunas presas en mi tiempo libre. Tras ello, me fui a dormir.

◆◇◆

Al día siguiente, salimos a explorar.

Ordené a los goblins que volvieran inmediatamente en caso de que percibieran algún peligro. Tras ello fui a la madriguera de los lobos que estaba cerca de la aldea.

Esta cueva, combinada con la de Gi Go debería ser capaz de cobijar al menos a 100 goblins.

Hay peligro en el hecho de vivir en dos lugares diferentes, pero no es malo teniendo en cuenta de que solo lo haremos de manera temporal.

Si hubiera algún inconveniente, serían mis propios sentimientos al respecto. Después de todo, fue en esta misma cueva donde maté a los lobos grises y me llevé a sus cachorros.

Al entrar en ella, lo único que seguía en su interior era el cadáver de un lobo gris que ahora no era más que piel y huesos.

No pediré perdón por haber matado a tu cónyuge

Pero a cambio, prometo criar a tus hijos de manera saludable.

Reuní los huesos y cavé un agujero. En él enterré el cuerpo muerto del lobo gris. Con respecto a su piel, podría serme útil, por lo que me la llevé.

Me dejarás usar esta piel… En nombre de perseguir mi sueño.

Miré en todos los rincones de la cueva hasta que mis subordinados regresaron.

La cueva era grande, pero parecía que solo había sido habitada por los lobos grises.

—Eso es conveniente  —murmuré para mis adentros.

Esperé por mis subordinados mientras reflexionaba sobre los candidatos para nuestra base.

Cuando llegó el anochecer, todos mis hombres habían vuelto, y recibí sus informes

No había ni tan siquiera un solo orco en los alrededores.

—¿Cuál es el significado de esto? —me pregunté

Comí mientras escuchaba los informes de mis goblins, y pensé el curso de acción a tomar.

No hay ningún orco a un día de distancia del asentamiento. Normalmente eso es algo de lo que me alegraría. Pero por alguna razón que desconozco, hay algo que está tirando de mí, y no puedo relajarme.

Hemos buscado tanto. Hemos ido allí y allá, buscando por algún signo de los orcos, y aun así fuimos incapaces de encontrar nada…

—¿Ocurre algo? —preguntó Gi Gu al ver mi rostro pensativo.

—…Mañana, buscaremos una ruta hacia el oeste —le respondí.

Es inútil atormentarme sobre los orcos para siempre. Mañana, entraremos más profundo en el territorio orco y buscaremos sus hogares.

—Gi Go

—¿Si?

—¿Hay algún área a un día de aquí donde 100 goblins puedan descansar?

Gi Go pensó durante un tiempo, para al final asentir.

—Hay una montaña de roca que usábamos anteriormente —informó.

Pregunté por detalles, y aparentemente, cuando Gi Go todavía era un goblin normal, vivían en esa montaña. Pero cuando los orcos se hicieron con el control de lugar, se marcharon.

Me pregunto… ¿es todavía muy pronto para atacar a los orcos? ¿Debería seguir explorando?

Supongo que primero podríamos echar un vistazo, y retirarnos si sus números resultan ser demasiado grandes.

Con esos pensamientos, decidí.

—Bien. Priorizaremos esa área en nuestro reconocimiento de mañana. Gi Go, confío en ti para que guíes la marcha.

—Entendido —asintió Gi Go.

Tras ello, dimos el día por acabado.

◆◆◇

A la mañana siguiente, tan pronto como hubimos terminado de recolectar la comida, nos dirigimos hacia esa montaña con Gi Go mostrándonos el camino.

Caminamos a través de matorrales, prestando cuidadosa atención a nuestros alrededores. Pero como esperábamos, no hubo ningún orco.

La montaña, a pesar de llamarse así, no era precisamente alta. Es alrededor de 4 metros de alta. Aproximadamente una cabeza más alta que los árboles más altos. Varios agujeros podían verse en la roca, haciendo al montículo verse como montones de rocas apiladas una sobre otra. El área a su alrededor mostraba pruebas de la presencia de los orcos, puesto que estaba cuidada.

—Por aquí…—dijo Gi Go, quien se mostraba confuso ante la desaparición de los orcos.

Seguimos observando el lugar desde la distancia mientras seguíamos ocultos en los arbustos, pero ningún orco vino cerca.

—Como habíamos previsto, ningún orco —murmuré.

El anochecer se acercaba, y, aun así, ningún orco llegó.

—Escalémoslo —propuse.

Escoltados por Gi Go y el resto, escalamos la montaña. Tampoco allí había ningún orco.

—¿Qué rayos está ocurriendo aquí?

Esas perplejas palabras hicieron eco en la oscuridad, sin recibir respuesta.

Allí, en la cima de la montaña donde todo alrededor podía ser visto, miré hacia el oeste.

El bosque se extendía por todo el terreno, pero había puntos donde pequeños árboles podían verse. A la distancia, una montaña tan alta que parecía tratar de alcanzar los cielos podía verse.

Definitivamente algo está pasando.

La premonición tiraba de mí, y al bajar la montaña, di por terminada la expedición de reconocimiento y pusimos rumbo a casa.

◇◇◆◆◇◇◆◆

Piel de lobo gris adquirida.

◇◇◆◆◇◇◆◆

Nota del autor:

Describir la topografía es tan complicado. Estoy triste :(.

La razón por la que la cueva de los lobos grises no es habitada por otras criaturas es debido a que el hedor de los lobos es muy denso. Y dicho olor previene que otras criaturas entren.

Por cierto, la piel y los huesos quedando de restos se siente como un botín tras haber matado un monstruo, ¿huh?

 


Se viene guerra con los orcos por narices. QUIERO PODER TRADUCIR BATALLAS Y QUE ME DEN SANGREEEEE >:D

NIGHTMARE ☆═


Capítulo 34ÍndiceCapítulo 36

Anuncios

2 pensamientos en “Capítulo 35: Augurios

  1. Pingback: Goblin Kingdom c35!! – Gustang Translations

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s