Capítulo 18: Susurros del «Espíritu Maligno»

Capítulo 17ÍndiceCapítulo 19


——— ¿No ansías…no ansías el cuerpo tierno de esa mujer?

Cuando él escuchó esa voz que no sonaba como una voz  susurrándole en su oreja, su corazón palpitó fuertemente.

Volteó su cabeza en una forma cruda, pero mecánica para ver hacia la chica que estaba parada un poco más alejada de él.

Ella era la chica que siempre estaba con él desde la primera vez que fue asignado en una misión de exorcismo del templo.

Ella es la chica que siempre, siempre, siempre estaba en su corazón.

Y ahora mismo ella estaba parada ahí. Si él extendía sus manos, podría alcanzarla.

——— Así es. Haz tuya a esa mujer. Vamos, dale un bueeen vistazo. Sus pechos estás casi por salirse de sus ropas desgarradas. Esa es su forma de mostrártelos a ti. Ella te está invitando. Entonces, acepta la invitación de esa mujer. Porque eso es lo que ella realmente quiere—

Esa voz continuó susurrándole en su oreja. Y él, Morganeich, asintió. Con su espada mantenida en su mano, dio un paso hacia la «Sagrada Doncella».

 

Pero solo dio ese único paso.

Algo estaba susurrándole en su oreja. Él obviamente debería estar consciente de la verdadera identidad de ese algo, pero por algún motivo su cabeza se sentía mareada al no poder recordarlo.

Pero de todas formas, en algún lugar de su corazón, una alarma estaba sonando.

Mientras Morganeich soltó su espada, agarró su cabeza con ambas manos.

“¡No debo escuchar! Nada bueno pasará si acepto escuchar esa voz.”

Aunque podía juzgar eso en su cabeza, la voz era muy agradable para escucharla. Estaba consumiendo lentamente la consciencia de Morganeich.

——— ¿Qué pasa? ¿No quieres hacer tuya a esa mujer? ¿Acaso no siempre has estado pensando en ella? Ahora mismo puedes hacerla tuya, ¿sabes? No necesitas dudarlo. Hazla toda tuya.

La voz susurrante continuó calmadamente.

Y como si fuera guiado por la voz, Morganeich miró hacia Calcedonia.

Hacia la chica a quién siempre ha ansiado. Sus sentimientos por ella puede que hayan brotado desde el primer momento en que la conoció.

Por lo que quería hacerla suya. No entregarla a ningún hombre, siempre abrazarla en su pecho.

Quería adorarla. Rezándole a dios secretamente, que la protegería de todo peligro.

Esos dos pensamientos contradictorios chocaron violentamente dentro de Morganeich.

Chocaron y chocaron, y finalmente la balanza se inclinó al lado donde él quería adorarla por completo.

En la esquina de sus ojos, hayó algo moviéndose repentinamente.

Era un chico.

Él vino recientemente a este templo, y se volvió muy íntimo con Calcedonia. Honestamente, a Morganeich no le gustaba eso.

En su corazón ocurrieron ligeras ondas. Y ese “algo” notó esas ondas, así que las estimuló más.

——— ¿Te desagrada ese hombre? Entonces…simplemente deshazte de él, ¿cierto? ¿O está bien dejar que tu preciada mujer siga a un debilucho como él?

“¡No hay forma de que esté bien!”

No había forma de que él permita que un hombre desconocido como él se quede al lado de ella.

——— Entonces apúrate y aplasta a ese debilucho ruidoso. Estoy seguro que tu chica preciada también está sintiéndose molesta siempre que es seguida por un debilucho como él.

“Así es. Justo como con todos esos nobles. Estoy seguro que Calcedonia se siente irritada siempre que está con ese hombre.

——— Exacto. Es completamente cierto. Limpiar un insecto como él es lo mismo que proteger a tu querida mujer. Y si haces eso, estoy seguro que esa mujer estará agradecida, e incluso dejará que entres en su corazón.

“Me desharé de ese hombre. Estoy seguro que Calcedonia también estará contenta.”

Alegremente, pero con una expresión tímida, Morganeich recogió su amada espada mientras imaginaba el rostro contento de Calcedonia.

 

Y ese “algo” soltó secretamente una risa burlona.

El nuevo humano que escogió como su presa— el anterior también ocultaba un gran deseo— pero este no perdería contra él.

Y los “deseos” eran “su” comida.

Todos los seres vivientes tenían deseos, algunos más que otros. Incluso los animales salvajes tenían deseos para comer y aparearse, entre otros tipos de deseos. Sin embargo, todos esos eran cercanos a sus instintos para vivir en vez de deseos. Por lo que, cómo deseos, no eran muy fuertes.

Entre todos los seres vivientes, una especie definitivamente tenía los deseos más complejos. Eran los humanos.

Dentro de un ser humano, varios deseos siempre daban vueltas.

Apetito, riquezas, lujuria, fama, etc.

Una gran cantidad de deseos complejos y negativos desordenados juntos. Para las cosas como “él”, definitivamente eran los más deliciosos. Es por eso que, para encontrar una oportunidad de poseerlos, “ellos” siempre han estado observando a las personas con malas intenciones.

Los deseos de la persona anterior fueron deliciosos, pero parece que los deseos de este serían incluso más deliciosos.

Un puro anhelo por una única mujer. Pero incluso el anhelo puro puede convertirse en un pensamiento oscuro si se exageraba.

“Él” estimulaba los deseos puros de un humano, amplificándolos, volviéndolos en un blando deseo oscuro, y entonces devoraba todos esos deseos oscuros.

Incluso ahora, “eso” acababa de cambiar el amor puro que este humano tenía hacia esa mujer en un deseo horrendo para hacerla suya.

Sin embargo.

El espíritu de este humano era mucho más fuerte de lo que “él” imaginó.

Casi logró revertir los deseos oscuros amplificados al deseo puro que era antes.

Es por eso que “él” cambió de punto de vista.

En vez de convertir el amor que el humano tenía por la mujer, estimuló los sentimientos de envidia que tenía por el chico que siempre estaba al lado de la chica.

Ya que la envidia y celos también eran parte de los deseos de alguien para monopolizar a su amado/a. los sentimientos oscuros de celos que “él” logró amplificar dentro de ese hombre fueron mucho más deliciosos que cualquier otro deseo que haya probado antes.

——— Entonces, mata a ese hombre. Después de eso, deshorna a esa mujer.

Lenta pero continuamente, si “él” podía poseer a este humano, entonces este hombre definitivamente se convertiría en un demonio leal a sus deseos y sin una pizca de consciencia.

“Él” dio un sorbo de los deseos agitándose dentro del hombre mientras sonreía ampliamente.

 

— ¿Morga…?

La expresión de Morganeich se puso vacía, diferente a lo que estaba antes.

Después de voltear firmemente su cabeza, estaba quieto mirando fijamente a Calcedonia.

Entonces sus ojos que estaban vacíos, lentamente empezaron a mostrar señales de luz.

Pero esa luz no era usual seria y amable que tenía, sino de un rojo sinistro.

— ¿M-Morga…? N-No puede ser…no solo Baldeo-sama, sino tú también…

Esal luz era la prueba de que fue poseído por un «Espíritu Maligno».

Hasta ahora Morganeich era uno de los Caballeros más fuertes que luchaba con demonios. Pero incluso ese Caballero se convirtió en uno.

Calcedonia se quedó ahí, paralizada, al no poder superar el hecho de que incluso Morganeich fue poseído.

La línea de visión de Morganeich cambió de Calcedonia a Tatsumi que staba parado en la retaguardia.

En el momento que vio la figura de Tatsumi, la expresión de Morganeich se convirtió en una de furia intensa. Mientras levantaba la espada que recogió hacia su cabeza, se lanzó hacia Tatsumi con una velocidad arrolladora.

Se veía como un demonio amargado corriendo. Y Tatsumi, que vio la figura de ese demonio corriendo hacia él, no pudo evitar sentirse atemorizado mientras sus miedos se convertían en cadenas que lo encadenaron a ese lugar.

Morganeich, que llegó hasta Tatsumi en un instante, cortó hacia su cabeza desde arriba con la espada levantada.

Pero antes de que su espada llegue a Tatsumi, un rayo color violeta repelió su cuerpo.

El cuerpo de Morganeich fue lanzado por el impacto que cayó en su costado.

Tatsumi, que finalmente sacudió sus miedos, miró hacia la dirección de donde el rayo vino, y vio a Calcedonia con su mano derecha extendida.

— ¡Aun si es Morga, no perdonaré a nadie que siquiera intente herir a mi goshujin-sama!

Después de declarar eso calmadamente, ella una vez más empezó a recitar, parada entre Morganeich y Tatsumi.

Ella estaba horrorizada hasta un momento, pero después de ver que su amado estaba en peligro, recuperó inmediatamente su calma.

Después que terminó el conjuro, un rayo volvió a salir de su mano y golpeó a Morga que colapsó en el suelo.

Morganeich, que fue golpeado repetidamente por los rayos, estaba sacudiéndose y volteándose en el suelo como un pez en tierra.

— O-Oye, Chiiko… Eso es demasiado… ¿Morga-san está bien…?

— ¡Él está bien! ¡Estoy asegurándome de contenerme! ¡Y Morga no es tan débil para morir con algo como esto! ¡Además, que él incluso se atreva a intentar herir a goshujin-sama, dejarlo con solo esto es poco!

Anunció Calcedonia abiertamente. Sus ojos estaban completamente tranquilos.

“Waahh”, Tatsumi puso una expresión sorprendida. Pero no dijo nada más que eso y simplemente rezó por el bienestar de Morganeich.

Mientras estaba haciendo eso, el colapsado Morganeich fue golpeado por rayos numerosas veces y ya estaba empezando a gruñir.

“No importa que tan bien entrenado esté, esto era demasiado, ¿cierto? Su vida definitivamente está en peligro, ¿cierto?”, Tatsumi empezó a preocuparse en ese momento. Calcedonia detuvo su conjuro y finalmente terminó su serie de ataques de rayos.

— … Ahora está debilitado, así que su resistencia a la purificación también debería ser bajo. Purificaré ahora mismo al «Espíritu Maligno».

Calcedonia empezó el hechizo «Exorcismo» por tercera vez.

Parece que herir a Morganeich no era su único objetivo, ya que estaba tratando de debilitarlo.

Pero Tatsumi se preguntaba en su mente “¿Esa es realmente la verdad?”. Al poco tiempo, el hechizo estaba completo y Morganeich, que estaba echado en el suelo, fue envuelto en la luz.

Era la luz purificadora de «Exorcismo». Un «Espíritu Maligno» que era bañado por esta luz tendría sellado sus movimientos y después sería aniquilado.

Unos cuantos serían capaces de resistir la luz purificadora de vez en cuando, pero al final, eso era “resistir”. Si era golpeado una vez por la luz, entonces no tendría forma de escapar.

Pero ahora mismo. Desde el interior de la luz del hechizo «Exorcismo» de Calcedonia, algo saltó vigorosamente.

Ese “algo”, Morganeich, alzó un rugido bestial mientras atacaba a Calcedonia.

Morganeich, que perdió completamente su sentido en sí mismo debido al dolor que sintió el «Espíritu Maligno» en la luz purificadora, la angustia del espíritu, y principalmente la furia intensa; levantó su espada hacia la mujer que amaba.

Fue un perfecto ataque sorpresa. Debido a que, jamás había pasado que un «Espíritu Maligno» que escape después de haber sido envuelto por la luz, Calcedonia bajó su guardia por un momento.

Debería ser porque el cuerpo bien entrenado de Morganeich que esto pudo suceder.

Calcedonia vio a su amigo cercano lanzándose hacia ella con una expresión demoniaca. Además, en su mano había una espada peligrosamente afilada.

Calcedonia abrió ampliamente sus ojos por la sorpresa. Su cuerpo estaba completamente paralizado como si algo lo estuviera atando.

Delante de sus ojos, Morganeich hizo un corte con la espada que sostenía. El corte horizontal que hizo a gran velocidad tenía fuerza suficiente para partir el delgado cuerpo de Calcedonia en dos.

La hoja vino a ella desde su costado.

Y la «Sagrada Doncella» que estaba paralizada no tuvo el tiempo suficiente para esquivarlo.

La hoja aceleró gradualmente incluso más convirtiéndose en un destello justo como los rayos que Calcedonia estaba lanzando hace unos momentos.

Y entonces, la hoja del «Caballero Libre», que estaba poseído por el «Espíritu Maligno» atacó el cuerpo de la «Sagrada Doncella».

 

La espada bien maniobrada del «Caballero Libre».

Sangre carmesí esparcida por los alrededores.

*Splash* Sin siquiera limpiar la sangre de su rostro, Calcedonia que ahora estaba estaban en el suelo, estupefacta, miró la escena delante de ella.

Porque antes de que la espada de Morganeich llegara a ella, su cuerpo fue empujado repentinamente y cayó al suelo.

Una corriente de un líquido rojo tibio estaba cayendo por su cara desde un lado.

Al mismo tiempo, un olor a hierro se esparció por los alrededores. Calcedonia, que luchó contra demonios y monstruos numerosas veces hasta ahora, se dio cuenta que no era otra cosa que el olor a sangre.

Y, al mirar hacia arriba desde el suelo, lo que vio fue,

La figura del chico que amaba cayendo al suelo, botando mucha sangre después de que su pecho se abra por la espada del «Caballero Libre».

 


Capítulo 17ÍndiceCapítulo 19

3 pensamientos en “Capítulo 18: Susurros del «Espíritu Maligno»

  1. Pingback: Maratón Finalizada…al fin. – Gustang Translations

  2. Pingback: Maratón Finalizada…fiuf~~ – Gustang Translations

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s