Capítulo 95: Extra: Punto de vista del héroe

Capítulo 94ÍndiceCapítulo 96


— Entonces, esta es la [Cueva de los Deseos], eh…

 

Wataru Nishimi. Nishimi fue el héroe convocado por el territorio String del Imperio Raverio hace tres años.

Por los tres años después de eso hasta días recientes, él pensó que había sido convocado para derrotar al Rey Demonio, con el Conde Brie String entrenándolo para ese fin.

Sin embargo, la existencia de Wataru en el país fue descubierta.

Después de realizar algún acto meritorio, el Conde String pensaba que podría ser capaz de dar alguna excusa… por supuesto, esto fue porque convocó al héroe dentro del país sin permiso.

Como correspondería al título de “héroe”, su existencia fue incondicionalmente reconocida como un aventurero Rango-S por el gremio de aventureros.

La persona que intentó ocultarlo como propiedad personal, Brie String, fue condenada.

 

Hablando en términos del Japón moderno, sería como desarrollar un misil para armarse a sí mismo, obviamente violando la ley de control de armas y espadas.[1]

No terminaría ahí si se considera que esa arma podría ser usada también por países enteros, convirtiéndolo en algo cercano a traición nacional.

… Bien, Wataru también estuvo de acuerdo en que el Conde String estaba equivocado.

 

En realidad, el Conde deseaba poder político, diciendo cosas como “¡Solo yo soy apto para ser emperador!” Para un ejemplo más concreto, al presentarse con Wataru como “¿Qué tal te va, oh héroe? Soy el futuro emperador, Brie String. Aunque por ahora sigo siendo un conde, sin embargo.” Había varias cosas mal con eso.

En primer lugar, ¿Qué tipo de plan secreto podría convertir al actual jefe de familia del rango de conde a emperador? Ni siquiera formaba parte del linaje del emperador, así que probablemente tendría que ser un golpe de estado.

 

Al final, el conde fue condenado por el actual emperador. En cuanto a Wataru, fue protegido por Haku Raverio, de quién se decía era algo como el antepasado del emperador.

Debido a su longevo linaje acompañado de su belleza, se rumoreaba que Haku era un alto elfo. Ella había abdicado a la posición de emperador dejándolo a su descendiente voluntariamente diciendo que viviría una vida de retiro en su villa imperial. Por otra parte, sólo por tener un cuerpo que conservaba su belleza y que no había cambiado en lo más mínimo desde la época en que se fundó el Imperio Raverio merecía respeto.

Además, siendo la aventurera activa Rango-A [Diosa de las Alas Blancas] hace de ella una existencia escandalosa.

Al ser protegido por Haku, Wataru se convirtió públicamente en el héroe del Imperio Raverio.

 

Después de eso, Wataru renunció a la Orden de Caballería String a la cual se unió por propósitos de entrenamiento, y en su lugar se unió al Imperio Raverio. Con su posición formal todavía en consideración, estaba siendo tratado como uno de los caballeros imperiales de Haku.

 

¿Por qué este héroe había venido a la [Cueva de los deseos]?

 

Un ítem que algún comerciante llevó a la capital imperial, cartas de juego.

Estas cartas fueron hechas con un papel de alta calidad que claramente es diferente al papel que comúnmente circula, así como también todas estaban perfectamente impresas.

En el momento en que Wataru vio las cartas de juego, no pudo evitar recordar su mundo previo que el comenzaba a olvidar—Japón. Además, la cosa extraña que se podía encontrar en las cajas de las cartas… era un código de barras. Algo que este mundo no tenía, algo nostálgico que él perdió.

Naturalmente, los habitantes de este mundo sólo lo reconocerían como un patrón, mientras que un japonés definitivamente haría la conexión con Japón.

 

Parecía como si estuviera definitivamente arreglado.

Cuando informó a Haku sobre la ubicación y su razón para ir allí, resultó que era su lugar [favorito] para ir de incógnito. Haku le dijo que probablemente fuera la fuente de las cartas.

Ella realmente no tenía ningún motivo para detenerlo. Ella sólo le permitió ir, así como también le preparó un carruaje para su uso.

 

Entonces, después de alrededor de medio mes de balanceo de un lado al otro dentro del carruaje, Wataru finalmente llegó a la [Cueva de los Deseos].

 

— … ¿Este es el lugar, eh?

 

Había una pobre sucursal del gremio de aventureros y una posada.

(Cuando anteriormente pregunté, escuché que se suponía había una herrería un poco más allá, pero no la veo.)

Wataru inmediatamente avanzó hacia la posada… sin embargo, lo pensó mejor y decidió que era mejor primero dar sus saludos en el gremio, así que apresuradamente se dirigió al gremio a dar un rápido hola y—fue completamente detenido, teniendo que aceptar una taza de té.

(…Rango-S es un asunto serio, eh, no fue hace mucho que todavía era un Rango-C.)

Wataru gruñó para sí mismo.

Entonces, nuevamente se dirigió hacia la posada.

 

— B-bien, venido—

 

Inmediatamente al entrar, una niñita con un vestido lo saludó.

 

— B-bienvenido al [Pabellón de la Muñeca de Baile]. Soy Rokuko, la propietaria.”

 

Habló con un feroz vigor. Sin embargo, revolvió un poco sus palabras.

… Inconscientemente, Wataru se calmó. Una sonrisa apareció en su cara. Además, por alguna razón, Wataru simplemente fue incapaz de desviar su mirada de Rokuko.

 

— ¿Señor? ¿H-hay algo que necesite?

— Eh-, ah, lo siento. Soy Wataru Nishimi. Ummm, Haku-sama me recomendó la suite. Y me dijo que la comida es increíblemente deliciosa.

— ¿¡Eeeh!? ¡Sísh—! ¡E-eshpere un momento! ¡Ah, ahí hay una silla!”

 

Diciendo eso, Rokuko entró por un momento. Ella parecía no estar usando el lenguaje formal, pero Wataru decidió no preocuparse por eso dado que sus palabras ya estaban muy desordenadas.[2]

Cuando entró a la posada… débilmente, sentía que olía a Japón.

 

(Hay algo aquí… después de todo)

 

Pensó en los pasados tres años. Varias cosas sucedieron… Se preguntó si sus camaradas de la Orden de Caballería String estaban bien… mientras recordaba, se detuvo a mitad de camino ya que también recordaba cierto trauma.

Rokuko justo había acabado de regresar… y como antes, estaba ansiosa por alguna razón.

 

— Es por aquí.

 

Rokuko lo llamó con su semilenguaje formal.

… Ante él, tanto el cabello rubio como el adorable trasero se balancean de un lado a otro. Incluso si sabía que no estaba siendo seducido, no podía dejar de figurárselo. Tal vez era por su juventud o tal vez su forma, pero no podía quitar sus ojos de ese trasero. Era extraño, algo así jamás le había sucedido. Mientras se sentía ligeramente nostálgico, su corazón golpeaba contra su pecho.

 

(Desearía acariciarla—¿Q-qué estoy pensando? ¡Es una niña!)

 

— ¿Señor?

— Ah, no, n-no es nada.

— Ah, uh, esta es la suite. Ah, toma, la llave.

— …Gracias.

 

Finalmente se dio cuenta de que parecía como si lo hubiera guiado hasta la suite.

Aceptando la llave de la propietaria, se miró en la habitación.

Ventanales, papel tapizado, muebles… todo era bueno. . Aunque parecía que había visto el diseño en algún lugar antes, se sentía raro para ser algo de este mundo.

Sin embargo, había una silla de masaje justo en el centro de la habitación. Además, vibraba cuando le ponías monedas. Obviamente destacaba por ser extraño.

 

— … ¿No está conectado a un tomacorriente o a algo?

— Ah, señor, ¿cuándo le gustaría su comida? Es hora del desayuno justo ahora—ah, no ha comprado el ticket de comida aún… ah, pero ¿tal vez quiera ordenarlo para que se lo traiga a la suite?

 

Entendió que no tenía practica atendiendo clientes después de todo. Sin embargo, al contrario de sentirlo como un mal servicio, Wataru lo encontró placentero.

 

— Hmm, entonces ¿qué tal recomendarme algo? He escuchado que el pan de aquí es delicioso.

 

— ¿Una recomendación? Entonces recomiendo el [Rollo de mel—no, eso no. Nuestro pan blanco es famoso por su delicioso sabor.

 

Rollos de melón. Justo ahora, Rokuko tuvo un obvio desliz. Wataru lo escucho apropiadamente.

 

— … Rokuko-chan, ¿eh? ¿Quién eres tú?

— S-soy la propietaria de esta posada, ¿sabes?

 

Aunque Rokuko evitó su mirada, Wataru se las arregló para adivinar hasta cierto punto.

La favorita de Haku. El hecho de que Haku recomendara esta posada. Luego, el estilo de la posada. Pensando en todas esas cosas y combinándolas para obtener su resultado, Wataru habló—

 

— … ¿Serías mi compañera?

— Eh, de ninguna forma.

 

Rechazo inmediato.


[1] En Japón, las leyes sobre armas empiezan estipulando “Nadie poseerá un arma de fuego o armas de fuego o una espada o espadas”, y se conceden muy pocas excepciones.

[2] Lenguaje formal japonés o keigo es una forma de hablar que se utiliza para mostrar respeto, y cuyo uso es obligatorio en numerosas circunstancias sociales (como en los negocios).


Capítulo 94ÍndiceCapítulo 96

Anuncios

12 pensamientos en “Capítulo 95: Extra: Punto de vista del héroe

  1. gracias por el capítulo. este héroe no nos duro mucho, para que se le proponga rokuko estando el bajo el cuidado de haku. calma ver como reacciona keima y que hace.
    ps: hace un rato entre en la página del traductor al inglés y me emocine al ver que tenía 190 capítulos traduccidos, aún nos que da un largo camino por delante

    Me gusta

    • Y además en la página del autor, la novela web ya va en el 253. El traductor en ingles traduce entre 4 o 5 capítulos por semana… Así que sí, todavía queda mucho por delante

      Me gusta

  2. Pingback: ¡LDM95! – Gustang Translations

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s