Capítulo 21: El primer encargo ¿terminado?

Capítulo 20ÍndiceCapítulo 22


 

Yo, quien discretamente había salido sin Meat, me fui caminando hacia el distrito comercial buscando un lugar para tomar la siesta.

Aunque no estaba muy lejos del distrito industrial, estaba cerca de la calle principal. También tenía puestos… Oh, ahora que lo pienso habían puestos con brochetas de carne a la parrilla. ¿Quizá debiese comprarle un regalo a Meat?

Ya que dije que iría a reunir información, sería mejor investigar un poquito como pretexto. Es verdad, puede ser un buen lugar para reunir información mientras tomo una cómoda siesta.

Sin embargo, parece que hay varios tipos de tiendas, incluso venden pan… sip, parece duro. Recuerdo a todos los bandidos teniendo sus ojos puestos en el pan de melón. Parece que puedes comprar tres hogazas del pan duro por dos monedas cobres.

 

Lo cual me recuerda, puedo usar el menú sin siquiera estar en la Dungeon. ¿Me pregunto si podré gastar DP?

Quizá pueda usarlo para hacer los encargos… ah, aunque pueda ver todo el catálogo de DP, parece que no puedo comprar nada. Que infortunio.

Bueno, puede ser interesante el comparar el precio actual de las cosas con su coste en DP.

 

– … Espera, yo estaba buscando un lugar para tomar la siesta. (Keima).

 

Me desvié de mi objetivo original y comencé a reunir información.

Parece que el ambiente de fantasía que flota a través del pueblo de este mundo alterno encendió mi instinto como hombre.

Rindiéndome a encontrar un lugar por mí mismo, decidí que preguntarle a alguien de aquí sería más rápido. Inmediatamente fui a lo que parecía una tienda bien entendida para obtener información… hmmm, ¿es esta una verdulería? Parece que la verdulería incluso vendía cosas a un precio razonable, la táctica “Escuchar un poco después de comprar” parecía estar justo aquí. Quiero algo que sea particularmente asequible, seguramente una manzana…sip, una manzana. Aunque era ligeramente más pequeña que las manzanas que conozco, hay melones en este mundo, así que probablemente hay manzanas.

 

– Hey, viejo, ¿cuánto por esto? (Keima).

– Ah, son dos por tres monedas de cobre (Viejo).

– Entonces los compro. Dos… ah, sin bolsa, ¿Dónde es un buen lugar para comerlas? (Keima)

– Ah. No me interesa donde comes, pero estate un poco lejos. Estar en frente de la tienda sería un estorbo para el negocio después de todo. (Viejo)

 

Le pasé tres monedas de cobre al viejo verdulero y tomé las manzanas. La moví un poco de lado y hundí mis dientes en la manzana.

… ¡Acida!

 

– Wow… es… bastante acida. (Keima)

– ¿Ah sí?  Yo creo que es lo usual en las manzanas de este año. (Viejo)

– Mm, no, no te estoy llamando tacaño, es solo que es la primera vez que como una manzana aquí y estaba sorprendido. No me frunza el ceño. No soy de aquí. (Keima)

– Ah, así que es eso. ¿Eres viajero, chico? (Viejo)

– Aventurero. Acabo de llegar al pueblo hoy… oh, hay un dulzor dentro de lo acido, es un buen sabor. (Keima)

– Lo entiendo chico. (Viejo)

 

Cuando dije que era bastante acida me frunció el ceño, pero inmediatamente cesó su vigilancia.

Se sintió bien.

De verdad es acida, pero no es tan mala cuando sabes que es así.

 

– Sí, he escuchado que las manzanas acidas van bien con azúcar, convirtiéndola como en una pasta. (keima)

-Heeh, muy informado ah. Aunque como el azúcar es costosa por aquí, la manzana sola es lo suficientemente dulce. (Viejo)

 

Heeh, obtuve información bastante buena por casualidad… ¿debiera hacer azúcar en la Dungeon? Los aventureros serían atraídos al azúcar como hormigas… no, estaría probablemente bien incluso si los aventureros no hiciesen eso. Haré una nota mental de eso.

 

– ¿Es así? Bueno, ¿puedes decirme si sabes de algún buen lugar para tomar una siesta o algo parecido? (Keima)

-Hahaha! ¡Eres interesante de escuchar chico! Vamos a ver, si quieres tomar una siesta, creo que el parque del distrito central sería bueno. (Viejo)

– Oh, así que hay un parque. Suena como un buen lugar para una siesta. (Keima)

– Ah, pero estate alerta de la gente que se acerque a tu cartera mientras duermes, ¿entiendes? Deberías comprarme frutas si llevas dinero dentro (!). (Viejo)

– Entiendo, seré cuidadoso. Te compraré de nuevo si alguna vez estoy por el barrio. (Keima)

– ¡Gracias por su clientela! (Viejo).

 

La recolección de información iba bastante bien.

A propósito, si quero sacar una manzana con DP, estaba listada en la categoría comida en 10 manzanas por 5 DP.

Por otro lado, las manzanas que salen serían probablemente las dulces manzanas de las que estoy acostumbrado en vez de estas… no, ya que puedo elegir pan duro en el surtido de panes, probablemente podría elegir el tipo de manzana también.

 

Bueno, la parte central hmm… ¿me pregunto si hay algún lugar soleado con suficiente sombra?

Mordí la otra manzana y me dirigí al parque… Hmm, sip, es acida.

 

*

 

Fui capaz de dormir en el parque central sin que pasase nada.

Aunque le ordené a la Ropa Golem que repeliera a la gente que pudiese intentar obstruir mi siesta, solo por si acaso, parece que no pasó nada esta vez. Pero dormí bastante bien, cerca de dos horas.

… Maldición, dormí demasiado. Me pregunto si Meat está enojada.

En cuanto a la información, solo obtuve dos cosas. «Las manzanas son acidas, el azúcar es costoso» y «El parque es excelente para las siestas».  Bien, aunque tuve inmediatamente una idea, podría tener que encarar mi honor.

Me apuré hacia el herrero donde el encargo de limpiar los baños estaba en curso.

Ya que no hice una aparición al irme, entre a escondidas a los baños.

 

– Goshujin-sama, ¿Has vuelto? (Meat)

– Si, reuní suficiente información. ¿Cómo estuvo acá? (Keima)

– Le envié de vuelta una sola vez. Aunque vino nuevamente después de eso, dije que estábamos listos ya que había transcurrido una hora. Obtuve su firma y estaba esperando por Goshujin-sama. (Meat)

 

Ah, ahora que lo pienso, no le dije donde esperar… sip, de verdad lo siento.

 

– No tenías que esperar en el retrete y podías haber estado en una mesa o algo, ¿sabes? (Keima).

–  Pe-perdón. ¿Me castigarás? (Meat)

 

Meat se disculpó mientras aguantaba su cabeza baja de forma inquieta.

No, no he dicho que hayas hecho algo mal, así que ¿Por qué te castigaría?

Acaricie la cabeza de Meat tan gentil como me fuese posible. Su suave cabello fue placentero de tocar. Sus orejas de perro eran suaves.

 

-Ahh… (Meat)

 

Meat hizo una mirada inexpresiva, haciéndome de alguna forma tímido después de un breve momento de estar acariciándola.

¿Estaba abrumada de emoción por ser acariciada? Ella me siguió mientras me abrazaba el brazo derecho, aun cuando usualmente se contenía. Que niña más adorable.

 

Conduje a Meat fuera del baño para mostrarle su premio.

 

– … ¿Has terminado? (Herrero)

 

Estaba hablando con el cliente luego de dejar los baños.

 

– ¿Hmm? Sí, está terminado. (keima)

– Es así… pequeña señorita, venga conmigo cuando este tipo muera, no seré tan malo. (Herrero)

– No quiero. (Meat).

 

Qué está hablando este viejo tan de repente y con una cara tan seria. Aunque pensé eso, Meat lo rechazó de inmediato.

… Aunque, me mira enojado por alguna razón.

¿No eres tú «demasiado querida», Meat? ¿Qué sucedió cuando estaba tomando una siesta?

 

– … Ya veo. Sin embargo, no sabes lo que significa ser un aventurero. Ten eso en mente. (Herrero)

– Goshujin-sama, vamos. (Meat)

– Bu-bueno. (Keima)

 

Mientras tanto, Meat no fue completamente ignorada nunca más. ¡En serio!, qué paso.

Pero en serio, no sé qué significa ser un Dungeon Master. Y aunque no quiero la muerte, siempre está ahí la posibilidad de morir. Solo puedo reducir las posibilidades lo más cercano a cero que pueda.

Bueno, puede que necesite preparar un poco de trabajo preliminar en caso de que muera.

Decidí preguntarle algo al cliente.

 

– … Si muero y ella acaba en la calle, si tú quieres, ¿podrías venir y ayudarla? (Keima)

– Hmpf, ayudaría a la pequeña señorita incluso si no lo dijeras… ella es demasiado buena niña para alguien como tú. (Herrero)

– Entonces, se lo encargo. Bueno, no planeo caer muerto tan fácilmente. (Keima)

 

El viejo artesano tenía puesta una cara de sorpresa, y asintió después de pensarlo por un momento. Como pensé, parece que no es un mal tipo.

Aunque le llamé viejo, no parece como que vaya a tirar la toalla tan pronto.

Simplemente le conocí, y además, preguntaba cosas como un cliente, pero me sentí un poco aliviado.

 

– … ¿Estoy, siendo, desechada?…  (Meat)

 

Escuchando tal conversación, Meat lucía como si acabase de ver a su mascota ser atropellada por un auto.

 

– De qué estás hablando, no voy a deshacerme de ti. (Keima)

 

De momento, lucía mejor luego de alborotarle el cabello, ya que parecía animada.


 

Capítulo 20ÍndiceCapítulo 22

12 pensamientos en “Capítulo 21: El primer encargo ¿terminado?

  1. – Es así… pequeña señorita, venga conmigo cuando este tipo muera, no seré tan malo. (Keima) debería ir Herrero aquí

    – De qué estás hablando, no voy a deshacerme de ti. (Meat) y aquí Keima claro

    Y gracias por el capítulo, saludos y que tengan un buen día

    Le gusta a 1 persona

  2. Pingback: ¡¡Otro paquete de a tres!! – Gustang Translations

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s