Capítulo 121: La santa, parte 2

Capítulo 120ÍndiceCapítulo 122


— La segunda área del Reino Sagrado, ¿eso fue? Deben ser permisivos para ir a esos extremos.

 

Además de Rokuko, el único al que le dije de esto fue al subjefe de la aldea, con quién estuve sentado por un tiempo.

Síp, quiero decir, soy algún tipo de decoración, ¿no? ¿No podrías haber dicho algo antes? Estás borrando completamente tu presencia, ¿sabes?

Este subjefe de la aldea, mientras sólo escuchaba la conversación, aunque sólo era el dueño del bar, era excelente usando el arte de fundirse con el entorno.

 

— Segunda clase, ¿eh? Me pregunta cuál será más cómodo entre nuestra posada y eso…

—… Me pregunto. Es difícil decirlo. Sin embargo, personalmente, pienso que podría ser feliz de ser capaz de tener tres días de todo lo que puedas comer en la posada.

 

¿Tres días de residencia permanente? Así que en otras palabras, no está en la misma liga en absoluto.

Bueno, simplemente estaría recibiendo el derecho a vivir allí, por lo que normalmente se pensaría que aún se necesitan los gastos de subsistencia… ¿Tengo la sensación de que alguien podría vivir cómodamente durante años si ellos hiciesen un fraude con el financiamiento?

 

— Entonces, ¿qué haremos, jefe de la aldea?

— Ni siquiera es necesario preguntar eso, iré con lo que ya le dije a Santa-sama… Sin embargo, no sería bueno en absoluto si Santa-sama simplemente entra a la dungeon y lo captura…

— Santa-sama es una aventurera Rango-B y también una aristócrata, no debería ir tan lejos sin nuestro permiso…

— ¿Podría ser ella capaz de evitar un altercado internacional si obtiene el permiso del jefe de la aldea?

— ¿Probablemente podría ser usado como justificación si obtienen el visto bueno de nuestra parte? ¿O tal vez el consentimiento sea por sus propias necesidades?

 

Sus propias reglas, ¿eh? Es igual para mí, la gente que intenta tomar mis cosas y la gente que desperdicia comida, así como gente que intenta entrometerse con mi sueño… He decidido que está bien matarlos en la dungeon.

 

— En cualquier caso, no le voy a dar el permiso.

— Cierto, las ganancias de la dungeon continuaran desde hoy y en el futuro. Sería una mala idea intercambiar eso por una sola gran cantidad de dinero.

 

Parece como si mi pensar y el del subjefe de la aldea estuvieran en la misma área. Verdaderamente un confiable subjefe de la aldea.

Incluso si yo no estuviera aquí, él definitivamente manejaría las cosas correctamente… ¿Cómo se llamaba? ¿Wozuma o algo así? ¡Cierto, vamos a llamarlo por su nombre de forma apropiada la próxima vez!

 

— Por ahora, Santa-sama debería estar en la posada, ¿qué tal si le damos una cálida bienvenida?

 

Y así, Santa-sama se quedó en la suite, tomó una comida Rango-B y disfrutó de un baño.

 

 

*

 

 

Al día siguiente, Santa-sama vino de nuevo. Comparado a ayer, tenía una gran sonrisa.

 

— Gracias por su hospitalidad. Fufufu. Parece ser hábil en ganarse a todo el mundo…

 

Y aquí estaba el gran malentendido. La posada es un negocio, si tu provees el dinero, te proveeremos del servicio en proporción del dinero.

Ella debió de haber pagado por adelantado, ¿cómo es que lo está malinterpretando?

 

— Mi asistente también dijo que estuvo muy cómodo.

— ¿En verdad? Eso es bueno.

 

¿Tenía a un asistente con ella? Incluso si es una santa, una mujer que viaja sola sería… ¿Ah, quizá el asistente fue el que hizo los pagos? Entonces, ¿tal vez el asistente no estaba alojado junto con ella y utilizaba una habitación general en vez de la suite? Más bien, ¿estaba bien que el asistente no asistiera a la discusión?

 

— No no, la posada es un negocio después de todo. Nuestros servicios sólo se corresponden con la cuota que se pague.

— Dejando de lado la temporada, nunca esperé que esta área rural fuera capaz de dar este tipo de recepción… Fufu, lo entiendo. En adición a la mediación para el área de segunda clase en el Reino Sagrado, también le daré cincuenta monedas de oro.

 

¿No es eso lo correspondiente a dos días de alojamiento en la suite de la posada (excluidas las comidas)? El intercambio parece que está aumentando… no no, ¿no sería como cincuenta millones de yenes? Es una magnífica cantidad de dinero…

Más bien, ¡la suite es súper cara! Aunqur no planeo bajar el precio porque eso haría que Haku-san se enoje.

 

— Entonces, ¿podría entregarme el derecho de destruir el dungeon core?

— Nop. No puedo. Si es absolutamente necesario que lo haga, regrese una vez que obtenga el permiso del emperador.

— … … …

 

Los ojos de la santa están como diciendo ‘¿Qué diablos acaba de decir este tipo?’. Preferiría que de verdad lo dijera.

Sin embargo, ahora debería estar claro que no le puedo dar el permiso. Por favor, apresúrate y deshazte de Rin u obtén el permiso del emperador. Ya estás en números rojos por estar aquí y la recompensa debería ser cinco monedas de oro.

 

— … Lo entiendo, por ahora iré a la dungeon.

— Oooh, ¿estás aceptando la comisión?

— Primero entraré a la dungeon como un aventurero, lo pensaré después de eso.

 

Santa-sama se levantó de su asiento y se marchó. Hoy simplemente se fue rápidamente sin escabullirse.

Ah, también gracias a ti, subjefe de la aldea. También puedes marcharte. Pero sabes, ¿podrías haber participado en la conversación al menos un poco…?

 

Rokuko se presentó cuando regresé a mi habitación en la residencia del jefe de la aldea.

 

— La santa que vino también el día de hoy… parece que es una molestia.

— ¿Estuviste observando, Rokuko?

— Sí. ¡Incluso yo puedo decir que es un fastidio!

 

Bueno, Santa-sama se presentó en el gremio después de eso y se adentró en el dungeon sola.

…¿Eh? ¿Y tu asistente?

Tan pronto como incliné la cabeza pensando en eso, la santa murió por una trampa del primer piso.

 

¿Eh?

 

Entrando en pánico, abrí el monitor para ver lo que sucedió, ella estaba admirablemente atravesada por una de las trampas que disparaba espadas junto a la puerta.

…¿Q-qué? ¿Cómo vas a retribuirme por todas esas expectativas que tenía?

 

Así, cuando miré nuestro DP, no se había incrementado en la cantidad que esperaba.

Entonces, el cuerpo de la santa se convirtió en partículas de luz y desapareció.

 

— … ¿Eh? Rokuko, ¿hiciste algo?

— No hice nada, Kehma. ¿Y tú?

 

Obviamente no.

Y así, una existencia repentinamente apareció en el área de la aldea: [225 DP por día].

Más aún, en una habitación de la posada. Apresuradamente abrí el monitor. ¿Privacidad del cliente? ¡No se puede hacer nada con eso!

La peliverde Santa-sama estaba acostada en el futón de la habitación, junto con un joven con ropas de sacerdote.

 

— [¡Alka-sama! ¿¡Está bien!?]

— [… Sí… ¿¡Qu-!? Cent. Esto es…]

— [Está es una habitación en la posada. Por favor acepte mis humildes disculpas por la habitación de bajo costo.]

— [No, está bien. Bajé mi guardia porque era el primer piso de una nueva dungeon y fui agotada. Necesito descansar un poco.]

 

Era la santa sin lugar a dudas. Aunque parece un poco debilitada…

 

— Kehma… ¿Qué crees que pasó?

— Me pregunto… tal vez es como dice. Fue [agotada], así que en otras palabras… puede revivir incluso si muere, ¿cierto? Parece como si en verdad revivió.

— ¿A qué te refieres? Esta chica, la santa, ¿es como Feni?

 

Eso podría ser malo. Si puede revivir incontables veces como Feni, ella podría [Recordar sus Muertes].

… Su primera muerte de una infinidad de resurrecciones, ¿eh?

En ese caso, es la peor enemiga de la dungeon. O tal vez, ¿sea la mejor comida?

Dado que no caerá en la misma trampa una y otra vez, tendré que hacer nuevas cada vez… esto en verdad es problemático.


Capítulo 120ÍndiceCapítulo 122

4 pensamientos en “Capítulo 121: La santa, parte 2

  1. Pingback: ¡LDM121! – Gustang Translations

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s