Capítulo 124: La santa, parte 4

Capítulo 123ÍndiceCapítulo 125


Al día siguiente, la santa fue devorada por Rin por segunda vez.

 

— [Esta, igual que Kehma, es comida, sin fin.]

— Sigue comiendo tanto como quieras~

 

Pensándolo bien, ¿tal vez la santa no tenga ningún atributo sagrado? Rin dijo que era deliciosa… Lo dudo pero, ¿no será ella algo así como una perra de corazón negro?… ¿O tal vez la comida con atributo sagrado sólo causa un pequeño cosquilleo?

Bueno, decidí girar la máquina gacha de 1,000 DP cada vez que la santa muera de aquí en adelante.

Síp, el gacha de 1,000 DP.

Aunque la gacha es la razón de que yo esté aquí en primer lugar, nunca la he usado en absoluto.

…Prefiero algo relativamente fiable, así que no me agrada dejar las cosas a la suerte. Nunca habíamos tenido ingresos extras como para desperdiciarlos hasta este momento, así que no he sentido el deseo de gastar dinero en el gacha.

Pero ahora estamos ganando veinticinco de oro al día por las cuotas de la posada de la santa. Con el ingreso del DP de Rin y del DP de la santa agregado a eso, nos hemos estado haciendo una fortuna recientemente. Es como una comedia sin fin. Tenemos suficiente excedente para usar incluso 1,000 DP por día.

Digo, esa santa ha de ser rica, ¿acaso no…? Incluso así, ¿solamente era flexible al grado de ofrecer trecientas monedas de oro? Tacaña. Eso eran doce días en cuotas de la posada. ¿Acaso no estas a punto de sobrepasar esa cantidad?

 

— Así que, veamos lo que sale del gacha de 1,000 DP.

 

Un clásico ejemplo de FALLO, un cepillo para fregar apareció… ¿No es algo así como 5 DP? Demonios. Más bien, ¿objetos además de monstruos pueden aparecer también? No lo sabía.

 

— … ¿Un fallo? Kehma tiene muy mala suerte~. Hazlo de nuevo, vamos. ¡Está bien! ¿¡Donde está tu pasión, tu espíritu de lucha!? ¡Gugugu, uooh! ¡Hazloooo!

— No entiendo del todo lo que tratas de decir.

 

Aunque Rokuko solamente ha tirado dos veces, está tratando de enseñarme como se supone debería tirar del gacha… Sin embargo tiene una suerte sorprendente, tal que obtuvo una persona de otro mundo y un fénix en sus dos intentos.

Síp, dejemos que Rokuko lo haga mañana.

Un golpe vino de la puerta, era Ichika.

 

— Goshujin-sama~. Santa-sama quiere una audiencia~. ¿Qué le digo?

 

Así que la santa vino de nuevo… Haah, que problemática persona tuve que conocer. Seguramente está aquí para reportar que vio al objetivo de la comisión. ¿Supongo que no vino ayer para verlo hasta estar segura?

 

— Desafortunadamente, Rokuko, Santa-sama está aquí. Por favor adelántate a la habitación maestra.

— ¿Qué estás diciendo, Kehma? Incluso si estamos juntos en este momento, ¿escogerás a esa santa en lugar de mí? ¿Es ella más importante que yo? Mou…

 

Lo dijo como si estuviera haciendo pucheros, pero está sonriendo de todas formas. ¿Es porque le di ese anillo? Se me ha estado acercando más a menudo últimamente. Aunque no recuerdo realmente cuándo empezó.

 

— Obviamente eres más importante. Te presentaría con la santa, sin embargo, a la más mínima posibilidad de que seas atacada, me muero. Literalmente.

— … ¡Lo sé~! Fufu♪

23

En este momento sentí como si alguien dijera “¿Eh? ¿Acabo de escuchar algo que sonaba como una pelea de amantes?” ¿Acabo de sentir el instinto asesino de Haku-san…?

Mi comentario fue simplemente acerca de la relación entre un dungeon master y un dungeon core, era una simple observación.

Viendo que Rokuko se iba hacia la habitación maestra de buen humor, fui a la recepción.

Ichika no había perdido tiempo y ya había llevado ahí a la Santa Alka. Estaba con Wozuma, el subjefe de la aldea quien era totalmente devoto a fundirse con el entorno, como siempre.

 

— Ahora bien, ¿tiene algún asunto aquí el día de hoy?

— Sí. He encontrado al demonio objetivo de la comisión.

 

La santa lo dijo con una sonrisa en su cara y se sentó en el sofá encarándome.

 

— Entonces, ¿va a aceptar la comisión?

— No me importaría hacer eso, pero hay una condición… Que me des el derecho de destruir el dungeon core.

— No puedo hablar de eso. Por favor, vuelva después de obtener el permiso del emperador.

— ¿Qué? Estaría bien si el jefe de la aldea-san simplemente acepta. Podrías tener tierras de segunda clase y trescientas monedas de oro simplemente aceptando, ¿sabes? Eso es todo, ¿no suena fácil?

— Debo negarme.

 

Un ordinario jefe de aldea avaricioso e idiota debería fácilmente aceptar, pero para mí, es algo más como “Te daré dinero si me dejas matarte”. No hay forma en absoluto de que dé mi permiso para eso.

… Acabo de pensar en eso, pero está la posibilidad de que haya restricciones mágicas. No puedo decir que exista o no algo como magia de muerte instantánea que pueda destruir el dungeon core tan pronto como dé el visto bueno. Este es un mundo donde existe la magia después de todo.

Síp, no me puedo relajar después de todo. No puedo estar aquí medio dormido. ¡Apresúrate y regresa a casa!—es lo que me gustaría decirle.

 

— Sin embargo, eso es algo que no puede ser exterminado sin mi ayuda.

— ¡Hoh! ¿Qué te hace decir eso?

— Porque es un hecho. Eso es una existencia oscura y siniestra.

 

Y ahora Santa-sama está hablando como un chuuni.

Pero asumiendo que está en lo correcto, eso significaría que no hay nada que no pueda comer, ¿eh?… ¿Está actuando? ¿O tal vez hay algo más en juego?

 

— Sin embargo, podría tomarme algo de tiempo antes de que pueda erradicarlo… así que decídete antes de eso.

— Es por eso que digo que me niego. Puedes regresar si eres incapaz de aceptar la recompensa normal, ¿sabes?

— No, lo que digo, es que sin mí ese demonio no podrá ser exterminado.

— No, no.

— No, no, no.

 

Después de eso, ignoré su propaganda del “Decreto del Dios de la Luz”, rechazando sus demandas de otorgarle el derecho de destruir el dungeon core.

Al final no aceptó la comisión.

Además, aunque ella es la única causante de que continuemos en un punto muerto hasta la hora de la cena, descaradamente dice que tiene hambre.

¿Se enamoró de las comidas de nuestra posada o qué diablos le pasa a esta santa? Ya vete a comer. ¡Ya lo entendí, te puedes ir a comer, así que ve y hazlo!

 

— Este platillo llamado “bubuzuke” esta delicioso. Mmm, es un festín. Jefe del pueblo-sama eres realmente bueno con las negociaciones, hablaré por ti con el Reino para presentarte con mejores términos. Ah, otro más, por favor.[1]

— No, esto se le cobrará a usted como una tarifa extra en su cuota de la posada, así que no te preocupes. Además, no hay más.

 

Por supuesto, en este mundo ofrecer bubuzuke no significaba “apresúrate y vete”, por lo que se convirtió en una situación donde comíamos juntos de forma normal. Es probable que el héroe Wataru también sería feliz de comerlo, por lo que probablemente no podría funcionar de esa forma en este mundo…


[1] Bubuzuke: Es un sencillo plato japonés que consiste en un cuenco de arroz con acompañamientos y cubierto con té verde. Cuando un oriundo de Kioto le pregunta a un invitado si quiere comer bubuzuke, lo que realmente quiere decir es que la persona lleva demasiado tiempo en casa y se le está pidiendo amablemente que se vaya. Fuera de Kioto el platillo es conocido como Ochazuke o Chazuke.Wikipedia.


Capítulo 123ÍndiceCapítulo 125

3 pensamientos en “Capítulo 124: La santa, parte 4

  1. Pingback: ¡Pack de LDM! – Gustang Translations

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s