Capítulo 22: La determinación de Tatsumi

Capítulo 21ÍndiceCapítulo 23


— ¡Me opongo!

Después de escuchar lo que dijo Giuseppe, Calcedonia y Tatsumi se quedaron mudos por un buen momento, pero probablemente debido a que Calcedonia finalmente lo entendió, gritó fuertemente.

— ¡No hay forma de que permita que goshujin-sama haga algo tan peligroso! ¿¡Abuelo, por qué está estás intentando hacer que goshujin-sama haga algo como convertirse en Exorcista!?

Calcedonia se enfureció con Giuseppe con una actitud prácticamente asesina, lo que hizo que Tatsumi continúe quedándose mudo, pero por un motivo distinto.

— Cálmate y piensa un poco, Calsey. No hay nadie más apropiado que el yerno para que se convierta en un exorcista. Es un mago de tipo «Cielo», un usuario de mana con Origen Externo y es un Perceptor. Para los «Espíritus Malignos», es la imagen perfecta de un enemigo natural.

— Ciertamente, no puedo negar eso, pero…abuelo, no estás pensando en usar a goshujin-sama cuando quieras por este asunto, ¿cierto?

Calcedonia se acercó a su abuelo con una sed de sangre liberada, pero el propio Giuseppe no era un anciano por gusto. Aceptó al sed de sangre liberada por Calcedonia como si fuera una brisa refrescante.

— Vaya… Siempre te sales de control cuando se trata del yerno. Solo quería escuchar su opinión, nada más. Si no quiere ser uno, entonces tampoco lo forzaría, ¿sabes?

Suspirando con asombro, Giuseppe volvió a mirar a Tatsumi.

— Entonces, ¿qué tal? Bueno, no te diré que vayas a pelear con los demonios y espíritus malignos al instante. Lo primero es desarrollar tu base con entrenamiento, y mientras lo acumulas quisiera que obtengas poco a poco experiencia de combate. Puedes hacer prácticas de combate con los Caballeros Clérigos, y en cuanto a la magia, Calsey y yo podemos ayudarte con eso. No prisa, simplemente puedes tomártelo con calma y entrenar tus habilidades. Entonces, ¿qué te parece? ¿No le harás el intento?

— Goshujin-sama… Goshujin-sama, no tiene que hacerlo si no lo desea. Simplemente puede negarse.

Giuseppe y Calcedonia esperaron la respuesta de Tatsumi. Tatsumi lo pensó detenidamente mientras cambiaba miradas con los dos.

— … Bueno, no necesitas responder ahora. Puedes pensarlo con tranquilidad y—

— No, está bien. Lo haré. No, permítame hacerlo. Permítame convertirme en un Exorcista como Chiiko.

Tatsumi hizo una postura de seiza encima de la cama, y se inclinó delante de Giuseppe.

 

— Go-Goshujin-sama… ¿P-Por qué…?

Calcedonia le mostró un rostro triste a Tatsumi, que volvió sentarse en la cama después de que se lo pida Giuseppe.

Tatsumi le sonrió a Calcedonia, y le explicó sus sentimientos

— Oye, Chiiko. Quiero ser más fuerte.

— ¿Más…fuerte?

— Sí. Me di cuenta que este mundo es mucho más peligroso que en Japón…que el mundo del que vine. Y en este mundo, necesito volverme más fuerte si quiero proteger a mi preciada familia— si quiero protegerte.

— Goshujin-sama…

Después de ser llamada como su preciada familia tan francamente, Calcedonia se sonrojó mientras sus ojos rojos se nublaban.

— Y esta vez, después de pelear con el «Espíritu Maligno»…me he dado cuenta de lo terroríficos que son.

Si uno fuera a decir que en este mundo no había humanos honestos y limpios, entonces no estaría alejada de la verdad. Todos tienen uno o dos secretos oscuros.

Lo mismo para Giuseppe y Calcedonia, y también para Tatsumi. Siempre que uno sea humano, entonces en algún lugar de su corazón habrá deseos oscuros.

Y los «Espíritus Malignos» estimulan esos deseos, volviéndolos más fuertes. Un miembro de la querida familia de uno o un amigo podría transformarse repentinamente en un demonio en algún día. Y eso era exactamente la característica más aterrorizante del «Espíritu Maligno».

Incluso dos humanos altamente respetados y nobles como Baldeo y Morganeich también fueron endemoniados por el «Espíritu Maligno». Cualquiera podría ser víctima de un «Espíritu Maligno» al día siguiente.

— Si poseo el poder para resistir a los espíritus malignos, entonces quiero fortalecerlo aún más. Bueno, no digo que pueda salvar a cada persona poseída por un espíritu maligno en este mundo. Pero al menos puedo hacerlo hasta donde mi poder pueda llegar.

Tatsumi se echó repentinamente de su posición de sentado.

Y entonces volteó su cabeza hacia Calcedonia, y mostró una sonrisa traviesa.

— … Bueno, esa es solo una fachada. En realidad, a quien quiero proteger solo es una persona.

— ¿Eh…?

Repentinamente, el corazón de Calcedonia dio un gran salto. Ahora mismo, Tatsumi la estaba mirando con ojos sinceros. ¿Quién era la persona a quien quería proteger? Sus ojos estaban respondiendo claramente esa pregunta.

— Estoy feliz de que Chiiko esté preocupada por mí. En ese momento, cuando fui al patio con Morga-san para ayudarte, me dijiste claramente que era un estorbo, pero me lo dijiste al propósito ¿cierto? Quería que me vaya de ese lugar, que vaya a un lugar seguro ¿cierto?

Ahora mismo, Tatsumi lo entendió. Entendió por qué en ese momento Calcedonia le dijo francamente que era un estorbo.

— Ciertamente, desde tu punto de vista, yo no era más que estorbo. Pero algún día…de seguro seré suficientemente fuerte para pelear a tu lado. No, seré suficientemente fuerte para pelear mientras te protejo, como lo hizo Morga.

Tatsumi podía recordar claramente la escena de la coordinación perfecta Calcedonia y Morganeich.

Él no sabía cuándo podría llegar a esas alturas, pero ciertamente esa era su meta.

— Por eso…me convertiré en exorcista. Me convertiré en Exorcista y protegeré a Chiiko… No, ¡definitivamente me convertiré en un hombre que puede proteger a la chica llamada Calcedonia…!

“Me convertiré en Exorcista”. Tatsumi anunció claramente su deseo a Calcedonia y Giuseppe.

Este fue el momento donde el futuro gran Exorcista, «Surcador de Cielos», hizo su primera determinación sobre el futuro.

 

La expresión severa de Giuseppe se puso gradualmente más suave, y asintió estando de acuerdo.

— Escuché claramente tu determinación, yerno. Sin embargo…no puedo tratar repentinamente a alguien sin ningún logro como a un exorcista. Primero, tendrás que pasar por cada uno de los entrenamientos aquí en el templo, y después obtener algo de experiencia real como un Cazador de Monstruos en el pueblo. Calsey, y el «Caballero Libre», Morganeich…y todos los exorcistas empezaron primero como Cazadores de Monstruos para obtener suficiente experiencia de combate.

Ciertamente, debería de ser como lo dijo Giuseppe. Primero, uno debería probar con los monstruos que tenían un nivel más bajo que los espíritus malignos o los demonios, y después deberían apuntar hacia los espíritus malignos. Era un camino que todos siguieron.

— En esta ciudad de Levantes, hay numerosas posadas y bares donde se reúnen los Cazadores de Monstruos. Después de volverte un poco hábil, debería ir ahí para recibir pedidos y trabajos.

Incluyendo el reino de Largofiely, en el continente de Zoysalight, habría al menos un bar o posada donde se reúnen los Cazadores de Monstruos en cada uno de los pueblos e incluso en las aldeas. Y en esos lugraes, uno podría obtener pedidos para subyugación de monstruos. No, más bien, ya que los pedidos llegaban ahí, se reunirían los Cazadores de Monstruos.

De acuerdo con Calcedonia y Giuseppe, parece que, al principio, Morganeich solo era un simple Cazador de Monstruos. Pero su habilidad fue reconocida y se unió al templo como un Exorcista.

— Ah, por cierto…

— ¿Sucede algo?

Viendo al Tatsumi recordar repentinamente algo, Calcedonia preguntó mientras inclinaba a un lado su cabeza, junto con su ahoge.

— Acabo de recordar. ¿Qué paso con Morga-san y Baldeo-san después de eso?

Morganeich y Baldeo fueron poseídos por el «Espíritu Maligno» y fueron endemoniados. Tatsumi preguntó finalmente sobre sus estados después de todo este tiempo.

¿Qué les pasó? ¿Fueron castigados por algún crimen porque fueron poseídos por el espíritu maligno?

Tatsumi, que no sabía nada sobre las leyes de este país, se preocupó un poco.

Pero entonces la expresión de Calcedonia y Giuseppe se nubló.

— E-Esperen… No me digan que fueron acusados de algún delito… ¿o sí?

— No, no es eso. Ciertamente no es eso, pero…bueno, se puso algo problemático. El motivo por el que vine a visitarte no fue solo para verificar tu estado, sino también porque quería consultarte sobre algo.

— ¿Consultarme…sobre algo?

“Así es”, asintió Giuseppe mientras mostraba su usual sonrisa calmada.

 

Parecía que, se acuerdo a las leyes de este país, siempre y cuando no sea algo demasiado serio, entonces las personas poseídas por los espíritus malignos no eran acusadas de ningún crimen.

Obviamente, si uno masacraba a todo un pueblo, entonces no podría ser perdonado; pero en esos casos severos, una sentencia de diez años sería suficiente.

Dado que las personas endemoniadas podrían ser identificadas rápidamente por sus pupilas rojas, si cometían algún crimen, serían perdonados diciendo “ya que estaban poseídos, no lo hicieron por voluntad propia”.

En la superficie, parecía una ley bastante compasiva, pero había una cosa que las personas normales no sabían.

Hace unas cuantas generaciones atrás, parecía que el rey de este país era una persona bastante codiciosa.

Él era del tipo que perdería el control si no obtenía lo que quería, como algún tesoro raro o mujeres hermosas, y solía balancear su espada real, abusando de su poder.

Pero dado que estaba consciente de su propia codicia, tenía miedo de que un día sea poseído por un «Espíritu Maligno» y convertirse en un demonio, así que vivió sus días con miedo.

Entonces todo lo que tenía que hacer era mantener su codicia controlada, ¿cierto? Pero ese tipo de persona no hizo eso.

No lo hizo, pero a cambio hizo una ley anunciando que “las personas poseídas por un «Espíritu Maligno» deberán ser perdonadas. Quien tiene la culpa es el «Espíritu Maligno», no la victima poseída”. Y ese fue el origen de la ley actual.

En otras palabras, era un plan para que no sea acusado de ningún crimen si alguna vez fuera poseído por un «Espíritu Maligno».

Pero para los otros— especialmente plebeyos— tomaron esto como una ley piadosa y fue aceptada rápidamente. Hasta el punto en que incluso olvidaron que el rey era alguien lleno de codicia, y algunos incluso lo alabaron como un gobernante compasivo.

Bueno, no importa el motivo para implementar la ley, era un hecho que la ley fue ampliamente aceptada, e incluso después de la muerte del rey, continuó siendo puesta en práctica.

 

— Aunque ambos fueron poseídos, no hubo daño mental y solo recibieron heridas menores. Realmente podemos juzgarlos por esa ley, por lo que están viviendo como siempre…es lo que quiero decir, pero…

Giuseppe soltó un suspiro débil.

— Ciertamente, la ley no debería ser capaz de condenar a Morganeich, pero el incidente de esta vez sucedió dentro del templo. Un lugar fuera de la autoridad del país, en nuestro propio patio. Y en ese patio, sus acciones fueron bastante rudas y violentas hacia uno de nuestros clérigos, Calsey; y él, también siendo uno de nosotros. Realmente no podemos dejarlo sin un castigo…

— ¿Eh? ¿Entonces Morga-san y Baleo-san fueron…?

— Parece que Baldeo está reflexionando profundamente sobre este incidente. Él renunció personalmente a su posición como mi asistente y como Alto Sacerdote como forma de expiación, y está planeando viajar como peregrino. Probablemente, no planea volver a este templo.

Entonces, Baldeo planea pasar el resto de su vida viajando, sin nunca regresar a Levantes, al templo de Savaiv. Así de mucho está arrepintiéndose por lo que terminó haciendo esta vez.

— Él era alguien a quien le tenía grandes expectativas, pero viendo cuán determinado está, será muy difícil que cambie de opinión. Al final, dejé que haga lo que desee.

Mientras decía eso, Giuseppe encogió sus hombros. Y Calcedonia, que estaba parada detrás de él, se veía algo solitaria.

Siendo un asistente del que dependía, y siendo como un hermano mayor. Aunque esta vez fue la victima principal, ella no le tenía rencor. Por sus actitudes solitarias, parecía que lo iban a extrañar bastante.

— … Bueno, el caso de Baldeo fue arreglado con eso, pero…el problema es Morganeich.

Giuseppe soltó un profundo suspiro y volteó para ver a Calcedonia que estaba parada detrás de él.

— ¿Puedes informar a Morga que Tatsumi se despertó? Y dile que venga aquí, por favor.

— Entendido.

Calcedonia se inclinó ante Giuseppe y Tatsumi y salió silenciosamente del cuarto.

— El caso de Morga es un poco más complejo que el de Baldeo…

Mientras Giuseppe decía eso, sus hombros se encogieron aún más.

 

— Yerno, ya está consciente de que Morga es una celebridad en este templo…no, en todo este país, ¿cierto?

Después que Calcedonia se fuera, Giuseppe continuó hablando con Tatsumi.

Un «Caballero Libre» del que el templo de Savaiv y todo el país de Largofiely se jacta. Su nombre se extendió a lo lejos, e incluso los bardos y trovadores compiten uno con otro para cantar sus hazañas junto a la «Doncella Sagrada».

— Y si repentinamente anunciamos al público que el famoso «Caballero Libre» fue poseído por un «Espíritu Maligno», entonces que pierda su popularidad solo será el comienzo.

Si anuncian este incidente al público, entonces la autoridad del templo de Savaiv será debilitada en conjunto. Además, no hay forma de saber qué tipo de pánico sucedería en los pueblos y calles si la noticia salía que incluso alguien del calibre del «Caballero Libre» «Espíritu Maligno».

— Entonces…después de consultarlo con la facción de la realeza, fue decidido que el incidente de esta vez, especialmente el caso de Morga, no será anunciado al público.

Bueno, la buena noticia entre todas estas malas noticias es que antes de que Morga empezara a pelear, él ordenó a todos que se alejen de ese lugar.

Esto era para proteger el honor de Baldeo, pero hizo que los únicos que sabían Morganeich también fue poseído por el «Espíritu Maligno» fueron Tatsumi y Calcedonia que estuvieron presentes en la escena.

Aparte de ellos, los únicos que sabían de eso era una pequeña facción de los rangos más altos del templo de Savaiv y del reino de Largofiely. Para proteger la autoridad del templo, y para detener el pánico que aparecería en el público, decidieron lidiar con este asunto como si nunca hubiera pasado.

Hubo algunos testigos cuando Baldeo fue poseído y atacó a Calcedonia; pero el mismo Baldeo, aunque era un Alto Sacerdote, no eran tan famoso como el «Caballero Libre». Por lo que su caso no debería afectar mucho al público.

Además, ya que se iba a un peregrinaje para expiar sus pecados, no continuarían más sobre este asunto.

En conclusión, este incidente sería anunciado como “Un sacerdote fue poseído por un «Espíritu Maligno», pero el «Caballero Libre» y la «Doncella Sagrada» lograron purificarlo.

— Siendo una de las partes involucradas, y como alguien que recibió una herida mortal por este incidente, sé que podrías no estar convencido con tal conclusión…pero…no tenemos otra alternativa para este asunto. Por supuesto, manejaré este caso tan cuidadosamente como pueda. Me disculpo, yerno, pero ¿por favor puedes dejar pasar este asunto?

Diciendo eso, Giuseppe se inclinó profundamente ante Tatsumi.

 


Capítulo 21ÍndiceCapítulo 23

5 pensamientos en “Capítulo 22: La determinación de Tatsumi

  1. Muy buena novela, ojalá sigas con el ánimo para hacer esta muy buena traducción c: , mucho animoooooooo esperare por un nuevo capítulo ya que leí todo de corrido está muy buena la novela !!!

    Me gusta

  2. “Este fue el momento donde el futuro gran Exorcista, «Surcador de Cielos», hizo su primera determinación sobre el futuro.” Me gustan esos Spoiler. Gracias por el cap

    Me gusta

  3. Pingback: Seijo-sama c22!! – Gustang Translations

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s