Capítulo 105: El comienzo de la traición

Capítulo 104Índice – Capítulo 106

El <Puente Mütich>; el puente que conecta a los continentes de los <Humas> y los <Evilas>. Usualmente, <Evilas> están estacionados ahí, y como tal, es imposible para los <Humas> cruzarlo o destruirlo.

En la actualidad, mientras la conferencia está en proceso, el puente es defendido por Shublarz <Rango 5>, Greyald <Rango 6> de la <Brigada Cruel> y un individuo llamado Iraora. Él era anteriormente un miembro de la <Brigada Cruel> y ya había sido asignado con defender el puente por sus habilidades.

“Hah, probablemente están en la conferencia ahora… Oye, nee-san[1], ¿no es esto aburrido?” Greyald

El joven de piel oscura, Greyald, estaba recostado perezosamente en el puente mientras miraba hacia el cielo. Shublarz, a quien habló, caminó hacia él mientras sus enormes pechos se balanceaban.

“Vamos, ¿qué tal si te pones serio de vez en cuando?” Shublarz

Ella lo miró hacia abajo y dijo eso como si fuera regañando a un niño desobediente, pero la persona en cuestión solo sonrió.

“Ooh, esta vista es bastante buena. Nee-san, si te quedas ahí y balanceas tu ¡Woh-buh!” Greyald

Greyald fue silenciado por Shublarz al haber pisado su cara.

“De verdad~, aun eres un niño. Es demasiado temprano para que muestres interés en los adultos.” Shublarz

“No me veré así, ¡pero ya tengo más de 100 años!” Greyald

Él grita mientras soba su cara con ojos llorosos, pero Shublarz lo ignora y mira hacia los <Humas> en la distancia. Entonces dirige su atención a los cuatro héroes.

Hmm… Así que esos son los héroes. ¡Oh, hay uno apuesto en entre ellos! Shublarz

Mientras sonríe voluptuosamente, ella guiña el ojo seductivamente a Aoyama Taishi. Sin embargo, no hubo reacción de parte de él. Él solo se paró ahí y miró fijamente hacia su dirección general.

… Qué hombre tan aburrido, es como un muñeco. Shublarz

“Oh, Iraora. ¿No se supone que estés en el medio del puente?” Shublarz

“Es cierto. Déjanos este lugar a nosotros y apúrense en regresar al medio del puente. No me hagas decir cosas tan aburridas a cada rato.” Greyald

Iraora da una mirada disgustada hacia Greyald por su forma de hablar.

“¿Ah? ¿Por qué esa mirada?” Greyald

Los dos se vieron uno al otro por un rato, pero Iraora fue el primero en desviar la mirada. Greyald chasqueó su lengua y dijo:

“Hmph, eres un <Cruel Fracasado> así que simplemente quédate ahí. Aah, que molestia.” Greyald

Greyald dijo que ya no estaba cómodo, se levantó y les dio la espalda mientras se iba caminando. Mirándolo fijamente estaba el enorme Iraora. Shublarz se sintió exasperada y encogió sus hombros mientras miraba a los dos. Justo cuando estaba a punto de irse…

*¡Pushu!*

Greyald detuvo sus pies. No, fue forzado a detenerse. Se detuvo porque sintió un dolor extremo corriendo por su cuerpo. Entonces, sangre salió inconscientemente de su boca. Miró lentamente hacia abajo para examinar su pecho. Y lo que vio fue…

Una gran lanza saliendo por ahí.

“¡Gaah!” Greyald

Irónicamente, a pesar de escupir una gran cantidad de sangre, no podía caerse porque estaba siendo apoyada por la lanza.

“Hey, chiquillo, ¿Cómo se siente ser dominado por un <Cruel Fracasado>?” Iraora

“Maldito…bastardo…” Greyald

La lanza fue sacada de él, y Greyald finalmente fue capaz de caer al suelo.

“¡Greyald!” Shublarz

Naturalmente, Shublarz, que fue testigo de lo que acaba de suceder, gritó en shock. No se podía evitar. Ellos nunca se llevaron bien, pero ella nunca imaginó que Iraora intentaría matar a Greyald.

Greyald estaba completamente indefenso, y como resultado, estaba al borde de la muerte. Ahora, todo lo que podía hacer era recostarse en el suelo mientras respiraba ligeramente.

“¡Da ja ja ja ja ja! ¡El <Cruel Rango 6>, Greyald, cae aquí! ¡Qué vista tan penosa! ¡Da ja ja ja ja!” Iraora

“¡Iraora! ¿¡Tienes idea de lo que estás haciendo!? ¡Esto es fuego amigo! ¡El crimen más horrendo!” Shublarz

Iraora hace una mueca y se ríe de ella.

“¿Qué estás diciendo? Tú también morirás aquí. Ese es el escenario, ¿lo entiendes?” Iraora

“¿Escenario…? Qué estás…” Shublarz

“¡Oigaaaan! ¡Muévanse de acuerdo al escenario, malditos!” Iraora

El grito de Iraora sirve como desencadenante, los soldados <Humas> se mueven al instante hacia los <Evila>. Los subordinados de Iraora eran los únicos que no fueron perseguidos. Sus subordinados también se opusieron a los <Evila>, contra su propia raza.

“¿Pero qué…está pasando…?” Shublarz

Viendo a Iraora rondando mientras Greyald y sus propios subordinados estaban siendo atacados, era obvio que él estaba cooperando con ellos.

“¡Da ja ja! Tú sigues, Shublarz.” Iraora

“¡Kuh! ¿Estás planeando traicionarnos?” Shublarz

“¿Traición? ¿A quién estás acusando de traición?” Iraora

“¿Eh?” Shublarz

“Solo he jurado mi lealtad a una persona. Esa persona no es la Rey demonio, Eveam.” Iraora

“¿¡Qué!?” Shublarz

“Y no estés pensando que siempre estaré detrás de ustedes, ¿escuchaste?” Iraora

Después de decir eso, su cuerpo suelta una gran onda de magia. El poder mágico vastamente superior al propio puede ser sentido junto con su intención de matar. El cuerpo de Iraora lentamente empieza a volverse rojo como la lava.

“Iraora… Tú… Desde cuando tienes tal poder…” Shublarz

“Hmph, ¡‘esa persona’ me lo dio! Aún no lo he dominado, pero supongo que soy alrededor de 3.4 veces más fuerte que ustedes ahora mismo. ¡Da ja ja ja!” Iraora

Shublarz traga saliva mientras es testigo del cambio de Iraora.

“¡Por favor huya, Shublarz-sama!” Subordinados

“¡Qué!” Shublarz

Los subordinados de Shublarz se pararon enfrente de ella. A pesar de que sus cuerpos temblaban de miedo, ellos intentan proteger desesperadamente a Shublarz.

“Da ja ja, me están haciendo llorar, pero…” Iraora

Iraora agita la lanza que estaba sosteniendo horizontalmente. El sonido del aire siendo cortado llega a sus orejas, y entonces…

“… ¿Eh?” Shublarz

En frente de los ojos de Shublarz estaba la vista de sus subordinados, sus cuerpos habiendo sido cortados en dos, y definitivamente muertos.

“Ah… Ah… ¡Aaaaaaahhh!” Shublarz

Shublarz, cegada por la rabia, da un salto hacia Iraora y lo atacó con sus uñas afiladas.

*¡Pusu!*

Ella reduce la distancia entre ellos en un instante con su velocidad, y…falló en penetrar a Iraora con sus uñas.

“Mmm, eso me picó un poco.” Iraora

En efecto, sus uñas sí penetraron su piel, pero contra su cuerpo muscular duro, el único daño que fue infligido era similar a haber sido picado por una tachuela.

Iraora mira furiosamente a la mujer que estaba en su pecho.

Ella sintió escalofríos que bajaron por su espalda y claramente se dio cuenta que moriría si se quedaba ahí.

*¡Woosh!*

Un brazo tan grueso como una persona vino arrasando por el aire hacia Shublarz. Sin embargo, ella no se podía mover, como si estuviera paralizada por el miedo.

“¡Muere <Rango 5>!” Iraora

“Ella fue completamente aplastada”. Todos los que vieron lo que estaba pasando pensarían lo mismo. Sin embargo…

*¡Bakiiiiin!*

Shublarz fue mandada a volar. Aunque extrañamente, ella no sintió ningún dolor. ¿Por qué? Ella sintió algo cálido envolviendo su cuerpo.

Ella cae al suelo con un sonido seco. Entonces finalmente se da cuenta que fue salvada por alguien.

“¡Greyald!” Shublarz

El que la protegió del ataque de Iraora fue Greyald. Fue afortunado que fuera capaz de ser salvada, pero él recibió el ataque devastador de Iraora con su cuerpo.

Él ya había sido penetrado por su pecho con la lanza, y encima de eso, había recibido tal ataque. A este punto, él literalmente estaba fuera de la salvación.

Como prueba, su cuerpo estaba completamente cubierto de sangre. El ataque que acababa de recibir había pulverizado sus huesos. Sus órganos internos probablemente estaban aplastados. Encima de eso, ya había perdido mucha sangre.

“Nee…san… Hah…hah…hah… Hu…ya…” Greyald

“¡Greyald!” Shublarz

Posiblemente porque Shublarz fue mandada a volar lejos, Iraora caminó lentamente hacia Greyald. Cada paso sonaba como la de un verdugo, caminando hacia un criminal cumpliendo con su sentencia de muerte.

“Por favor… Rápido…dile…a la rey demonio…sobre esto…” Greyald

“¡Pero tú!” Shublarz

“A este paso…moriremos…como perros… Por favor…” Greyald

“…Greyald…” Shublarz

Las lágrimas fluyeron por el rostro de Shublarz y cayeron en Greyald.

“Ja ja… Y pensar que…llorarías por mí… Estoy feliz.” Greyald

“… Idiota”. Shublarz

“Ja ja… ¿Entendiste…nee-san…?” Greyald

Greyald se levanta lentamente y…

“¡Gah jah!” Greyald

Él tose sangre, pero continúa levantándose. A este punto no sería sorprendente si terminara en shock y muriera por el dolor, pero en este caso el dolor era la única cosa que lo mantenía consciente.

… Yo protegeré a nee-san. Greyald

Su determinación se fortalece mientras ve al verdugo acercándose a ellos.

“¡Ve! ¡No dejes…que nuestras vidas…se desperdicien!” Greyald

“Greyald… ¡Kuh!” Shublarz

Shublarz descarta sus pensamientos de quedarse y se va.

“¿Hm? Oh vamos, ¿aún sigues parado en esa condición?” Iraora

“Kuh, me desagrada, pero…es mi naturaleza…proteger a las mujeres.” Greyald

La sensación había dejado el lado izquierdo de su cuerpo hasta el punto de que ni siquiera él estaba seguro de si estaba parado o no.

“… Parece que morirás incluso si te dejo solo, pero aún tengo un rencor contra ti por tomar mi posición.” Iraora

“Ja ja… ¿Aún resentido por…algo tan aburrido…como eso? ¿Acaso eres un…chiquillo?” Greyald

La intención de matar de Iraora se hace más grande al escuchar esas palabras.

… Nee-san, sería grandioso si puedes escapar a salvo. Greyald

El puño de Iraora se acerca a su cara.

Adiós…Nee-san. Greyald

Greyald cierra lentamente sus ojos.

*¡Dokaaaaaaan!*

Una explosión enorme envuelve el área del alrededor.

 

“¿¡…!?” Shublarz

Shublarz, al escuchar la explosión, mira hacia atrás una vez, pero rápidamente vuelve a correr.

Greyald… Shublarz

Ella entendió que la explosión fue, sin duda alguna, causada por Greyald. Ella también entendió que la explosión significaba que él había muerto.

Shublarz, sin embargo, no podía detenerse. Por el bien de Greyald y por el de sus subordinados que habían muerto, ella necesitaba enviar esta información a la rey demonio Eveam.

Ella apretó sus dientes tan fuertemente que la sangre empezó a gotear por su boca. Corrió con todas sus fuerzas hacia su destino mientras lloraba.

 

Explosión mágica. Es un fenómeno causado por el control mágico en que los <Evila> son hábiles. Normalmente, si controlas finamente la magia, es posible darle una forma visible, e incluso es posible formar una esfera o afilarla como una cuchilla.

También es posible tomar la magia y comprimirla densamente, después liberarlo en un instante para causar una explosión. Por supuesto, si uno falla en controlarlo bien, existe el riesgo de auto destruirse.

Lo que Greyald había hecho fue usar su propio cuerpo como un intermediario para comprimir todo su poder mágico. Entonces lo liberó instantáneamente. Además de su poder mágico, también había comprimido toda su fuerza vital restante. La explosión causada por esto sería tremenda.

Por la explosión de Greyald, un cráter masivo con un radio de 50 metros fue formado al borde del <Puente Mütich>.

Si Greyald no hubiera sido mandado a volar por el ataque de Iraora, el puente hubiera sido destruido completamente. A causa de las varias potentes ondas de choque, grietas fueron formadas en varios lugares del puente, y aquellos que estaban peleando cerca del borde fueron enviados al mar.

E Iraora, que estaba parado en el epicentro de la explosión…

“Oh… Ese maldito desgraciado, causando una explosión mágica.” Iraora

…estaba bien. Sin embargo, no estaba completamente ileso. Su mando derecha estaba desaparecida desde su muñeca, tenía heridas por todo su cuerpo, y parecía que estaba teniendo problemas con solo pararse. El hecho de que aún estaba vivo después de recibir la explosión a quemarropa era prueba de cuan anormal era.

“¡Iraora-sama! ¡Estaba bien!” ¿?

Un hombre que parecía ser un subordinado de Iraora se le acercó.

“Aah. ¿Qué le pasó a los otros?” Iraora

“La mayoría cayó al mar. ¡Los únicos restantes son nuestro escuadrón!” Soldado

“Jo jo, bueno, es un poco diferente a lo que fue planeado, pero supongo que esta misión fue un éxito.” Iraora

“¡Qué deberíamos hacer con Shublarz que huyó!” Soldado

“Déjala. Para cuando llegue, todo habrá acabado. No, tal vez debería decir… ¿habrá empezado?” Iraora

Iraora dice eso mientras sonríe, con sus palabras dando señales de intenciones ocultas.

“Necesito dejar que este cuerpo descanse por un tiempo. Ustedes limpien este desastre.” Iraora

“¡Sí, señor!” Soldado

El subordinado se inclinó cortésmente y se va.

“Tch, digo algo como eso, pero parece que tomará un buen tiempo para que este cuerpo se cure.” Iraora

Entonces mira hacia abajo con un rostro molesto hacia el centro del cráter.

“Laméntate en la otra vida, tú <Cruel> pedazo de basura.” Iraora

Iraora dice eso mientras escupe, después se va.

 


Notas del autor:

Hm… A decir verdad, quería escribir más acerca de Greyald.

Como lo que pasó durante el pasado medio año… O tal vez escribir sobre él en un capítulo extra.

En unos cuantos capítulos, el personaje principal va a…

 


Notas de la traducción:

[1] Forma coloquial de llamar a una mujer ligeramente mayor a uno.

 


 

Capítulo 104Índice – Capítulo 106

Un pensamiento en “Capítulo 105: El comienzo de la traición

  1. Pingback: Konjiki no word master: Capítulo 105 | Gustang translations

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s