Capítulo 10: Los bandidos compraron esclavos

Capítulo 9ÍndiceCapítulo 11 


 

Dos días después de que los bandidos perdieran a cinco recién llegados, el jefe bandido trajo a unos nuevos con él.

Con la increíble cantidad de dieciocho personas… dado que de las siete personas que trajo originalmente cinco murieron, y con la llegada de los nuevos, otras ocho personas murieron en batalla, debido a esto solo quedaron diez en total.

Entonces con estos nuevos sujetos, terminaron siendo veintiocho personas en total, un incremento 2.8x veces más grande. De donde él los encontrará… y cuando estaba pesando esto, noté que dos de ellos estaban siendo atacados por aventureros, que habían sido atados para ser usados para sacrificios. Bueno y de esta manera, quedan veintiséis. ¿Acaso este no es el tamaño de una pequeña aldea?

— Oh, aparte de esos dos sacrificios, todos ellos son esclavos.

— ¿Cómo sabes eso?… Ah, ¿los collares? Bueno, dos sacrificios… Está bien, creo que agregaré dos salas más en la parte trasera. Como era de esperar, esto es una prioridad para estar seguro de que quepan para que nosotros obtengamos DP…

Mirado desde arriba, agregué una sala con forma de un cuadrado en la parte superior derecha. Mejor aún, ¿Está bien que los esclavos sean vendidos a los bandidos en este mundo?

— Escuché que los humanos que cometieron crímenes son convertidos en esclavos criminales, pero…

— Entonces los bandidos ¿están comprando criminales? Ellos están en fila…

Bueno, ellos son obviamente no-combatientes… Pero hay alguna mujer, o mejor dicho una niña pequeña.

En este mundo,  no hay razón para verse sucio dado que existe magia de la vida.

… Sí, los ojos de ellos están llenos de malicia, y además están semidesnudos.

¿Pero qué demonios? Acaso el esclavo que el jefe bandido cargaba ¿no tiene, un único digito de edad? Entonces ellos compraron a una niña, con ojos sin lustro, asemejando a los de un pescado muerto. ¿O acaso el planeará criarla como su hija? oye, ella incluso tiene orejas de perro… espera un minuto ella es…

 

Ella     es        una     esclava          sexual.

 

¡Tú lolicon! ¡Vienes aquí a generar una escena de R18! Bueno, solo eran hombres hasta ahora…

Quitándoles los trapos que ella usaba como ropa, él la acarició con manos sospechosas de no haber usado magia de limpieza, pegó su cara haciendo un sucio sonido, empujándola hacia la cama…ah sí. CORTEN.

Ella tiene ojos como los de un pescado muerto, una perfecta muñeca.

— Wooow… wooooow, increíble… No sabía que los humanos podían tener un comportamiento reproductivo con ese cuerpo tan pequeño, woo—… ¿¡Acaso Kehma está deseoso por mí?!

— No, a mí no me gusta forzar a la gente, y para empezar ¡alguien tan pequeña como tú no está en mis gustos! ¡No soy un lolicon!

— ¿Pero evaluaste mis piernas no? Al igual que la esclava de ese humano.

— Los dos pies de ella están andrajosos, a pesar de que tienen buena forma, es un desperdicio. Mierda, me encantaría que al menos ella usara unos buenos calcetines.

… Si fuera posible, unos calcetines que le llegaran hasta la rodilla serían muy buenos, unos blancos calcetines que llegaran hasta la rodilla, o quizás unos negros, No quizás calcetines no, pero un collar y unas medias que concordaran con esa importante parte de perro que tiene, ¿las orejas de perro?[1]

… Oye, borra a esos sucios bandidos que están en la pantalla.

— Tengo el presentimiento de que solo terminará en diez minutos a lo mucho…

— No les prestes atención. Bueno, me voy a acostar… el DP que obtuvimos de los sacrificios esta vez fue muy bueno.

 

***

 

Por eso es tan bueno ser un bandido…

No puedo entrar en la ciudad normalmente, e ir de compras cuesta más con un intermediario de por medio. A pesar de que hablo con los vendedores ambulantes para no romper nuestra coartada, ellos toman ventaja de nosotros y suben los precios.

Nosotros tenemos que hacer reparaciones del tipo amateur a nuestras armas por nuestra propia cuenta, dado que ni siquiera podemos ir con un herrero, por esa razón nosotros solo usamos armas contundentes. El hecho de pensar que podría romper mi arma cuando estoy peleando me da escalofríos hasta la medula.

Oro, nuestras vidas son consumidas para ganarlo, a pesar de que creo que es mejor arriesgar la vida como un mercenario.

Sin embargo, con fuerza suficiente se puede robar cualquier cosa. A pesar de que la entrada de dinero no es estable, las ganancias son enormes. Aunque, en mi tiempo como mercenario escuché que era posible unirse a algo llamado el «Gremio Oculto».

No atacar a los vagones de transporte que tienen la marca del «Gremio Oculto», esa es la regla, pero ellos también tienen sus propios méritos.

Como el cual, tú puedes obtener cualquier cosa mientras tengas el dinero suficiente… bueno, es caro en cualquier caso.

Otra cosa es el burdel… a pesar de su aparecía, es la de una tienda de campaña en los barrios bajos; tiene mujeres[2]. Dado que los bandidos no pueden entrar en la ciudad, nosotros no podemos ir a burdeles normales, pero el deseo carnal solo se acumula. La mayoría de los aventureros son hombres, y las mujeres aventureras solamente triunfan porque atraen la atención y son difíciles de atacar por esa razón. Sin embargo, no podemos hacer nada a excepción de obtener los servicios de las prostitutas del «Gremio Oculto».

Incluso el jefe bandido tiene que venir al burdel del «Gremio Oculto» para eso.

Encima que no tienen mujeres satisfactorias, solo el precio es igual al promedio en los prostíbulos de alta calidad de todo el pueblo.

Aun así, no puedes comprar una buena mujer sin el dinero para ello…

Entonces lo mejor sería solo pagar los servicios de una. Con eso en mente, el jefe bandido compró la mujer más barata.

Una niña semi-humana que ni siquiera alcanza una edad suficiente para cubrir los dos dígitos. No era humana. La más barata prostituta que él «Gremio Oculto» podía ofrecer, ni siquiera tenía ropa con que cubrirse, solo tenía un collar para esclavos.

Tampoco estaba entrenada, no sabía hacer nada por sí misma.

Si al menos hubieran cortado sus orejas y cola para asemejarse a un humano; ni siquiera eso estaba hecho. Más bien, hubiera sido una molestia pagar por un semi-humano para que sea tratado con magia de recuperación, o quizás por las excentricidades de alguien. Si no usas magia de recuperación, ella probablemente estaría en peligro de morir… ¿O los cadáveres son mejor?

Sin embargo, es demasiado pequeña para poder meterlo. Es ridículo para ella llamarse prostituta.

Es demasiado pequeña, pero mujer es mujer. Al tocar los delicados brazos que parecían que fueran a romperse del contacto, la jalé hacia mi lado.

La sensación al tocarla no estuvo mal. Más bien, la joven y suave piel era un recordatorio de los lujosos burdeles de prostitutas que yo recurría en mis tiempos gloriosos de mercenario. Fue excitante.

 

Después del acto, el jefe bandido decidió comenzar comprando esclavos criminales.

El «Gremio Oculto» negocia con todo tipo de esclavos, los esclavos próximos a morir eran baratos, los esclavos en buena forma eran caros.

Matar aventureros redujo el número de recién llegados que yo tengo, entonces sería mejor obtener esclavos criminales que tengan experiencia matando.

Eso era lo que el jefe bandido estaba pensando.

Tarde o temprano mis subordinados también necesitarán esclavos sexuales… A pesar que los esclavos sexuales son más caros que los esclavos criminales, esto no se pueden evitar, ya que los esclavos sexuales son artículos de lujo, voy a comprar alguno si queda un poco en los fondos.

El jefe bandido alineó a los esclavos que compró. La niña semi-humana que compró del burdel también estaba alineada. Aunque él sentía que el dinero que había gastado en el burdel anteriormente había sido desperdiciado, pero dado que fue barato, él decidió comprarla. Los esclavos criminales también eran asquerosamente baratos. O mejor dicho, ellos estaban casi gratis, incluso había una oferta para tomar otros esclavos también. Él se preguntaba si ellos iban a ser desechados, puesto que sus precios incluso eran más baratos que comprar diez piezas de pan negro.

Él cómodamente acarició la niña esclava que fue casi libre de cargo…recordando la sensación de una prostituta de clase alta, el jefe bandido sentía que había obtenido beneficios.

Y mientras esto se convierta en tu propiedad, no debes preocuparte por una multa por romperla o cortarla, es tu responsabilidad si le amputas las orejas y cola o si le abres agujeros que no puedes usar con un cuchillo.

—… ¿Debería esperar a cortar sus orejas y cola hasta que crezca un poco más? Sería un desperdicio que muriera después de pasar por tantos problemas. Además, al menos quiero quitarle lo principal de ella.[3]

Cargando la lenta semi-humana niña que caminaba despacio, el jefe bandido se dirigía hacia la «Cueva Ordinaria».

En el camino, me encontré con un par de aventureros que localicé desde atrás; los capturé vivos.

Justo a tiempo. Con esto tal vez nosotros tengamos otra sala para colocar a los esclavos.

— Tengo tanta suerte.

Kukuku, el jefe bandido reía.

 


[1] ESAS importantes partes de perro que tiene😛

[2] Recuerden que las tiendas de campaña vienen en muchos tamaños.

[3] La virginidad :v

 


Capítulo 9ÍndiceCapítulo 11 

Un pensamiento en “Capítulo 10: Los bandidos compraron esclavos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s