Capítulo 23: Entonces, un comienzo

Capítulo 22ÍndiceVolumen 2


Ya veo, así que esto es lo que quería consultarme, pensó Tatsumi.

No importa cuanto lo cubran la iglesia y el reino, si la persona involucrada, es decir, Tatsumi, quería hacerlo público, podría hacerlo fácilmente.

Por supuesto, Tatsumi no tenía la intención de hacer eso, pero para las personas que no conocían bien a Tatsumi, ellos querrían hacerle una advertencia antes de que él haga algo problemático.

Para Tatsumi, si ellos decían que era para proteger el honor del país, eso lo molestaría; pero ya que era para no esparcir el pánico entre los civiles, él aceptaría.

— … ¿Le molesta si pregunto algo?

— ¿Qué cosa?

— Sobre el incidente, ¿todos los «espíritus malignos» poseen la misma cantidad de poder como el que poseyó a Morga-san y Baldeo-san?

Había poseído fácilmente a Baldeo y Morga. Incluso había resistido el «Exorcismo» de Calcedonia un par de veces. Si todos los espíritus malignos son así de poderosos, entonces realmente serían una existencia terrorífica.

— Hmm, bueno, yo no confronté personalmente a este espíritu maligno y solo leí lo que estaba en el reporte, pero debería estar en los niveles más altos entre los espíritus malignos más poderosos.

Originalmente, los espíritus malignos intentaban evitar poseer a humanos.

Ciertamente entre los seres vivientes, los humanos tenían la mayor cantidad de deseos, pero poseían magia que incluso era efectiva contra los espíritus malignos. Así que normalmente, los humanos eran evitados.

Además para empezar, el número de espíritus malignos era pequeño, y la mayoría aumentaba su poder poco a poco después de poseer animales salvajes. Cuando se volvían más fuertes de lo normal, empezaban a dirigirse a los humanos.

También había una condición como esa. Y la mayoría de veces cuando un humano era endemoniado, el daño que causan es masivo. Incluso comparando con todo eso, el de esta vez fue uno de los más fuertes.

Incluso resistió el «Exorcismo» de Calcedonia. Hasta ahora, no hubo un solo espíritu maligno que pudiera hacer eso.

Es por eso que Giuseppe dijo que el espíritu maligno de esta vez fue más poderoso que la mayoría.

— Si un espíritu maligno es suficientemente fuerte, puede amplificar incluso los deseos más pequeños. También puede deformar un sentimiento puro a algo horrible. Entonces el espíritu maligno empieza a alimentarse de esos deseos y sentimientos. Bueno, todo esto son suposiciones hechas en el pasado. Quiero decir, no ha habido un humano que pudiera charlar calmadamente con un espíritu maligno.

— Entonces… ¿Morga-san y Baldeo-san no tienen culpa en este incidente?

— No puedo decir si fueron completamente inocentes, pero los humanos son criaturas que poseen deseos grandes y pequeños. Todo lo que puedo decir esta vez es que se encontraron con el enemigo equivocado.

— Ya veo… Entonces, sobre su propuesta, la aceptaré.

Incluso Giuseppe estaba siendo humilde aquí. A parte de él, los demás superiores de la iglesia y los líderes del reino pensaban en Tatsumi como un individuo peligroso. No sería extraño si empezaban a enviar asesinos si Tatsumi lo rechazaba aquí.

Bueno, puede que no vengan asesinos, pero la posibilidad no era cero.

Además, incluso Giuseppe, que cuidó de él, estaba agachando su cabeza; así que Tatsumi no podía decir que no.

— ¿¡De verdad!? No, estaba siendo demasiado apresurado, he causado molestias a mi yerno. Entonces, ¿tienes algún tipo de demanda en relación a este caso?

En otras palabras, “una coima”.

Tatsumi mostró una sonrisa agria.

— No, nada en particular.

— ¿¡Q-Qué!?

Giuseppe abrió sus ojos ampliamente por la sorpresa de la respuesta de Tatsumi.

Si esto fuera el Japón moderno, entonces después de un accidente, uno podría demandar dinero de consolación y para el pago al médico. En cuanto al pago, en otras palabras, el pago para la sanación, Calcedonia ya había cubierto eso. Y después que fue cuidado con tanta sinceridad por Giuseppe y Calcedonia, él no podía pedir algo como eso.

Si esto fuera un “desarrollo adulto de eventos”, entonces Tatsumi podría haber dicho algo como “¡Gua ja ja entonces tráeme rápido a tu nieta!”, pero incluso si decía eso, Giuseppe y Calcedonia aceptarían rápidamente. Bueno, aun sin eso, ellos seguían planeando cómo hacer que Tatsumi acepte.

Y por supuesto, Tatsumi no tenía intención de demandar nada desde un comienzo.

— Oh… ¿incluso después de pasar por todo eso, no quieres nada…?

— No, ya he estado bajo su cuidado por un buen tiempo… No quiero actuar como un malcriado después de todo esto.

Giuseppe, cuyo status era igual al del rey de un país, agachó su cabeza. ¿Qué más podría pedir?

Bueno, su decisión en relación a este asunto era algo fuera de lo común para las personas de este mundo, por lo que la sorpresa de Giuseppe no era falsa.

— Un chico como tú… ¡jo jo jo! En verdad me sorprendiste.

Recuperándose por completo de su sorpresa, Giuseppe mostró su expresión calmada usual, y miró como si acababa de ver algo muy asombroso.

 

— Goshujin-sama, abuelo. Traje a Morga.

Después de un golpe, la voz de Calcedonia vino desde detrás de la puerta.

Después de confirmarlo con Tatsumi, Giuseppe le dijo a los dos de afuera que entren.

Calcedonia entró primero. Siguiéndola estaba Morga cuyo rostro estaba hacia abajo.

Hoy, él no estaba vistiendo su armadura usual, ni siquiera un atuendo de sacerdote, sino la ropa de plebeyos similar a las que Tatsumi vio en el pueblo. Aunque pensó que estaba un poco fuera de lugar ya que Tatsumi estaba acostumbrado a verlo en armadura, pensó que le daba una sensación refrescante.

— Tatsumi-dono…

Morganeich miró a Tatsumi con una expresión seria. Caminó hacia su cama y entonces se arrodilló repentinamente en el suelo.

— Esta vez, fue todo por mi inexperiencia que causé que sufras por una herida tan grave… Lo siento mucho.

Tatsumi estaba mirando silenciosamente a Morganeich que se estaba disculpando, pero entonces abrió su boca después de darse cuenta de algo.

— … Podrá ser que… ¿Morga-san también planea dejar el templo? Y a diferencia de Baldeo-san, ¿planea dejarlo por siempre…?

— ¿Por qué piensas eso?

Después de levantar su cabeza, Morganeich le preguntó con una expresión seria.

— Lo que está vistiendo hoy no es su armadura usual, ni ropa de sacerdote, sino ropa usual. ¿No significa que está determinado a renunciar?

— Tienes ojos agudos. Parece que todo este tiempo realmente estaba equivocado.

Morganeich mostró una sonrisa pesada.

Honestamente, Morganeich tenía una evaluación bastante baja de Tatsumi.

Morganeich había peleado numerosos monstruos y demonios. Sus ojos como soldado y mago podían percibir, desde el primer momento en que lo vio, que Tatsumi no tenía puntos fuertes.

Sin embargo, parece que sus ojos realmente no estaban viendo nada.

Tatsumi, quién pensó que era un chico normal, lo derrotó espléndidamente estando poseído por un espíritu maligno, e incluso logró purificarlo.

Ciertamente, su estilo de pelea no era más que la de un principiante, pero al final, él fue derrotado…no, fue salvado.

El mismo Morganeich sabía que el incidente de esta vez no fue hecho público.

Él sabía que era una decisión política, pero al final, él no pudo estar satisfecho con eso.

Fue poseído por un «Espíritu Maligno», y quien lo salvó fue el chico delante de él.

Tatsumi debería haber escuchado la decisión hecha por el templo y el reino. Incluso así, hacia Morganeich, a quien podría decirse que estaba recibiendo un trato preferencial, él no lo reprochó ni lo condenó. Simplemente estaba teniendo una charla normal.

Es cierto, simplemente estaba teniendo una conversación simple con él.

Ciertamente, la ley no castiga a uno si cometió crímenes después de ser poseído por un espíritu maligno. Sin embargo, las personas de este país, no, las personas de este mundo detestaba a aquellos que habían sido poseídos una vez.

——— ¡Fueron poseídos una vez! Así que no sería sorpresa si sucede de nuevo.

Una persona que tenía un deseo suficientemente fuerte para ser poseído por un espíritu maligno, definitivamente no podía ser confiable.

Tal vez, el espíritu maligno seguía dentro de él.

 

Por todos estos motivos, era obvio que las personas eviten a aquellos que fueron poseídos una vez por un espíritu maligno.

En casos extremos, las personas se sentían asqueadas con solo estar cerca de alguien como él.

Pero este chico estaba teniendo calmadamente una conversación con él, como si no hubiera nada malo.

Parece que el chico que pensó que solo era regular, era más hábil de lo que él había pensado.

En realidad, Tatsumi tenía poco entendimiento sobre los asuntos relacionados con los espíritus malignos, pero eso no era algo que Morganeich podría saber.

 

Ya que Tatsumi perdió el conocimiento, Morganeich ya escuchó bastante sobre él de parte de Calcedonia y Giuseppe.

La persona de la que Calcedonia hablaba alegremente desde hace tiempo, «el chico de sus sueños». Él era Tatsumi.

Cuando ellos iban a misiones de exorcismo, entre sus viajes, y cuando se quedaban en posadas, Morganeich siempre escuchaba sobre el «el chico de sus sueños» de Calcedonia.

Después de preguntarle una y otra vez, Morganeich se había dado cuenta desde hace mucho que Calcedonia se había enamorado del «chico de sus sueños».

Pero Morganeich nunca le puso mucha importancia.

Al final, no importa qué tanto ella lo ame, ese chico era algo limitado a sus sueños. Un día ella tendría que despertar a la realidad y enfrentarla. Tenía que despertar de sus sueños.

Era como una doncella que se había enamorado del amor. Como una chica que añoraba al héroe de un cuento de hadas.

Era un camino por el que toda chica pasaba al menos una vez. Morganeich incluso sintió que era simpático.

Él esperaría hasta el momento cuando ella cambie su mirada de ese «chico de sus sueños». Y después estaría bien si esos ojos rubíes, en cambio, reflejaban su figura.

Mientras pensaba eso, él continuó observándola.

Sin embargo.

El «chico de sus sueños» realmente existía. Más bien, Calcedonia lo convocó desde otro mundo.

Él claramente sabía que el hechizo de convocación era un hechizo de nivel legendario. Y era consciente de la capacidad de Calcedonia.

Si era ella, entonces ciertamente sería capaz de lograrlo. Más bien, lo logró, y como resultado, trajo al «chico de sus sueños» desde otro mundo.

En otras palabras, sus sentimientos por el «chico de sus sueños» fueron suficientes para incluso cruzar mundos.

Ni siquiera existía un espacio para que él se meta entre ella y el chico.

Si es ese chico, entonces jamás haría infeliz a Calcedonia. Si no, nunca hubiera saltado delante de su propia espada para salvarla.

Los sentimientos entre él y ella, era uno de los motivos del por qué eligió dejar el templo.

 

— ¿De verdad? Si eso es lo decidió, entonces no tengo nada que decir.

Entonces Tatsumi extendió su mano derecha hacia Morganeich.

— Desde hoy me convertiré en un Exorcista. No sé qué tanto me tome llegar a su nivel, pero…definitivamente, me volveré suficientemente fuerte como para proteger a Chiiko…no, Calcedonia.

— Desde ahora ya no seré un Exorcista, ni un sacerdote, pero…seguiré trabajando como un Cazador de Monstruos para salvar a las personas de los demonios y espíritus malignos… Quizás en el futuro, habrá un momento en que luchemos lado a lado.

— Sí. Si llega ese momento, estaré a su cuidado.

Morganeich agitó firmemente la mano de Tatsumi después de decir eso, y entonces giró hacia Giuseppe y se inclinó.

— Me disculpo profundamente, Su Santidad. Sé que el país y el templo me cubrieron, pero como lo pensé, no puedo estar satisfecho con eso.

— Como me lo imaginé, te decidiste a eso… Bueno, no es algo que no esperaba.

Giuseppe respondió algo débil mientras acariciaba su larga y blanca barba.

— Cielos, primero Baldeo y ahora tú. ¡Ambos son demasiado honestos! Qué más da. Yo me encargaré del templo y del reino, y también de las personas a mi cargo, así que has lo que quieras.

— Muchas gracias. Además, estoy agradecido por todo lo que hizo por mí.

Levantando su cabeza, miró a Calcedonia.

— Calsey, te hice algo muy cruel. No creo que me perdones, pero aun así quiero disculparme. En verdad lo siento mucho.

— Ya no importa. Es cierto que no puedo perdonarte. Ya que heriste a mi goshujin-sama ¿sabes?… Pero si goshujin-sama decidió no decir nada al respecto, yo tampoco diré nada.

— … Gracias.

Morganeich sonrió agriamente. Incluso en un momento como este, ella estaba pensando más en Tatsumi que en ella misma. Entonces agachó su cabeza.

Después, agradeciendo a los tres una vez más, el «Caballero Libre» salió del cuarto silenciosa y calmadamente.

 

Unos días después.

En una casa un poco lejos del templo de Savaiv, un número de personas estaban corriendo de un lado a otro.

— Tatsumi, ¿Dónde pongo esto? Más bien, ¿qué rayos es esto? Quiero decir, sé que es un instrumento, pero…

— Se llama guitarra. Un instrumento musical de mi país natal.

— Oh, ¿entonces puedes tocarlo?

— Bueno, solo un poco.

Mientras charlaban tranquilamente, Vers puso la guitarra donde Tatsumi le dijo, y entonces se fue a traer más equipajes.

— ¡Oeeee Tatsumi! Los tipos de la mueblería trajeron los muebles, ¿en qué cuarto deberíamos colocarlos?

— ¡Por favor espere un momento, Borgart-san! Chiiko, ayuda a Bogart-san que está afuera.

— Entendido.

Respondiendo alegremente a la indicación de Tatsumi, Calcedonia, que estaba limpiando la cocina, salió de la casa.

Y entonces, gritos de sorpresa se escucharon uno tras otro.

— ¡¡E-En verdad es «Doncella Sagrada»-sama…!!

— ¡Waaah! ¡N-No puedo creer que la esté viendo desde tan cerca…!

— D-Definitivamente me mudaré a este vecindario…

Parece que después de ver a la afamada «Doncella Sagrada» salir de la casa, los chicos que trajeron los muebles estaban sorprendidos.

Después de saludarlos ligeramente, Calcedonia dio algunas indicaciones sobre dónde poner los muebles.

Y Tatsumi, que estaba dentro, miró la escena con una sonrisa suave.

— Hoy es el día…finalmente…

Tatsumi asintió ligeramente mientras miraba “su casa” que estaban decorando gradualmente.

Sí.

Justo como lo había dicho, hoy es el día en que todo comienza.

Su vida con su nueva familia, con Calcedonia.

Ya han pasado diez días desde que fue convocado aquí por Calcedonia.

Pero hoy era el día en que iba a empezar su vida en este otro mundo, literalmente.

— Goshujin-sama, ¿sucede algo?

Calcedonia preguntó a Tatsumi que estaba parado mirando la casa.

Inclinando su cabeza ligeramente a un lado, el ahoge se balanceó.

— No es nada. Más bien, ¿necesitas algo?

— Ah, sí. Sankeeray-sama vino a visitarnos ya que finalmente nos estamos mudando.

— Ya veo. Bueno, él nos ayudó con la casa. Yo también tengo que saludarlo.

Tatsumi apuró a Calcedonia, y ambos salieron de la casa. Ahí estaban Bogart y Vers, sus amigos que les ayudaron con la mudanza.

— Vamos, Chiiko.

— Sí, goshujin-sama.

Tatsumi y Calcedonia, sonriendo mutuamente, salieron de la casa iluminada por el sol.

 


Capítulo 22ÍndiceVolumen 2

9 pensamientos en “Capítulo 23: Entonces, un comienzo

  1. Pingback: Seijo-sama v1c23!! – Gustang Translations

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s