Capítulo 2: La ambición de Calcedonia

Capítulo 1ÍndiceCapítulo 3


Ahora mismo, había una enorme cama delante de Tatsumi.

La ubicación era uno de los cuartos en la casa de Tatsumi. Era una que al principio no planearon usar.

Era mucho más grande que las camas de doble plaza que recordaba Tatsumi. En otras palabras, era una de esas llamadas camas tamaño rey o reina. Sin embargo, dado que nunca había visto una antes, no estaba completamente seguro.

Y por supuesto, ya que esto no era la Tierra, la cama no tenía colchón, sino que estaba lleno de algún tipo de hierba seca.

Sin embargo, si miras la parte de madera de la cama, podrías ver varios tipos de artesanía. Sin duda alguna, era un artículo de clase alta.

Pero Tatsumi no tenía recuerdos de haber comprado esa cama.

Anoche, aunque estaban en la misma habitación, Tatsumi y Calcedonia estaban durmiendo en sus respectivas camas. Tatsumi estaba usando la cama que fue convocada junto con él.

— ¿Q-Qué es esto?…

— E-Esto es…bueno…es un regalo que mi abuelo envió para felicitarnos por la mudanza; llegó esta tarde…

Calcedonia se sonrojó, pero incluso así, miraba alegremente a la cama y a Tatsumi varias veces.

“¡Parece que ese viejo es el culpable!”, él pensaba que era raro, cuando Tatsumi salió del salón después de clase, Giuseppe estaba riéndose extrañamente. “¡Así que de esto de trataba!”

— Pero…en verdad es una cama enorme…

Como si ocultara su vergüenza, Tatsumi se alejó de Calcedonia y se acercó a la cama. Después de observarlo desde cerca, una vez más, se dio cuenta de lo grande que era.

Definitivamente no estaba hecha para usarla una sola persona. Bueno, se sentiría asombroso de esa forma, pero no era su propósito original.

Tatsumi miró a Calcedonia con un rostro sonrojado.

— E-Entonces…¿dices que quieres dormir conmigo en esta cama…?

A la pregunta de Tatsumi, una hermosa sonrisa floreció en el rostro de Calcedonia mientras respondía con un “sí”.

 

— Ha…ha sido mi sueño desde hace mucho tiempo. Realmente quiero dormir en la misma cama con goshujin-sama…

— ¿Desde hace mucho tiempo…?

— Sí. Es un sueño de…de cuando aún era pequeña.

Dijo Calcedonia tímidamente, y a la vez, alegremente, mientras ponía sus palmas en sus mejillas rosadas.

— ¿Cuándo eras pequeña?… Espera, te refieres a tu vida pasada… ¿Cuándo eras una cacatúa?

— Sí. En ese entonces siempre estuve con goshujin-sama. Claro que cuando no estaba en casa, yo me quedaba en la jaula; pero después que regresaras, siempre me dejabas salir.

Cuando era una cacatúa, siempre que Tatsumi estuviera en casa, ella saldría de su jaula.

Naturalmente cuando él estaba fuera, siempre la ponía en su jaula para evitar accidentes, pero la primera cosa que él hacía después de regresar a casa era sacarla de la jaula.

Chiiko era lista en esos tiempos, así que siempre que tenía hambre, regresaba a su jaula para comer; y cuando tenía sed, bebía cuando quisiera.

Y después de regresar de su jaula, se sentaba silenciosamente encima del hombro de Tatsumi o en su rodilla por varias horas seguidas.

Y cuando era hora de dormir, Tatsumi la ponía en su jaula.

Si durmieran juntos, y si él la aplastaba accidentalmente mientras se daba la vuelta durmiendo o algo, entonces sería horrible. Por eso siempre la regresaba a su jaula.

— Sé que goshujin-sama lo hacía porque se preocupaba por mí… ¡Pero! Igual me sentía sola…y si es ahora, ¡finalmente puedo dormir contigo!

Calcedonia respondió apretando fuertemente sus puños.

Sí. Esto era una ambición. Una ambición que Calcedonia ha estado esperando por un largo tiempo para hacerlo realidad.

 

Una joven pareja durmiendo en la misma cama.

Aquellos que tomaba esto de manera literal, probablemente eran niños.

Y por supuesto, Tatsumi no era un niño. Obviamente, él pensó en el “idioma corporal del amor”. Terminó pensando en eso.

Además de vivir juntos con Calcedonia, él ya había recibido su aceptación como el sexo opuesto. Así que siempre supo que algún día su relación se dirigiría hacia esa dirección. No, tal vez era algo que él estaba esperando.

Sin embargo, se suponía que sería en el futuro.

Al menos, se suponía que sea después que Tatsumi gane algo de status en este mundo.

Ya que estaban viviendo juntos, no sería difícil para Tatsumi “atacar” a Calcedonia, y Calcedonia probablemente lo aceptaría felizmente.

Tatsumi, que nunca había probado el sabor del sexo opuesto, si fuera a saborear el dulce néctar llamado Calcedonia aunque sea una vez, él sabía que definitivamente no sería capaz de detenerse a sí mismo de convertirse en un animal.

Y como resultado, en el futuro cercano, Calcedonia probablemente empezaría a cargar con el fruto de su amor en su vientre.

No es que Tatsumi tuviera miedo de que Calcedonia quede embarazada, sino que ahora mismo él era completamente dependiente de ella. Así que si fuera a convertirse en padre ahora, no sería capaz de vivir con la sensación miserable de ser un papá inútil.

Al menos.

Al menos, aunque no sea al nivel de Calcedonia, él quería una posición suficientemente económica para ser capaz de mantener a su propia familia.

El matrimonio formal con Calcedonia, y la relación corporal; ambos vienen después de eso, pensaba Tatsumi.

En esencia, no era más que el estúpido orgullo de un hombre y querer jactarse. Pero Tatsumi quería tener ese orgullo y jactancia.

Sin embargo, después de solo su segundo día de cohabitación, fue invitado repentinamente a la cama por Calcedonia. Estuvo completamente fuera de sus expectativas.

La misma Calcedonia no debería ignorar los asuntos entre un hombre y una mujer.

Las mujeres del templo de Savaiv, las sacerdotisas, tenían el deber de ayudar a traer al mundo a los recién nacidos, en otras palabras, como parteras.

Savaiv era el dios del matrimonio. También era el dios de los tesoros llamados niños. Ayudar a traer al mundo a los recién nacidos, y bendecir al niño era un deber muy importante para los sacerdotes del templo de Savaiv.

Por eso, las sirvientas o sacerdotisas del templo pasarían por algún entrenamiento, en otras palabras, tomaban clases de educación sexual. Cómo nacen los bebes, el acto entre hombre y mujer para concebir un bebe, y finalmente cómo ayudar al parto. Todo esto era enseñado a las mujeres del templo por sus superiores femeninas.

Claro que este mundo no tenía un conocimiento científico o médico probado como en el Japón actual, pero tenía una gran cantidad de experiencias pasadas y sabiduría que venía del conocimiento. Así que utilizando esa experiencia y sabiduría, las sacerdotisas eran instruidas para ser parteras.

En realidad, puede que Tatsumi no sepa esto, pero Calcedonia nunca ha servido como partera. Aunque sirvió como la ayudante de partera numerosas veces.

Así que no hay forma de que Calcedonia no sepa lo que significa que un hombre y una mujer compartan la cama.

Pero, cuando Tatsumi la miró una vez más.

Ahora mismo parecía que todo lo que ella quería es dormir con Tatsumi en la misma cama.

Ella había estado alimentando una ambición de su vida pasada como cacatúa, dormir cerca de su amo.

Por supuesto, ella también tenía expectativas. Que tarde o temprano, uniría su cuerpo con su amo. Y tendría su hijo en su cuerpo.

Pero por ahora, en vez de esa expectativa, ella le daba más prioridad a su ambición.

Tatsumi vio sus ojos rubíes brillando como una niña, y el ahoge en su cabeza balanceándose de un lado al otro como si fuera la cola de un perro.

Después de ver eso, él se sintió como un tonto por pensar demasiado.

Calcedonia realmente solo quería dormir juntos.

Ciertamente, sería una lástima si no avanzaban más de eso.

Pero por ahora, lo que ella más quería era dormir en la misma cama, abrazandose y acurrucándose, sintiendo la temperatura del otro.

Es por eso que, Tatsumi asintió suavemente a Calcedonia cuyos ojos estaban brillando con expectativas.

 

Tatsumi y Calcedonia cenaron después de bañarse uno después del otro.

Después volvieron al cuarto con la cama gigante.

Ayer, él estaba pensando en convertirla en el cuarto de huéspedes, pero a partir de hoy sería la habitación matrimonial.

Hoy, no harían más que dormir. Se cambiaron a sus delgadas ropas de dormir y se echaron en la cama gigante.

Calcedonia estaba un poco tímida y muy feliz al mismo tiempo.

Tatsumi estaba completamente rojo, y al final, estuvo demasiado avergonzado para mirar directamente a Calcedonia.

Pero incluso así, sus miradas se entrecruzaron y sonrieron gentilmente.

— Bueno, apagaré la luz.

Con un pequeño murmuro de Calcedonia, el «resplandor» mágico se disipó.

El cuarto se puso completamente oscuro, pero después de un rato, sus ojos se acostumbraron.

En la oscuridad, la silueta de Calcedonia flotó abruptamente en la mente de Tatsumi.

Bueno, ambos estaban sujetando fuertemente la mano del otro, y estaba debajo de una frazada.

Ahora mismo, era la Temporada del Oceano en este reino. Parece ser la primavera de este mundo. Después, seguiría la corta Temporada del Sol y la Temporada de la Cosecha, seguido de la larga Temporada del Crepúsculo.

Esta frazada era suficiente para ellos por ahora, pero cuando el frio llegue, necesitarían uno piel de animal o monstruo para hacer una nueva frazada. Calcedonia continuó lentamente su charla.

En la oscuridad, donde ellos solo podían ver débilmente la silueta del otro, continuaron conversando calmadamente.

Hablaron sobre su vida pasada, la vida que tuvo Calcedonia al llegar a este mundo, y sobre sus futuras aspiraciones.

En este momento pacífico y agradable, incluso se olvidaron de pasar del tiempo.

Pronto, empezaron a sentir sueño, y repentinamente Calcedonia se pegó al cuerpo de Tatsumi.

Debido a la sensación cálida y suave del cuerpo de Calcedonia, Tatsumi se puso incluso más somnoliento.

Calcedonia puso su cabeza en la parte del cuello de Tatsumi. Ahí frotó alegremente su cabeza varias veces, y pronto empezó a soltar lentamente una risita satisfecha “eh je je”.

Después, ella se quedó dormida.

Las cacatúas tenían sus propios hábitos cuando duermen. Para no dejar que el calor escape de las partes de sus cuerpos que no estaban cubiertas por plumas, giraban sus cabezas para que sus picos estén donde empiezan sus cuellos, y doblaban sus patas en las plumas de sus abdómenes. De esta forma se contorneaban en la forma de una bola.

Viendo a Calcedonia de esa forma, Tatsumi recordó el pasado.

——— Después de todo, Chiiko sigue siendo la misma Chiiko de antes.

Mientras pensaba eso con una mente somnolienta, él también se quedó dormido.

 

¡¡Bam!!

En el medio de la noche, Tatsumi sintió repentinamente un impacto en su abdomen, y se despertó.

El cuarto seguía estando oscuro. Él empezó a buscar su reloj de pulsera que puso cerca de la almohada, pero la suave luz de la luna que pasaba por la ventana confirmaba que aún era de noche.

El reloj marcaba apenas las 2am. Se quedaron dormidos cuando era un poco pasado las 10pm.

Normalmente, las personas de este mundo se iban a dormir después que el sol se ocultaba y se hacía oscuro, y se levantaban cuando el sol salía.

Eso era porque este mundo no tenía una iluminación como en la Tierra, y siempre que no haya magos que pudieran usar «Resplandor» como Calcedonia en una casa, usualmente se irían a dormir cuando se hacía oscuro.

La razón para que se demoren hasta las 10pm para dormir era porque charlaron de varias cosas. De acuerdo a los estándares de este mundo, ellos se quedaron despiertos bastante tarde en la noche.

Después de confirmar la hora, Tatsumi miró su abdomen.

Vio algo parecido a un palo blanco encima de su estómago; podía verlo incluso en la oscuridad.

— …¿Qué es…?

Tal vez estaba viendo visiones ya que estaba medio dormido, pero podía ver claramente que había dedos pegados a ese palo blanco.

Había una clara sensación de tacto de esos dedos, así que confundió aún más sobre la identidad de ese palo. Esta vez, intentó tocar el palo.

Tenía una textura sedosa con un toque suave, y también era algo cálido.

Dado que la suavidad de sintió bien, inconscientemente empezó a frotar ese palo.

Mientras hacía eso, hubo un pequeño chirrido que vino de un lado. Por supuesto, era Calcedonia.

Pero no era como su voz fría usual, sino una voz seductora como un gemido. Fue entonces que Tatsumi se dio cuenta de la identidad del palo blanco.

Una pierna.

Era la pierna de Calcedonia, y estaba encima de su abdomen.

Su ropa estaba casi levantada hasta la parte superior de sus muslos, así que incluso en la oscuridad, él pudo confirmar que al menos el 90% de su pierna estaba desnuda.

Casi suelta un grito de sorpresa, pero se detuvo apresuradamente.

Pero entonces fue repentinamente golpeado fuertemente en la cara.

— … ¿Y ahora qué…espera…una mano?

Incluso con ojos llorosos, pudo ver lo que le golpeó en la cara.

Parece que la mano de Calcedonia mandó un golpe directo a su cara.

Empujó gentilmente la mano que lo golpeó, y entonces también hizo lo mismo con la pierna.

Pero entonces Calcedonia se dio la vuelta y, con su pierna, envió otro ataque a Tatsumi.

Tatsumi rotó su cuerpo apresuradamente, y escapó por poco del camino de la pierna.

Se concentró en la oscuridad para dar una vista aguda a Calcedonia, pero ella estaba durmiendo pacíficamente como siempre. No, ella estaba completamente en el país de los sueños.

— E-Espera, ¿ella…siempre se revuelve y gira como ahora cuando duerme…?

Tatsumi afirmó lo obvio. Y entonces el cuerpo de Calcedonia se volteó a la dirección opuesta de Tatsumi.

Si por casualidad las luces estuvieran prendidas en este momento, Tatsumi sería capaz de ver sus piernas completamente expuestas, su parte inferior en ropa interior, su parte superior desarreglada con un valle de abundancia completamente abierto. Pero afortunada o desafortunadamente, las luces estaban apagadas.

— ¿Podrá ser que…la verdadera razón de que Giuseppe ordenara una cama tan grande como esta era…?

Siendo su abuelo, no era extraño si él supiera sobre las extrañas posturas de dormir de Calcedonia.

Y como sabía de lo malo que era, decidió enviar una cama gigante para ellos.

Siempre que la cama sea así de grande, no habría opción para que Calcedonia se caiga, y él tendría suficiente espacio para escapar de la colisión cuando Calcedonia se diera la vuelta.

Mientras se disculpaba en su mente con Giuseppe por sus sospechas tempranas, él se fue a una esquina de la cama, se acurrucó y se quedó dormido.


Capítulo 1ÍndiceCapítulo 3

5 pensamientos en “Capítulo 2: La ambición de Calcedonia

  1. Pingback: Seijo-sama v2c2!! – Gustang Translations

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s