Capítulo 14: Ceremonia de compromiso

Capítulo 13ÍndiceExtra


Todo el cuerpo de Tatsumi tembló por la sugerencia de Giuseppe.

Esto es porque desde el asunto con la madre e hijo Gargadon, él también había estado pensando en eso.

– Más antes te pregunté qué pensabas sobre el matrimonio. Yo quiero respetar tu opinión. Y si dices que espere, entonces Calsey esparará no importa cuánto demore.

Giuseppe dio un rápido vistazo a Calcedonia que estaba sentada al lado de Tatsumi, y ella sonrió suavemente.

“Quiero esperar hasta tener un tener un buen trabajo que mantenga a la familia”. Calcedonia estaba consciente del pensamiento de Tatsumi sobre el matrimonio.

Aunque Tatsumi dijo que era un motivo aburrido, ella, por el contrario, estaba feliz. Porque esa era la prueba de cuánta importancia le puso Tatsumi a su vida junto con ella.

Es por eso que justo como su abuelo dijo, ella esperaría hasta que Tatsumi acceda.

– Ya te has convertido en un sacerdote superior. Además de eso, eres un Caballero del Clérigo. Comparado a un hombre promedio en el pueblo, tu salario de estos dos puestos debería ser mucho mayor. Claro, sé que tu meta es convertirte en un exorcista. Pero, al menos pienso que debería estar bien si ustedes dos se comprometen oficialmente… ¿Qué piensas?

Tomar formalmente a Calcedonia como su prometida.

Aunque estuvo viviendo junto con ella por medio año, pensar de nuevo en esto aún lo ponía tímido.

 

– B-Bueno… En realidad, no me incomoda comprometerme oficialmente con Chiiko… No, pienso que eso sería lo mejor. Sin embargo, hablando específicamente… ¿Qué vamos a hacer?

En su mundo previo, nunca se comprometió, y ni siquiera estuvo con una chica.

Como tenía esta idea vaga del matrimonio, ni siquiera sabía lo que tenían que hacer fundamentalmente para el compromiso. Obviamente, no era parte de sus conocimientos.

– Sobre eso. La forma general es tener una ceremonia en el templo. Habrá un sacerdote del templo observando la ceremonia como testigo. Junto con él, las partes concernientes serían los únicos presentes ahí. El tema central es recibir la bendición de dios, obviamente, el dios del matrimonio, Savaiv. Básicamente eso sería todo. Y sí, si quieres tener la ceremonia, yo puedo ser el testigo.

Mientras Giuseppe estaba dando una explicación corta de la ceremonia frotando su larga y blanca barba, Calcedonia abrió ampliamente los ojos de sorpresa.

– ¿D-De verdad está bien? El único momento en que el supremo pontífice actúa como testigo es cuando la realeza se casa. A lo mucho, con la nobleza más alta, ¿no es así?

– Bueno, es cierto, pero…mi yerno ha estado cuidando mucho de ti. Como el abuelo de Calsey…no, como el padre adoptivo, es lo mínimo que debería hacer.

Aunque Tatsumi fue convocado a este mundo en contra de su voluntad, él no reprochó ni regañó a Calcedonia. Encima de eso, lo encaró todo y ahora, incluso estaba viviendo agradablemente con ella.

Aunque Tatsumi siempre decía que era él quien estaba bajo el cuidado de Calcedonia, Giuseppe siempre ha estado agradecido con Tatsumi en cómo trataba a su hija adoptiva.

Giuseppe quería pagar el favor actuando como el testigo de su ceremonia de compromiso. Esto es lo que pensaba hacer.

Por supuesto, él dijo eso considerando la presión que recibiría de varias partes porque actuaría de testigo como el supremo pontífice.

– Entiendo. Entonces, dejaré el asunto relacionado a la ceremonia a Giuseppe-san. Por cierto, ¿cuándo haremos la ceremonia?

Después de estar aliviado por la afirmación de Tatsumi, Giuseppe hizo un cálculo rápido en su cabeza.

– Fuhm… El templo tiene algunas circunstancias, así que en diez días. ¿Qué te parece?

Tatsumi aceptó conforme la propuesta de Giuseppe. Y detrás de él, Calcedonia estaba sonriendo alegremente.

 

– ¿Eh? ¿Quieres que te diga tiendas que venden joyería?

El día después de la conversación del asunto del compromiso con Giuseppe.

Después de terminar su entrenamiento de hoy como caballero, él preguntó a Vers, que también había terminado con su práctica diaria.

– Sí. No he paseado mucho por el pueblo. Así que, si sabes de una tienda que es buena con las joyas, dímelo por favor.

– Bueno, no hay problema, pero por qué tan repentinamente… ¡Ah! Ya entiendo.

Después de darse cuenta de algo. Vers sonrió con profundas insinuaciones.

Y habiendo acertado tan fácilmente, Tatsumi se avergonzó y sus ojos empezaron a deambular.

– Si se trata de eso, entonces deberías pedírselo a Niez y sus hermanos. Aunque son de una tienda de armas con principalmente Cazadores de Monstruos como clientes, escuché que su negocio ha estado por un muy largo tiempo. Si se trata de los comerciantes de este pueblo, entonces ellos deberían saber más que yo.

– Y-Ya veo. Entonces les preguntaré.

– Sí, hazlo. Y asegúrate de comprar una buena pieza, ¿me escuchaste?

– ¡C-Cállate!

Mientras Tatsumi caminaba con pasos apresurados y avergonzado, Vers miró su espalda con asombro.

– Aunque ya han estado viviendo bajo el mismo techo por medio año, ¿cuánto más planea estar así de inocente? Bueno, eso caracteriza a Tatsumi, supongo.

 

Y así, el periodo de diez días pasó en un abrir y cerrar de ojos. En estos diez días, Tatsumi había estado verdaderamente ocupado.

Fue a una tienda recomendada por Niez, y compró las cosas que necesitaba para la ceremonia.

Parece que en este mundo, no usan anillos para el compromiso, sino aretes, ornamentos para la oreja, y parecidos.

Después de consultar con el comerciante, él compró un par de aretes que pensó que le caerían bien a Calcedonia.

Pero ya que era mayor a su presupuesto, incluso tuvo que prestarse dinero de Giuseppe.

Porque, obviamente, no podía prestarse de Calcedonia si ella era a quién iba a dar los aretes.

Tatsumi le da todo el dinero que obtiene de trabajar en el templo a Calcedonia, y de eso, se queda con un poco para el uso personal. El tan llamado “sencillo”.[1]

Si la ceremonia no se realizara en tan poco tiempo, entonces él podría haberse tomado las cosas con más calma.

Entre todo esto, él conoció a la familia de Giuseppe.

Conoció a la esposa de Giuseppe y a sus hijos. Giuseppe tenía tres hijos, todos ellos ya casados e incluso con hijos propios.

Pensando en la edad de Giuseppe, era entendible. Bueno, como ellos eran los hermanastros de Calcedonia y tenían una buena diferencia de edades, la impresión de Tatsumi sobre ellos fue noble.

Aunque la tensión que Tatsumi sintió cuando iba a conocerlos no fue pequeña, debido a que ellos ya habían escuchado de esto por Giuseppe y Calcedonia, ellos lo recibieron acogedoramente.

Sin embargo, como seguía siendo el compañero de su hermanastra; considerando la edad, Calcedonia incluso podría pasar como su hija; los tres hermanos miraron a Tatsumi de forma algo estricta.

Aunque al final no tomó mucho tiempo para que se ablanden. Especialmente el segundo hijo de Giuseppe que era el Alto Comandante de los Caballeros del Clérigo.

Para Tatsumi, él era su superior. Y Tatsumi escuchó antes muchas cosas buenas sobre él.

Por cierto, la esposa de Giuseppe era la líder del templo de dios del mar, Dragabe, el hijo mayor era un Caballero Real, y el tercer hijo era un caballero del templo del dios sol, Golaiva. Ciertamente, una familia con antecedentes muy variados.

 

Tatsumi, vistiendo su ropa ceremonial como sacerdote superior y usando la cresta sagrada, se arrodilló delante de la gran estatua de piedra del dios Savaiv en la capilla del templo.

De la misma forma, Calcedonia estaba vistiendo su ropa ceremonial, arrodillándose. Delante de la estatua de Savaiv, Giuseppe estaba vistiendo su grandiosa vestimenta de supremo pontífice.

– Ahora mismo, aquí, estos dos jóvenes juran atar sus destinos delante del gran dios de Savaiv. Que este juramento sea eterno, jamás ser cortado, ya que los ata hasta la eternidad.

La voz sonora de Giuseppe resonó en la gran capilla.

Normalmente, este lugar estaba lleno de devotos, pero les notificaron de antemano que hoy sería usado como el salón de ceremonias. Así que hasta que la ceremonia termine, los devotos deben esperar afuera.

Entre ellos, naturalmente habrá gente nueva para Tatsumi y Calcedonia.

– .. Y así, poniendo los aretes del juramento, la ceremonia llega a su final.

Giuseppe tenía un rostro solemne, mientras ponía los aretes consagrados encima de una bandeja redonda delante de la estatua de Savaiv y se daba la vuelta.

Con la instrucción de Giuseppe, Tatsumi y Calcedonia se levantaron.

Entonces, Giuseppe le entregó humildemente los aretes consagrados a Tatsumi.

Los que Tatsumi compró parecían un plato largo y delgado con varios tipos de diseños entrelazados. Y al centro había una pequeña, pero altamente transparente gema carmesí.

Este artículo de una belleza rara fue hecho por los artesanos enanos que eran parte de una raza semi-humana que tenía alta afinidad con el fuego.

Tatsumi cogió ambos aretes, y le pasó uno a Chiiko.

– Lo siento, Chiiko.

– ¿Eh?

Calcedonia estaba perpleja por pedirle disculpas repentinamente.

– B-Bueno… Originalmente, hubiera estado bien dar el siguiente paso, y no detenerse solo en el compromiso… Pero debido a mi egoísmo, tuvimos que hacer esto… De verdad, los siento mucho.

– N-No, fui…fui yo quien fue egoísta… ¡Fui yo quien convocó egoístamente a goshujin-sama…!

Calcedonia quería continuar hablando, pero Tatsumi la detuvo poniendo su dedo índice en sus labios.

– No es cierto. Honestamente estoy feliz de ser convocado aquí. Francamente, mi vida anterior…no es que no tenga sentimientos persistentes de mi vida anterior en Japón.

Este mundo era difícil de vivir comparado con el Japón moderno, no importa cómo lo veas.

Este mundo no tiene electricidad, así que las noches son oscuras. El invierno es frio ya que este mundo no tiene air acondicionado. Comparado con Japón donde él siempre podría mantenerse a una temperatura buena y continua, este mundo era diferente.

Aparte de eso, había muchas otras disciplinas en las que este mundo estaba kilómetros atrás de Japón.

– Pero de todas formas…este mundo tiene a Chiiko. A la Chiiko a quien nunca pensé que volvería a ver de nuevo después de que murió. Puedo vivir de nuevo con Chiiko aquí. Eso es suficiente… No, no puedo pensar en otra cosa que me haría más feliz.

– Goshujin-sama…

Perlas de lágrimas transparentes y brillantes empezaron a caer de los ojos rubíes de Calcedonia. Sonriendo cálidamente hacia ella, Tatsumi peinó el cabello de ella con su mano, exponiendo su oreja izquierda, y poniendo el arete.

– Chiiko…entonces…

– ¡Sí…sí…!

Mientras se limpiaba las lágrimas una y otra vez con el dorso de su mano, puso el otro arete en la oreja derecha de Tatsumi.

La costumbre del reino de Largofiely era que el arete estaría en la oreja izquierda para la mujer y en la oreja derecha para el hombre. Tenían que ser del mismo diseño, siendo la prueba de su compromiso. Después del matrimonio, las orejas en donde están los aretes cambian a la otra.

– ¡Aquí, ahora mismo, la ceremonia llega a su fin!

Junto con la voz de Giuseppe, las campanas del templo empezaron a sonar en una forma reconfortante, como si los bendijera.

El sonido de las campanas fue escuchado en cada rincón y ranura de la ciudad de Levantes, ya que anunció el compromiso de los dos jóvenes.

Mientras se tomaban fuertemente de las manos, Tatsumi y Calcedonia se miraron el uno al otro cercanamente.

Probablemente, los amigos y conocidos de Tatsumi y Calcedonia estaban esperando afuera de la capilla para que la nueva pareja comprometida salga.

Vers, Niez, Sargo y Schero.

Estaban los caballeros superiores, y las personas con las que trabajaron cuando eran sacerdotes principiantes. Khooli, que era cercana a Calcedonia, y otras sacerdotisas.

Tal vez, personas que vivían en el vecindario de Tatsumi y sus alrededores también vinieron.

– Entonces Chiiko. Vayamos y digamos orgullosamente a todos que finalmente hemos sido formalmente comprometidos.

– ¡Sí, goshujin-sama!

Los dos salieron de la capilla mientras se tomaban fuertemente de las manos. Pero.

Después de dar unos cuantos pasos, Tatsumi se detuvo repentinamente.

– ¿Sucede algo, goshujin-sama?

– Bueno, eso. ¿No es hora ya de que dejes de…bueno, de llamarme “goshujin-sama”?

– ¿Eh?

– Y-Ya sabes… E-Ehmm… Ciertamente eres Chiiko, pero, no eres una mascota…ya no eres una cacatúa y, ahora eres perfectamente una buena mujer humana… Y-Yo también empezaré a llamarte “Calsey” desde ahora, así que… ¿Puedes dejar de llamarme “goshujin-sama”…?

Después que Tatsumi dijera eso, los ojos de Calcedonia se abrieron ampliamente por la sorpresa. Pero un momento después, empezó a sonreír poniéndose roja.

– E-Entonces… En vez de “goshujin-sama”, ¿estará bien decirle “danna-sama”?[2]

Calcedonia estaba sonrojada.

Por el otro lado, Tatsumi también estaba sonrojándose bastante.

– Ah, sí… Si Chiiko…no, si Calsey, quieres llamarme así, n-no hay problema.

– ¡Sí! ¡Una vez más, por favor cuida de mí, danna-sama!

Mientras ambos estaban sonrojados, sus rustros estaban muy cerca el uno al otro, empezando a sonreír alegremente.

La distancia entre sus labios se hizo más y más corta, y cuando se convirtió en cero, Giuseppe sonrió satisfecho.

Después de un tiempo.

Giuseppe gritó irritado ya que los labios de ambos no parecían separarse.

– ¡Por cuánto tiempo planean hacerlo! ¡Ya es suficiente!

Aunque estaba diciendo eso, la amabilidad en el rostro del supremo pontífice del templo de Savaiv podía ser claramente vista.


[1] No tengo idea si solo se usa esa palabra en Perú, pero por si acaso: una cantidad “pequeña” de dinero que se puede llevar en los bolsillos.

[2] “Danna-sama” significa, entre otras cosas, esposo.


Capítulo 13ÍndiceExtra

Anuncios

6 pensamientos en “Capítulo 14: Ceremonia de compromiso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s