Capítulo 12: Un vistazo

Capítulo 11ÍndiceCapítulo 13


Apuntando al tronco que era la mitad del tamaño de sus brazos, Tatsumi bajó su hacha.

El hacha partió limpiamente el tronco en dos, verticalmente, y se hundió en el suelo de abajo.

Tatsumi posicionó una vez más el tronco partido y bajó el hacha.

Junto con un sonido satisfactorio, las mitades con forma de semicírculo se dividieron perfectamente en otras dos mitades.

Él recogió los cuatro pedazos y los lanzó a un lado antes de tomar otra tronco y empezar a cortarlo.

Después de confirmar que el tronco se partió hermosamente en dos, Tatsumi se limpió el sudor de su frente con la parte trasera de su mano.

Tatsumi está cortando leña ahora.

Justo como lo decidió ayer, hoy empezó a trabajar como un asistente del templo.

— … ¿T-Tengo que cortar estos…? ¿T-Todos esos…?

Preguntó Tatsumi con una voz ronca, mientras se paraba delante de una montaña de troncos.

— Sip, todo. Hay muchas personas viviendo en el templo, así que una gran cantidad de leña es necesaria cada día como combustible. Por eso, nuevo, cortar leña es un trabajo muy importante.

El hombre gigante con apariencia de adulto medio y rostro severo, que guió a Tatsumi al patio trasero, palmeó energéticamente la espalda de Tatsumi mientras se reía.

Tatsumi se tropezó después de ser palmeado en su espalda. En ese momento, el sello sagrado alrededor de su cuello sonó como una campana.

— … Tu nombre es…Tatsumi, ¿cierto? Bueno, usa esto. Parte todos los troncos en cuatro partes con esto.

La cosa que el hombre de mediana edad le entregó, fue un hacha bien usada.

— Hay un descanso después de la cuarta campanada. Así que trabaja duro hasta entonces.

Diciendo eso, el hombre se fue con pasos largos.

Por cierto, la “cuarta campanada” mencionada era aproximadamente al mediodía de acuerdo al horario de su mundo anterior.

Como Tatsumi lo midió usando su reloj de mano, el sol en este mundo se levantó a aproximadamente las 6:00am. Después de eso, cada templó hacía sonar una campana cada dos horas.

Sonaba una vez a las 6:00am, dos a las 8:00am, de esta forma las campanadas aumentaban una vez cada dos horas y a las 6:00pm, cuando sonaba la sétima campanada, era el atardecer.

Y encajando las veces que la campana sonaba en cada ocasión, fueron llamados primera campanada a sétima campanada. No sonaba ninguna campana durante la noche, así que aparentemente ellos no tenían ninguna forma de medir el tiempo en la noche.

De acuerdo a Calcedonia, parecía que el tiempo para sonar las campanas era medido usando un reloj solar. Y para los días lluviosos o nublados, tenían un artículo mágico que actuaba como algo parecido a un cronómetro, pero a causa de ser un artículo raro y caro, es un artículo atesorado que nunca es removido de las premisas y solo el supremo pontífice, Giuseppe, tenía permitido tocarlo. Incluso Calcedonia no lo había visto con sus propios ojos.

Cada día tenía 24 horas, lo que era igual a la Tierra, pero aquí el sol se levantaba siempre a las seis y se iba a las seis.

Tatsumi se preguntaba si tal vez no había ningún cambio en la distancia de los días de acuerdo a la estación.

Solo han pasado tres días desde que Tatsumi llegó aquí, así que no ha tenido la oportunidad de medir apropiadamente cada día. Sin embargo, también podía ser posible que este mundo no fuera uno donde el mismo planeta se movía, sino un mundo que operaba bajo la teoría de Ptolomeo donde los cuerpos celestes se movían en regulación.

Esto es algo que Tatsumi aún no sabía, pero en este mundo se cree que el continente y el océano están flotando en el “Mundo de las Estrellas”.

El punto de vista del mundo generalmente creído es que en el borde del océano al norte y este hay gigantescas cataratas que botan agua de mar hacia los océanos desde algún lugar, mientras que al sur y oeste hay gigantescas cataratas que botan el agua de mar hacia algún otro lugar.

De acuerdo a un sabio, el agua de mar de las cataratas del sur y oeste pasa por el mundo de la nada y fluyen de regreso por las cataratas del norte y este. Sin embargo, no ha habido ni una persona que haya visto estas enormes cataratas en los bordes del océano, así que ya sea que esta teoría sea verdad o no aún no ha sido verificada.

Además, también se creía que al otro lado del “Mundo de las Estrellas” existía el “Mundo Celestial” donde vivían los dioses.

Dejando eso de lado, Tatsumi actualmente estaba mirando estupefactamente hacia la montaña de troncos.

Pero su trabajo no sería hecho si solo se quedaba viendo todo el día. Así que después de prepararse a sí mismo para lo peor, Tatsumi remangó sus mangas y se llenó de energías.

Ahora mismo, él no estaba vistiendo la ropa que tenía cuando vino a este mundo, sino las ropas del templo que Giuseppe le había proveído.

Cuando ayer fue al pueblo con Calcedonia, él había comprado algunos conjuntos de ropa casual y ropa interior, pero era una obligación vestir la vestimenta de sacerdote cuando se hacía trabajos en el templo, así que Tatsumi estaba usándolos actualmente.

Giuseppe también le había otorgado formalmente el rango de sacerdote a Tatsumi. Aunque solo era el rango más bajo, sacerdote de bajo rango, pero esto establecería su status social en este mundo por el momento.

Dado que los templos son independientes de cualquier país, con solo estar afiliado a un templo le otorgaba cierto nivel de status; tener acceso al mismo nivel de conocimiento que un sabio.

Por supuesto, no cualquiera podía unirse al templo. Originalmente, uno necesitaría pasar por cierta cantidad de filtraciones antes de ser permitido unirse. El motivo del por qué Tatsumi fue capaz de adquirir la posición de sacerdote de bajo rango sin todo eso, definitivamente fue porque el supremo pontífice, Giusepee, usó su autoridad.

 

Entonces, después de mirar fijamente la montaña de troncos por un tiempo, Tatsumi miró hacia la ropa blanca del templo que estaba usando.

Ya que Tatsumi se preguntaba si estaba bien ensuciar la ropa blanca del templo incluso si era por el trabajo.

Las ropas que Tatsumi estaba vistiendo actualmente era el uniforme de sacerdotes de bajo rango que también eran reconocidos como ropa de trabajo en el templo. Es por eso que no sería culpado sin importar cuán sucia se ponga. Aunque tendría que lavarla él mismo en caso se ensucie.

El diseño de la ropa de templo y el sello sagrado que un sacerdote viste difieren dependiendo del status.

Casualmente, el hombre de mediana edad que guió a Tatsumi hasta el patio trasero era un sacerdote superior llamado Bogart, que estaba a cargo de los sacerdotes de bajo rango asistentes de templo como Tatsumi.

Dándose cuenta que quedarse parado no haría que su trabajo disminuya, Tatsumi empezó a mover el hacha que obtuvo de Bogart unas cuantas veces. Después de acostumbrarse a la sensación, Tatsumi tomó un tronco y lo puso verticalmente en el suelo.

Y bajó ligeramente el hacha. En el momento que la hoja del hacha cayó en el tronco, lo partió limpiamente en dos partes.

— ¿Eh…? Pero si no puse tanta fuerza… ¿?

Tatsumi inclinó a un lado su cabeza en confusión porque el tronco se partió mucho más fácilmente de lo que esperaba.

— Bueno, no importa. No hay nada malo con que sea fácil de partir.

Después de eso, Tatsumi continuó constantemente en partir los troncos.

Normalmente cuando se corta madera, los troncos serían puestos encima de una piedra o árbol como soporte. Esto era porque cuando se intentaba partir madera en el suelo, la tierra suave lo haría difícil de partir apropiadamente.

Tatsumi, que nunca antes había partido madera, obviamente no estaba al tanto de esto y continuó partiéndolos en el suelo. Sin darse cuenta lo inusual que era.

La segunda y tercera campanada había sonado en medio de esto, pero Tatsumi, que estaba concentrado en su trabajo, no lo notó.

Un poco después que sonara la cuarta campanada que señalaba el mediodía, Bogart regresó al patio trasero.

— Oe, nuevo. ¿Cómo va el tra… ¡qué!?

Después de ver la montaña de leña apilada delante de sus ojos, Bogart gritó de sorpresa.

La gran cantidad de leña preparada hoy habían sido cortadas todas cuidadosamente en cuatro y apiladas. No se podía evitar que estuviera sorprendido.

— Ah, Bogart-san. Como lo ordenó, ya he terminado de cortarlas todas.

Tatsumi, que estaba sentado en el suelo después de apilar toda la madera, llamó causalmente al sorprendido Bogart.

— N-No espera, t-todos, dices… ¿Quieres decir que cortaste todos en medio día…? ¿Esa gran cantidad…?

Bogart movió su mirada entre Tatsumi y la montaña de leña un par de veces.

 

Un chico joven había aparecido repentinamente delante de él en la mañana. Un chico con unos inusuales ojos y cabello negro que normalmente no era visto en el reino de Largofiely, y dijo que desde hoy estaría trabajando como asistente en el templo.

Parece que el chico vino buscando a Bogart después de recibir instrucciones de alguien de status más alto que Bogart.

Así que Bogart examinó cuidadosamente por un rato al chico de cabello negro con una mirada ruda mientras cruzaba sus musculosos brazos.

Él no era muy alto, siendo una cabeza más bajo que el enorme Borgarde.

Era delgado, y el grosor de sus brazos eran menos de la mitad de los de Bogart. Pensando que sus brazos eran más parecidos a los de una chica, Bogart juzgó que las cargas pesadas serían imposibles, así que se decidió en el corte de leña.

Cortar leña también requería una considerable fuerza, pero asumió que era mejor comparado a los trabajos pesados como transportar cubetas llenas de agua desde el pozo de agua o transportar los casi diarios cargamentos de comida usados para los platillos de los sacerdotes.

A pesar de su apariencia, Bogart inesperadamente era alguien que cuidaba bien de sus subordinados. Aunque se veía aterrador por su gran figura y rostro severo, él era alguien que recompensaba a aquellos que hacían bien su trabajo.

Y asignaba labores a las personas que se veían apropiados para aquellos. Ya que ese también era el trabajo de Bogart.

Y de acuerdo a Bogart, Tatsumi, que tenía los brazos de una chica— limitado a las propias normas de Bogart— hubiera hecho suficiente si podía partir al menos un cuarto del total de troncos para la cuarta campanada.

Pero en la realidad, más que un cuarto, Tatsumi terminó todo el trabajo. Incluso para el mismo Bogart, era casi imposible terminar todo en medio día.

Al principio, simplemente miró estupefactamente entre Tatsumi y la leña, pero al poco tiempo su rostro cambió a una sonrisa masculina.

— ¡Ja ja ja ja ja ja ja! No pensé que podrías, nuevo…no, ¡Tatsumi! ¡Buen trabajo!

Bogart palmeó fuertemente los hombros de Tatsumi con todas sus fuerzas y urgió a Tatsumi a que se siente de nuevo.

— Ya has hecho todo este trabajo. Debes estar hambriento, ¿cierto? Almorcemos juntos.

Bogart sacó algo como un sándwich del paquete de trapo que tenía.

Miró a Tatsumi mientras llenaba su boca con una expresión alegre, pero por algún motivo, vio a Tatsumi parado sin moverse un poco aturdido.

— ¿Qué pasa? Siéntate y come. Nuestro descanso no es tan largo, ¿sabes?

— Ah…bueno… La verdad es que…

Tatsumi se rascó la parte trasera de su mano mientras intentaba decir algo. Justo hasta ahora, Tatsumi había olvidado por completo que solo podía almorzar durante su descanso.

Parece que el reino de Largofiely tenía la costumbre de comer tres veces al día. Una vez entre la primera y segunda campanada (entre 6 y 8:00am), otra durante la cuarta campanada (alrededor del mediodía) y finalmente, una después de la sétima campanada (después de las 6:00pm).

Algunas personas también tenían un ligero aperitivo entre la quinta y sexta campanada (entre las 2 y 4:00pm).

Tatsumi ya había escuchado todo esto ayer de Calcedonia, pero lo había olvidado por completo. Y obviamente, no preparó nada para el almuerzo.

Bogart miró a Tatsumi, parado sin moverse, con una mirada de asombro.

— ¿Qué? ¿No preparaste tu almuerzo?… Entonces supongo que tendrás que ir al comedor.

Había un comedor en una sección del templo que proveía comida a los sacerdotes, pero obviamente, Tatsumi aún no lo había usado. Desde que llegó a este mundo, todas sus comidas fueron preparadas por Calcedonia.

Como parte de su entrenamiento, los sacerdotes de bajo rango trabajan en el comedor en rotaciones, pero ese comedor estaba un poco distante del patio trasero donde estaban actualmente Tatsumi y Bogart.

— Bueno, dado que ya terminaste todo el trabajo que te di, no será un problema si te tomas un tiempo con el almuerzo, pero…si te parece…¿quieres un poco del mío? ¡Pero no garantizo su sabor, ya que lo hizo mi esposa!

“¡Ga ja ja ja!” riéndose, Bogart le dijo una vez más a Tatsumi que se siente.

— No, no puedo simplemente tomar algo que hizo su esposa para usted. Simplemente iré al comedor.

— ¿De verdad? Entonces no necesitas apresurarte. Toma tu tiempo y come.

Después de aceptar lo que dijo Bogart, él empezó a ir al comedor.

No, estuvo a punto de empezar.

Justo cuanto estaba por abrir la puerta dirigiéndose al interior del templo desde el patio trasero, la puerta se abrió por si sola. Por supuesto, realmente no se abrió por si sola. Alguien la abrió desde el otro lado.

Y ese alguien sacó su cabeza desde la abertura y miró inquietamente alrededor. Con su cabeza, el ahoge encima de su cabeza también se balanceó inquietamente.

Cuando ella encontró a Tatsumi, sonrió como una flor floreciendo.

— ¡Goshujin-sama! ¡Le traje su almuerzo!

— Chiiko. ¿Lo trajiste hasta aquí?

— ¡Sí! No sabía dónde estaba trabajando goshujin-sama, así que me tomó un tiempo buscarlo. Mis disculpas.

Mientras se acercaba a él, rápidamente inclinó su cabeza y le entregó el paquete que trajo.

— Gracias, Chiiko. Por cierto, ¿ya almorzaste?

— N-No… Ehm… Si le parecía bien a goshujin-sama, pensaba almorzar juntos…quizás…

Calcedonia se sonrojó mientras intentaba tímidamente anunciar su deseo. Por supuesto, Tatsumi no tenía motivos para rechazarla.

— Está bien. Entonces almorcemos juntos. Ah, es cierto.

Tatsumi finalmente recordó que Bogart también estaba aquí. Él quería preguntarle si estaba bien si almorzaban juntos, pero…

— Bogart-san… ¿Eh?

Ese Bogart estaba completamente paralizado, sin mover un musculo mientras los miraba fijamente, como si estuviera petrificado.

El sándwich que estaba comiendo se cayó de su mano. Y como si ese fuera el desencadenante, Bogart volvió en sí.

— ¿¡C-C-C-C-C-C-Calcedonia-sama!? ¿¡Por qué está la «Sagrada Doncella» trayendo comida a Tatsumi…!?

Bogart, cuyos ojos estaban completamente redondos por la sorpresa, cambió su mirada entre Tatsumi y Calcedonia unas cuantas veces.

Por otro lado, Calcedonia, que estaba siendo observada, inclinó su cabeza a un lado en confusión y preguntó a Tatsumi.

— ¿Goshujin-sama? ¿Esta persona es…?

No era como si Calcedonia no supiera los nombres y rostros de todos relacionados al templo. Más bien, sus conocidos eran aquellos de status altos incluso dentro del templo, así que Bogart, cuyo status, no era tan alto, no era alguien que ella conociera.

— Ah, él es Bogart-san. Él está a cargo de asignarme trabajo hoy.

— Ya entiendo. Bogart-sama, gracias por cuidar de mi goshujin-sama.

— ¿¡Go-Goshujin-sama…!?

Calcedonia se inclinó delante de Bogart, mientras él, por otro lado, respondió con un tono confuso. Porque él entendió el “goshujin-sama” de Calcedonia como “esposo”.

Calcedonia lo decía como “amo”— para ser exactos, como su dueño— pero cualquiera lo malentendería como “esposo” si estuvieran en los zapatos de Bogart.

— E-Entonces, Tatsumi es…quiero decir, Tatsumi-sama es…

Tatsumi agitó rápidamente su mano mientras se sentaba junto a Calcedonia cerca de Bogart, que cambió su forma de llamar a Tatsumi a causa del malentendido.

— Bogart-san, por favor. No empiece repentinamente a hablarme formalmente.

— No, pero verá…

— No me molesta. Simplemente soy un nuevo sacerdote de bajo rango. Chiiko y yo…Calcedonia y yo somos personas diferentes.

— S-Si tú lo dices… ¿T-Tampoco le molesta a Calcedonia-sama?

— Sí. Ya que a goshujin-sama no le molesta. Simplemente respetaré su voluntad.

— Haah… Pero que la «Sagrada Doncella»-sama diga hasta eso…

Bogart miró una vez más a Tatsumi y Calcedonia mientras se rascaba el mentón con su dedo.

Por un lado estaba Calcedonia, que a diferencia de su expresión digna normal, actualmente era la manifestación de una doncella enamorada; y por otro lado estaba Tatsumi, que estaba siendo cuidado por Calcedonia como si fuera lo más natural en el mundo para él.

La figura de estos dos era como una pareja que había estado casada por muchos años. Por lo menos, así es como ellos estaban reflejados a los ojos de Bogart.

 

Después de eso, las tres personas almorzaron alegremente.

Al principio, él casi se acurrucó por la presencia de la «Sagrada Doncella», pero originalmente tenía una personalidad que no se preocupaba por las pequeñas cosas, así que entró en confianza al poco tiempo.

Aunque dado que ella, después de todo, la nieta del supremo pontífice y la rumorada «Sagrada Doncella», él fue respetuoso hacia ella comparado con cómo trataba normalmente a aquellos a su alrededor.

Al poco tiempo, sus almuerzos alegres llegaron a su fin y se levantaron después de ordenar todo.

— Bueno, Tatsumi. Hablando honestamente, todas tus labores asignadas para hoy han sido completadas. ¿Qué planeas hacer?

— Ayudaré con cualquier cosa que pueda.

— ¿De verdad? Entonces, disculpa las molestias, pero envía alrededor de un cuarto del total a la galería. El resto va al almacén. Ahora te mostraré el camino al almacén. Tu trabajo de hoy será terminado después de eso.

Tatsumi y Bogart se pararon, y hablaron sobre el trabajo para la tarde.

Y calcedonia observó con una sonrisa la figura de Tatsumi que hablaba íntimamente con Bogart.

— ¡Bien! ¡Entonces, también trabajaré duro esta tarde!

— Sí, de lo mej… ¿?

Tatsumi se dio palmadas en sus mejillas para llenarse de energías. Y Calcedonia, que estaba a punto de dar palabras de aliento a Tatsumi, detuvo repentinamente sus palabras a la mitad.

— ¿Pasa algo, Chiiko?

— Ah, n-no, no es nada…

Tatsumi inclinó su cabeza a un lado en su interior, viendo tartamudear a Calcedonia, pero no preguntó más, y empezó a caminar después de Bogart que quería mostrarle el camino a los almacenes.

Mientras observaba cuidadosamente la espalda de Tatsumi que se alejó, Calcedonia murmuró suavemente para ella misma.

— Justo ahora, por un segundo…solo por un segundo, pensé que sentí mana desde goshujin-sama… ¿Fue mi imaginación?


Capítulo 11ÍndiceCapítulo 13

10 pensamientos en “Capítulo 12: Un vistazo

  1. Gracias por el cap
    PD: espero ke no sea un simple mago respondiendo a lo de johan espero ke sepa como fortalecer su cuerpo y pegar buenas ostias mientras quema a todos

    Me gusta

    • Ya que esta usando un hacha espero que use algo así como un hacha de guerra de una mano , un mundo medieval podría ser tan variado en armas donde entre las con menos uso estaría la espada, y es la típica arma cliché con la que todos termina, muy poco practica contra armaduras.

      Me gusta

  2. Pingback: Ore no Pet cap 12!!! – Gustang Translations

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s