Capítulo 116: Contacto

Capítulo 115ÍndiceCapítulo 117


 

Decidimos comenzar nuestro acercamiento al lobo negro.

Aunque parece que se despertó, no está haciendo mucho salvo menear su cola negra de un lado a otro.

De alguna forma, por como se ve, parece que está protegiendo el dungeon core. Es más, sería genial si lo siguiera haciendo de verdad.

 

Y así hice que el golem mensajero corriera allí.

Me hubiera sido posible sacarlo directamente fuera del núcleo falso, pero no quería perturbar accidentalmente al lobo negro.

Tomé posición afuera de la sala del jefe con el golem teléfono de hilo en mi mano.

… Planeo escapar si el lobo ataca, con Rokuko recogiéndome mediante la función del dungeon.

Eso podría no suceder, pero no hay razón para no ser cuidadoso con esto.

 

— [¡Nuestras preparaciones están listas! Puedes empezar cuando quieras.]

 

Fue la voz de Rokuko. Si estoy dentro del dungeon, podemos comunicarnos a través del menú incluso sin usar el golem teléfono de hilo.

 

— Bueno entonces, supongo que es momento de comenzar.

 

Mientras observaba lo que sucedía en la habitación del núcleo a través del monitor, moví al golem haniwa de arcilla hacia adentro.

Cuando el golem se asomó tímidamente a la habitación del núcleo, el lobo negro se levantó abruptamente.

… Abandoné la idea de hacer que el golem haniwa de arcilla avanzara más en la habitación y decidí sólo comenzar a hablar.

 

— ¿Quién eres?

 

Las orejas del lobo se retorcieron… Podría ser capaz de responder si hablara, pero, ¿realmente puede?

 

— [Gurururu… golem extraño. Tú, ese de ahí, ¿qué eres?]

 

¡Ooh! ¡Habló! ¡Este lobo puede hablar como una persona! Vamos a  presentarnos.

 

— Soy el maestro de este lugar, Kehma. ¿Quién eres? Si tienes un nombre, ¿cómo te nombras a ti mismo?

[Un nombre. ¡Tengo uno! ¡Yo, soy Rin! Este lugar, ¿es tu, casa? Obedientemente, ríndela, ante mí. Si lo haces, te perdonaré, la vida.]

 

Se llama Rin, ¿eh? Usa muchas comas. Aun así, puedo entender qué es lo que dice justo ahora. Quiere que “rinda mi casa”… ¿Quiere hacerla su base?

¿Es que vino porque quiere invernar o algo así?

 

— [Hey Kehma, ¿qué fue eso de hace un momento?]

— ¿Nn?

 

Una transmisión de Rokuko vino del menú… ¿Qué?, ¿eh? Así que, ¿no pudo escucharlo? Sin embargo, Rokuko debería haber sido capaz de oírlo.

Ah, no, cierto. Es Función de Traducción-san haciendo su trabajo. Puedo entender incluso si está hablando en idioma limo o idioma lobo y aun así lo traduciría apropiadamente, en verdad asombroso.

 

— Y debido a eso, podemos negociar apropiadamente.

— […Entiendo. ¿Dijiste que se llama Rin? Si el lobo ataca, te recojo.]

 

Brevemente le conté a Rokuko y regrese a las negociaciones con el lobo.

 

— [¿Qué, eliges? ¿Quieres, ser devorado? Kehma.]

— Déjame pensarlo por un momento.

— [Tengo, hambre, mejor, apresúrate. Ku, ku, ku, ku.]

 

Esa risa se sentía mal de alguna forma, como monótona. ¿Es porque es un lobo?

 

— … Entonces, ¿quieres comida? ¿Qué es lo que…? ¿Rin, qué comes?

— [Como, cualquier cosa. ¡Incluso, golems!]

 

Abrió su hocico totalmente negro, apuntando al golem mensajero, amenazándolo con sus colmillos oscuros.

… Ah, cierto, cree que soy un golem, ¿eh?

Bueno, como sea. Si es una cosa viva que necesita comer, puede que sar capaz de ganarmela con comida.

 

— Comes golems, ¿eh? ¿Cuántos comes por día? Te alimentaré.

— [… ¿Venderás, a tus camaradas?]

 

Rin habló con una voz profunda, cargada con un sentimiento sombrío.

Siento como si mi reputación fuera a caer si respondo que sí.

 

— Se podría decir eso, pero dijiste que estabas bien comiendo cualquier cosa que se mueva.

— [¿Es, eso? ¿Tú, kehma? ¿Un golem, cierto? ¿No eres, el maestro, de esta cueva?]

 

Entonces de verdad creé que soy un golem. En otras palabras, piensa que soy alguien que vendería a mis seguidores incluso si son de la misma raza o algo así. En verdad, ¡soy suuuuper agradable con mis compañeros, ¿sabes?!

Empecé a corregirlo, pero me detendré por el momento. Quiero evitar decir que soy un dungeon master. Es un secreto que Haku-san me dijo que debía ser protegido de forma absoluta hasta  que nos convirtiéramos en camaradas.

Si este sujeto tiene un dueño humano y esa persona se presenta para recuperarlo, se filtraría.

Aun así, probablemente sea bueno decir que no soy un golem. Viendo su reacción de hace un momento, parece como si no le agradara la gente que vende a los de su propia raza, por lo que las negociaciones podrían ser obstaculizadas.

Y debido a eso, decidí decirle que no soy un golem sin decirle mucho tampoco.

 

— No me malinterpretes, no soy un golem.

— [¿No eres, un golem…? Cierto, te ves, extraño. Eres como, el fuerte, en la última, habitación, y el otro, antes de ese. ¿Eran esos, tus padres?]

 

Nuestra conversación no avanzó en absoluto incluso aunque le dije que no soy un golem. Es más, una familia haniwa golem, ¿eh? Es un nuevo escenario.

 

—No, yo los hice.

— [¿¡!? ¿¡Tú eras, el padre, entonces!?]

 

¿¡Por qué es tan problemático corregirle!? Bueno, el punto de que yo los hice no es incorrecto y no puedo pensar en una buena forma de decirlo… ¡Síp, vamos a dejarlo así!

 

— Por el momento, si quieres comer golems, solo dime cuantos quieres que te dé. ¿Qué tal?

— […No me gustan, mucho, los golems. No son, sabrosos.]

— ¿Es eso? Entonces, ¿qué quieres comer?

— [¡A ti!]

 

¿¡La conversación se fue totalmente a ninguna parte!?

¡Grah, no entiendo qué es lo que piensa! ¡No está más allá del punto de las diferencias culturales!

 

— […Hablas, mucho. Me está, dando hambre. ¡Comeré, Kehma!]

— E-espera. Está bien que me comas, pero ¿por qué viniste aquí en primer lugar? Quisiera saber.

— [¡Para, devoraaaarte! ¡Hora, de comer!]

 

Con un crujido, el golem mensajero fue devorado por el lobo.

 

Simultaneo a eso, fui recogido a la habitación maestra. Parece que Rokuko me trajo en cuanto el golem fue devorado.

En el monitor, vi al teléfono golem ser masticado por el lobo como si estuviera comiendo tallarines.

 

— Se comió al golem, ¿eeeh? Entonces, ¿ahora qué, Kehma? ¿Fue benéfica la conversación de alguna forma?

— …Hmmm, es como si estuviéramos conectados y como si no estuviéramos conectados…

 

¿Debería darle otro intento? Después de darle algo de tiempo, es decir.


Capítulo 115ÍndiceCapítulo 117

9 pensamientos en “Capítulo 116: Contacto

  1. Pingback: ¡LDM116! – Gustang Translations

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s