Capítulo 83: La sala de juegos

Capítulo 82ÍndiceCapítulo 84


Entonces, con la construcción de la herrería comenzada, también seguimos adelante con nuestras preparaciones, terminando la sala de juegos.

 

Aunque lo llamé así, tenía tragamonedas, dados, y otras cosas que puse en los cofres de la dungeon hace unos días. Además, la posada incluso comenzó a comprar las cartas de juego por cinco cobres.

… Las mesas estaban preparadas con cubierta de tela para los dados y las cartas de juego, sólo un mínimo para que sea una renta aceptable. También dejamos a la gente traer sus propios dados y cartas.

 

Si alguien preguntaba por qué tomó tanto a pesar de eso era todo lo que había, también insonoricé las murallas para que no obstruyese el sueño de los huéspedes (y el mío), ajusté las tragamonedas, y desarrollé dados golem para algo de negocio engañoso. Bueno, echémosle un vistazo uno por uno.

 

Las murallas insonorizadas son obvias. Por ahora sólo puse algo de esponja, que compré con DP, dentro de las murallas y eso parece haberlo hecho de alguna forma u otra. Aunque parece que el grosor de las murallas aumentó un poco, aún están dentro de los niveles aceptables.

 

Ajustando las tragamonedas en algunos aspectos, los hice que, de forma suficiente, rara vez haya grandes victorias o derrotas. Naturalmente, está en el punto en que el dueño gana cuando se mira el todo.

 

Para los dados golems, son un seguro para cuando los use. Cuando los llenas de poder mágico, puedes hacer que su centro de gravedad sea inclinado por sólo diez segundos. Después de diez segundos, son dados ordinarios.

Su material es cristal transparente. Ya que están llenos de aceite que tienen el mismo índice refractivo, no puedes ver su estructura interna en absoluto. Hacer eso bien me dio unas verdaderas dificultades.

Si las personas pudiesen verlo y lo descubrieran, dirían algo como: “¿No es esto un fraude?” Aunque, bueno, realmente lo es. Hay un famoso dicho que dice que no es un fraude si el fraude no es expuesto.

Además, usan identificación individual a través del poder mágico para que otras personas no puedan usarlos. Los golems pueden distinguir entre poderes mágicos. Aunque ese mecanismo no puede ser usado para llaves de dungeon o parecido.

 

Con todo eso, añadí la sala de juegos. Sigilosamente, a mitad de la noche. Ya que no fui capaz de dormir por toda la noche y lo añadí a la posada, no se puede evitar que esté con falta de sueño. Sólo he dormido nueve horas hoy.

 

— Me lo he estado preguntando por un tiempo ya, pero ¿cuánto sueño por día satisfaría a Kehma?

— Me lo pregunto… supongo que veinticinco sería lo mejor.

 

Aun así, el mundo también tenía únicamente veinticuatro horas en un día.

 

— … ¿puedes usar magia de tipo espacio-tiempo?

 

Woah, magia tipo espacio-tiempo reina suprema. ¿Debería mirarlo? Aunque nunca tendría suficiente DP para ello.

Entonces, dejando de lado esa farsa, desvelé la sala de juegos.

 

El huésped frecuente de nuestra posada, Gozoh, llegó inmediatamente. Es el primer huésped para conmemorar su apertura.

 

— … ¿Esto estaba aquí ayer?

— Ah, un conocido que es mago aventurero Rango-A lo hizo por la noche.

— Hooh… habría sido genial si aprovechaba la oportunidad para hacer la herrería de Kantra mientras estaba en eso.

— El precio del encargo es bastante alto. Es mejor hacerlo de forma normal.

 

Además, la construcción ya había comenzado, es mejor no privar a Carpintero-san de su trabajo.

Adicionalmente, no quiero hacer ningún trabajo extra. No quiero trabajar. ¡No deseo trabajar!

 

— Hey Kehma, ¿qué es esto? ¿Una sala para charlar dentro?

— No, es una sala de juegos. Juegas dados y cartas en esas mesas. Bueno, esta caja es—

— ¡Y tragamonedaaaaas!

 

Ichika corrió por delante de mí en medio de mi explicación.

A propósito, aumenté los salarios de Ichika y Meat. Aunque es algo más como dinero de bolsillo.

Les di dinero que es simple de entender, y si quieren algo lo compraría con DP. Lo fundamental para Ichika, la comida, está desapareciendo. No, desapareció.

En cuanto a por qué está en tiempo pasado, recientemente Ichika ha estado esperando por la apertura de la sala de juegos, ahorrando para su campaña de fondos para tragamonedas.

 

— ¡Hyhha—! ¡Poner tres cobres dentro! ¡Luego, bajar la palanca! Gira, gira, ¡gira—! ¡Ahahahaha! Botón, botón, ¡presionar el botón! ¡Detente! Tch, ¡una vez mááás~!

23

Sus ojos eran escalofriantes. Fanática.

Síp, prohibir las tragamonedas… ¿ya es muy tarde?

 

— O-oye, ¿Kehma? Eso, ¿es seguro? ¿No es una caja peligrosa?

— … Es un maquina tragamonedas, para apostar.

 

Ichika estaba tirando de la palanca de la maquina tragamonedas con todo lo que tenía, totalmente adicta. ¿No son los huéspedes los que se supone que deben hacer eso?

… Bueno, lo dejaré estar.

 

— … Cambiando de tema, ¿juegas cartas? No hay ninguna carta, jugaré contigo.

— ¿Hmm? Estas han estado apareciendo en la dungeon recientemente. He escuchado que las has estado comprando, pero eran para esto, ¿eh? Por favor, enséñame las reglas.

 

Le enseñé a Gozoh cómo jugar póker y blackjack.

Debido a que las reglas eran fáciles de captar, parece que le gustó el blackjack.

 

— Si hubiera suficientes personas podríamos jugar culo sucio o cinquillo también.

— Hay muchas formas de jugar con ellas, ¿eh?, con esta cosa de las cartas. Se te ocurrieron tantas formas de jugar a pesar de que sólo han sido unos pocos días desde que comenzaron a aparecer.

— Bueno, simplemente obtuve un libro que mostraba formas para jugar. Lo obtuve en la dungeon.

— Ya veo, así que es por eso que las comenzaste a comprar entonces.

 

Además, son una plata si alguien quiere comprarlas. El sobreprecio es porque aún no hay muchas.

Es una cosecha bastante buena considerando que sólo cuesta 5 DP para que los aventureros las obtengan. Los estaré comprando por veinticinco cobres eventualmente, así que el precio final quizá sea alrededor de ¿cincuenta cobres?

 

— Entonces, el siguiente es el dado bu—

— ¡Aquí está! ¡SÍ SÍ sííííí! ¡Gran premio! ¡Gran preeemio!

 

Cuando Ichika gritó, el tintineante sonido de las monedas de cobre desbordando de la maquina tragamonedas podía ser oído… Sí, debería preparar una caja.

 

— ¿¡Ooh!? ¡Es increíble!

— Fufufu… ¡Con esto puedo seguir jugando…!

 

Aunque la maquina tragamonedas ya está girando.

 

— Oye, démosle un pequeño intento. Kehma, ¿cómo los usas?

— Está explicado en la etiqueta de aquí. Bueno, no es tan difícil. Da una devolución dependiendo del patrón.

— Ciertamente, lo veo aquí. Pero para los ojos de un aventurero, algo en este nivel es muy muy simple, mu—¿gu? E-esto es sorprendentemente difícil…[1]

 

Lo siento. Es pura suerte.

 

 

*

 

 

Después de un rato, otros huéspedes de la posada aparecieron también. Aunque dije eso, sólo hay cinco grupos quedándose aquí incluyendo a los comerciantes, pero todos ellos se reunieron.

 

— A pesar de que la mesa de allí es para dados, tiene tela en ella, ¿eh? Heeey, Doran, ¿obtuviste algún dado? Seré el crupier primero, ¡vamos con el hi-lo!

 

— ¡Hazlo! Ir en turnos de ser crupier dos veces debería estar bien. ¿Alguien más quiere unirse?

 

— Heeh, esas cartas eran cosas para jugar, ¿eh? ¿Quizá debería obtener algunas cartas propias también? La próxima vez no las venderé si encuentro alguna.

 

— Hohoh, también quiero comprar una casa aquí…

 

— Gikkon-san, ¡juguemos al juego [Cinquillo]!

 

— Claro, ¿Por qué no? ¿Quiere Roppu-san unirse a nosotros?

 

— Nn, mezclémonos un poco. Mi compañero ha estado jugando con esa caja por un rato ya.

 

— Oh, ¿Gozoh-san? ¿Qué es eso?

 

— ¡Es una maquina tragamonedas! …  Oooh, ¡gané!

 

Una bulliciosa multitud de personas. Era exactamente ese tipo de sensación. El cuarto es considerablemente espacioso ya que la hice grande pensando en el futuro, pero está abarrotada. Se siente genial.[2]

 

— Ugugugu, mi maquina tragamonedas…

 

Y así, Ichika, que estaba tratando de monopolizar la maquina tragamonedas a pesar de ser una empleada, estaba ahora tomando un descanso.

Aunque le dio al gran premio, terminó con una diferencia de cero después de todo. La gente lo está rodeando ahora. En todo caso, no parece que la gente se vaya separarse pronto en cualquier momento. No sería bueno para un empleado ocuparlo cuando está así de atestado.

 

— La máquina tragamonedas parece popular, ¿eh? ¿Quizá debería hacer otra?

— ¡Goshujin-sama! Definitivamente entonces, ¡Una máquina tragamonedas para mi uso personal…!

 

Síp, Ichika recupero un poco de su verdadero carácter ¿no?


[1] Habla de pararlos en el momento exacto con el botón.

[2] La palabra que usa para para abarrotado también significa prosperidad. Abarrotado con una buena connotación.


Capítulo 82ÍndiceCapítulo 84

Anuncios

12 pensamientos en “Capítulo 83: La sala de juegos

  1. Gracias por el capítulo….

    Ichika perdio su titulo de chica de la comida a chica de las apuestas…. (Que Keima la ponga en un traje de conejita y la deje en esa sala y todo arreglado)

    Me gusta

  2. Pingback: ¡LDM83! – Gustang Translations

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s