Capítulo 32: El olor a mujer carnívora viniendo de la mercenaria

Capítulo 31Índice – Capítulo 33


Hice que Hetty-san regresara a la ciudad por su cuenta mientras Marina yo nos quedábamos en la mansión. Hicimos una promesa de juntarnos en la posada mañana en la mañana así que por ahora, debería ser un buen día. Habían cosas que necesitaban ser hechas aquí también.

En cualquier caso, primero necesito arreglar un candado para la habitación con el espejo antes de que empiecen las reformas. Sin embargo, esa puerta es del tipo de perno interior… en otras palabras, sólo puede ser bloqueada desde el interior. Estaría bien si fuera al otro lado, pero si no lo cierro apropiadamente cuando vuelvo aquí… ni siquiera sería una broma si mi familia y la gente del otro mundo se terminaran encontrando.

Le pedí a Marina que esperara en la habitación temporalmente mientras regresaba al otro lado para buscar el regalo que había olvidado entregarle a Shello-san. El regalo estaba destinado a ser una expresión de gratitud por toda la ayuda que me había dado durante el encuentro con Jephthath. Ya le había dado a Rebecca-san el anillo pero no le había dado nada a Shello-sant todavía , así que decidí que sería alcohol. Había escogido y comprado vino japonés de arroz (sake) esta vez para él.

Si voy donde Shello-san con el pretexto de entregarle esto, y dejo a Marina bajo su custodia al mismo tiempo, podría ser capaz de trabajar en mis cosas al otro lado por al menos medio día.

Por esa razón, debería llevar rápidamente a Marina con el sake que compré en el otro lado. Nos tomó alrededor de 20 minutos alcanzar la casa de Shello-san desde la mansión. En realidad solo tomaría unos cuantos minutos si tuviéramos un caballo. Aún cuando la casa estaba en lo profundo del bosque, era tranquilizador tener a alguien a quien conocía como vecino.

Rebecca-san estaba coincidentemente secando la ropa afuera cuando llegamos ahí. Ella había vuelto a su ropa habitual. Al darse cuenta de que nos dirigíamos hacia ella, agitó su mano. Su aspecto anterior estaba muy bien también, pero un chico sería mejor curado por su simple apariencia de onee-san.

“¿Qué ocurre hoy? ¿De pronto me extrañaste?” [Rebecca]

“Por supuesto que esa es una de las razones, pero todavía le tengo que dar a Shello-san su regalo por ayudarme el otro día.” [Jirou]

“Ara, no hay necesidad de ser tan considerado con nosotros. Él está cazando en este momento así que debería volver en un rato. ¿Quieres esperar adentro? Por cierto, ¿dónde está la otra esclava-chan hoy?” [Rebecca]

“Es ese día para ella así que Diana tuvo que irse por hoy. También tengo que volver a la casa por un momento porque necesito atender algo… ¿podría dejar a Marina aquí hasta que vuelva?” [Jirou]

“No me importa pero… ¿estás seguro? Compraste a esa niña como escolta, ¿verdad? ¿Así que no estaría bien llevarla contigo?” [Jirou]

“La casa está cerca, y Marina todavía no es capaz de hacer guardia… Ah, cierto. Había pensado en pedirle a Shello-san y a Rebecca-san que nos enseñaran a pelear también. ¿Estaría bien para ustedes?” [Jirou]

“¿Eh? Claro, pero seré estricta” [Rebecca]

Podría desanimarme si el entrenamiento se vuelve demasiado severo, pero mi vida está en juego. No estaba seguro de cuánto la vocación de espadachín podría afectar el resultado, pero me gustaría empezar a entrenar aunque sea un poco. Aunque todavía no he conseguido un arma.

Dejé a Marina y volví a la mansión por ahora. Necesito volver aquí antes de que oscurezca así que el tiempo es esencial. Considerando que necesito saludar a Shello-san y recoger a Marina esta vez… Sería seguro volver en alrededor de dos horas y media.

◇◆◆◆◇

Confirmé el pago a través de mi cuenta de internet por las pujas exitosas del otro día. Afortunadamente, todos los pagos fueron recibidos así que todo lo que quedaba por hacer era enviar los artículos.

En general, estaba contento con el dinero recibido ya que gasté una enorme cantidad de dinero en el encuentro con Jephthath. Dejando de lado mi sustento, he comprado a dos esclavas ahora, así que no tengo más opción que ganar más dinero en las subasta online. También estaba haciendo planes para vivir solo eventualmente…

Dicho eso, empezaré esto ya que es una molestia hacerlo después en año nuevo.

Cargué los artículos en el coche, y dejé la casa. Después de enviar los artículos por correo, fui directo a la tienda DIY.

Aunque pude visualizar vagamente como se veía la cerradura para conseguir una llave que encaje en la habitación del espejo, algo como eso naturalmente no es vendido aquí. Terminé comprando tornillos gruesos, pestillos y el candado más grande que pude encontrar en la tienda. Honestamente, este se ve demasiado delicado para mi, pero por ahora, era mejor que nada.

Adicionalmente, fui alrededor del vecindario por bastantes casas con el fin de encontrar artículos que se vendan en el mercado de pulgas antes de regresar a casa. Lo siguiente sería la instalación de la cerradura.

Tomando las herramientas de la tienda, volví a la habitación con el espejo para la instalación.

Afortunadamente, el marco de la puerta estaba hecho de madera, así que podía ser instalado fácilmente en él. Bueno, por ahora era lo suficientemente bueno.

Viendo que todavía no había podido explorar muy bien el lugar debido a problemas de tiempo el otro día, me tomé mi tiempo explorando el interior de la mansión.

Si estaremos viviendo aquí pronto, entonces era algo que necesitaba hacer. Una simulación cerebral de vida. La anchura de la mansión es de aproximadamente 3LDK. Una de las habitaciones es de aproximadamente 12 tatamis mientras que las otras dos son de 8. Hay otras dos habitaciones más pequeñas pero probablemente sean almacenes.

Me pregunto qué debería hacer sobre la asignación de habitaciones. Si fuera a asignarle una habitación a cada uno de nosotros, entonces la de 12 tatamis sería mía, mientras que Diana y Marina tendría una de 8 tatamis cada una. Aunque dado que podría volver a mi habitación en Japón en cualquier momento de manera instantánea, ¿realmente necesito una para mi mismo?

Por otro lado, simplemente podría usar una de 8 tatamis, dejando en su lugar la de 12 para Diana y Marina. Si ese es el caso, entonces no sería una mala idea hacer que la habitación restante sea una para huéspedes.

La sala de estar es de probablemente alrededor de 15 tatamis. De hecho, el lugar se ve realmente espacioso con solo una mesa y una flor en el interior. El suelo parecía estar hecho de una madera preciosa. Hay una pequeña chimenea aquí así que este sería un buen lugar para relajarse una vez que hubiera un sofá. Compremos uno la próxima vez.

La cosa más notable era la cocina, o más bien, el horno de piedra. Era el típico que ves siendo usado para hacer pizzas o que encuentras en panaderías. Podría ser realmente delicioso si fuera a hacer una pizza con él. Solo la idea me hacía babear.

El baño de piedra también es bastante grande. Alrededor de 4 tatamis. Además, el botto benjo parecía estar hecho de metal, similar a los inodoros occidentales, aunque sin tapa. También hay un pozo y un establo afuera de la mansión. Aunque parecían estar podridos.

Lo siguiente será la habitación con el espejo. Bueno, probablemente podría usarla como mi despensa personal. No hay nada más aparte del espejo aquí así que podría ser una buena idea poner algunos vinos.

Él último lugar que tengo que confirmar es el ático. Sin embargo me estoy quedando sin tiempo así que lo haré mañana. Argh, o una vez que los contratistas vengan mañana lo revisaré desde atrás ya que está muy polvoriento.

Después de regresar a la casa de Shello-san tras terminar mi recado, encontré a Rebecca-san enseñándole a Marina métodos para montar a caballo. Me pregunto si Marina se lo ha pedido a Rebecca-san ya que su vocación es caballero. Debería pedirle que me enseñe también la próxima vez.

Marina no parecía haber notado que volví, pareciendo estar realmente concentrada. Podría no tener aún la habilidad para hacer que el caballo galope, pero fue capaz de montar por sí sola mientras caminaba.

Sus pechos rebotaron cuando el caballo caminó.

Sus pechos rebotarán cuando el caballo camine.

… Seguiré observándola de esta forma.

Después de unos minutos, hablé cuando se tomó un descanso.

“Buen trabajo, Marina. Lo has hecho bastante bien. A este ritmo, Marina podría ser capaz de enseñarme pronto.” [Jirou]

“Ah, mi señor. Bienvenido. Ya que Taichou-dono me dijo que me enseñaría las riendas, estoy aprendiendo a montar a caballo. ¡Montar un caballo es realmente divertido!” [Marina]

[NT: Taichou = Capitán]

Así que es eso. Me alegro.

Por cierto, ¿acaba de decir Taichou-dono? ¿Se estaba refiriendo a Rebecca-san? ¿Solía ser llamada de esa forma?

“Nos estábamos quedando en la misma habitación el otro día, ¿verdad? Tuvimos varios tipos de [conversaciones] aquella vez. Pero por alguna razón, terminó llamándome Taichou.

¿[Conversaciones]?… un imagen realmente aterradora apreció en mi cabeza luego de escuchar esa palabra. Probablemente fue mi imaginación.

Después de agradecerle a Rebecca-san que le enseñara a montar a Marina, recibí el sake de Marina y se lo entregué a Shello-san, que había regresado, como muestra de agradecimiento por la ayuda del otro día.

“¡Es alcohol!” Como esperaba, Shello-san parecía estar bailando de gozo tan pronto como recibió el sake. Esta persona es de verdad un bebedor.

Entonces, es tiempo de que vuelva ya que he completado mis recados aquí.

“Rebecca-san, me gustaría tomarme mi tiempo aquí pero podría ser malo si no regresamos a la posada antes de que oscurezca así que nos iremos pronto. Muchas gracias por cuidar a Marina hoy.” [Jirou]

“Ara, ¿te vas tan pronto? Está bien incluso si te quedas a pasar la noche.” [Rebecca]

“Es una sugerencia atractiva, pero Diana debería haber regresado a la posada ahora y me encontraré con el representante de Jephthath mañana en la mañana, así que tengo que regresar hoy… me dejaré caer por aquí pasado mañana.” [Jirou]

“Es así. Entonces quizás vaya contigo.” [Rebecca]

“¿Eh? ¿Eeeeh?” [Jirou]

◇◆◆◆◇

Así, los tres volvimos felizmente a la posada. ¿Cómo terminó así?

“Estaré yendo.” Aún cuando Rebecca-san dijo casualmente eso antes de irse, Shello-san solo nos vio con su sonrisa habitual. ¿Esto está bien? ¿Es considerado común por los estándares el otro mundo?

No debería pensarlo mucho… estoy seguro que lo que estamos haciendo es similar a salir a beber con los amigos… Bueno, en realidad sí cenamos juntos antes…

Diana parecía haber regresado a la posada. Ella se inclinó ante mí, agradeciéndome por hoy. Aún cuando su cara estaba completamente roja esta mañana, se veía normal ahora. Realmente no lo entendía, pero supongo que se debe haber refrescado.

Después de eso, cenamos juntos, bebimos y fuimos a la cama en habitaciones separadas. Los eventos eróticos serán pospuestos hasta que la renovación de la mansión esté terminada-nya.

Cuando fuimos al vestíbulo a la mañana siguiente, encontramos a Hetty-san ya sentada, bebiendo una taza de té, ¿Ha estado esperando por mucho tiempo? Simplemente debería habernos llamado cuando llegó.

“Buenos días, Hetty-san. Lamento haberte hecho esperar.” [Jirou]

“Buenos días, Jirou-san. En realidad llegué hace poco.” [Hetty]

Hetty-san se paró y nos saludó. A pesar de estar vestida con ropa de sirvienta, la misma que ayer, realmente no emanaba la elegancia de una sirvienta.

Ahora que lo pienso, esta debería ser la primera vez que Diana y Rebecca-san la ven. Había pensando en presentarlas así que me volteé. Sin embargo, Rebecca-san, cuyo interés fue probablemente despertado la aparición de Hetty-san, se movió primero.

“Encantada de conocerte por primera vez. Soy Rebe… ¿eh? ¿Hetty?” [Rebecca]

“Ara. Ara ara ara. ¿No eres tu Becky? Así que todavía estás viva. Estaba segura que habías…” [Hetty]

“¡Esa es mi línea! Para empezar, ¡¿como es que alguien como tu a quien se referían como La Doncella de Combate de Farley se convirtió en una sirvienta?!” [Rebecca]

“Es… cómo debería ponerlo… fue un cambio de trabajo.” [Hetty]

“Incluso si alguien fuera poner las tres vocaciones de Hetty una al lado de la otra, aún son todas relacionadas con combate, así que ¡¿cómo es posible que te convirtieras en una sirvienta? Terminarás rompiendo todos los platos que lavaste, ¿o no?” [Rebecca]

“Eso fue descortés de tu parte. Incluso sin vocaciones, puedo manejar el trabajo siempre que se me de un entrenamiento apropiado. Si este es el caso entonces lo mismo va para Becky… Becky, no esperaba encontrarte en un lugar como este pero, ¿qué estás haciendo actualmente?… Aunque, he oído sobre Isaac…” [Hetty]

“… Ya no trabajo como mercenaria. El grupo se disolvió luego de que el líder muriera. Actualmente me gano la vida aquí, exterminando monstruos.” [Rebecca]

“¿Por tu cuenta? Fue lamentable escuchar lo que le pasó al líder, pero aún eres joven.” [Hetty]

“Detene, Hetty. Además estamos en el mismo bote.” [Rebecca]

“…. Fuun. Bueno, no voy a fisgonear en esto.” [Hetty]

Después de decir eso, las dos me miraron a mi.

Mi cerebro no era capaz de seguir el desarrollo repentino, pero supongo que eran conocidas en sus días de mercenarias. Parecen estar llevándose bien aunque me pregunto si son amigas.

Además, ¿Hetty-san doncella de combate?… ahora tengo mucha curiosidad sobre su trabajo anterior…

“¿Entonces son conocidas? Puede que haya muchas cosas con las que necesiten ponerse al día así que ¿qué tal si continuamos esta noche? Bebamos un poco.” [Jirou]

En serio, ¿soy un viejo?

Pero estaba intrigado por las historias de cuando Rebecca-san todavía era una mercenaria y el pasado de Hetty-san también captó mi interés.

“Conocidas… si. Ciertamente podrías considerarnos de manera similar a conocernos bastante bien supongo. Bueno, no sería malo hablar sobre el pasado.”

“Hablar sobre el pasado… aún cuando no hay muchas cosas sobre el pasado de las que podamos hablar.”

De alguna forma no parecía que estuvieran muy en contra así que hagamos los arreglos para cenar esta noche. Aunque estaría bien comer en la posada, le pedí a Hetty-san que nos recomendara un restaurante.

“Encantada de conocerte por primera vez.” [Hetty]

Hetty-san saludó a Diana después de eso. Sin embargo, parecía ser la primera vez que se encontraban. Inicialmente esperaba que se hubieran conocido antes, pero no parecía ser el caso.

Bueno, supongo que algo como eso era posible también.

 

Anuncios

7 pensamientos en “Capítulo 32: El olor a mujer carnívora viniendo de la mercenaria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s