Capítulo 4: El templo de la santa doncella de Savaiv

Capítulo 3ÍndiceCapítulo 5


Capital del reino de Largofiely, Levantes.

En el centro de la ciudad imperial yace el área donde el rey y su familia viven, y el resto de la ciudad se esparció a su alrededor. La ciudad tiene una población de alrededor de 40 mil personas, y es sin duda alguna, la ciudad con la población más grande en el reino de Largofiely.

Fue en este Levantes que se levantaron las torres de la doctrina de Savaiv.

La fe en este mundo mayormente estaba venerada en cuatro dioses, los cuatro grandes dioses.

Respectivamente, eran: el Dios de la Cosecha, Savaiv; el Dios del Sol, Grayva; Dios de la luna, Gravabi; y el Dios del Oceano, Dragabe. En el continente de Zoisalight donde el reino de Largofiely estaba situado, no importa a donde fueras, definitivamente encontrarías un santuario o templo de los cuatro grandes dioses.

Y sucede que el Dios de la Cosecha, Savaiv, era el dios con la cantidad más grande de seguidores.

Los principales devotos de este dios, que concede una buena cosecha, son los granjeros. Ya que la profesión más común en este mundo era la granjero, eso demuestra cuán grande era esta fe en particular.

Además, su alcance cubre a los partos, así que también era venerado como el Dios de los nacimientos. A parte de eso, también era popular como la deidad guardián del matrimonio.

En este mundo, era común intercambiar votos de matrimonio en los templos y los santuarios de Savaiv. Esto era seguido sin excepción desde la realeza y nobleza hasta los plebeyos. Las bodas siempre eran realizadas en los templos de Savaiv y lugares similares de veneración donde los sacerdotes actuaban como testigos del matrimonio.

Tal vez por eso, entre las cuatro doctrinas, el templo para Savaiv fue construido con la mejor grandeza.

Todos los días, un gran número de creyentes vienen a rezarle a este dios. Por tal motivo, las puertas están abiertas las 24 horas, los siete días de la semana. Lo que sobresalía más eran los Caballeros del Clero en ambos lados de la puerta en deber de guardia.

Fue en un corredor de este gran templo de Savaiv que Calcedonia estaba acelerando su paso.

Bajo el templo de Savaiv estaba la fuente de la mayor concentración de poder mágico en el toda la ciudad imperial y sus alrededores. Era un lugar conocido como la tan llamada “Tierra Santa”. Este lugar era usado solo para rituales especiales y actos especiales de veneración.

Calcedonia había elegido este sótano para convocar a Tatsumi, porque ella necesitaba la gran reserva de energía mágica que abundaba aquí.

Habiendo dejado la habitación ceremonial, ella se dirigió a su cuarto, que estaba ubicada en el alojamiento de los sacerdotes que vivían en el templo.

Ella había ido ahí para cambiar de ropa, de su ropa de ritual especial santificada necesitada para la ceremonia de convocación a una ropa de sacerdotisa normal de todos los días.

Calcedonia, que corrió a su cuarto se cambió rápidamente de ropa.

Verificando en el espejo largo que había sido ubicado en su cuarto, ella se aseguró de que su ropa y cabello estén en orden.

Este espejo era un artículo de calidad lujosa hecho de vidrio. Solo un grupo especial de semi-humanos que poseían una afinidad cercana al fuego podía hacer productos de vidrio y porcelana ya que la tecnología solo era heredada entre ellos. Esto hizo que tales artículos fueran extremadamente caros para adquirir.

Habiendo confirmado que nada estaba fuera de lugar, entonces Calcedonia puso la cresta sagrada de Savaiv alrededor de su cuello y estaba a punto de salir apresuradamente de su cuarto, pero se detuvo.

Finalmente se dio cuenta que después de convocar a Tatsumi, y después salir corriendo para cambiarse, ella no tenía idea de donde estaba él ahora.

Pero sabía que él aún estaba con su abuelo, el supremo pontífice de la doctrina de Savaiv. Entonces todo lo que tenía que hacer era preguntar a alguien y sería capaz de encontrar su ubicación.

Calcedonia emprendió la búsqueda de alguien con un alto status para preguntarle la ubicación de su abuelo. Aunque había muchas personas alrededor, considerando sus status, ellos no deberían saber dónde estaba su abuelo. Pero por supuesto, todos los superiores siempre tendrían una idea de la ubicación de su abuelo.

Y de hecho, ella conocía a todos los miembros superiores personalmente.

En realidad, era lo opuesto. No había nadie en el templo que no la conocía, ya que ella era la poseedora del título “Santa Doncella”. De hecho, más de la mitad de los habitantes de la ciudad de Levantes conocían su rostro.

Ella tenía la posesión de un talento extraordinario de magia y una comprensión que excedía a la mayoría de las personas. Y tuvo grandes logros en este campo. Especialmente el sistema de [Santo], los sistemas de magia de curación y purificación, además de su gran belleza, Calcedonia había sido nominada como la “Santa Doncella” de ese tiempo.

Y cuando Calcedonia caminaba por el pasadizo, todos sin excepción miraban hacia atrás para verla una segunda vez.

Incluso ahora, cuando ella estaba caminando, se cruzó con dos sacerdotes principiantes que se movieron a un lado mientras inclinaban ligeramente la cabeza. Cuando ella cruzó, ellos la miraron con ojos llenos de aspiración oculta.

— Ah, Calcedonia-sama, es tan hermosa como siempre…

— Estoy de acuerdo…pero ¿Calcedonia-sama no se ve inusualmente…contenta?

— Sí, también pensé lo mismo. Hoy se ven inusualmente alegre.

— ¿Algo bueno le pasó? Pero…

— Hmm, ¿qué sucede?

— Para que alguien sea capaz de hacer que esa Calcedonia-sama esté tan alegre… ¿Quién podría ser esa persona?

Los sacerdotes principiantes se quedaron perplejos uno al otro mientras sus cabezas se inclinaban a un lado.

Calcedonia estaba tan alegre que el pensamiento de los dos principiantes era que ella prácticamente estaba saltando de alegría.

Calcedonia finalmente fue capaz de encontrar a un alto sacerdote que era capaz de decirle la ubicación actual de su abuelo.

De acuerdo a ese alto sacerdote, su abuelo actualmente estaba en su sala de recepción con un invitado.

El hecho de que su abuelo estaría en la sala de recepción con Tatsumi era una suposición suficientemente fácil para que una Calcedonia normal lo haga, pero antes de escucharlo del alto sacerdote, a ella no se le ocurrió. Esto simplemente probaba cuan eufórica estaba.

Desde el momento que Calcedonia tuvo su percatación como una humana, en todo lo que pensaba era en un chico. Nunca lo olvidó ni siquiera una vez.

Ella tenía los recuerdos de su vida pasada. El por qué los tenía era algo que ella no sabía, pero el hecho de que los tenía era sin duda alguna.

En este mundo, las personas creían en la reencarnación.

Por eso, habiendo sido renacida no era algo considerado tan extraño. Aun si es de un ave a una persona. Pero tener los recuerdos de una vida pasada era extremadamente raro. Al menos Calcedonia nunca había conocido a alguien con recuerdos de su vida pasada aparte de ella.

Pero a ella nunca le importó tal cosa. La cosa más importante era el hecho de que ella lo recordaba, era el hecho de que su vida pasada con él fue una vida extremadamente feliz.

Habiendo recobrado mucho sus recuerdos de su vida pasada, ella tenía un deseo muy preciado de ser reunida con él.

Para eso, ella estudió los rituales y mitos de convocación por muchos años. Por supuesto, no pasó ni un día en que ella no la pasara mejorando su habilidad mágica personal.

Ahora, habiendo logrado en convocarlo a este mundo y reuniéndose con él, ella debe explicarle sus motivos para hacerlo.

Tatsumi fue llamado a este mundo egoístamente. En otras palabras, él fue apartado de su propio mundo, sin los medios para escoger renunciar a su vieja vida.

Él podría odiarla. Él podría detestarla. Pero para ella, reunirse con Tatsumi era al felicidad más grande que ella pudiera recibir.

En su vida pasada, era solo una pequeña ave, pero aun así lo amaba.

Ella era más feliz cuando estaba a su lado. Hasta el punto que ella no deseaba nada más en su vida.

Ellos crecieron juntos, vivieron juntos, siempre estaban juntos.

Cuando pensaba en él, ella era llenada de alegría.

 

Fue en este punto que alguien la llamó.

 

— Oh, pero si Calcedonia-sama. No creí que tuviera la oportunidad de verla hoy. ¿No sería esto la bendición de Savaiv-sama que gobierna en el matrimonio?

Quien la interrumpió fue un joven con buena vestimenta.

Si su memoria no se equivoca, él debería ser el hijo mayor de la casa de un Earl, una persona que le envió propuestas de matrimonio varias veces.

Él caminó hacia ella, arrodillándose delante de ella para besar gentilmente la parte trasera de su mano.

Sintiendo que este acto era un poco rudo, Calcedonia frunció involuntariamente sus cejas, pero la persona en cuestión no se dio cuenta de esto.

Para ser honestos, Calcedonia no tenía idea de cuál era el nombre de esta persona, aunque recordaba vagamente su nombre. Es porque, esta persona enfrente de ella, no era el único que le envió propuestas de matrimonio.

Su abuelo, que era el supremo pontífice de la doctrina de Savaiv, recibía muchas cartas de matrimonio todos los días. Entre ellos también había cartas de la realeza directa.

Aun así, Giuseppe había rechazado a todos los  pretendientes que vinieron a él para pedir casarse con ella. Dado que su abuelo conocía el corazón de ella, él respetó sus sentimientos.

Como el templo era una organización para servir a la doctrina, no era parte de ningún país. Es por eso que, dentro del templo, incluso el status de realeza era algo que no tenía valor.

Por eso, oficialmente como personas que sirven a los dioses, los sacerdotes no tienen que bajar sus cabezas en presencia de incluso un rey. Sin embargo, eso solo era una posición oficial. Así que delante de los reyes, ellos mostraban acostumbradamente el respeto adecuado.

Todo este tiempo, Giuseppe había sido el escudo que la protegía de todos los pretendientes que venían de la realeza y la aristocracia. Dado que Calcedonia también era una sacerdotisa, nadie podía casarla a la fuerza. Ni siquiera la realeza ni la aristocracia.

 

Repetidamente, Calcedonia ignoró los halagos del joven delante de ella.

Ella quería ir donde estaba Tatsumi tan pronto sea posible, y aun así este hombre continuaba retrasándola.

Al principio, el joven estaba elogiando a Calcedonia, pero en algún lugar en el camino se convirtió en auto halago. Honestamente, era algo en que Calcedoni no tenía ningún interés.

“¡¡Quiero ir a acompañar a mi goshujin-sama en vez de estar escuchando este discurso aburrido!!” era algo que Calcedonia estaba gritando en su interior, pero en el exterior ella puso una sonrisa magníficamente falsa y echaba algunas palabras apropiadas para la conversación.

La charla frívola continuó hasta el punto en que finalmente ni siquiera Calcedonia podía soportarlo más.

Fue en ese momento que cierta persona se les acercó.

— Calsey.

Él llamó a Calcedonia en un tono afectuoso con un apodo. Viéndolo, la cara de Calcedonia se iluminó, por otro lado, la cara del joven se retorció.

— Morga.

— Pe-Pero si es [Caballero Libre]-dono… No, quiero decir Morganeich-sama.

El recién llegado era alto y elegante, con un rostro increíblemente varonil pero excesivamente apuesto. Con cabello rojo y ojos pardos, tenía una figura impresionante a pesar der ser hombre bastante joven. Él no estaba vistiendo las ropas de clero de los sacerdotes en el templo, sino un traje de armadura de metal y una larga espada colgada en su cintura. La armadura está grabada con la cresta sagrada de la doctrina de Savaiv en su pecho, y también poseía un número de otros símbolos sagrados para la protección.

Una armadura de metal con la cresta sagrada de Savaiv, esto significaba que él era parte de los Caballeros del Clero.

Los Caballeros del Clero, una organización de caballeros que son dados el deber de proteger al templo y a sus sacerdotes.

Como fue mencionado antes, los templos no pertenecen a ningún país. Por eso, en una crisis, ellos no pueden pedir a ningún país su ayuda.

Es por  eso que el templo necesita su propia fuerza de seguridad para la protección. Y esa fuerza es la facción de los Caballeros del Clero.

Pero por supuesto, todo esto eran posiciones oficiales, y si el templo en verdad encontraba alguna crisis, la autoridad local dirigiría la investigación con el permiso del templo.

 

— ¿Qué estás haciendo aquí? Su santidad Chysoprase te está esperando.

— Entiendo, Morga.

Después de responder al joven llamado Morga, Calcedonia miró una vez más al joven noble.

— Lo siento. Mi abuelo, quiero decir, su santidad el supremo pontífice Chrysoprase me ha llamado. Me disculpo por mi despedida ruda y repentina.

Ella se inclinó hacia él elegantemente. Y el noble se dio cuenta que no podía retenerla por más tiempo.

El joven respondió:

— N-no, no se puede evitar si ha sido llamada por su santidad Chrysoprase. No debo retenerla más tiempo. Si tenemos la oportunidad, permítanos encontrarnos de nuevo.

Con eso, él se inclinó en despedida hacia Calcedonia. Después de despedirse también de Morganeich, el joven finalmente se fue. Y en su mente, Calcedonia le sacó la lengua e hizo el sonido de “buu”. Entonces miró hacia Morganeich.

— Gracias, Morga. En verdad, esa persona de ahora era demasiado obstinada…

— No hay problema, aunque es cierto que su santidad te está esperando. ¿No deberías estar también en tu camino?

— ¡Ah! ¡Oh no! No debería estar haciendo esperar a goshujin-sama más tiempo…

Dijo Calcedonia en apuro, yéndose rápidamente en pánico.

Observando su espalda rápidamente encogiéndose en la distancia, Morganeich la miró fijamente con cierto sentimiento profundo en su mirada.

 


Capítulo 3ÍndiceCapítulo 5

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s