Capítulo 24: Promoción de Rango y la historia del jefe del Gremio.

Capítulo 23ÍndiceCapítulo 25


 

Después de todo lo sucedido. Nos dirigimos de vuelta al Gremio de Aventureros con los tickets de encargo. Como era de esperar, estaba comenzando a oscurecer lentamente en el exterior.

¿Termina la mayor parte de la gente por la tarde? Parecía haber menos gente que ayer.

 

– …Bueno, ¿Cómo te fue? ¿Fue imposible después de todo? (Recepcionista)

 

Luego estaba esta Recepcionista-san. ¿Es eso? Recordar la cara de los recién llegados al segundo día de estar registrado, Me pregunto si debería preocuparme.

 

– No, las terminamos apropiadamente. Toma. (Keima)

– … …En verdad lo has hecho. Aún más, con una alta evaluación… ¿? (Recepcionista)

 

La cara de Recepcionista-san se arrugó hasta fruncir el ceño.

 

– Felicitaciones, puedes subir de Rango. ¿Desea subir de Rango? (Recepcionista)

– ¿Eh? (Keima)

 

Subir de rango… eso significa ir al «Rango-F» desde el «Rango-G», creo.

 

– Los requerimientos para subir de rango desde «G» a «F» es hacer diez encargos, de los cuales, los encargos de subyugación cuentas el doble. En el caso de las altas evaluaciones, cuentan el doble otra vez… Además, la subyugación de conejos pedía ser tres o más, de este modo se contaba como un pedido completado cada tres animales… por eso, y todo lo demás, has alcanzado los requerimientos para la promoción de Rango… ¿Desea subir de Rango? (Recepcionista)

– Ah, claro. (keima)

– Entonces, su tarjeta del Gremio por favor. Perdón por las molestias. (Recepcionista)

 

Cuando Meat y yo le pasamos nuestras tarjetas del Gremio, Recepcionista se retiró al cuarto trasero.

… Subir de Rango en el segundo día de estar registrado, me pregunto si estamos sobresaliendo.

Aunque quería, instintivamente, subir de Rango, me pregunto si era una mala decisión.

No, si nos hacemos con el «Rango-F» podríamos aceptar el encargo de revisión de la [Cueva Ordinaria].

Si aceptamos el encargo de revisión, no sería extraño preguntar por información más detallada acerca de la [Cueva Ordinaria].

Mientras esperábamos en las sillas de una mesa, Recepcionista-san volvió.

 

– Kehma-sama, y… Meat-sama. El Jefe del Gremio desea entrevistarles. Por aquí, por favor. (Recepcionista).

 

Sip, justo ahora estaba claramente indecisa si dirigirse o no a Meat con “-sama”. Se sintió como si lo hubiera hecho porque era su trabajo.

Como se esperaba, a pesar que la considera una esclava. Aun así, pienso que alguien que puede trabajar apropiadamente y puede dirigirse a alguien con claridad pasa la prueba.

 

Sin embargo, estoy algo asustado por estar en la mira del jefe del Gremio.

Pero no puedo rehusarme, no hay más opción que ir.

Siguiendo a Recepcionista-san por detrás, nos dirigimos al cuarto del jefe del Gremio… tenía una magnifica puerta con una placa que decía “Recamara del Jefe del Gremio” en lo alto.  Cuando Recepcionista-san golpeó, una áspera voz vino de adentro.

 

– Sí, entra. (Jefe).

– Con su permiso. (Recepcionista).

 

Cuando Recepcionista-san entró al cuarto, había un viejo con una constitución baja y fornida. Tenía la típica piel bronceada de aventurero, un mostacho blanco que denotaba seguridad y experticia, y unos impresionantes ojos que brillaban como los de un carnívoro.

 

– Soy Gin, jefe del Gremio. Escuché de ustedes chicos de Silia. (Jefe)

 

Supongo que Silia es Recepcionista-san. Es la primera vez que oigo su nombre.

El jefe del Gremio miró fijamente a Meat, que estaba de pie inmóvil.

 

– …Jou-chan[1], ¿qué piensas del Nii-chan[2] de aquí? (Jefe)

– Él es Goshujin-sama.

– …Con que es así. (Jefe).

 

Meat respondió inmediatamente.

El jefe del Gremio dio palmaditas en la cabeza de Meat y asintió lentamente. Contrario a su digna apariencia, su sonrisa dio la impresión de un buen viejo.

Entonces, se volvió hacia Recepcionista-san.

 

– Bueno, está bien entonces, oi, Silia. Haz el proceso de Promoción de Rango como es apropiado. (Jefe)

– Eh-, s-sí… (Silia)

– Silia y Jou-chan, por favor vayan a fuera, quiero hablar con este compañero de aquí por un momento. (Jefe).

Habiéndole ordenado el jefe del Gremio que se fuera, Silia dejó el cuarto con Meat… aunque yo también deseaba irme. Pero, probablemente, no podía…

 

– … Goshujin-sama. (Meat).

– No pasa nada, espera afuera. (Keima).

 

Meat asintió y se fue.

Asegurándose que las dos dejaron el cuarto, el jefe del Gremio abrió su boca.

 

– Ella parece estar muy encariñada. (Jefe)

– Sí, es bonita. (Keima)

– … ¿Qué relación tienes con Jou-chan? (Jefe).

 

Era como si estuviera interrogando, no, él estaba definitivamente interrogando con ese comentario.

Mierda, me está dando sed.

 

– Qué, ¿A qué te refieres? (Keima).

– No me cuadraría si dijeses que son hermanos, por ejemplo. (Jefe).

– Somos Beastkin y humano, después de todo. (keima).

– Podrían ser hermanastros. ¿Y entonces? (Jefe).

 

Ah, ese podría ciertamente haber sido el caso. No lo había pensado.

 

– Perdón, pero es una esclava que recogí por casualidad. (Keima)

– … ¿Hace cuantos años? (Jefe)

– … Si hablamos de años, sería este mismo año. (Keima)

– Se volvió tan emocionalmente apegada después de un año (!?). (Jefe)

– Lo-lo siento, debí haber dicho que la recogí la semana pasada. (Keima).

– Oi, qué usaste. Qué herramienta mágica usaste, vamos escúpelo. (Jefe)

 

Sip, se volvió peligroso así de rápido (!?).

 

– No… La recogí cuando estaba por morir, así que… (Keima).

– ¿E-es así…? No, perdón. A decir verdad, esa niña… podría ser mi nieta. (Jefe)

 

Oooooi, no te detengas ahí. N-no sé qué responder.

 

– Hay una posibilidad de que puedas también ser mi nieto… (Jefe)

 

¡Shock! Soy el nieto de un viejo de otro mundo.

No no no, de ninguna manera. Aun debería tener padres y abuelos en Japón.

 

– ¿Por qué dices eso? (Keima).

– Mi padre es el héroe de otro mundo. Mi cabello era negro como el tuyo tiempo atrás. (Jefe).

– Heeh… ¿con que es eso? (Keima).

 

Ciertamente, la sensación que tuve de Kami-sama, que vagamente recuerdo, no parecía sentirse como su primera vez. Era más como si lo hubiese hecho ya varias veces.

 

Lo importante de la información que dijo era que había un héroe de otro mundo.

 

– Para ponerlo en corto… El paradero de mi hijo es desconocido desde hace diez años. Desde entonces, cuando veo jóvenes de cabello negro, no puedo hacer más que sentir que ellos podrían ser mis nietos… eso es todo. En realidad, mi nieto puede no haber nacido, pero incluso si mi hijo puede ya no estar con vida, deseo saber sobre sus últimos momentos… estaría agradecido si tuvieses cualquier información para decirme. (Jefe)

– … Si obtengo alguna información, te la traeré. (Kima).

– Gracias. (Jefe).

 

La cabeza del jefe del Gremio se inclinó ligeramente.

La tensa atmosfera se disipó de repente. Me di cuenta que saliva se había acumulado en mi boca, así que mojé mi garganta tragándola. Haaah, pensé que iba a morir allí.

 

– Sin embargo… aunque estaba pensando en eso cuando escuché el reporte acerca de Jou-chan por Silia… de ninguna manera pensé que su amo tendría también el cabello negro… su nombre, Meat, ¿tú se lo has dado? (Jefe).

– … Escuché el nombre por ella, así que lo dejé tal cual. (Keima)

– Es… así. No se puede evitar si es así… (Jefe)

 

El jefe del Gremio sacó un largo suspiro.

 

– Como un vínculo amistoso entre aquellos que comparten el mismo cabello negro, llevémonos bien los dos un poco.  Si sucede algo, házmelo saber. (Jefe).

 

*

 

Tras salir del cuarto del jefe del Gremio, Meat estaba esperando justo al lado de la puerta. El nieto del jefe del Gremio… bisnieto de un Heroe, ah… no creo que sea imposible, considerando su excelencia.

Pero, no sé hasta qué parte la historia del jefe del Gremio era verdadera. No había ninguna evidencia después de todo. Incluso si su padre era un Héroe de otro Mundo como él decía, me gustaría ver alguna evidencia.

Quiero decir, es extraño que haya sido por mi cabello negro. Si ellos invocasen a un extranjero podría haber sido rubio. Que convenientemente sea japonés… ni siquiera sé si era del mismo mundo en primer lugar.

Hmmm, también quiero una herramienta mágica para detectar mentiras…

 

Tomando a Meat devuelta al vestíbulo, Recepcionista-san trajo nuestras tarjetas del Gremio.

 

– Aquí están, se han vuelto tarjetas del Gremio «Rango-F». Por favor, confírmelo. (Silia)

 

Las tarjetas que recibimos tenían «Rango-F» escrita en ellas. Habiendo terminado la entrega de las tarjetas a nosotros, Recepcionista-san volvió rápidamente al mostrador.

Sip, con esto finalmente deberíamos ser capaces de revisar la [Cueva Ordinaria].

De inmediato comencé a buscar el ticket del encargo “Revisión de la Dungeon [Cueva Ordinaria]”.

…hah?

No la pude encontrar, ¿la habré pasado por alto…?

 

– No, aquí…

– No está aquí… Entonces, eso significa… alguien más la aceptó… (Keima)

 

Mierda, ¿y ahora qué?


 

[1] Jovencita.

[2] Puede significar hermano mayor, pero también es una expresión coloquial para llamar a un joven. En este caso es lo segundo.


 

Capítulo 23ÍndiceCapítulo 25

7 pensamientos en “Capítulo 24: Promoción de Rango y la historia del jefe del Gremio.

  1. Pingback: ¡Lazy Dungeon Master cap 24! – Gustang Translations

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s