Capítulo 3: Entrenamiento militar

Capítulo 2Índice – Capítulo 4


Con dos sacos llenos de arena en sus hombros, Tatsumi estaba parado, doblaba sus rodillas hasta que su espalda estuviera completamente abajo y entonces se paraba de nuevo.

En otras palabras, estaba haciendo sentadillas. Ha pasado quién sabe cuánto desde que empezó.

El sudor bajó de su cuerpo y coloreó de gris la arena debajo de sus pies. Pero Tatsumi siguió haciendo pacientemente las sentadillas. Alrededor de él había varios chicos de su edad que estaban sentados en el suelo y respirando con fuerza.

— ¿Qué pasa? ¿Esto es todo? ¡A este paso, quién sabe cuándo te convertirás en Caballero del Clérigo!

Había un hombre parado delante de ellos.

Tenía un gran cuerpo lleno de músculos bien formados. Su armadura estaba hecha de placas de metal con la cresta del templo de Savaiv en el pecho. Uno podía suponer que él era alguien de la Orden de los Caballeros del Clérigo.

Probablemente tenía unos 45 años, su rostro desafeitado realmente daba esa sensación de “Instructor”.

Los ojos del instructor estaban pegados en Tatsumi que seguía haciendo las sentadillas.

Era como si estuviera viendo a su enemigo mortal, pero el actual Tatsumi no tenía tiempo para notar eso.

Las bolsas de arena en sus hombros pesaban ocho kilos cada uno. Eso significa que estaba haciendo sentadillas con 16 kilos de peso extra.

En realidad, Tatsumi también estaba en su límite. El único motivo de que pudiera seguir era por su fuerza de voluntad.

Los chicos que usaron todas sus fuerzas estaban observando silenciosamente a Tatsumi que era el único que quedaba.

Después de eso, Tatsumi continuó por un rato más. Entonces, finalmente usó toda su fuerza de voluntad que le quedaba y colapsó en el suelo.

Viendo eso, el instructor comenzó a mostrar una sonrisa en su rostro desafeitado.

— ¡Bien, un descanso por media campanada! ¡Terminen sus comidas en ese tiempo! ¡Pero recuerden, si comen demasiado, sufrirán después, así que manténgalo moderado!

Después de decir eso, el Caballero del Clerigo que los estaba entrenando se fue del campo de entrenamiento con pasos largos. Este campo de entrenamiento era para el uso de la Orden de Caballeros y estaba situada a la espalda del templo.

Había unos diez cadetes que también se fueron perezosamente del campo de entrenamiento después de levantarse. Como dijo el instructor, probablemente se fueron a almorzar.

Tatsumi seguía echado en el suelo con la forma de “大”. Uno de los chicos que se paró, se dirigió a Tatsumi, mirándolo desde arriba y dijo:

— Heey, Tatsumi, ¿sigues vivo?

— Vers…sí, algo…

Tatsumi levantó su mano derecha inestablemente mientras permanecía en el suelo, y la agitó.

El joven, Vers, agarró la mano de Tatsumi y lo levantó.

— Tatsumi, ¿vas a almorzar?

— Ah, eso planeo.

— ¡Entonces apúrate! Tu esposa te está esperando en el lugar de siempre.

— N-No bueno, todavía no me he casado con Chiiko…

Vers, que levantó a Tatsumi, mostró un rostro sorprendido después de escuchar eso.

— ¿Qué rayos estás diciendo? Están viviendo juntos, además ella hace un almuerzo casero para ti todos los días, ¿sabes? Aunque no se han casado oficialmente, Calcedonia-sama es básicamente tu esposa.

Tatsumi, que estaba un poco avergonzado por la broma y risita de Vers, decidió ignorarlo y se fue caminando.

El lugar al donde se dirigían era una esquina del patio del templo, el cual se había convertido en su lugar de almuerzo por un tiempo.

 

Después de escuchar el golpe en la puerta, Giuseppe envió a su nuevo asistente, un Alto Sacerdote, para confirmar quién era y después de eso, dio el permiso para que entre.

— Discúlpeme.

Después de bajar la cabeza, quien entró en la oficina de Giuseppe era el instructor que estaba con Tatsumi y los otros hace un momento.

— Buen trabajo, comandante Odin. ¿Y cómo estuvieron los nuevos reclutas?

— Bueno, diría que recién son polluelos.

A la pregunta de Giuseppe, el rostro estricto de Odin se puso aún más estricto.

En el templo de Savaiv, hay cinco pelotones de caballeros y cada uno con 15 a 20 personas. Eran liderados por cinco comandantes caballeros. Y por encima de estos cinco comandantes estaba el general que lidera a toda la orden.

Morganeich, que dejó la orden, también era uno de los comandantes. Después de irse, el caballero que solía trabajar como su sub-comandante tomó la posición de comandante sustituto. En el futuro cercano, probablemente también será ascendido oficialmente.

Sin embargo, Odin era la persona que tenía el título de sexto comandante caballero. Aunque no tenía un pelotón que liderar, era alguien que estaba posicionado todo el tiempo en el templo para entrenar a los nuevos.

— Especialmente ese chico llamado Tatsumi que usted enlistó forzosamente… Es un fracaso total.

Después de obtener el permiso para sentarse, él cruzó sus brazos y empezó a hablar rudamente.

— Él no tiene resistencia, y ni siquiera tiene la fuerza para levantar las armas y armaduras. Tampoco puede mover apropiadamente un palo. Incluso esos niños mimados de las casas nobles son mucho mejores que él. Me tomaré la molestia de entrenarlo dado que ese es el deseo de Su santidad, pero si no fuera por eso, lo hubiera echado en el primer día.

Su boca, aunque poco visible, tuvo la forma de “へ” cubierta por toda su barba, y continuó.

— Cuando les dije que hagan ejercicios físicos con los otros, él siempre fue el primero en colapsar.

Giuseppe notó un cambio extraño en el tono de voz de Odin, así que lo mencionó hábilmente y preguntó:

— Ya veo, pero ¿por qué en tiempo pasado? Si puedo preguntar.

Y con la mirada aguda de Giuseppe, Odin también respondió suavizando su rostro rígido con una sonrisa.

— Sí, porque él “era”. Recientemente se ha convertido en el que puede resistir hasta el final. Han pasado treinta días desde que empezó el entrenamiento para los reclutas, sin duda alguna él es que te tiene los mejores resultados. Yo mismo he empezado recientemente a disfrutar empujar a ese chiquillo hasta sus límites. Aunque puede que sea un abuso de mi parte.

Odin soltó una risa descuidada, como si fuera un niño que acaba de encontrar un nuevo juguete para jugar.

 

— Goshujin-sama, disfrútelo. También usted, Vers-san, no se contenga y disfrute la comida.

— ¡Oh! Disculpe por las molestias, Calcedonia-sama. Pero en verdad, qué suertudo soy. La esposa de mi amigo es una belleza singular y encima de eso, ¡su comida es asombrosa!

Siendo llamada la “esposa” de su amigo por Vers hizo mucho más feliz a Calcedonia, mientras presentaba galantemente el almuerzo que preparó a Tatsumi.

— No estoy bromeando, ¿saben? Después de volverme amigo con Tatsumi, soy capaz de comer un almuerzo casero echo por la «Doncella Sagrada». Nunca había estado así de agradecido en toda mi vida.

Mientras daba algunos cumplidos bien dichos, Vers recibió la comida presentada por Calcedonia.

Ha pasado unos treinta días desde que Tatsumi y Vers comenzaron su entrenamiento como caballeros del clérigo. Y antes de que lo sepan, se convirtió en algo obvio que los tres almuercen juntos como ahora.

— Sin embargo, estoy siendo un estorbo, ¿cierto? Tatsumi y Calcedonia-sama preferirían pasar su tiempo solos, ¿cierto?

Mientras decía eso con una sonrisa juguetona, miró a Calcedonia. Pero la persona en cuestión, en vez de estar avergonzada, incluso mostró una expresión alegre y dijo:

— No hay problema, Vers-san. Porque siempre estamos los dos solos cuando estamos en casa, ¿cierto, goshujin-sama?

Diciendo eso, ella puso sus brazos alrededor de Tatsumi en una forma que su valle abundante cubrió completamente su brazo. Tatsumi, que estaba sonrojado, continuó llenando su boca con la comida, silenciosamente, sin responder.

Viendo la interacción entre los dos, Vers puso una cara aburrida diciendo “wah, qué aburrido”, y entonces se concentró en comer.

— Pero que incluso Vers-san participe en el entrenamiento para caballero clérigo, ni goshujin-sama ni yo sabíamos eso, ¿cierto?

— Bueno, sí, en mi caso yo estaba sorprendido cuando escuché por primera vez que Tatsumi tomaría el entrenamiento. Entonces pensé, “oye, ¿no estaría bien si lo tomamos juntos?”. Al principio solo participé a media gana, pero me arrepentí de inmediato. Ya que el instructor Odin es bastante estricto.

El principio del entrenamiento, los reclutas eran alrededor de treinta, pero después de treinta días, se fueron reduciendo uno a uno y el número cayó a un tercio. Ahora solo quedaban diez.

— U fu fu. Recuerdo cuando yo también fui una recluta. El instructor Odin también estaba a cargo de nosotros. Hubo varios momentos en que colapsé en el suelo mientras lloraba por el cansancio.

— Wah, ese viejo ni siquiera se ablanda con las mujeres eh.

Vers puso una expresión abatida, y Tatsumi y Calcedonia se rieron.

— Pero, por el destino, puedo comer comidas deliciosas cocinadas Calcedonia-sama todos los días. Como agradecimiento, la próxima vez déjenme llevarlos a un lugar que conozco. Puedo decirles que esta tienda tiene unas delicias maravillosas.

Tatsumi y Calcedonia, después de escuchar eso, intercambiaron miradas y luego dijeron con una sonrisa:

— Lo esperamos con ansias.

 

— Ese chiquillo entrena todos los días hasta que colapsa, y después al día siguiente aparece todo tranquilo y relajado como si nada pasara. Esa adaptación, sin duda, no algo para tomar a la ligera.

— Supongo que Calsey está detrás de eso. Seguro está curando a mi yerno con su magia todos los días.

— ¿Oh? Espera, ahora que lo recuerdo, Calsey está con ese chiquillo. Bueno, entonces estoy convencido con eso.

— Bueno, en el caso de mi yerno, aparte del entrenamiento militar, también se está esforzando en muchas otras cosas.

— Sí, escuché sobre eso. De cómo ese chiquillo ha estado teniendo clases se magia de Su santidad y de Calsey aparte del entrenamiento militar.

Actualmente, Tatsumi estaba entrenando en la magia además del entrenamiento militar. Recientemente, finalmente es capaz de sentir una pequeña porción del mana de origen externo. Por lo que tomó su primer paso como mago, o en el caso de Tatsumi, como usuario de mana.

— Además, ese chiquillo escucha obedientemente lo que digo, y hace obedientemente lo que le digo que haga. Los chicos como él, que no tienen algún tipo de mal hábito, son realmente interesantes para mí, quiero decir, simplemente caminarán recto por el camino que les diga.

Tatsumi no había recibido ningún tipo de entrenamiento hasta ahora. En otras palabras, era como un papel en blanco. Es por eso que siempre escucha atentamente lo que Odin tiene que decir, y sigue las instrucciones punto por punto.

Con reclutas obedientes como él, incluso los instructores lo tienen fácil, ya que ellos se convierten en personas que pueden ser enseñadas apropiadamente.

— Por ahora, solo los estoy haciendo que hagan ejercicios físicos para formen sus músculos, pero últimamente ha habido algunos que han estado diciéndome que pase al entrenamiento con armas. Esos tipos, parece que tienen algún tipo de experiencia y confianza mediocre cuando se trata de armas; y eso lo vuelve algo peligroso. Actualmente, aunque sí me escuchan, las pocas ganas se les nota en sus caras. Así que estaba pensando en que ya es hora de enderezarlos.

Odin ha entrenado innumerables reclutas hasta ahora. Así que estaba bien consciente cuando la disatisfacción de los reclutas finalmente llegará al límite.

— ¿Oh? ¿Entonces finalmente les enseñarás cómo manejar armas?

— ¿Qué está diciendo, Su santidad? Aún es demasiado pronto para que siquiera toquen un arma.

Y el rostro de Odin volvió a envolverse con una sonrisa rígida.

 

Mientras disfrutaban de una conversación amena sin altruismo, Tatsumi y Calcedonia, y también Vers, terminaron sus almuerzos y empezaron a empacar las cosas.

En ese momento, Vers notó algo en la muñeca de Tatsumi. Era un brazalete simple sin nada llamativo.

— Oye Tatsumi, ¿qué es eso? ¿Tal vez un regalo de Calcedonia-sama?

— ¿Hmm? Ah, esto. No, no es de parte de Chiiko, sino algo que Giuseppe-san me prestó.

— Con “Giuseppe-san” te refieres a…hah, serás. Estás diciendo el nombre del supremo pontífice como si fuera algún abuelo jubilado que vive en el vecindario y regala juguetes a los niños en su tiempo libre. Esa parte tuya, cielos, no puedo decir que no es impresionante, pero…

Vers encogió sus hombros asombrado, pero incluso así, sus ojos nunca dejaron de ver el brazalete de Tatsumi.

Notando eso, Tatsumi levantó su mano para que Vers pudiera verlo claramente y lo explicó.

— Este brazalete es un “Magic Item” que puede sellar la magia…espera, en este idioma se llamaría un “artículo sellador de magia”, ¿creo?

Con la voz confusa de Tatsumi, Calcedonia volteó y lo confirmó asintiendo.

— Hmm, un artículo que te permite sellar magia, eh… Entonces eso significa, ¿de verdad eras un mago?

— ¿Así parece? Bueno, al parecer soy un tipo especial, así que al principio incluso Chiiko y Giuseppe no se dieron cuenta.

El brazalete que Giuseppe prestó a Tatsumi tenía exactamente el efecto que dijo Tatsumi.

En este mundo, dado que manufacturar artículos selladores de magia era muy difícil, su precio era ridículamente alto. Es por eso que Giuseppe no se lo regaló, sino se lo prestó.

Justo como en esa ocasión con el corte de leña, Tatsumi podría terminar atrayendo inconscientemente todo el mana de los alrededores para fortalecer su cuerpo.

Ahora mismo, Tatsumi estaba construyendo su base, así que depender del mana obstruiría eso. Juzgando eso, Giuseppe decidió prestar a Tatsumi el brazalete de su colección personal.

Por cierto, parece que coleccionar artículos selladores de magia era un pasatiempo personal de Giuseppe. Aunque como uno no esperaría, incluso el supremo pontífice no tenía muchos artículos selladores de alta calidad.

— Bueno, deberíamos volver, Tatsumi. Si llegamos tarde, el instructor Odin nos volverá a gritar.

— Cierto. Entonces, nos vemos después, Chiiko.

— Sí. Hasta pronto, goshujin-sama, Vers-san.

Calcedonia se quedó ahí viéndolos irse, hasta que las siluetas de Tatsumi y Vers no podían ser vistos en el patio.


Capítulo 2Índice – Capítulo 4

3 pensamientos en “Capítulo 3: Entrenamiento militar

  1. Pingback: Seijo-sama v2c3!! – Gustang Translations

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s