Capítulo 04: Caza de Orco II

Capítulo 3ÍndiceCapítulo 5


 

El orco caminaba por la carretera con total confianza.

Agitaba sobre su entorno mientras empuñaba su grosero mazo.

Tenía una gran confianza, ya que sabía que era un depredador.

Pero, sinceramente, ¿Quién podría culparlo? La confianza engendra personalidad. Y eso también permite evitar problemas no deseados.

Sin embargo, hoy ese no es el caso.

Debido a que el orco se dirigía hacia la trampa que habíamos preparado la noche anterior.

Escondido y oculto entre la maleza, esperé con impaciencia su caída.

“Guu…”

Pero justo antes de que caminara sobre la trampa, ese orco que parecía que no tenía el más mínimo pedazo de cerebro, se detuvo de repente.

Hizo crispar su nariz, el orco se fiaba de su entorno, sudor frío se impregnaba en el orco.

En la parte posterior de mi cabeza, no podía dejar de esperar que el orco se moviera rápidamente.

“Guorui!”

El orco rugió.

Justo cuando pensé que habíamos sido descubiertos, oí un grito al lado de mí.

“Ga, ga, gaa!”

Uno de los duendes a mi lado estaba en pánico después de escuchar el rugido del orco. Con el pánico,  salió de la espesura.

Inmediatamente, sin siquiera tener tiempo para preocuparse, la vista del orco se movió hacia el duende que estaba en pánico.

“Gugaa!”

Viendo esto, chasqueé mi lengua y salté hacia fuera.

“Quédense… ahí.”

Les ordené a mis subordinados, oscilé mi espada con astilla en la hoja contra el orco.

Su piel era terriblemente duro,  tanto así que cuando mi espada entró en contacto con él, mis dedos se entumecieron.

Era como si acababa de oscilar contra un árbol gigante.

Y así como esperaba, el orco no recibió el más mínimo daño por mi ataque.

Irritado, el orco rugió de ira,  volvió sus ojos hacia mí.

En el mismo momento, sentí que mis tripas empezaban a temblar. Y como si mi cuerpo estuviera muy agotado, mis brazos y piernas se volvieron pesados.

La mirada del orco era tal que sentía como si estuviera bajo el agua. No era incluso capaz de respirar.

¿¡Qué es esto!?

Lentamente, blandió su mazo.

En respuesta a eso, mi cuerpo no me ayudaba, pero me moví lentamente.

“Voy a morir”, este sentimiento se hizo visible a través de mi piel.

Apenas fui capaz de saltar a tiempo, un viento feroz explotó junto a ese mazo, se abrió paso por mis ojos.

“Nu, aaa!”

Ante esto, dejé escapar un grito de los hoyos de mi estómago que sonaban como un intento desesperado por librarme del miedo.

Confirmé mi empuñadura.

Afilé mis ojos y apreté los dientes.

El mazo iba barriendo hacia mí, salté hacia atrás y lo esquivé.

Luego de confirmar la posición de la trampa, me moví hacia ella.

Arrastré mi cuerpo pesado hacia ahí, esquivé el endiablado mazo del orco innumerables veces. Sólo un golpe e incluso mi cerebro serían aplastados, poco a poco, me las arreglé para acercarme a la posición de la trampa.

Sólo tres pasos más a la izquierda. Pero en ese momento, tratando de dar un paso hacia atrás, tropecé con una piedra.

Ese dolor me hizo soltar un grito.

“Guu”

Con mi postura rota, momentáneamente había perdido mi enfoque en el orco.

— ¡No es bueno!

Miré al orco y al mismo tiempo, traté de arreglar mi postura. Pero ya era demasiado tarde.

El mazo del orco ya estaba delante de mis ojos.

Sin nada que perder, salté hacia atrás. Debería haber levantado mi espada para recibir el golpe, pero ya estaba dentro del rango del orco.

Un fuerte golpe me golpeó, mi hombro izquierdo fue lesionado.

“Guruu”

La brecha entre especies es en verdad enorme.

“Guruuuaaa!”

El orco dejó escapar un aullido desgarrador, elevó su mazo de nuevo.

Incapaz de mover mis piernas, lo único que podía hacer era mirar ese mazo.

Estoy —.

¿Voy a ser asesinado por esto?

¿¡Por algo así!?

No.

— ¡Absolutamente no!

“Guuu… ruaaa!”

Como el mazo intentó reclamar mi vida, un aullido surgió de dentro de mí, negando su reclamación.

“¿Guu…?”

Entonces se detuvo. Ese mazo que debería haber tomado mi vida se detuvo ante mis ojos. Y el orco dejó escapar una sorprendida voz.

El miedo de la presión abrumadora de ese mazo me hizo impregnarme con sudor frío, miré a la esquina de mis ojos. Entonces mis ojos se abrieron ampliamente.

En ese instante, el orco volteó su cabeza para mirar detrás de él.

“Gugugigi!”

Lo que estaba ahí era un duende apuñalando al orco con una lanza hecha cortando  un bambú.

El orco entró en pánico.

“Guaaaa!”

El furioso aullido del orco hizo eco.

El orco giró su cara hacia mi subordinado, aparentemente había considerado que caí impotente de rodillas.

Sin embargo, a pesar de que solo eran uno contra el otro, el duende ya estaba temblando.

¡Párate! ¡Párate maldita sea!

“Gu, gu, -”

En el momento que el orco balanceó su garrote contra mi subordinado.

“Guuruaaa!”

Dirigí mi ataque a su hombro, logró llegar a tiempo.

Mientras sentía la dureza de su piel, sangre de color rojo oscuro se esparció.

El brazo que fue golpeado voló en el aire y cayó en el suelo. Luego el orco movió su mirada hacia mí.

Gritando de ira, se precipitó hacia mí.

Enloquecido de rabia, brotó su sed de sangre y esparció baba por todas partes. Esa aparición hizo que la mirada del orco fuera como un verdadero demonio enloquecido.

A medida que el orco se precipitó hacia mí con un grito que ya no se podría poner en palabras, pensé:

── Bien, ¡bien! ¡Ven aquí, sigue así!

Entonces salté hacia atrás tres pasos para esquivar.

El orco enloquecido salto justo en frente de mí, se desplomó el suelo.

El suelo se derrumbó a causa del peso del orco, se hundió profundamente en ella, donde innumerables lanzas y espadas traspasaron sus piernas y lomo.

Una vez más, dejó escapar un grito.

Sin embargo, esta vez fue de agonía.

Con sólo la  parte superior de su cuerpo asomando por el colapsado agujero, el orco me envió una mirada asesina. Estaba más furioso de lo que estaba por el dolor, mientras sus manos se clavaron en la tierra, tratando de cavar por sí solo.

─── ¡Gané!

Me acerqué al orco y con mi espada, golpeé su indefensa cabeza.

Brotó fluido espinal rojo oscuro y el aullido de triunfo bramó.

“Guruaaa!”

Dejé escapar un grito cuando agité mi espada ensangrentada.

Y una vez más, la sensación de ser comido por dentro me atacó y me dominaba.

Soportando las ganas de gritar, atravesé la espada en el suelo y me preparé.

“Ah…”

Cuando esa voz ronca salió, sentí la sensación de evolución (subida de nivel).

Después de que se había pasado por completo, eché un vistazo a mi brazo.

Mis manos que deberían tener tres dedos, ahora el número era cuatro. Y el grosor de mis brazos también había aumentado, junto con una masa muscular anormal. Por otra parte, el dolor que debería estar en mi hombro por haber sido lesionado no estaba.

Pero entre los cambios de mi cuerpo, el que más destacó fue el color de mi piel. Esa piel previamente roja había cambiado por completo a negro azulado.

Después de confirmar los cambios de mi cuerpo, le eché un vistazo a mí alrededor. Me di cuenta que el duende de hace un rato había evolucionado, y ahora era un duende raro, estaba de rodillas a mis pies.

“Mi rey.”

Los duendes que estaban al acecho en la espesura también salieron y se arrodillaron.

“¡Rey!”

Mientras miraba por encima de ellos sin la más mínima apariencia de alegría, las semillas de ambición comenzaron a brotar por dentro.


 

Capítulo 3ÍndiceCapítulo 5

9 pensamientos en “Capítulo 04: Caza de Orco II

  1. Pingback: ¡¡Goblin Kingdom: Capítulo 4!! – Gustang translations

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s