Capítulo 77: El fénix

Capítulo 76ÍndiceCapítulo 78


— Ahora que lo pienso, Kehma. ¿El huevo de fénix no está eclosionado aún?

 

Mierda, lo olvidé completamente.

 

— S-sí. Redra gradualmente está mejorando no entrar en un ataque de romper huevos por reflejo cuando ve huevos, así que probablemente será un buen momento. Preguntémosle.

— Heeh~. Así que era algo como eso. No se podía evitar entonces.

— Cierto, cierto. No se podía evitar.

— … ¿Y~?

— Lo olvidé. Lo siento.

 

Grah, recientemente Rokuko se ha estado haciendo mejor adivinando. Eso solía ser suficiente para engañarla.

 

— … Eres mi compañero. Se la(s) cosa(s) de Kehma ya que lo observo.

— ¿Qué?, mi cosa… ¿¡acosadora!?

— N-no estoy manteniendo registro o algo parecido, eres mi compañero ¿sabes? Un cuerpo y alma, ¿sabes? No te estoy observando para atacar.

 

Atacar, ¿eh? Me enojaría si interrumpieras mi sueño. Aunque te perdonaría si hubiese una buena razón.

 

Bueno, le di una carta a un golem y lo envié a la [Caverna en Llamas]. Otro uso del pasaje fue un cuarto que fue hecho. No había entrada a dentro o a fuera el cuarto estaba dividido por la mitad entre el territorio de nuestra [Cueva de los deseos] y el de la [Caverna en Llamas]. Ya que no podrías entrar si no tuvieras la función de [Despliegue] de la dungeon, los aventureros tampoco serían un estorbo. Decidimos hacer uso de este cuarto cuando tuviésemos negocios mutuos que hacer.

Además, aunque no había ninguna puerta o ventana, no teníamos que preocuparnos de la sofocación ya que todavía era parte de una dungeon.

 

— Oh, ha sido un tiempo, ¿eh? Kehma.

— Ha sido alrededor de un mes desde que nos encontramos la última vez e hice este cuarto creo.

— Así de largo, ¿eh? ¿Es un tiempo para los humanos?

 

La cara de la salamandra, Ontentoo, estaba distorsionada mientras sonreía con superioridad siendo feliz por algo. Él es el dungeon core de la [Caverna en Llamas]. Un honesto y buen tipo. Aunque tiene sus partes estúpidas, también tiene sus partes buenas. Aunque tiene sus partes estúpidas. Aunque tiene sus partes estúpidas.

 

– Bueno, está bien conseguir que Redra use su aliento según lo acordado.

 

Para recibir el aliento de Redra, me metí en la [Caverna en Llamas] con Rokuko. Fuimos guiados al cuarto del jefe en el quincuagésimo piso. Si es ahí, puede soportar uno de los alientos de Redra con toda su fuerza.

Aun así, parece que Redra aún tiene un poco de miedo a los huevos. Vergonzoso, a pesar de ser un dragón.

Aunque el fénix será eclosionado con el aliento de un dragón rojo, no puedo siquiera imaginar en qué se convertirá.

 

— ¿¡Es realmente seguro!? ¡No camina o corre ¿cierto?!

— Podría caminar si no se apura y eclosiona. Así que por favor da lo mejor de ti para calentarlo… no lo destroces ¿bueno?

— ¡E-entiendo!

 

Puse una baldosa hecha de cascaras de huevo de fénix, poniendo el huevo encima. A propósito, Rokuko estaba esperando conmigo en el cuarto opuesto al cuarto del jefe, el que tiene el dungeon core dentro.

Rokuko y yo no teníamos la habilidad de pelea para estar en el cuarto del jefe, donde un aliento que era capaz de arrasar los golems de piedra hasta que no quedaba nada sería usado.  Aunque ya había impresión, quería apresurarme tan pronto como me fuese posible. Es por eso que Ontentoo dijo que gustosamente nos dejaría usar esta habitación.

Además, Ontentoo sacó su monitor para dejarnos ver qué estaba pasando en el cuarto del jefe. Ontentoo es un buen tipo.

 

— Aquí voy—…

 

Redra inhaló lentamente, liberándolo todo de una vez. El sonido de su aliento llenando el cuarto del jefe, Redra calentó el huevo soplando con su aliento.

Bueno, aunque digo que es el sonido de su aliento, está en el nivel en que está emitiendo luz.

El piso no se estaba volviendo magma gracias a que el huevo estaba situado en la baldosa de cascaras de huevo fénix. Aunque el piso cercano podría estar hirviendo a fuego lento. Además, Rokuko estaba diciendo cosas como: “¡Mira!” mientas miraba el monitor

 

— Fuuuu, fuu… haa, haa, c-como era de esperar, ésta está un poco cansada…

 

Después de liberar seriamente su aliento por treinta minutos seguidos, finalmente descansó… qué maravillosa resistencia, como era de esperar de un dragón.

 

— Te obsequiaré algo de helado más tarde.

— ¿[Helado]? ¿Qué es eso?

— Un dulce y helado regalo. No sé si será de tu gusto, pero pienso que es delicioso.

— Heeh, ¡ésta lo esperará ansiosa! ¡Ésta seguirá un poco más entonces! Fuuu, fuuu…

 

Continuó durante otros treinta minutos.

 

— ¿Hmm? Hey, el huevo se movió, ¡está comenzando a agrietarse!

— Oh, ¿en serio? Entonces entremos al cuarto pronto.

— Espera un poco. Necesitarás tener cuidado. Está increíblemente caliente en el cuarto justo ahora.

— … Eh, ¿cuán caliente está más o menos?

— Hmm, diciéndolo de una forma que es fácil de entender para un humano… aproximadamente lo mismo que dentro de un kiln. ¿Supongo que puede quemar carne?

 

Eso es peligroso. Pero ¿eso significaba que estaba emitiendo una temperatura súper alta detrás de esas puertas?

Abriendo la puerta de entrada al cuarto del jefe, esperamos por un rato para que se enfriara. Mientras tanto, había un sonido de golpeteo viniendo desde dentro del huevo mientras que sus grietas crecían… me pregunto si se está preocupando por cómo va el rompimiento su huevo. Un trabajo muy meticuloso. La grieta que estaba siendo hecha era hermosamente derecha en la dirección horizontal. Dara todo el camino alrededor si sigue.

Preguntemos si aún no está bien para Rokuko, que estaba parada al lado mío, para entrar.

 

— … Bueno, debería estar bien ahora.

 

Cuando Ontentoo dijo eso, Rokuko saltó al cuarto que estaba enfriado para estar tan caliente como un sauna promedio.

Aire caliente entró en corriente desde la puerta abierta, se sintió como si fuese suficiente para quemar. Aunque también entré al cuarto lentamente siguiendo a Rokuko, el calor era doloroso para mi piel desnuda.

 

— ¡Está caluroso! ¡Dónde está el huevo! ¡Está caluroso!

— Oh, ¡viniste, Rokuko! ¡Está aquí! ¡Eclosionará pronto!

 

Cuando Redra llamó por ella, la grieta del huevo estaba sólo un poco lejos de darle toda la vuelta.

 

 

*

 

 

Entonces, el fénix eclosionó.

El polluelo era pequeño, pero sus plumas eran blancas, como si estuvieran brillando. Supongo que ese es simplemente el tipo de ave que es y nace totalmente emplumado.

 

— Hooh, un fénix, ¿eh? Aunque sus alas no parecen rojas… ¿creo que escuché en algún lugar que la mascota de la vanguardia de dios es un fénix azul?

 

Azul, ¿eh? Es el color de la combustión perfecta. Más bien, hay un fénix como ese también, ¿eh? ¿Quizá su color cambia al color de las llamas con que es bañado cuando es eclosionado o algo así?

 

— Oyeee, soy la dueña de Feni~, mirame~.

— ¡Pi~!

 

Feni, ¿ese es el nombre del fénix? Lo dije cuando nombró a Gobsuke, pero Rokuko es bastante directa cuando se trata de nombres…

Batió sus alas cuando Rokuko lo llamó. Aunque no parece ser capaz de volar aún, parece que reconoció correctamente a su dueña.

 

— A propósito, ¿no está demasiado caliente para tocarlo?

— Probablemente es seguro. Las llamas de fénix no son calientes, son magia después de todo. Su fuego es igual al mío… También está bien comerlo ya que usa una habilidad para producir fuego, átalo con una orden antes de que sea demasiado tarde.

 

Ya veo, con que así es como es. Seguí las ordenes de Ontentoo y le ordené no atacar a camaradas.

 

— Oye, ahora, déjame ver. También quiero tocarlo.

— Eh, ¿qué quieres? ¿arrancarle las plumas esta vez?

— Hey hey, ¿qué piensas que soy?

 

Arrancarle las plumas, ¿eh?… plumas de un fénix… también podría ser bueno, pero bueno, sí. Justo ahora sólo quiero tocarlo. Estiré mi mano hacia Feni.

 

— ¡Pi—!

— ¿¡Ada—!? Espe—, eso duele, ¡eso duele!

— Kehma, no te quiere.

 

Usó su pico… ¿quizá recuerda ser destruido una y otra vez como un huevo? Inesperadamente los fénix son del tipo que guardan rencores…

 

— Grah, lo alimentaré entonces. Ontentoo, ¿qué comen los fénix?

— Comen llamas. Hey Redra, sírvele algo de aliento.

— ¡Sí! ¡Aléjense un poco!

 

Dejando a Feni, Rokuko y yo no apartamos antes de que Redra disparara un serio aliento… Incluso la repercusión desde detrás de ella se siente caliente.

 

— Pi pi~♪.

 

Feni estaba feliz mientras se bañaba en el aliento. Kukuku, bien, sigue comiendo… ¿eh? ¿Pero no es Redra la que lo está alimentando en vez de mí? Mierda.

… ¿Quizá debería practicar un poco de magia de fuego?


Capítulo 76ÍndiceCapítulo 78

10 pensamientos en “Capítulo 77: El fénix

  1. Gracias por el cap
    Pd: ¿”Les quiero”? a quienes quieres, todo se explica con aliens (http://i.imgur.com/lLxCoWM.jpg) y los aliens son iluminatis lo que significa que tu traductor-san eres ni nada mas ni nada menos que:
    …………………………………………………………………………………………………………………………………………….(redoble de tambores) un TRADUCTOR DE NOVELAS (CHAN CHAN CHAN) (lo se nadie se lo pudo haber imaginado y solo yo porque soy el mejor detective del mundo y L me lame las pelotas todos los dias y noches) (http://i2.kym-cdn.com/entries/icons/original/000/006/216/7nTnr.png)

    Me gusta

  2. Pingback: ¡LDM77! – Gustang Translations

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s