Capítulo 4: Espada preciada, rugido de trueno

Capitulo 3Pagina principal – Palabras finales

Parte 1

El Fuerte estaba lleno de discusiones sobre el duelo inminente.

Como se esperaba, la mayoría de las personas pensaban que era imposible que Altina venza a Jerome…. ¿Entonces porque la princesa hizo el desafío?

¿Pensó que el Conde se contendría si su oponente era de la realeza?

Los soldados compartieron los rumores que escucharon.

— ¿Sera como una actuación de festival con el Conde rindiéndose después de recibir unos golpes? Aquellos que atacan a la realeza serán sentenciados con la pena de muerte, ¿cierto?

— Piensas que será así porque no viste la escena en la plaza, casi me orino de miedo cuando el comandante estaba molesto.

— Hey, ¿la princesa estará bien?

— El Conde dijo que la tomaría como su esposa, así que probablemente no la matara, ¿cierto?

— Je je je….. ¡Qué forma tan indirecta de proponer matrimonio!

— ¡Wa ja ja ja!

Si era un duelo formal, Jerome definitivamente seria victorioso. Los soldados se estaban preguntando si el duelo es de verdad o es una farsa. Si era un duelo real, entonces ¿Qué hará Jerome a la princesa?

El asunto del desafío era visto como “la princesa refugiada en el palacio contra el héroe”. ¿Cómo manejara esto el Conde? El asunto de si el Conde se casará con la princesa se convirtió en la atención de la multitud.

Regis hizo un tour de la zona del oeste y reunió los rumores que se estaban esparciendo.

— ….. Bueno, definitivamente no hay nadie que piense que Altina ganará.

La mayoría de los soldados piensan que son los personajes secundarios y el conde y la princesa, el elenco principal. Sin embargo, ese no era el caso, los soldados discutiendo los rumores entusiastamente eran más importantes.

Altina propuso el desafío para ganar la confianza de los soldados. Jerome aceptó porque los soldados estaban viendo.

¿Cómo se sentían los 3,000 soldados en el regimiento sobre esto?

Eso es de lo que Regis estaba preocupado ahora mismo.

Era intencional, pero Regis aun pensaba que debería tomar la responsabilidad por incitar a Altina. Él quería ser de ayuda, así que necesitaba entender los sentimientos de los soldados sobre esto.

Regis regresó a la torre central después de revisar la mayoría del Fuerte.

Lo siguiente fue visitar la habitación de Jerome.

Se sentía nervioso, su corazón estaba latiendo a una velocidad que lo alarmó.

Tocó la puerta pintada de negro.

— ¿Quién es?

Una voz baja respondió desde atrás de la puerta.

Regis tragó saliva.

— …. Soy Regis. Tengo algo que decirte, Sir Jerome, y he venido a visitarlo.

— Hmmp…. Definitivamente es sobre algo aburrido.

— Probablemente es cierto……

— Entra.

Jerome abre la puerta.

Era un cuarto alrededor del mismo tamaño que el de Regis.

Su habitación estaba al lado, había otra puerta en lo profundo del cuarto. Un escritorio estaba posicionado al lado de esa puerta, los estantes en la esquina estaban llenos con libros sobre leyes y economía.

Jerome estaba en el centro del cuarto, agarrando una lanza pequeña y pesada.

Estaba desnudo de la cintura para arriba y su cuerpo estaba lleno de sudor.

La punta de la lanza solo tenía una un objeto en forma de bola pesada, pero Regis aún estaba intimidado por el aura de Jerome.

— ….

— Ku ku ku….. ¿Estás aquí para envenenarme por orden de la pequeña?

— Si estas preocupado por eso, deberías tener cuidado de Clarisse-san.

— Ah, ella sí es aterradora. Realmente podría hacerlo….. Se ve como una chica amable pero su personalidad es terrible. Que desperdicio.

— Quiero hablarle sobre el duelo….

— Es inútil decir algo a estas alturas.

— …. Tiene razón.

Regis suspiró. Si Jerome estaba desmotivado, aun habría alguna forma de que podría detener el duelo, pero Jerome parecía más bien ansioso.

Tan ansioso que empezó a entrenar inmediatamente.

— Fuu…… No sabía que me desafiaría tan directamente. Pensé que holgazanearía y se quejaría hasta el día que se case con algún gran noble, una basura que desperdiciara el tiempo de ella cada día…. Parece que estaba equivocado.

— Si ella pudiera vivir una vida placentera, yo sería capaz de tomarlo con tranquilidad.

— ¿Qué pasa contigo chico? ¿Piensas que la pequeña no puede vencerme?

— No solo yo, esa es la conclusión entre los soldados. Solo la princesa piensa que tiene una oportunidad.

Jerome movió su cabeza.

Agitó la pesada lanza mientras la sostenía horizontalmente. Los músculos de su brazo y pecho temblaron, salpicando su sudor.

— Fuu…. Eso no es cierto.

— Es decir…..

— No estoy menospreciando la fuerza de la pequeña. Es tonto subestimar a alguien que puede manejar una espada tan masiva como esa.

— Ya veo.

Él lo está tomando muy seriamente, pensó Regis y suspiró en su corazón.

Regis no podía entender los detalles del arte marcial sin importar que tanto mirara.

El movimiento de Jerome manejando la lanza de entrenamiento era demasiado rápido, él lo tenía difícil solo con seguirlo con sus ojos.

Jerome empujó la lanza y dijo.

17

— Esa espada es problemática…. Espadas o lanzas se romperán si intento bloquear. Puedo cambiar de arma en el campo de batalla, pero será mi derrota si mi arma se rompe.

— Es cierto.

— La pequeña probablemente está apuntando a eso cuando dijo que podía ganar. Probablemente usara el Grand Tonerre Quatre.

— ¿Escuché que Sir Jerome posee una lanza poderosa capaz de igualar a esa espada?

— Si…. Pero está hecha para el uso a caballo. Es difícil manejarla en una batalla a pie.

— ¿No estas planeando montar a caballo?

— ¿En la plaza? Eso es gracioso. La caballería debería pelear en las planicies…. Así que ella lo pensó muy profundamente. No puedo usar mi lanza poderosa o montar a caballo. Además no es una batalla de asalto en donde soy experto. La pequeña incluso podría ganar esto.

— No pienso que este nivel de desventaja pueda cambiar el resultado.

No solo eso. Regis sintió que la oportunidad de Altina de ganar se estaba desvaneciendo.

Regis pensó que era importante que Jerome lo tome a la ligera y así Altina tendría alguna oportunidad con esa gran diferencia en habilidad. Como beber alcohol antes de la pelea o algo similar.

Pero Jerome no estaba dejando nada a la suerte.

Esas pequeñas desventajas solo alertaran al oponente.

No estaba claro cuál era la intención de Altina, pero esto definitivamente era una mala estrategia.

— Hey Regis…… ¿Esperas que pierda?

— ¿Por qué piensas eso?

— No estarías aquí si esperaras que gane. Estarías discutiendo los rumores alegremente con los soldados. No habría nada de qué preocuparse, probablemente terminarías haciendo el trabajo administrativo que te gusta.

— Necesito corregir dos puntos.

— ¿Cuáles?

— Espero resolver esto en una forma pacífica.

Altina estaría un paso más cerca de realizar su ambición si ganara, pero también estaría cerca del borde de un abismo peligroso.

Regis sintió que debería ayudarla a asegurar una línea segura aunque falle en detenerla.

— Ku ku ku….. No creo que haya cosas como la paz en las líneas fronterizas.

— Otra cosa que quiero corregir… es que particularmente no me gusta el trabajo administrativo. ¿¡De quien crees que es la culpa de mi falta de sueño estos días!?

Regis olvidó sus honoríficos inconscientemente.

Regis estaba planeando suprimir sus emociones, pero falló y reveló el rencor que estaba sintiendo.

Jerome lo miró con sus ojos bien abiertos y comenzó a reír fuertemente.

— ¡Ku ja ja ja! ¡Lamento eso! ¡Corregiré lo que dije entonces— ¡Definitivamente ganare y tú seguirás haciendo el trabajo administrativo que odias! ¡Para mí!

— Eso es muy cruel.

Los hombros de Regis se encorvan.

Jerome cambió su tono y baja su voz.

— Hey Regis…. Lo has notado, ¿cierto?

— ….. ¿Estás hablando sobre el presupuesto?

Jerome asienta silenciosamente.

Regis sintió un escalofrió debajo de su nuca.

Él descubrió algo después de revisar los volúmenes de documentos.

— ….. El verdadero motivo de que expulses a los oficiales administrativos…. Dejando solo aquellos que mantendrán secretos para ti para que manejen los libros contables.

— Así es el asunto.

— ¿Por qué confías en mí?

— Porque….. No necesito decirte eso.

— Cuando nos conocimos por primera vez, intentaste sobornarme, y después amenazarme con una horca. ¿Todo fue por esto?

Una parte del presupuesto del regimiento fronterizo de Beilschmidt no estaba divulgado al departamento administrativo del ejército.

El uso de estos fondos no estaba especificado.

Pero si consideras las circunstancias de Jerome, puedes tener una buena suposición.

Jerome sonrió.

— Fuu…. Ese asunto estaba en espera ya que has estado ocupado con el papeleo recientemente.

— ¿Se trata sobre quien es mi comandante oficial….?

— No necesitas decirle esto a la pequeña. Después del duelo en tres días, el drama deplorable entre ella y yo se terminara. Y tú trabajaras para mí.

Regis se veía disgustado.

— No soy tan valioso para que el conde se preocupe por mí.

— No te halagues a ti mismo. Tu solo eres un premio complementario. Deshacerme del comandante con un título vacío, el clan Beischmidt cansándose con una realeza…. Y tú eres la manzana complementaria.

— Hah… Así que soy una manzana.

Él podrá ser solo una apuesta complementaria, pero se sentía incómodo ser el tema de motivación de una pelea.

El conde no estaba tomando esto a la ligera. Estaba ansioso por la pelea y confiado en la victoria.

Él también tenía sus propias aspiraciones.

Le tomó mucho esfuerzo a Regis ocultar sus preocupaciones de su cara.

——— Esto será difícil. Altina, ¿Por qué hiciste este desafío?

Parte 2

Había cosas que él necesitaba hacer sin importar cuál sea el resultado del duelo en tres días.

Cuando los auditores sean enviados a esta unidad y vean el estado de los libros contables, los contadores y los comandantes serán regañados. Aun si el comandante solo tiene un título vacío.

Aumentará la oportunidad de que los secretos sean descubiertos.

Después de volver del cuarto de Jerome, Regis terminó el resto del papeleo en un apuro.

Él desperdició algo de tiempo debido a los ataques del monstruo del sueño, pero se las arregló para terminar los documentos y sellarlos.

Regis salió de su cuarto después de terminar su trabajo.

El sol estaba alto en el cielo. Era una mañana nublada, pero el clima era suficientemente bueno como para derretir la nieve. Era tan cálido como para no usar abrigo.

Una pared humana rodeó la entrada sur.

El mensajero periódico estaba aquí.

La mayoría de las personas recibiendo cartas alegremente son caballeros. La mayoría de los soldados eran analfabetos y pocas veces enviaban cartas.

— El carruaje se va…..

Una campana estaba sonando fuertemente.

Regis se apresuró.

— ¡Espere un momento! ¡Por favor espere! ¡Estaré en problemas si esto no se envía!

El mensajero periódico viene una vez a la quincena.

Regis  se movió frente a la carga y le entregó un paquete al desconcertado mensajero.

— Esto es…. ¿Para ser enviado al departamento administrativo del ejército? Amigo, ¿acaso no hay un mensajero aparte para documentos militares?

— Estos son documentos urgentes, sería malo si no son enviados. Es una responsabilidad grande, pero lo dejo en tus manos.

— ¡Espera! ¡Somos mensajeros civiles, no del ejército! Necesitas despachar un mensajero que entregue algo tan importante como esto.

— Sir Jerome detesta despachar a sus soldados para enviar documentos, lo que es problemático para mí.

— Hmm. El departamento administrativo del ejército está en la capital, supongo que puedo pasar por ahí.

— Eso es de gran ayuda.

Regis le dio una moneda de Dunie como propina.

El mensajero puso el paquete en su maleta con una sonrisa.

Reclamare el dinero de vuelta como gastos necesarios, pensó Regis quien estaba escaso de dinero.

El mensajero periódico salió por la entrada sur.

Él finalmente puede dormir.

Regis bostezó abiertamente.

Él escuchó sonrisas cerca de él.

Se dio la vuelta y vio a Clarisse cargando un gran montón de ropa para lavar que se le acercaba.

— Se ve muy cansado.

— Ah….. Manejar el papeleo es una molestia, y cosas que no puedo ignorar continúan juntándose.

— ¿Es sobre la princesa? No necesita preocuparse por eso.

— ….. ¿Puedes separar algo de tiempo para mí ahora?

— Que raro que piense que tengo tiempo.

Clarisse levanta las esquinas de sus labios mientras carga una gran cantidad de ropa para lavar en sus manos.

Las ropas eran lavadas con detergente en la capital imperial, pero el lavado usualmente era hecho usando tablas de lavar tradicionales en el fuerte. Los detergentes son considerados un objeto de lujo por aquí.

— Mis disculpas, pareces muy ocupada…. Pero es raro verte hacer el lavado a estas horas. Eso normalmente se hace en la mañana.

— Es porque se derramó leche en el mantel. Si no se lava ahora, empezara a oler después.

— Ah, ya veo. ¿Tú lo derramaste?

— No. Resulta que estoy libre por el momento. Si no le molesta que haga el lavado mientras habla, puedo escuchar lo que tiene que decir.

— Así estará bien. Déjame cargar la mitad de eso por ti.

Clarisse sonrió maléficamente cuando Regis acercó sus manos.

— ¿Esta seguro?

— No importa que tan débil sea, ayudar a una dama a cargar la mitad de la ropa sigue siendo manejable.

— Eso no es lo que quise decir. Está manchado de leche, ¿está bien?

— Uuhh…. No se puede evitar. Me limpiare con un trapo mojado después.

— Fu fu fu…..

Clarisse le dio a Regis una ropa ligeramente húmeda. Olía a leche.

Regis se dirigió hacia el cuarto de lavandería junto a Clarisse.

En cuanto a la ayuda doméstica, la labor que era tan tediosa e importante como cocinar y limpiar era el lavado de ropa.

En una esquina de la región oeste donde los soldados residían, hay un lugar que estaba por debajo del nivel del suelo.

Nieve derretida fluía en este lugar a través de tuberías, llenando las diez estaciones de lavado.

Clarisse puso la ropa en el agua. Las hundió tanto como fuera posible, quitando tanta suciedad como fuera posible.

Sus manos delicadas y pálidas se pusieron rojas inmediatamente después de sumergirlas en el agua helada.

— Uh….

— Déjame ayudarte.

— Estoy bien. ¿Quiere hablarme sobre la princesa?

— Así es…. Pero estas haciendo una labor tediosa en frente de mí mientras que yo solo hablo. Eso me pone incómodo.

— Que cosa rara dice. Esto es lo que significa status social.

— Por tu lógica, ayudar con cosas que quiero es mi status social. Eh,  ¿solo tengo que hacer esto?

Regis tomó una tabla de lavar del montón de ropa y la hundió en el agua, imitando a Clarisse.

— ¿¡Que!?

Sus manos sintieron dolor por el agua helada.

— En verdad eres…. Quita las manos del agua de vez en cuando mientras lavas. Te congelaras si sumerges tus manos demasiado tiempo.

— Ah, ya veo. ¿Tú estás bien?

— Estoy acostumbrada.

— Ya veo.

— Cuando estoy lavando mucha ropa en la mañana, uso la olla de allí para hervir un poco de agua. Puede ser usado para calentar las manos, y lava manchas con facilidad.

Había una gran olla en la esquina del cuarto de lavandería.

Regis entendió. Era imposible limpiar tanta ropa sin preparar eso.

Un principiante como él tendría un difícil momento para lavar solo una.

— ¿No vas a hervir agua hoy?

— Solo son unas cuantas piezas de todas formas. ¿Eso es todo de lo que quiere hablar?

— Aun no, solo estoy empezando…. Ku….

Regis masajeó sus dedos, que sentían dolor por el frio, para calentar sus manos.

Pero las manchas no salían.

Así que Regis repitió los tres pasos de restregar la ropa, sacar sus manos y frotándolas para calentarlas.

— ¿Está bien?

— Uuh….. ¿Por qué Altina propuso un duelo esta vez?

— La princesa probablemente no pensó demasiado sobre el momento. Eso definitivamente es algo que pensó en la mañana.

— Eso fue demasiado apresurado.

Él finalmente quita el olor a leche de una pieza de mantel.

Una gran área del mantel se puso ligeramente amarilla, el área que era marrón se había puesto blanco.

— Pero aun así, estará bien si fue la idea de la princesa.

— Sé que es demasiado tarde para que la princesa se rinda…. Pero no pensé que serias tan optimista.

— ¿No confía en la princesa, Regis-san?

— No tengo el talento para discernir el arte marcial de alguien, pero pensando objetivamente, no hay forma de que Altina pueda ganar. Si Sir Jerome es alguien que perdiera contra una chica inexperta de 14 años, él habría muerto en el campo de batalla hace mucho tiempo.

— Ya veo, algunas personas pensarían de esa forma.

— Por favor ilumíname si tienes una opinión diferente….

Clarisse sacó el mantel del agua helada.

El sonido del agua salpicando sonó en el cuarto de lavandería.

— Porque la princesa me dijo “no hay problema” ♪

— Solo estas renunciando a pensar. Lo que “crees” y los “hechos” son cosas diferentes.

— Entonces, ¿Qué planea hacer?

— …. Probablemente no hay medidas adecuadas que podamos tomar.

Parte 3

Terminando las tareas de lavar las cuales él no está acostumbrado, Regis se despidió de Clarisse y se dirigió hacia su propio cuarto.

¿Sus pasos son inestables por la falta de sueño o por tener demasiados problemas metidos en su mente?

Él puede escuchar el sonido de una espada siendo agitada en el patio.

Fue hacia allá y vio a Altina manejando un gran fauchard en el patio.

Altina agitó el fauchard con una mano como si fuera una ramita, aunque normalmente necesitarías dos manos para manejarlo.

——— En verdad no es una simple chica.

Altina tenía un enorme poder en el brazo que no coincidía con su apariencia.

Probablemente notó la presencia de Regis.

Altina sonrió a Regis.

— Ara, ¿también quieres agitarlo?

— No quiero y no puedo. No quiero presumir, pero….

— ¿Ni siquiera puedes levantarlo?

— Probablemente no pueda.

Regis encorva sus hombros mientras que Altina sonríe incómodamente.

Ella empieza a agitarlo de nuevo.

— Eres…. Asombrosa.

— Solo la fuerza de mi brazo…. Tengo confianza en eso. Balanceaba espadas para adultos cuando era muy pequeña.

— Bueno, no solo es eso….. Pero ganar contra Jerome, francamente…. Quiero decir…. ¿será demasiado difícil?

— Definitivamente. Si él fuera alguien fácil de derrotar, nuestros enemigos no tendrían tantas dificultades.

— ¿Tienes un plan en mente? Tienes mucha confianza como para hacer un desafío.

Regis apuesta en esta pequeña posibilidad.

Altina lo ve con una expresión desconcertada.

— ¿Qué plan? ¿Acaso un duelo no es ganado por la persona más fuerte?

— Uh…. Ni siquiera estás pensando en nada…. Hay preparaciones que puedes hacer para aumentar tu probabilidad de ganar.

— Hey, no soy estúpida.

— ¿¡Entonces si lo pensaste!?

— La lanza será más rápida en el primer golpe. Después de bloquear eso, tengo que cuidarme de los golpes al cuerpo ya que mi espada es pesada. ¿Patear su rodilla cuando se acerca va contra las reglas?

Regis bajó la cabeza.

— Que es esto…. Estas planeando pelear con el justamente…..

— No tendría sentido si no lo hago de esta forma, mi objetivo no es ganar.

— ¿Eh?

— Probar que soy más fuerte es el objetivo. No ganare la confianza de los soldados si no gano esto justamente, y tampoco tu confianza.

Altina declaró calmadamente.

Regis también sentía que ella tenía razón.

— …. Pero él no es alguien que puedas ganar sin ningún plan.

— No tendría sentido aun si gano con un plan.

— Uh, erm….

— ¿Estás pensando en algo raro?

Altina observó a Regis intensamente.

Regis desvió la mirada.

— Hay muchas formas de hacer algo sin que otros lo noten, ¿cierto? Como reflejar luz solar en sus ojos con cosas como vidrio roto, o algunas trampas en el suelo.

Después de decir eso en voz baja——

El sonido del viento aumenta.

La alabarda se estrelló cerca al pie de Regis con un golpe. Hizo una gran brecha en el suelo.

— ¡No bromees conmigo!

— ¿¡Hey, hey Altina!?

— Ah…. disculpa. Estaba muy agitada…..

Yo también—Regis respondió a la chica que pedía disculpas.

— Mis disculpas, no quise molestarte.

— Si, lo entiendo.

— Entiendo porque quieres tener un duelo justo, pero la meta no está al final de una serie de victorias. A veces necesitamos usar la puerta trasera.

Como se esperaba, esto es demasiado cruel para una chica de 14 años.

En realidad, Altina quien era la cuarta princesa no tenía oportunidad de heredar el trono. La única forma de que herede el trono seria usurpándolo.

Pero Altina tiene un corazón puro y justo, así que no ira por ese camino lleno de barro y muerte.

Solo un camino justo y limpio estaba reflejado en sus ojos.

Y así, Regis tenía que ser el tipo malo—

Regis apretó su puño.

Un par de manos blancas y pequeñas fueron colocadas encima de su mano en ese momento.

— ¿Eh…?

Los dedos que eran ligeramente cálidos después de practicar sus movimientos acariciaron la piel de Regis.

Altina estaba a su lado antes de que se diera cuenta.

Ella alzó su cabeza para mirar a Regis, sus hermosos ojos carmesí inclinándose a él.

— Sé que estas preocupado por mí. También entiendo que sabes muchas cosas.

— Sí, estoy preocupado por ti…. Pero no sé nada grandioso….

— No pienso que sea malo pensar en estrategias, pero a veces, necesitamos afrontar las batallas directamente.

— …. ¿Quieres decir que ahora mismo este es un escenario así?

— Si, ¿no lo es?

Regis cerró sus ojos.

Buscó en los libros de su mente y extrajo el conocimiento relevante.

Pero al final, decidió  no usarlos.

— Si te ayudo a ganar este duelo con trampa…. Tú perderás la rectitud del camino que estas avanzando. No hay nada más triste que perder tu camino y ser el peón de otros.

— ¿Eh? …… en realidad no entiendo algo tan profundo, ¡pero mis instintos me dicen que debería pelear y ganar justamente!

— ¿Debería confiar en ti……?

— Probare que soy digna de tu confianza, ¡solo espera y veras!

Altina golpeó su puño contra la mano de Regis la cual ella estaba sosteniendo.

Pum

Regis asienta con una señal de amistad desde tiempos antiguos.

Ahora mismo para ella, usar trucos para ganar no será efectivo y tendrá connotaciones negativas.

Pero él no puede quedarse parado y ver despreocupadamente.

Parte 5

Regis frota sus ojos somnolientos cuando se apareció en el comedor de oficiales.

Pero la persona que estaba buscando no estaba presente, así que Regis se fue a los establos.

Mientras caminaba por los establos, la persona que estaba buscando lo saluda fuertemente.

— ¡Oh, Regis-dono1!

— Aquí estaba, Evrard-san…..

— ¡Te estaba buscando!

— ¿Me esta…… buscando por el asunto de la princesa?

— ¿Hmm? ¿Hablas de duelo? ¡Wa ja ja! Sabía que esto sucedería tarde o temprano, ¡pero no pensé que la pequeña publicaría el desafío en ese momento! ¡Estaba muy sorprendido!

— ¿¡Sabia que pasaría!?

— Ella quería hacer algo para cambiar este status incómodo.

— Eh….

— ¡Y la única forma que puede pensar es solucionarlo con espadas!

Regis abrazó su cabeza.

Esto significa que el modo de pensar de Altina no era diferente a la del musculoso comandante de los caballeros.

Al menos cuando sostienen espadas.

Le dolía la cabeza.

No, esa era la razón por la cual ella pensaba que era necesario que Regis la ayude como su estratega.

— Como termino así….. y el ganador ya ha sido decidido…..

— ¡Wa ja ja! ¡Regis-dono, tiene habilidad para las palabras! ¡Como se esperaba de un estratega!

— Se equivoca. No soy un estratega.

— ¿Oh? ¿Acaso no propuso un excelente plan para atrapar a los bandidos?

— No, eso solo fue….. La princesa pidiéndome que le explique algo que yo ya sabía….. No tengo la capacidad de pensar al instante en planes de batalla.

— ¿Qué tiene de malo eso? Usar el conocimiento que otros no tienen es una buena forma de contribuir.

— Jah…..

Sin embargo, ¿qué tal si le faltara el conocimiento en situaciones críticas? Ahí era el momento donde necesitarían un estratega real y su sabiduría.

Como la situación de ahora.

— ¡Pam! Evrard golpeó la espalda de Regis fuertemente. El impacto voló su somnolencia.

— ¡Eso duele!

— Las vidas de algunas personas fueron salvadas gracias a ti.

— ¿Ah….?

— ¡Mi nieto! Ese niño estaba en el ejército del Marqués Thenezay y fue salvado cuando fueron derrotados.

— Bueno, el cuartel general fue destruido después del ataque sorpresa, pero la mayoría de nuestras fuerzas escaparon. No pienso que haya sido gracias a mi…..

— ¿Te refieres a las personas que apenas escaparon con sus vidas del ataque de los salvajes?

— Sí.

— Mi nieto estaba contigo en las fuerzas de reserva cuando fuiste enviado a la retaguardia de la unidad principal.

— Ah, sí había una fuerza de reversa.

— Al final, él no estaba avergonzado por la derrota. Él fue elogiado por haber ayudado a sus derrotados compañeros a escapar.

Regis recordó lo que sucedió.

Era un recuerdo penoso.

— ….. Después de notar el ataque sorpresa, el cuartel general estaba en llamas…. Así que sugerí no ayudarlos, sino prepararse para atacar….. Pero eso fue todo lo que podíamos haber hecho.

— No seas modesto. El cuartel general estaba destruido y se convirtió en caos y el ejército evitó ser aniquilado porque las fuerzas de reserva detuvieron el avance de los barbaros bajo el comando del oficial administrativo de quinto grado, Regis Alric.

— No comandé nada…. Las reservas tienen oficiales de combate de alto rango dirigiéndolos, así que ellos fueron los que hicieron el trabajo.

— Aquí está escrito.

— Evrard le dio una carta.

Regis tomó la carta.

El nieto de Evrard usó increíblemente un lenguaje formal y escribió lo que Evrard había dicho.

Como fue salvado por los esfuerzos de Regis cuando el ejército del Marqués Thenezay fue sorprendido.

También mencionó como Regis rescató a muchos otros colegas.

Después descubrió que Regis tuvo que tomar la responsabilidad como el único sobreviviente del cuartel general y fue exiliado a las fronteras.

Por eso——

— Para pagar sus deudas hacia Regis-dono, mi nieto será voluntario para unirse a este regimiento. ¡Bien! ¡Esta también es una forma de vivir!

— ¡Como puede ser! La tasa de mortalidad de este regimiento es ligeramente más alta que cualquier otra línea fronteriza…. Pero es diez veces más alta que si te quedaras en la capital. ¿Por qué seria voluntario para venir aquí?

— Probablemente mi nieto está pensando en protegerte en este lugar peligroso.

— …. No valgo la pena.

— ¡Wa ja ja ja! Dices algunas cosas raras. ¡Solo la persona por si misma entenderá porque está dispuesto a arriesgar su vida!

Regis sintió que la declaración de Evrard probablemente era cierta.

Sin embargo, Regis no pensaba que haya salvado muchas vidas, o que era digno de ser protegido.

— Evrard-san, ¿puedes aceptar esto? ¿Qué tu querido nieto sea voluntario para quedare en este peligroso lugar?

— Si eso es lo que quiere, no puedo hacer nada al respecto.

— ¡No soy digno se su protección!

— Hmm…. En realidad no puedo quejarme de él en mi posición.

Evrard sonrió con satisfacción.

Regis inclinó su cabeza a un lado, intentando entender lo que quería decir.

— … ¿Ósea?

— Quiero decir que si mi nieto muere innecesariamente por tu incompetencia, ¡hablare contigo sobre tus responsabilidades con mi fouchard!

— ¿¡Estas muy molesto!?

— No estoy molesto.

— ¡Estás hablando lento!

Regis debería estar feliz de que alguien de su antigua unidad sienta gratitud hacia él.

Gracias a él, Regis sintió que su tiempo de vida se estaba haciendo más corto lentamente.

Volviendo al tema.

— …. Dejemos eso por ahora… quiero hablar de la princesa.

— ¿Hmmm?

— ¿Piensas que la princesa puede ganar?

— Seria excelente si puede resistir diez golpes, ¿no es así?

Evrard juzgó que Jerome ganaría con diez golpes.

Así de grande era la diferencia en arte marcial.

— ….. Podrá estar en contra de la caballerosidad del código de caballero…. Pero ¿puedo pedirte que salves a la princesa si ella se encuentra en apuros?

— ¿Oh? Dime los detalles.

Parte 6

3 días después——

La campana de medio día estaba por sonar.

Muchos soldados ya se habían reunido en la plaza.

La nieve había caído desde la mañana, se convertirá en una ventisca si los vientos aumentan.

Sin embargo, ningún lado planea posponer el duelo por el mal clima.

Regis está en la habitación de Altina.

El accidente de unos días atrás no sucedió. Altina estaba esperando por el duelo silenciosamente. Vistió su armadura en los brazos, rodillas y pecho encima de su vestido de una pieza mientras se sentaba en una silla elegantemente diseñada.

Un juego de té estaba colocado en la mesa.

— No te ves bien, Regis.

— Tú serás la culpable si me enfermo por sobre preocupación, Altina.

— No serás tú quien esté en el duelo, así que relájate un poco, ¿está bien?

— ¿Crees que puedes ganar? ¿Contra el “héroe de Erstein”?

— Definitivamente, lo he dicho muchas veces, pero no me creerás si no te lo demuestro.

— Y hacer una apuesta con términos que están contra ti….

Altina se paró.

Era más baja que Regis por una cabeza, pero su aura la hacía sentir tan alta que tendrías que ver hacia arriba.

— Si me quedo en un lugar pacifico sin hacer nada, ¿Podre convertirme en la emperatriz?

— No serás capaz….. Pero hay algo conocido como administración de riesgo en este mundo…

— Hay muchas cosas en este mundo que no puedes lograr sin tener la victoria.

— Te estas apresurando demasiado.

— No me creerás sin importar lo que diga eh.

Altina mostró una sonrisa solitaria.

Regis estaba estupefacto.

——— ¿Debería creer que Altina ganará aunque sea el único?

— Perderás algo irremplazable si tomas la decisión equivocada cuando te dejas llevar por emociones. No puedo seguir fallando en el mismo lugar.

Regis recuerda al Marqués Thenezay.

Probablemente nunca olvidara que no propuso una tercera vez. O no darse cuenta del orgullo de los nobles.

No tiene sentido tener solo conocimiento.

Esta verdad había sido grabada en su corazón.

— ¿Vas a detenerme? ¿Podría ser que estas planeando escapar conmigo? Eso sería muy romántico.

— Es imposible. Lo pensé antes, pero eres suficientemente importante como para que Jerome este vigilando. Huir contigo sin causar una conmoción es imposible. Y si eres alguien que huiría, ya habrías detenido este duelo.

— Tienes razón, es lamentable que no sea nada romántico.

— Aunque he pensado en qué hacer si pierdes….

Altina frunció.

— ¿Y qué seria?

— Detendré a Jerome, tu escaparas con cierto caballero fuera del Fuerte en ese momento, pero no puedo decirte que caballero es….

Regis estaba preparado a que Altina se moleste por hacer planes de huida si era derrotada.

Pero inesperadamente, Altina se rió.

Esta agarrando su estómago riéndose fuertemente.

— No, no es bueno…. A ja ja ja…. ¡Re, Regis en verdad eres demasiado! ¡A ja ja ja! ¡Pensaste que definitivamente perdería! Jah~ ¿¡La risa termina aquí, está bien!?

— Me sentí mal por hacerte esto, pero mis relaciones privadas contigo y los juicios objetivos son dos cosas diferentes. Tengo que hacer preparaciones adecuadas para el peor escenario….

— ¡A ja ja ja, es cierto! Pienso que eres necesario para mí porque eres este tipo de persona. Este es el juicio calmado de un estratega.

— No es el juicio de un estratega. Esto es…. Eso…. ¿Cómo debería decirlo?

Seria demasiada responsabilidad para un oficial administrativo de quinto grado.

¿Entonces como el amigo de Altina?

¿Cuándo se convirtió en el amigo de Altina quien es la comandante? Pensar que era un amigo porque se le permitió llamarla por su apodo era demasiado tonto.

Regis estaba preocupado y se puso en silencio.

Altina está riendo tan fuerte que sus hombros estaban temblando.

Sonidos de jadeo estaban mezclados en la risa de Altina.

— Ja, ja….. Pensé que moriría de la risa antes del duelo. No pensé que habías hecho preparaciones para huir después de perder…. Ah…. Esto es demasiado.

— No buscaré escusas. No creo que ganarás.

Regis lo confesó una vez más.

Altina no estaba molesta y solo asentaba.

— Lo sé. Solo hay una persona que cree en mi victoria incondicionalmente.

— Te refieres a Clarisse….

— Sí, pero para alcanzar mi meta, también es necesario una persona que no confíe en mi tanto como ella.

— ¿Con esa persona te refieres a mí?

— Confirmé que eres tú después de este incidente. Para ganar tu confianza, no perderé este duelo.

Altina desafió a Jerome para ganar la confianza de los soldados en este regimiento.

Incluyendo a Regis.

— ….. ¿Este duelo puede ser cancelado por mi actitud?

— Hmmm~, ¿tal vez?

— Uuh….

Su fatiga mental se incrementó en 30%.

Altina acerca su mano.

Su mano tocó el hombro izquierdo de Regis, justo arriba de su corazón.

— ¿Hmm?

— Quiero convertirme en emperatriz…. Si mi deseo no se hace realidad, definitivamente moriré. El estratega también seguirá.

No importa que medidas tomen, Altina seguramente no será la única que tenga que tomar la responsabilidad.

Su corazón bajo la palma de Altina empezó a acelerarse.

Altina no terminó.

— Mantener expectativas hacia ti como un estratega, significa esperar que incluso arriesgues tu vida.

— Es cierto….

Regis entendía eso.

Es por eso que Regis estaba indeciso.

— Dado que te estoy pidiendo que arriesgues tu vida, es normal que yo también arriesgue mi vida. No quiero ser una reina tonta que espera lealtad con solo sentarse en el trono.

Altina deslizó su mano desde el pecho de Regis hacia su cuello y después a su rostro.

Su mano se siente fría.

— Mira con tus propios ojos, hare que creas en mí…. Y si puedes, piensa en el asunto de aquella noche.

— La parte en la que yo no puedo creer en mí mismo, tú creerás en mi de mi parte. Así que tengo que confiar en ti, ¿cierto?

Altina asienta y quita su mano.

Y se acerca a la gran espada recostada en la pared.

Sujetó la empuñadura fuertemente.

— Ya es hora.

Parte 7

Altina y Jerome se pararon frente a frente en el centro  de la  pared de soldados.

Los dos estaban a unos diez pasos de distancia.

Debajo de los pies de todos había nieve. La visibilidad era pobre y todo era blanco. Esto era una ventisca.

Altina estaba vistiendo armadura en los brazos y rodillas encima de su vestido.

En su mano estaba el Grand Tonerre Quatre.

Esa era una gran espada que no coincidía con la pequeña chica.

Jerome por el otro lado no vestía ninguna armadura, solo una vestimenta normal con camisa negra con pantalones militares. Estaba sosteniendo una lanza corta usada por soldados a pie en el bosque. Era de unos 27Pa (2m) de largo, casi del tamaño de la espada gigante.

Regis se paró entre la pared de personas alrededor de ellos. Evrard vestido en armadura completa caminó a su lado y dijo.

— Ambos lados están calmados.

— Es cierto….. ¿Cómo están las preparaciones?

— Sin problema, Clarisse-san está esperando en el carruaje.

— Gracias.

Su conversación acerca del plan después del duelo se detuvo.

Evrard agarró su barba.

— El conde lo resignó. Él no usó una espada para ganar ventaja en velocidad, o una lanza larga para tener mejor rango. Escogió un arma que no le daba ninguna ventaja superior.

— No entiendo nada acerca de choques entre espadas y lanzas…. Pero ¿la lanza corta usada por el conde lo pone en desventaja?

— Esa cosa no es ligera ni larga, y se romperá con un golpe de la espada gigante.

— ¿No usara esto….. Como una excusa por perder?

— Esto fue preparado por él con anticipación, puede ser usado como una excusa. Sin embargo, él lo hizo para usarlo de la otra forma.

— ¿Para prevenir que la princesa encuentre excusas?

— ¡Sí! Al igual que la princesa no le da al conde ninguna oportunidad para encontrar excusas aumentando todos los términos y fijar el duelo tres días después, el conde está usando un arma que es desventajoso para él para silenciar cualquier queja de la princesa…. Están empezando.

— …..  ¡!

La campana de medio día sonó como si estuviera anunciando el comienzo de la pelea.

Un chillido de metal con metal.

Muchas personas pensaron que sería la joven princesa atacando al conde mientras que él esquiva.

— ¡Ooooooohhhh!

Pero el que estaba rugiendo y atacando primero era Jerome.

Jerome pateó la nieve bajo sus pies y se lanzó al ataque.

Altina no se movió. ¿O no podía moverse?

El conde redujo los diez pasos de distancia en un instante y empujó la lanza.

— ¡Jah!

¿¡Sera resuelto en el primer movimiento——!? Los soldados estaban sorprendidos.

— ¿¡Con eso!?

Altina exhaló.

Y usó el cuerpo de la espada para bloquear la punta de la lanza.

Jerome se lamentó.

Las dos piezas de metal colisionaron con un chirrido.

La corta lanza apuntando al hombro de la chica fue desviada.

Jerome suspiró.

— Uuh…. ¡Una lanza normal ni siquiera puede rasguñarlo!

— ¿Echo de “Tristea”2?

Dijo Regis silenciosamente.

Durante las guerras que fundaron el imperio, había leyendas de que las poderosas espadas fueron hechas de plata y fueron concedidas al emperador flameante.

Las espadas probablemente fueron hechas de metal natural, y aleación—los investigadores lo explicaron de esa forma. En esta era, materiales más fuertes que el acero pueden ser hechos al derretir unos cuantos tipos de metal juntos, y era conocimiento común.

Pero una aleación que pueda rivalizar al Tristea aún no ha sido descubierta, así que muchas personas creyeron que la espada tenía la bendición de los elfos.

La espada gigante se convirtió en un escudo protegiendo a la pequeña Altina.

Después de que su golpe fue contrarrestado, Jerome regresó su lanza para mantener su posición. Los pies de la chica ya habían sido movidos antes de eso.

Un golpe seco reverberó en la plaza.

— Uuh…….

Una patada poderosa cayó en la rodilla de Jerome.

La postura del corpulento hombre se rompió.

La chica gritó.

— ¡Pelea seriamente, Jerome!

— ¿¡Woah!?

La espada no tocó el suelo cuando fue agitada, pero la nieve fue esparcida. El poder de la espada era tan fuerte como para que los soldados rodeándolos lo sintieran.

Jerome rodó en el suelo para evadir este golpe de nivel desastre.

Su cuerpo y lanza probablemente serian destruidos si bloquea el golpe.

Los soldados viendo la pelea estaban emocionados por esta abertura inesperada.

La espada de la princesa fuerza al conde a rodar por el suelo, manchando su ropa con nieve y barro para evadirlo. Nadie esperaba eso.

— …. Tal vez, ¿ella puede ganar?

Pero las palabras suaves de esperanza que salieron del pecho de Regis fueron regresadas por Evrard.

— ¡Este solo es el comienzo!

Jerome aún está sonriendo mientras tomaba una postura.

— Eres demasiado ingenua, pequeña. Lamentaras no haberme acabado con ese golpe justo ahora.

— Mi objetivo es demostrar que soy más fuerte que tú, no destrozar el cuerpo de mis subordinados en pedazos.

— ¿Tienes espacio para contenerte?

— También estabas apuntando a mi hombro. ¿Estas preocupado que no te podrás casar conmigo si estoy muerta?

— Ku ku ku…. Sí cruzó por mi mente.

— ¡Pelea con todas tus fuerzas!

— Fu, ¡interesante!

Ambos se fueron contra el otro.

Jerome atacó repetidamente, Altina bloqueó con su espada.

Ver a Altina manejar esa masa gigante de metal con su delgado brazo como si fuera una rama de un árbol, parecía tan ficticio como una película de bajo presupuesto.

Altina moviendo repetidamente la espada mientras que Jerome esquivaba más frecuentemente.

¿¡Jerome está siendo acorralado!?

Los gritos vinieron de los soldados.

Las manos de Evrard estaban temblando.

— Oh…. Y pensar que la princesa era así de fuerte…. ¡Es una diosa!

— ¿Puede ganar?

— ¡Uh! Erm…. El conde está indeciso de su ataque. Está preocupado de matar a la princesa. El punto importante es la necesidad del conde de soltar toda su fuerza cuando la espada bloquea su ataque, o sino la lanza se romperá. En contraste, el conde necesita esquivar y desviar el ataque de la espada.

— ¿Porque la lanza se romperá si lo bloquea directamente?

— Así es, el conde está protegiendo su lanza en el ataque y la defensa, así que la princesa tiene la ventaja.

— ¿Entonces por qué no puede ganar?

— Es una pena que la princesa no sea un hombre.

— ¿Eh? Eso….

Mientras observaban, la situación en donde Jerome ataca y la princesa se defiende se incrementó.

Jerome aún tiene energía para gastar. Gira la lanza de vez en cuando para demostrar que lo está tomando con calma.

Por otro lado, Altina estaba sin aire.

Le falta energía.

Podrá tener la fuerza para agitar la espada colosal, pero no puede igualar al héroe Jerome quien era corpulento hecho para batallas prolongadas.

La hoja gigante se hizo lenta, no puede igualar la velocidad de la lanza corta.

Una parte de su vestido fue rasgado por la punta de la lanza.

Jerome aún estaba peleando una batalla peligrosa donde su arma se romperá con un movimiento erróneo, era como caminar en una soga delgada. Sin embargo, la escena evolucionaba lentamente en Jerome acorralando a Altina con sus ataques.

El hombro de su vestido fue perforado, el hombro de Altina estaba desnudo.

Sangre rebosó por su blanca piel.

— Jah…..jah…..

— Eres muy buena, pensé que te quedarías sin energía más antes, pequeña.

— No me rendiré solo porque mi respiración es ligeramente más veloz.

— Hmmp, entonces te reconoceré. No hay muchas personas en este Fuerte que pueden pelear conmigo hasta este límite. Y tú aun eres joven. Probablemente serás una gran espadachín en tres años.

— Jah, jah….. ¿Reconocerme como una espadachín? ¿Tu cerebro esta apretado por una puerta? Lo que quiero es ser reconocida como tu comandante.

— Los soldados estarán más dispuestos a escuchar tus órdenes si eres así de fuerte. Aun no estas a mi nivel, pero eres suficientemente buena para ser una vice comandante.

— Ya veo… entonces…. ¡No me puedo rendir ahora!

Altina levantó su espada.

Surcó la nieve y atacó.

Movió la espada hacia abajo.

— ¡Jaaaaaaaaaaaaaaahhh!

— Vaya vaya…. Ser demasiado codiciosa será tu fin.

La espada destruye el suelo.

Una pantalla de nieve se levanta del suelo.

Un fuerte golpe estalla como el trueno.

Jerome evade el golpe y ataca con su lanza.

— ¡Jah!

— Jeh…., ¡Jiah!

Altina levanta la espada que se hundió en el suelo.

Apunta hacia la lanza que se dirige a ella.

Justo antes de que la espada esté a punto de destrozar la lanza, Jerome mueve su cuerpo y la lanza hacia atrás y retrocede.

Fue un movimiento vacío.

Él vio a través de su intención.

El golpe que usó toda su fuerza fue evadido, la posición de Altina se hace inestable.

Jerome no pierde esta abertura y agita su lanza hacia Altina.

Incapaz de evadir, la corta lanza golpea el brazo izquierdo de Altina y la hace volar.

— ¿¡Ugu!?

La armadura en el brazo de la chica se destruye.

Regis se inclina hacia adelante.

— ¿¡Altina!?

No puede evitar gritar.

La chica rueda en el suelo nevado salvajemente. El duelo esta echo— Piensan todos los presentes, pero el brazo de Altina no soltó la empuñadura.

Y se levanta inmediatamente.

—Jah… jah…. Jah…. Jah…..

Los ojos flameantes de Altina observan a su oponente.

La sangre estaba rebozando de su brazo izquierdo, coloreando su armadura y la manga de su vestido con rojo.

Su brazo izquierdo se colgaba débilmente.

Probablemente estaba fracturado o entumecido por el dolor.

Solo su mano derecha estaba sosteniendo la espada.

Estaba claro que Altina no puede continuar peleando, pero no parecía como si se fuera a rendir.

Jerome retrocede y hunde su lanza en el suelo, relajando su postura. Se mantiene alerta y pregunta.

— ¿Aun quieres continuar?

—Definitivamente…. Jah…. Jah jah…. Nunca me rendiré….

— Solo te queda un brazo.

— Tú…. Ugu….. si perdieras un brazo en el campo de batalla…. Jah…. ¿te habrías rendido?

— Hmmp, tu espíritu es admirable, pero ¿Qué planeas hacer después de convertirte en la comandante? Pequeña, ¿puedes cargar con las vidas de 3000 hombres en el regimiento fronterizo?

—Jah… ja… piensas que te desafié sin este nivel de determinación…. Ugu…. ¿me estas menospreciando? ¡Te demostraré que incluso puedo cargar con este país!

Altina levanta la colosal hoja con solo su mano derecha.

No solo es Regis quien recordó al hombre legendario que manejó el Grand Tonner Quatre con una sola mano con la postura de Altina.

Los soldados se alborotaron.

Pero Jerome no hizo una postura con su lanza corta.

Él preguntó tan fuertemente como el ataque de su lanza.

— ¿Piensas…. que una principiante como tú es más apta para comandar que yo? Estos no son problemas que puedes manejar solo con tu determinación. ¡Estoy preguntando si tienes las habilidades relevantes! Un error y miles de soldados morirán en vano. ¿¡Entiendes!?

—…. Tch!?

Aunque el dolor y la fatiga estaban más allá del límite de su cuerpo, Altina aún estaba mentalmente alerta, ¡pero fue interrumpida por esta pregunta!

No había dudas en los ojos carmesí de la chica.

Sus ojos recorrían a través de la multitud y se enfocaron en un punto.

Jerome siguió la mirada de Altina.

Los soldados viendo el duelo hicieron lo mismo. Innumerables pares de ojos cayeron en él. Incluso Evrard parado a su lado hizo lo mismo.

Regis sintió como si estuviera siendo aplastado por la inmensa presión.

Puede sentir el peso de la mirada de todos.

El ruido a los alrededores se desvanece.

Regis puso su mano en su corazón.

Solo puede escuchar a su corazón latiendo inquietantemente fuerte.

¿Por qué, pasó eso?

Por qué.

——— ¿Fue esa noche? Cuando Altina dijo que cree en mí, y yo no la rechacé. ¡Eso fue! ¡Es por eso que ella está trabajando tan duro por una persona tan inútil como yo!

No sé acerca de esa situación.

No lo entiendo.

Nunca antes he leído sobre esto.

Ves, no puedo hacer nada bien.

Incluso respirar es difícil.

Me voy a desmayar.

Regis miró a Altina aturdido.

Sus labios se están moviendo.

Era ruidoso así que no puede escucharla, pero el movimiento de sus labios se reflejaba claramente en sus ojos.

Yo-creo-en-ti.

Ah, en verdad——

— No se puede evitar, ella es la princesa, pero en verdad……

Regis tomó un paso hacia adelante.

La nieve bajo sus pies hizo un sonido.

— …. Esto no es “creer”. Simplemente no estás pensando, o siendo irrazonable, manteniendo la esperanza sin ninguna base. Razones imprácticas dictando a otros que desafíen cosas más allá de sus límites, resultando en tragedia. Ejemplos como este están dispersados a través del rio de la historia. Que lamentable.

Con una respiración dificultosa, como si estuviera gimiendo, dijo como si estuviera exprimiendo sus palabras.

— En verdad, que lamentable….. Porque a mí también, me dictan desafíos que van más allá de mi límite.  Me saldrán lágrimas por mi propia estupidez.

Regis sale del círculo de soldados por él mismo.

Se dirige al lado de Altina.

Altina sonríe y responde con una voz ronca.

— Gracias, Regis.

— …. Es demasiado temprano para decir eso.

Jerome soltó su intención de matar y preguntó en una voz tan baja que parecía venir desde debajo de la tierra.

— ¿Qué estás haciendo aquí? ¡Solo eres una manzana complementaria rodando en una esquina!

— Mis disculpas, podre ser un pez pequeño para ti, conde, pero alguien no piensa igual…. Hagamos una promesa, te ayudare. ¡Si la princesa gana esta pelea, yo, Regis Alric, me convertiré en su estratega!

—— ¿¡Estratega!?

Sonidos de sorpresa se esparcieron entre los soldados.

Después que la habilidad de Regis fue confirmada con el incidente de los bandidos,  ya nadie lo trataba como una persona inútil.

Algunos podrían pensar que el rango de oficial administrativo de quinto grado era demasiado bajo, pero esa era la minoría. Quien tenía el rango más alto era la princesa después de todo.

Jerome apunta su lanza a Regis.

— ¿Puedes hacerlo? No tienes la voluntad, coraje o incluso el espíritu.

— …. Así es, ni quisiera creo en mí mismo. No tengo confianza, pero aun así, hay alguien que cree en mí. Mientras ella continúe creyendo en mí, yo lo intentare.

Regis no era tan denso como para rechazar esta posición con algunas excusas después de hacer una declaración tan atrevida.

Él no tenía motivos ocultos que lo llevaran a ayudar a Altina, sino que en verdad quiere ayudarla desde el fondo de su corazón.

—….  Aceptare este rol. Más importante, Sir Jerome, prometió que se sometería a la princesa y trabajaría para ella si gana. Así que el incremento de su autoridad de comando actual no afectara la estructura de comando del regimiento.

— Hmmp, sigues diciendo palabras grandes como de costumbre. Sé lo que quieres decir así que apártate, la pelea aun continua.

— Entiendo.

Regis regresa lentamente a la multitud.

Jerome tomó una postura con su lanza corta.

— El tiempo de descanso termino, pequeña.

— ¿Qué estas insinuando? No intenté ganar tiempo para descansar. Fuiste tú quien tenía cosas de que hablar, diciendo esto y eso acerca del comando.

— Es cierto, este desarrollo estuvo más allá de mis expectativas…. Personalmente, preferiría resolver esto pacíficamente…. Pero esta mentalidad se detiene ahora. Tienes la voluntad, determinación y también a un estratega, pequeña. Reconoceré que tienes el potencial para ser una comandante, ¡pero tampoco puedo perder!

— Desde el comienzo, lo que quiero demostrar no es mi voluntad o determinación….. ¡Sino mi fuerza!

Ambos gritan.

La presión de ellos hizo que el aire tiemble.

El brazo de Altina de cuelga débilmente incluso después de un pequeño descanso.

Ella usa su brazo derecho para mover su espada, haciendo el primer movimiento.

— ¡Jyaaaaaaaaaaaaaahhhh!

La espada hace un corte con sufriente poder para cortar cualquier cosa, y cambia de un corte diagonal a un corte horizontal. La espada corta hacia la cintura de Jerome.

Un golpe que es difícil de bloquear o esquivar.

Jerome asienta.

— Es cierto, esta es la única opción de ataque. No te queda mucha energía para manejar tu espada ágilmente.

El corte amenazó con cortar al conde por la mitad.

Pero Jerome mostró sus poderes de salto excepcional— saltando hacia arriba para esquivar el corte.

Si se agacha para esquivar, Altina podría ser capaz de usar el peso de la espada para atacar hacia abajo.

Pero era difícil de seguir con un ataque hacia arriba usando un arma pesada.

Para regresar su espada después de ese ataque fallido, Altina da la vuelta, su indefensa espalda expuesta al oponente.

El duelo estaba echo—muchas personas probablemente pensaron eso.

No solo los soldados, incluso Jerome no era una excepción.

Solo necesita apuntar su lanza al cuello de Altina para terminar el duelo. Cuando estaban pensando eso, algo inesperado sucedió…..

Altina no se detuvo después de voltear.

— ¡Aaaaaaaaaaaaaaahhhhhhhhhhh!

— ¿¡Que!?

Después de fallar el primer ataque, la espada dio un giro y corta haca Jerome una vez más.

Y era más rápido que antes.

Acelerando con el impulso, se acerca hacia el costado de Jerome.

Jerome aprieta sus dientes.

— ¡Tch!

Intercepta con su corta lanza en un ángulo, intentando desviar el golpe.

Una fuerte sonido de metales chocando que no se había escuchado en la plaza hasta ahora estalló.

La espada se desliza por la lanza corta y es desviada de Jerome.

El brazo derecho de Altina se rompe.

Estaba ligeramente deformado por el sobre esfuerzo.

— ¡Destrozateeeeeeeeeeeeeeee!

La colosal espada no destruyó la lanza.

Se deslizó.

Después del sonido muy claro del impacto, la punta de la lanza se destruye y se cae.

Aun así, el cuerpo de la lanza aún puede ser usado como un arma.

Altina pierde su equilibrio y se cae al suelo.

Su cara estaba hacia abajo.

La nieve en el suelo se dispersa.

Jerome levanta la lanza sin su punta con ambas manos.

Solo necesita moverla hacia abajo y detenerse antes de golpear la cabeza de la chica. Eso es todo lo que falta. No había necesidad de golpear a la chica recostada boca abajo en el suelo.

Los soldados tragan saliva mientras observan.

En ese mismo instante—

La corta lanza levantada en el aire, se parte en dos como una ramita.

— ¿Qué….?

No se puede decir nada.

No solo Jerome, todos los que vieron esta escena perdieron sus voces.

En las manos de Jerome están dos palos del tamaño de una espada pequeña. Aun puede ser usado para pelear incluso en ese estado.

Pero la lanza estaba rota.

Altina permanece boca abajo en la nieve.

— Fu… Fu… ugu……

Estaba intentando pararse, peo no puede mover su brazo izquierdo y su brazo derecho no tiene la fuerza para ayudarse a levantar.

Sus piernas y hombros están temblando, no puede continuar sosteniendo la pesada espada.

Los soldados observaron sin parpadear.

Jerome sostiene la lanza rota y——

La bota a un lado.

— Fu…. Hacer que tu arma se rompa en un duelo. La forma más miserable de perder.

Los soldados se alborotaron cuando Jerome admitió su derrota.

¿El general perdió?

¿La princesa ganó?

¿Altina, quien estaba recostada en la nieve, entiende la situación?

Evrard pregunta a Jerome para confirmar.

— Entonces, Sir Jerome…. ¿Esta es la victoria de la princesa?

— Molestoso.

La comandante de los caballeros agacha su cabeza con las palabras del conde.

Los soldados alrededor de los dos combatientes gritan y protestan con el final inesperado. También hay gritos de alegría.

El ruido hace temblar todo el Fuerte.

Regis se apresura hacia el lado de Altina.

— Princesa, es su victoria. Por favor levántese…. Ahora es el momento crítico.

—Ugugu…..

Altina asienta.

Había gastado energía más allá de su límite.

Su hombro izquierdo aún estaba sangrando.

Aun así, el duelo sería inútil si se fuera a desfallecer ahora.

Altina se apoya para levantarse.

— Jah….jah…. Es cierto…. Jerome que perdió aún está de pie…. Ugu…. Yo, la ganadora recostada en el piso…. Seré el hazmerreír.

— …..

Regis asentó silenciosamente.

Sintió que su corazón se calentaba por la fuerte voluntad y esfuerzo de Altina.

No fue apresurado en decidir creer en ella. Expresar sus sentimientos en el clímax del duelo tampoco estaba mal. Solo confía en esta chica.

Continúa creyendo en ella.

Regis se limpió las esquinas de sus ojos que se estaban calentando.

Altina se paró. Estiró sus delgados y blancos dedos hacia el cielo.

Este es todo un hermoso anuncio de victoria.

El ruido en los alrededores se acrecentó.

En el intenso estallido del ruido, Altina habló con Regis que estaba parado a su lado.

— Hey….

— ¿Hmmm?

Altina agarra el hombro de Regis con su temblorosa mano derecha.

— ¿Qué te pareció? ¿Ahora estas dispuesto a confiar en mí?

18

Regis asentó.

No necesita considerarlo más.

— …. Sí, creeré en ti. Lo prometo.

— Sí, es una promesa.

Altina estaba muy sonriente.

Su expresión era como un día claro en la primavera.

Parte 8

La adrenalina de la multitud aún se mantuvo alta, era como un festival interminable en la plaza.

El caos parecía como si continuaría por siempre.

De pronto, la campana fue tocada.

No había nada misterioso en eso.

Desde lo más alto de la torre de vigilancia en el Fuerte——

La campana situada ahí estaba sonando sin parar.

Los soldados estaban sorprendidos, incapaces de comprender lo que estaba sucediendo en ese momento.

La plaza se quedó en silencio, y el sonido viniendo de la torre de vigilancia se hizo claro.

— ¡Ataque enemigo! ¡Estamos siendo atacados! ¡Vienen del norte, son los barbaros!

Los salvajes estaban atacando bajo la cubierta de la ventisca.

La inquietud se estaba esparciendo entre los soldados.

Miraron inmediatamente a Jerome.

Regis grita.

— ¡Conde!

Este es el momento para cambiar las relaciones entre ambos. Si ellos no muestran el cambio en sus posiciones ahora, el duelo de Altina al riesgo de su vida sería un desperdicio.

— …. No te preocupes…. Lo sé.

Jerome caminó al frente de Altina.

Se arrodilló en una pierna en la nieve.

— ¡Princesa, el enemigo nos ataca! ¡Por favor de las órdenes!

Los soldados ven esta escena en sorpresa…..

E imitaron a Jerome y se arrodillaron.

Como una onda en la superficie del agua, los soldados se arrodillaron con Altina en el centro y bajaron sus cabezas.

Los soldados expresaron su cambio de pensar.

La determinación de la chica dio sus frutos.

Evrard estaba entre aquellos que se arrodillaron. Estaba sonriendo con satisfacción.

Altina, quien era el centro de atención, estaba exhausta y sus piernas estaban temblando. Ella continuó agarrando el hombro de Regis porque se caerá si lo suelta.

Regis susurra en la oreja de Altina.

Altina asienta y da las órdenes como lo propuso Regis.

— ¡Ordeno a Sir Jerome dirigir 100 jinetes para interceptar al enemigo! Descubran el número de las fuerzas enemigas y formen una batalla directa si es posible…. ¡Si la fuerza enemiga es demasiado grande, se retirara con la seguridad de nuestras fuerzas como la prioridad!

— ¡Sí!

El general se paró después de asentar.

— ¡Oigan todos, las órdenes para la vanguardia fueron dadas, preparen los caballos! ¡Y traigan mi lanza! ¡Les doblare el cuello si se demoran!

Los soldados se movieron con las órdenes después de que Jerome terminó de hablar.

——— Funcionó.

La princesa ha demostrado su nueva posición públicamente.

Regis apoya la espalda de la tambaleante Altina con una mano.

— Vamos, solo un poco más…. ¿Puedes lograrlo hasta la torre central?

— Cla, claro que si……

Deben evitar que el perdedor del duelo, Jerome, guie el ataque mientras que la princesa victoriosa sea cargada en una camilla.

Este es el momento de mostrar su voluntad indomable.

Evrard se apresura.

— ¿Debería llevar a la princesa a la enfermería?

— Sera deshonroso visitar la enfermería ahora…. La llevaremos a su habitación usando un cambio de vestimenta como excusa. Por favor trae al doctor y cura sus heridas ahí.

— Ahora lo entiendo.

— Ah, si no traemos la espada….

— Hare que mis chicos lo arreglen.

— Gracias— El enemigo está atacando bajo la cubierta de la ventisca, así que su número debería ser limitado. También respondimos rápidamente, podemos perseguirlos con la vanguardia si las cosas salen bien…..

— ¿Qué debería hacer?

— Evrard-san, por favor haz las preparaciones para la segunda oleada. Espera con 200 jinetes.

— ¿En espera? ¿No vamos a atacar después de estar preparados?

— Las primeras líneas aún son fluidas. La vanguardia podría ser forzada a retirarse, o podría convertirse en una batalla caótica…. Por favor ataca después de entender la situación. O sino, la vanguardia se confundirá.

— ¡Entiendo, déjame esto a mí!

Evrard reunió a los caballeros.

También había necesidad de organizar a los soldados a pie en una tercera oleada. En cuanto a la defensa del Fuerte, no había necesidad de dar nuevas órdenes.

Para ser honestos, él quería consultar a Jerome quien era familiar con la operación de este regimiento, pero para demostrar la nueva relación entre Jerome y la princesa, él tenía que forzosamente despachar a Jerome en la primera oleada.

Su juicio esta vez fue influenciado fuertemente por las políticas.

La mejor decisión estratégica era quedarse y defender el Fuerte. Después de analizar la situación del enemigo, solo entonces se puede despachar unidades bien entrenadas.

Ejemplos en los libros y estrategias en el ajedrez no pueden ser usados ciegamente en una batalla real.

La vanguardia de Jerome salió por la entrada principal.

Los soldados con armas en mano se apresuraron a sus posiciones.

Los caballeros ordenados para cargar la colosal espada entraron a la torre central rápidamente.

Solo la severamente herida Altina y Regis quien la estaba ayudando, estaban caminando lentamente.

Altina dijo en una voz difuminada.

— Estoy bien…. Así que….. Por favor enfócate en el regimiento, Regis……

Su cara se veía terrible por la fatiga, el frio y la pérdida de sangre.

Regis expulsó una sonrisa confiada.

Para poner a Altina tranquila, él exageró.

— No hay problema, Altina. Sé mucho sobre cosas de este nivel. Solo déjamelo a mí.

—….. Te ves muy confiable.

— Por supuesto.

— No te queda.

— Ah, errr…..

Ella vio a través de él con facilidad.

Regis no parece tener el talento para la actuación.

Que importa, pensó Regis.

— Bueno, desearía que hubiera tiempo para entender nuestras fuerzas. Y enviarlos afuera después de analizar la escala del ataque de los barbaros… y enviar afuera a la unidad Sir Jerome antes que los soldados encima de la entrada principal lancen cualquier flecha al enemigo tampoco estuvo mal. Siento que deberíamos ser capaces de repeler el ataque sorpresa del enemigo. Funcionará de alguna forma…. Probablemente.

— Ya veo, eso es grandioso.

— Suficiente de eso, ¿estás bien?

— Estoy bien. En verdad estoy bien…. Hey Regis….

— ¿Sí?

— Gracias, cuando fui preguntada durante el duelo…. Expresaste tu voluntad de aceptar el nombramiento de estratega… Eso me hizo muy feliz.

— Yo debería agradecerte. Siempre quise decirte…. Altina, gracias por creer en mí.

La entrada principal se abrió con un sonido pesado.

Los cuernos señalando el avance de la segunda oleada sonaron, los soldados rugieron.

Regis y Altina miraron a los soldados dirigiéndose al campo de batalla.

Continuara.


Notas del traductor:

1) Dono: se utiliza para denotar un gran respeto hacia el interlocutor pero en condición de igualdad.

2) Tristea: 精霊銀 plata de espíritu.


Capitulo 3Pagina principal – Palabras finales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s