Capítulo 65: Negociaciones con el dragón rojo

Capítulo 64ÍndiceCapítulo 66


— Entonces, ¿Qué podría ser satisfactorio, Oku-sama? ¿Pensé que me había disculpado lo suficiente con el [Dogene]?

— O-Oku-sama… ehehe… ah—, ¡eso no es! ¿¡es ese [Dogene] realmente una disculpa!?

 

Oh, directo al grano, ¿eh? Su cabeza podría no estar tan mal.

 

— Ir hasta el punto de bajar el cuerpo entero de uno y no sólo su cabeza, no hay forma mayor de disculpa. Por el contrario, ¿qué postura toma Oku-sama como forma de disculpa?

— Mu—… umuu, ahora que lo dices, es cierto… ¿¡ésta se recuesta y muestra su vientre… o parecido!?

— Ya veo. Por lo que, ¿no es el [Dogene] casi lo mismo?

— ¿¡Eh!? ¿¡Cómo!?

— Es la misma postura. Sin embargo, que aún no creas que mi disculpa es sincera a pesar de ir tan lejos… estoy entristecido.

— N-no, no es que ésta no te crea—

 

Me pregunto si hacer colgar mi cabeza y mirar mis manos fue demasiado… decidí mostrarle algunas farsas, pero ese dragón rojo reaccionó como sí me hubiese hecho algo malo. Como era de esperar de la Oku-sama de Estupimander, ¿eh?

 

— Es asííí, así que si realmente me crees… en realidad, cavé este túnel para que pudiésemos, así, pasar a través de la montaña desde nuestro lado, ¿hay alguna forma en que pudiésemos resolverlo?

— … ¡Imposible!

— Oh… Oku-sama, así que en otras palabras no me crees…

— ¡No! ¡no es eso! Mmm, ¡la Montaña Tsuia es mayormente la dungeon de ésta para empezar! ¡No puedes abrir un camino a través!

 

El dragón rojo lucía agitado cuando se rehusó. Oye, espera un segundo, ¿qué acaba de decir?

 

— ¿A qué te refieres con que la Montaña Tsuia sea mayormente tu dungeon?

— La montaña. ¡Todo es de la dungeon de ésta!

 

Por eso, ¿creo que se refiere que todo esto es la [Caverna en Llamas]?

No puedo imaginarlo muy bien, así que hagamos un modelo. Sacando algunas sobras de cuando hice los golems de arcilla, armé la forma aproximada de la Montaña Tsuia mientras tenía referencia del mapa.

 

— ¿Oh? ¡Esa es la Montaña Tsuia! ¡Eres bueno con tus manos!

— Gracias. Veamos, entonces si esta es la Montaña Tsuia, ¿cuánto es la [Caverna en Llamas]?

— ¡Todo esto más o menos!

 

Aproximadamente el ochenta por ciento de lo que representaba la arcilla. La mitad de un poco menos del veinte por ciento restante era el tamaño de nuestra dungeon justo ahora. De verdad sólo es el borde de la Montaña Tsuia.

… La [Caverna en Llamas] es bastante grande… habría sido difícil cavar un túnel sin dar con ella.

 

— O más bien, ¿¡por cuanto has estado haciendo una dungeon en nuestra montaña!?

— Oooh, esa es una pregunta para nuestra dungeon core… Rokuko, ¿por cuánto~?

[¿Eh? … … no lo sé exactamente, pero creo que alrededor de ¿diez años?]

 

Contestó. Diez años, ¿eh~? …

 

— Desde alrededor de diez años atrás.

— ¡Hemos estado aquí por alrededor de quinientos años! ¡Estábamos aquí primero!

— Bueno, es por eso que ella es No. 695… ¿ah? Ahora que lo pienso, No. 695… ¿no era ese del tipo humano?

 

Ontentoo estaba pensando sobre algo que parecía trivial… Dejando a Estupimandra de lado, intentemos algunas negociaciones.

Oh compañero maestro de las negociaciones… ¡muéstrame tus habilidades!

 

— ¿No hay forma de que pueda pasar un túnel a través?

— No, parece que extendiste la cueva hasta aquí por casualidad, ¡pero más lejos es imposible! ¡Ésta no dejará una sola rata pasar a través de su dungeon!

— ¿Podrías desprenderte de sólo un poco para que pudiese, así, construir el túnel? Estaría bien pagando con DP.

— Ou, ¡500.000 DP por él entonces! ¡Toda esa cantidad porque hay cosas que mover si extendieses esta cueva derecho hacia delante!

 

500,000 DP… bueno, no creo que costaría tanto mover las cosas. Además, sobrescribir territorio, ¿no tendría que ser pagado eso también? En otras palabras, ¿nos está cobrando de más?

¡Tan descarada a pesar de ser Estupiesposa!

 

— Aun así, no puedo entregar 500.000 DP.

— ¿Es así? Aunque está viniendo de ésta, ¡es un precio bastante bueno!

 

Hmm, ese puede no ser el precio por intercambiar el territorio, pero no lo sé. Probablemente no lo sabría incluso si se lo preguntase a Rokuko, así que es imposible decir si pagar 500.000 DP por eso es realmente un monto irrazonable de DP.

Aunque quiero bajar el precio, este dragón rojo luce como una persona honesta. Es posible que realmente sea una oferta razonable.

… Oh, ahora que lo pienso, acabo de obtener algunas monedas de oro, ¿eh?

 

— ¿Servirían cincuenta monedas de oro?

— ¿Qué uso tienen las monedas de oro? Eres estúpido, ¿eh? ¡No se puede usar si son no es DP!

 

Rechazó el dragón rojo con una sonrisa.

Así que es inútil, ¿eh? Habría sido genial si pudiera pagar en oro.

… No, espera un segundo. Los dragones deberían amar las cosas brillantes, intentemos, en realidad, mostrarlo con orgullo.

 

Tomé una sola y brillante moneda de oro y la sostuve en mi mano derecha para mostrarla con orgullo al dragón rojo.

 

— Hahaha, 10.000 DP por una sola moneda de oro… un desper—…  O-oooh ¿¡es así de impresionante!?

 

¡Anzuelo, línea y plomo~~~! Cuando moví lentamente mi mano de aquí para allá, el dragón rojo lo siguió con los ojos. Miró hacia la derecha cuando lo moví a la derecha y miró hacia la izquierda cuando lo moví a la izquierda. Está completamente cautivada por ella.

Ah, aun así. Mi oponente aún no se lo traga, ¿eh?

Saqué una moneda de plata y la pulí hasta que brilló y la sostuve en mi mano izquierda.

 

— Daré una moneda de plata por cada diez monedas de oro si lo vendes ahora.

— ¡Qu—! E-eso es, heeeh, ¿¡en serio!?

— ¡En serio! ¡Nunca mentiría!

 

Moviendo la moneda de plata en mi mano izquierda en un circulo mientras decía eso, toda la cara del dragón rojo le seguía.

Bien… momento para un último esfuerzo.

 

— P-pero, ¿hmmm…?

— Oh, Oku-sama, ¿aún no estás satisfecha? … Eso está bien, entonces como especial de un día, sólo por hoy, ¡añadiré este servicio! ¡Hoy! ¡Justo aquí! ¡Sólo si accedes a aceptar las cincuenta monedas de oro como 500.000 DP! Además de las monedas de plata extra, recibirás como regalo… ¡está figurita de caballero de cristal!

— ¿¡Uoooh!?

 

En el momento en que puse la transparente y brillante figurita de caballero de cristal en la mesa, los ojos del dragón se abrieron bien abiertos.[1]

La figurita de caballero de cristal era de veinte centímetros de alto. Lo hice como botellas de poción de mana.

 

— E-esto es… ¡es como si se pudiera mover en cualquier momento…! ¡Maravilloso!

 

Realmente se podía mover si lo quería. Es un golem después de todo. Brilla y refleja una ridícula cantidad de luz ya que era algo hecho para los intereses de un dragón. Aunque los ojos del dragón estaban brillando tanto que estos no perderían contra él.

 

— Esta oferta sólo sigue en pie con la condición de que des una respuesta de aprobación justo ahora.

— ¡B-bueno!

¿¡No es eso genial 112!?

 

Como si fuese un niño rogando por un juguete brillante, palmoteó sus manos contra Ontentoo, que estaba aturdido pensando sobre algo.

 

— ¿Aah? … Espera, justo ahora, siento como que olvidé algo serio.

— Muuu, ¡apúrate! ¡Ésta no puede obtener esa figurita si no respondemos justo ahora!

— Aaah, no se puede evitar, ¿eh…? Ah. ¡Lo recordé!

 

Ontentoo repentinamente elevó su voz a un rugido.

 

— ¡No. 695 es esa camarada de No. 89 la [Traidora] ¿no es así?!

 

¡Grrr! Fuego salió expulsado de su boca.

… Haku-san, este dungeon core te está llamando una [Traidora]. Bueno, creo que tú sí cazas otros dungeon core.


[1] La mesa a la que hace referencia es en el sentido figurado, se refiere a la oferta.


Capítulo 64ÍndiceCapítulo 66

10 pensamientos en “Capítulo 65: Negociaciones con el dragón rojo

  1. Pingback: LDM65!!! – Gustang Translations

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s