Capítulo 117: Pedido de la Reina Demonio

Capítulo 116Índice – Capítulo 118


 

Eveam no notó el cambio en su tono. Sin embargo, ella se sintió aliviada de alguna forma mientras una sensación agradable de seguridad residía en su corazón.

Aunque Hiiro no estaba al tanto de su situación, mientras que él simplemente había manifestado lo que lo estaba preocupando, Eveam fue quien se había preocupado.

“¡P-Por cierto Hiiro!” Eveam

“¿Ah? ¿Por qué está roja tu cara?” Hiiro

“¡N-No te preocupes por eso! ¡Es solo que algo anda mal con el aire acondicionado de aquí!” Eveam

“¿Es por eso?” Hiiro

Si Hiiro tuviera que dar su opinión, él sentía que el lugar era frio. Además, él pensó que su cambio de tono era inusual mientras inclinaba su cabeza a un lado.

“H-Hiiro, eres un aventurero, ¿cierto?” Eveam

Ella regresó a su tono anterior. Aunque Hiiro pensó que el tono previo le quedaba mejor, él lo ignoró ya que no le interesaba mucho.

“Supongo.” Hiiro

“¿Cuánto tiempo estarás aquí?” Eveam

“Quién sabe, depende de mi objetivo.” Hiiro

“Ah, ¿el asunto sobre la <Gran Biblioteca Fortuna> que hablaste hace rato?” Eveam

“Sí…o quizás deba decir que si en verdad eres la Reina Demonio, puedes darme el permiso, ¿cierto?” Hiiro

En ese momento, ella finalmente notó sus intenciones. Hiiro, que solo estaba medio convencido, preguntó porque él no sabía si ella era la Reina Demonio o no.

“Sí, si me lo pides, puedo otorgarte el permiso. Sin embargo, no importa cuánto quieras leer en el <Sótano 5>, hay libros prohibidos, documentos antiguos y otros libros atesorados que no pueden ser sacados de las premisas. No puedo otorgarle el permiso a una persona en la que no puedo confiar al instante.” Eveam

Tiene razón sobre eso. Hiiro consideró que su punto de vista era justificable. Pensó que no tenía alternativa más que poner sus expectativas en Liliyn y su grupo.

“Sin embargo, si Hiiro quiere escuchar mi oferta, podría otorgarte el permiso.” Eveam

Sus cejas se movieron mientras él ponía su mirada en ella.

“Una oferta, ¿dices?” Hiiro

“Sí, en otras palabras, un pedido. Por supuesto, yo crearé el contrato. Aunque eso es solo si a Hiiro no le importa.” Eveam

Hiiro pensó en la intención de sus palabras. Ella no parece estar mintiendo. Si en verada es la Reina Demonio, él pensaba que sería un gran trato.

Seguramente, no hay mejor oferta para mi objetivo si recibo el permiso directamente de la persona con mayor autoridad en el país, pensó Hiiro. Aunque se sentía mal por Liliyn, no había garantía de que ella obtendría el permiso. Por eso, cuando hay un método más confiable, él escogería ese sabiamente.

Sin embargo, esta Reina Demonio… Más bien, aún no sé si en verdad es la Reina Demonio. Aun así, su pedido no parece ser uno normal. Hiiro

Aunque Hiiro recibió muchos pedidos hasta ahora, era su primera vez recibiendo uno directamente de un mandatario. Por eso, no podía discernirlo. Aunque pensó que ella posiblemente podría hacer un pedido irrazonable, él juzgó que valdría la pena simplemente escuchar su historia.

“… ¿El contenido del pedido?” Hiiro

Instantáneamente, la expresión de Eveam se endureció.  Simplemente con observar eso, Hiiro sabía que lo que ella iba a pedir no iba a ser un simple pedido caprichoso.

“Sí sabes sobre la conferencia que se llevará a cabo en una semana, ¿cierto? Bueno, sobre esa conferencia-“ Eveam

“Espera un segundo.” Hiiro

“… ¿Qué sucede?” Eveam

“¿Conferencia? Si no me equivoco, aunque he escuchado ese tipo de rumores antes de venir aquí, ¿dijiste en una semana? Si eres la Reina Demonio, ¿realmente deberías estar en un lugar como este? Hiiro

“……” Eveam

Repentinamente, ella desvió la mirada.

Ah, esta persona realmente huyó del castillo, o eso es lo que Hiiro pensó.

Quizás no fue capaz de soportar la presión, y parece haber venido aquí para tomar un respiro, eh… Hiiro

Mientras pensaba eso, él miró hacia el tendero. Ella asintió ligeramente en respuesta, al parecer intentando transmitir la idea que él estaba pensando era lo correcto.

“Jah, bueno, suficiente sobre ti.” Hiiro

No significa que he decidido que eres la Reina Demonio, pensó Hiiro.

“Esa conferencia será realizada en una semana. Si recuerdo correctamente, fue llamada <Conferencia dela Alianza Humas-Evila>Hiiro

“Sí, sin embargo…” Eveam

Por algún motivo, su expresión se oscureció.

“… Ocurrirá algún tipo de problema. Más bien, ¿estás pensando que hay la posibilidad de que algo sucederá?” Hiiro

“……” Eveam

“Ese silencio significa que tengo razón. Sin embargo, para empezar, no es inusual que algún peligro ocurra durante la conferencia, ¿sabes?” Hiiro

“Eso es…cierto. Sin embargo.” Eveam

“¿Dónde es? El lugar de la conferencia.” Hiiro

“No es posible decirlo. Al menos, hasta que firmes el contrato.” Eveam

Si ella fuera a mencionar fácilmente el lugar en este momento, Hiiro probablemente la menospreciaría. Además, si ella le dice descuidadamente tal información confidencial como la ubicación de la conferencia, ella sería descalificada como la Reina Demonio.

“Entiende. Entonces apúrate y dilo. ¿Qué estás buscando de mí?” Hiiro

“… Quiero que te conviertas en alguien que ayude a este país.” Eveam

“……” Hiiro

“No quiero creer que sucederá, pero puede que haya algunos movimientos imperceptibles en el continente <Humas>. Cuando el país se vuelva desarmado, quiero que me prestes tu poder para convertirte en la defensa de este país.” Eveam

Aparentemente, ella no podía defender su país por ella misma ya que se dirigiría a la conferencia. Los <Humas> puede que intenten y ataquen este lugar cuando se presente la oportunidad. En otras palabras, actualmente ella estaba sufriendo de una ligera ansiedad provocada por la posibilidad de la traición.

Si algo como eso fuera a pasar, Eveam quería pedirle a Hiiro ayuda para asegurar que ningún lado termine dañado.

“He sido capaz de entender el poder de Hiiro observando lo de hace rato. Ese poder mágico terrorífico, más bien, tu magia…probablemente es una Magia Única, ¿cierto?” Eveam

Hiiro estaba sorprendido en su mente mientras mantenía su cara inexpresiva. Él no había anticipado ser expuesto instantáneamente.

“Tengo confianza en mi percepción mágica. No sentí ningún atributo en la magia que usaste en ese momento… Por eso, debe ser un atributo único.” Eveam

“… Quién sabe.” Hiiro

“No tengo intención de hacerlo público. Lo que necesito es un poder genuinamente defensivo. Si es Hiiro… Si eres el propietario de ese poder que hace lo que desees, puedo esperar que sea una de las defensas de este país.” Eveam

Parece que incluso si la engaño, ella ya parece tener una fuerte confianza en mí. Pensó Hiiro mientras suspiraba.

“Es una habilidad conveniente. Aunque, ciertamente uso una magia única, ¿quieres que demuestre mi poder en casos de emergencia?” Hiiro

“Es correcto. Esto es estrictamente solo una precaución hasta el final. Por supuesto, sería bueno si nada sucede.” Hiiro

Entonces, ella relajó lentamente sus mejillas.

“Te otorgaré el permiso de entrada para el <Sótano 5> de la <Gran Biblioteca Fortuna>Eveam

“… Una promesa verbal, eh.” Hiiro

“No, ya lo dije antes, ¿cierto? Firmaremos un contrato.” Eveam

Al instante, ella sacó una hoja de papel desde el bolsillo de su pecho. Aún no había nada escrito. Mordió su dedo con sus dientes y usó esa sangre para escribir las palabras.

Hiiro confirmó firmemente las palabras escritas dentro del contrato. El contenido implicaba los detalles del pago del pedido. Además, las políticas de cumplimiento también habían sido escritas ahí, como si impidiera que el contratado rompa y abandone el contrato a mitad del camino.

“Este es el <Pergamino de Contrato>. La persona que firma esto tendrá su alma cortada suponiendo que roma su palabra basado en lo que estaba escrito en el contrato.” Eveam

“… En otras palabras, nuestras vidas serán arrebatadas.” Hiiro

“Eso es correcto.” Eveam

Qué contrato más aterrador, Hiiro suspiró mientras se daba cuenta de los riesgos. Ciertamente, podrá estar bien informar al otro lado la ubicación de una reunión tan valiosa si han firmado este contrato, pensó Hiiro.

Ella pensó que Hiiro podría rehusarse. Aunque Hiiro definitivamente era fuerte, él era un aventurero que no quería participar en guerras. Además, ella tenía una vaga impresión de que a él no le gustaba el contrato. Sin embargo, ella estaba muy interesada en el potencial de Hiiro.

Eveam entendió que Hiiro poseía una abundante cantidad de poder mágico. Su nivel probablemente también era alto, de acuerdo a su magia. Por alguna razón, ella fue capaz de entender que su nivel también podría ser más alto que el de ella, la Reina Demonio. Pero que a una persona excepcional aparezca en este tipo de situación, ella creyó que podría ser algún tipo de revelación o algo hacia ella.

Por esta razón, Eveam quería la ayuda de Hiiro a cualquier costo. Ella fue atraída no solo por su fuerza, sino también notó algo que su corazón parecía estar atraído en de alguna forma hacia Hiiro. A pesar de eso, la mayoría es puramente por su poder, pensó ella.

Si es Hiiro, entonces él sería apropiado como una defensa efectiva para el país, se imaginó ella. Aunque ella colgó la carnada enfrente de Hiiro, ella sintió vagamente que Hiiro parecía estar malhumorado basado en su negociación. Sin embargo, no era algo de lo que ella debería preocuparse ahora mismo.

Sin embargo, aunque ella estaba preocupada de que Hiiro pueda rehusar el pedido, ella se endureció reflexivamente cuando Hiiro respondió.

“¿Entonces? ¿Dónde debería firmar?” Hiiro

Aunque Hiiro le preguntó de esa forma, Eveam se endureció mientras observaba sospechosamente a Hiiro.

“Oye, dime donde firmar, rápido.” Hiiro

“Eh, ah, ah… Pe, Pero, ¿en verdad está bien? Hay una posibilidad de que pueda convertirse en una guerra, ¿sabes?” Eveam

“No me interesa. Aun si se convierte en una guerra, no soy una persona que moriría por algo como eso.” Hiiro

¿Cuánta auto-confianza tienes ahí?, Eveam quería preguntar. Sin embargo, dejando eso de lado, Eveam no pudo evitar sentirse alegre de que Hiiro firme el contrato.

“A-Aquí, firma aquí.” Eveam

Su tono acaba de cambiar de nuevo, pensó él. Entonces, en el momento que Hiiro firmó el contrato con sangre de la misma forma que ella…

*¡Pikaaaaaaaaaaa!

El <Pergamino de Contrato> empezó a tener una luz tenue. Después, el papel se convirtió en partículas mientras se dividía en dos y fue absorbido en el pecho de las dos personas.

“Fu~. Con esto, nuestro contrato está completo.” Eveam

“Tu tono cambió, ¿sabes?” Hiiro

“¡Con, con esto, nuestro contrato ha sido establecido! ¡Y no comentes sobre mi tono!” Eveam

Ella no da nada de miedo, pensó Hiiro mientras la Reina Demonio le gritaba con un rostro rojo. Por eso, después que el contrato fue establecido, Hiiro recibió los detalles sobre la conferencia que tomará lugar en una semana a partir de ahora.

*Karan koron.

“¡Maestro! ¡Fui capaz de encontrar la posada! ¡Por favor, felicítame!” Nikki

Nikki apareció alegremente. Sin embargo, había una sombra detrás de ella.

“Oh querida~, así que estabas aquí, su majestad~” Shublarz

Eveam miró a la mujer cautivadora que apareció en la vestimenta de una bailarina, con sus abundantes pechos expuestos. Eveam puso una expresión decepcionada mientras murmuraba “Fui encontrada”.

“En verdad, Marione y Kiria están molestos~ ¿sabes?” Shublarz

“M-Me disculpo. Regresaré de inmediato.” Eveam

“Por favor hágalo~, ¿hm? Oh my, ¿una cita secreta con un hombre? Hm~, en verdad no puedo dejarte cuando estás arrinconada, su majestad~” Shublarz

Shublarz la molestó mientras miraba a Hiiro… Aunque ese no era el caso, la cara de Eveam se puso bien roja.

“¡N-N-N-No es una cita secreta! ¡Y, n-n-n-no busco este tipo de cosas cuando estoy arrinconada!” Eveam

“Fu fu fu fu~…” Shublarz

Entonces ella observó silenciosamente a Hiiro.

“¡Ven! ¡Vayamos rápidamente! ¡Hay muchas cosas que tengo que hacer!” Eveam

“¡Ah~! ¡Ahh, su majestad, como lo desee su majestad~! Shublarz

Eveam caminó hacia la puerta, pero se detuvo repentinamente, y entonces miró hacia la dirección de Hiiro.

“¡Entonces Hiiro, contaré contigo! Pero no seas demasiado imprudente, ¿está bien?” Eveam

Después que dijo esas palabras, ella salió de la tienda.

“Oh querida, el tono de su majestad fue… Hm~ ya veo~” Shublarz

Mientras decía eso, ella miró una vez más hacia la dirección de Hiiro.

“Fu fu fu, parece que su majestad está en deuda contigo, gra~ci~as~” Shublarz

Ella le guiñó a Hiiro y salió de igual forma de la tienda.

“… ¿Qué rayos fue eso?” Nikki

Nikki inclinó su cabeza a un costado incapaz de entender toda la situación.

“Quién sabe, solo acabo de recibir un pedido de una mujer extraña.” Hiiro

“… ¿Un pedido?” Nikki

Después de eso, Hiiro le enseñó a Nikki lo que iba a pasar en una semana. Le informó los detalles sobre una alta posibilidad de que este lugar se convierta en una zona de guerra. Después le ordenó a Nikki que podrían enfurecerse si la ocasión lo amerita. Aun así, por algún motivo, Nikki dijo “Estoy ansiosa de probar mis habilidades~zo!”, en una forma motivada.

Sin embargo, y pensar que ella en verdad era la Reina Demonio… Aun así, no importa como la vea, se ve igual que una chica ordinaria. Hiiro.

En ese momento, el siguiente pensamiento no entró en la mente de Hiiro. El hecho de que los eventos de a partir de una semana tendrían importancia hasta tal punto. Ciertamente, Hiiro posiblemente no pudo haberse imaginado eso.


 

Capítulo 116Índice – Capítulo 118

2 pensamientos en “Capítulo 117: Pedido de la Reina Demonio

  1. Pingback: ¡Konjiki: Cap 117! – Gustang translations

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s