Capítulo 113: Las contramedidas de Judom y una Nueva Traición.

Capítulo 112Índice – Capítulo 114

 

“… Ahora, ¿Explicarás que sucedió, Judom?” Rudolf

Judom esperó a Rudolf afura, naturalmente Eveam y su escolta dirigieron su hostilidad hacia él. Especialmente Marione que tenía un ambiente que estaba a punto de quebrarse en cualquier momento.

Aunque había muchos soldados en el área de los alrededores, ellos serían insignificantes si Marione enloquecía. Incluso Dennis estaba ocultándose secretamente detrás de él con miedo.

Sin embargo, Rudolf estaba interrogando calmadamente a Judom poniendo una cara inexpresiva.

“¿Cómo?” ¿La información del <Cuarto Sagrado> se esparció al exterior…?” Rudolf

“Tiene sentido, ese cuarto es un espacio completamente asolado desde el exterior. Se suponía que sería inaccesible porque la información del interior no debería ser capaz de escapar. A pesar de esto, ¿cómo?” Den1

Era una pregunta válida. Los guardias de afuera no deberían ser capaces de escuchar nada desde afuera del cuarto a menos que la persona de adentro del cuarto salga. Por eso, debería ser imposible que aquellos de afuera sepan algo a menos que la persona de adentro haya salido.

De la misma forma, la información en el cuarto tampoco debería ser capaz de escapar al exterior. Sin embargo, la realidad es que, el subordinado de Judom sabía sobre el accidente y apareció justo a tiempo. Fue tan misterioso que no pueden evitar interrogar sobre los detalles.

Eveam y su escolta estaba teniendo una duda similar hacia Rudolf mientras prestaban atención a Judom.

“Oe” Judom

Judom llamó a uno de sus subordinados a su lado. Entonces, una persona vino, él le susurró a Judom mientras mostraba una pieza de papel. Judom miró el papel mientras escuchaba su explicación. Aunque Judom mostró una expresión dudosa en el medio de la explicación mientras leía la carta, sonrió después.

“… Ya veo, como lo pensé, ese tipo hizo una jugada, eh. Bueno, esto es bueno, realmente fuimos salvados por eso, gracias.” Judom

El subordinado sonrió mientras salía del lugar.

“… Ahora bien, querías una explicación, ¿cierto? Este pa- no, la persona que envió esta carta merece el crédito.” Judom

“¿Dijiste carta?” Rudolf

Rudolf, que estaba intrigado, miró fijamente el papel con una expresión distante. Entonces, las respuestas seguramente están escritas en esa carta, pensó Rudolf.

“Esta cara está escrita de esta forma: La conferencia es un engaño, todo esto era una conspiración para la destrucción de los <Evila>. Por favor ayuda a la Maou… Eso es lo que dice. Estas palabras fueron escritas al inicio de la carta.” Judom

Después de la explicación de Judom, Rudolf tenía expresión seria a diferencia de hace un momento. Entonces, Judom continuó:

“Una cierta persona, envió esta información a mis subordinados. Bueno, yo dije que si había algo urgente, esa persona puede enviar información a esa ubicación, supongo que fue útil. Mis subordinados estaban sorprendidos, ¿sabes? Después de todo lo dicho y hecho, ese lugar era nuestro escondite, cuando pensaron el motivo de que un ave entrara al lugar, una carta podía ser vista en la ave enviada a mis subordinados.” Judom

Sin embargo, si el contenido escrito era normal, sus subordinados lo hubieran dejado pasar pero cuando vieron el nombre del remitente, ellos creyeron la información y se movieron inmediatamente como se les fue ordenado porque Judom tenía dudas sobre conferencia.

“Portnis, toma esto.” Judom

Mientras Judom dice eso, él le entrega una daga a ella.

“… ¿¡Esto es!? ¿¡La, <Reliquia del héroe>!?” Portnis

“Sí, mi subordinado lo buscó. Lo obtuvimos antes de tiempo cuando este fue escogido como el lugar para la conferencia. De cierta forma…fue una precaución, pero, no lo llevé porque no pensé que sería necesario.” Judom

Aun si Judom la cargaba, Portnis y los sacerdotes impedirían que lo lleve adentro. Dado que eso era seguro que sucedería, él se lo confió en las manos de su subordinado.

“Deberías llevarte esto.” Judom

“¿Es-Está bien que yo lo tenga?” Portnis

“Sí, tengo confianza en ti. Y también, llévate a los otros sacerdotes y salgan de aquí.” Judom

“… Entiendo.” Portnis

¿Este es el favor de una larga relación?, pensó Judom. Entonces Portnis llevó la daga con cuidado mientras guiaba a los otros sacerdotes y se fue del área, parecía haber entendido lo que Judom estaba intentando expresar.

“… demonios” Rudolf

“¿Hn?” Judom

“¿Quién demonios es esa persona? La persona que transmitió tal información.” Rudolf

Cuando Rudolf le preguntó amargamente a Judom, un nombre inimaginable salió.

“… Nazaar Skyride.” Judom

“… ¿Qué, qué dijiste?” Rudolf

He escuchado ese nombre, pensó Rudolf. Más bien, él había hablado con esa persona muchas veces. Nazaar era un pintor famoso, él había comprado varios cuadros de él. Hubía muchos lugares donde mostró los cuadros en el castillo. Esto era porque Rudolf era su fan.

Sin embargo, Rudolf no era el único que estaba sorprendido después de escuchar la identidad de esa persona.

“¿Na-Nazaar…? ¡Ju-Judom-dono! E-Ese hombre llamado Nazaar…” Eveam

Eveam retorció sus palabras mientras preguntaba por la confirmación.

“Sí, es exactamente lo que estás pensando ahora mismo Maou-chan. Esa persona, es el <Rango 3> de Cruel, Teckil Shizaa.” Judom

“Ya, ya veo…era él…” Eveam

Entonces, un suspiro cansado fue escuchado de algún lugar cercano. Eveam miró a sus alrededores.

“¿Hay algo malo?” Kiria

Kiria se inclinó en duda mientras miraba a Eveam.

“N-No, no es nada”. Eveam

Tal vez fue  solo mi imaginación, pensó Eveam mientras miraba de nuevo a Judom.

“Entonces, ¿sabe dónde está él ahora?” Eveam

“… Ah, sobre eso-“ Judom

“Si es él, debería estar bien. Su majestad.” Marione

Marione actualmente está apretando sus dientes mientras miraba furiosamente a los <Humas> en los alrededores. Su furia parece haberse acumulado considerablemente.

“Ciertamente, él tiene razón. Princesa…quiero decir, su majestad, deberíamos obtener rápidamente información sobre la <Capital demoniaca: Xaos>Aquinas

Cuando Aquinas a su lado dijo esas palabras…

“¡No es eso! ¡Ya deberías haberte dado cuenta! ¡Deberíamos castigarlos por traicionarnos!” Marione

Marione concentró su magia en ambas manos. La tensión corrió por los soldados en los alrededores. “¡Hiiii!”, gritó Dennis mientras era incapaz de retroceder por el miedo.

“¡Detén tus acciones, Marione!” Eveam

“¡Por qué me está deteniendo, su majestad!” Las personas de aquí son basura patética, de las que puedo deshacerme en unos minutos.” Marione

“¡Dije detén tus acciones!” Eveam

Eveam lo miró furiosamente.

“… Presumo que, tiene una explicación razonable para esto, ¿cierto?” Marione

“Tengo muchas preguntas sobre esto ahora mismo. Como el rey de Victoria dijo, los héroes y los <Gabranth> pueden haber cruzado el puente y atacado el continente demonio. Sin embargo, está Iraora que está protegiendo el <Puente Mütich>, e inlcuso Shublarz y Greyald también están presentes. Iraora nos hubiera informado si empezaban cruzar el puente antes de que nosotros hayamos cruzado el puente. ¿No es eso cierto, Kiria?” Eveam

“Es cierto. Yo siempre estaría informada si alguna información es enviada, si hay un anormalidad, su majestad será inmediatamente informada.” Kiria

Incluso si el enemigo tuviera un gran ejército, en el ejército <Evila> hay dos personas de <Cruel> e Iraora que era un antiguo <Cruel>, Eveam no pensaba que ellos serían fácilmente dominados.

Aun si es posible dominarlos, hay soldados en la <Capital Demoniaca>, en caso que se agoten para cuando llegaran ahí, Eveam pensó que ellos podrían defender el país.

En la ruta hasta aquí, incluso los héroes estaban presentes, no había señal de una pelea en el puente. Suponiendo que se rebelaran contra ellos, ella creía que Shublarz y los otros harían algo de una u otra forma.

“… Entonces, por ejemplo, si una guerra sucediera ahí, ¿ellos ya lo han suprimido?” Eveam

“Sí, nosotros, los <Evila> somos seres que aguantamos heridas sufridas por innumerables guerras, no somos tan suaves como para ser fácilmente suprimidos.” Kiria

“… Tienes razón. Entonces, significa que su traición solo se derrumbará desde ahí.” Marione

En ese momento, Marione expresó una sonrisa con un sentido de superioridad. Entonces miró a Rudolf que no había hablado en un largo tiempo con sus ojos cerrados.

“Hump, parece que tu plan ha fallado. Es porque nos subestimaste.” Marione

Aunque Marione dijo esas palabras hacia Rudolf, él respondió con un…

“… Ja ja ja.” Rudolf

Por alguna razón, él empezó a reírse repentinamente.

“Aparentemente todas mis especulaciones parecen no ser erróneas.” Rudolf

Después que se rió por un tiempo, Rudolf abrió sus ojos y miró a Marione.

“Ah, mis disculpas por reírme. Ehem, aunque esto ciertamente difiere del escenario que había planeado…he anticipado que esto podría pasar.” Rudolf

“Hump, no finjas.” Marione

“Ja ja ja, Maou.” Rudolf

Él llamó a Eveam mientras ignoraba las palabras de Marione.

“… ¿Qué?” Eveam

“Dijiste que crees en los <Evila>, ¿cierto?” Rudolf

“Sí, creo en mi familia.” Eveam

“Ya veo, entonces suponiendo que uno de los miembros de tu familia te odie, ¿Qué harás?” Rudolf

“… Qué es eso tan repentino.” Eveam

“Incluso los <Evila> tienen sentimientos. También tienen voluntades. Si ese es el caso, también tienen pensamientos personales. O, ¿estás diciendo que todos los <Evila> juran un juramento de lealtad hacia ti? ¿No es esa tu arrogancia?” Rudolf

Eveam frunció por las repentinas palabras que él le dijo.

“Yo lo pensé detenidamente. Sin embargo, aun si los <Gabranth> están de tu lado, que son la potencia más alta de guerra, ¿crees que pueden cruzar el puente a la fuerza por tus acciones tontas? Hay la posibilidad de que el puente sea destruido, ¿sabes?” Eveam

Ciertamente, eso es posible, pensó Rudolf. El <Puente Mütich> no es tan fuerte. Se romperá fácilmente si tales fuerzas pelean en el puente. Por eso, él no seleccionó esa ruta.

“Te diré algo bueno, Maou. Aunque pueda sonar increíble, la potencia de guerra de aquí, todos deberían haber cruzado exitosamente hacia el continente demoniaco.” Rudolf

“¡E-Eso no es posible!” Eveam

“¿No es posible? ¿Por qué?” Rudolf

“Ciertamente, hay una pequeña posibilidad donde ellos pueden cruzar peleando con ellos. Sin embargo, ¡no saldrán ilesos! También, en la ruta hacia aquí, vi a los héroes. En otras palabras, ellos no han cruzado en ese momento.” Eveam

“…….” Rudolf

“Aun si cruzaron después, hay compañeros en quienes confío ahí. Hay tres personas ahí que están entre la potencia más alta de guerra.” Eveam

Ella admite que incluso Iraora era una persona influyente digna de ser mencionada en ese grupo.

“Por eso, ellos no pueden salir ilesos si tienen una batalla ahí.” Eveam

“… También te diré otra información interesante.” Rudolf

“¿Qué….?” Eveam

“Los héroes han cruzado al continente demoniaco…antes de que ustedes cruzaran el puente.” Rudolf

“¿¡Qué!?” Eveam

Eveam se paralizó al no ser capaz de entender el significado de las palabras de Rudolf.

“¡E-Eso es incluso menos posible! ¡Iraora siempre está vigilando el puente ahí, yo debería haber sido informada si había una batalla!” Eveam

Ella levantó su voz con todas sus fuerzas, Rudolf, que vio eso, suavizó inconscientemente sus mejillas.

“Te lo dije antes, ¿cierto? Los héroes han cruzado de forma segura.” Rudolf

“Y yo te dije que-” Eveam

En ese momento, Aquinas pone una mano en su hombro para interrumpir sus palabras.

“… ¿Aquinas?” Eveam

Aquinas dirige su mirada hacia Rudolf.

“Ya veo, si tomo lo que dijiste como verdadero, entonces, Iraora es…” Aquinas

“… Así es, él es uno de los <Evila> de mi lado.” Rudolf

Fueron dichas palabras que causaron que Eveam se paralice de nuevo.

Eveam cerró y abrió su boca, pero nada salió. Probablemente porque estaba sorprendida por lo que dijo Rudolf.

“Dado que él decidió unirse a nuestro lado, decidimos proceder con este plan.” Rudolf

“¿Iraora es un traidor…?” Marione

Fue Marione quien murmuró esas palabras, aunque él tampoco cree completamente sus palabras, si suponiendo que esas palabras fueran ciertas, entonces sus motivos para el ataque eran plausibles.

“Ja ja ja, la existencia llamada <Evila>, parece estar encadenada a la traición. ¿No lo crees? Como tu raza traiciona a su propia raza.” Rudolf

“… Mentira.” Eveam

“¿Hn?” Rudolf

“¡Tus palabras no tienen fundamento! ¡Solo estás diciendo cosas para provocarnos!” Eveam

“… Jah, ¿de qué se agitan a estas alturas? Sabes, no necesitas creer forzadamente en mí, sin embargo…” Rudolf

Entonces Rudolf, miró a cierto lugar.

“Viéndolo con tus propios ojos, ¿definitivamente lo creerás?” Rudolf

“… Qué estás dici….ugh… ¿Eh?” Eveam

Eveam notó una sensación de debilidad en su cuerpo. Ella comprendió que la sensación estaba viniendo desde su pecho, y bajó la mirada allí.

Esto es extraño. Es extraño. Extraño. ¿Por qué puede ver la mano de alguien atravesando su propio pecho?

Y por qué es que, reconozco esta mano, pensó Eveam. Aunque no quería considerarlo, ella tenía que confirmar el dueño de esa mano.

Por el dolor, su cara envuelta por la mortificación confirmándolo. Aun así, ella volteó su cara lentamente, para ver la cara de la persona que estaba detrás de ella.

Cuando vio esa cara, un shock corrió a través de todo su cuerpo. ¿Pero qué…? ¿Por qué tú…

“…estás ahí…Kiria?” Eveam

 

Capítulo 112Índice – Capítulo 114

2 pensamientos en “Capítulo 113: Las contramedidas de Judom y una Nueva Traición.

  1. Pingback: Konjiki no wordmaster: Capítulo 113 – Gustang translations

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s