Capítulo 5: Verificación mágica de Tatsumi

Capítulo 4ÍndiceCapítulo 6


Tatsumi cerró sus ojos, e intentó liberar sus sentidos lentamente.

Después de soltar la sensación de su cuerpo, ciertamente fue capaz de sentir el mana en el aire. Había mana fluyendo en el aire a su alrededor. Tatsumi intentó reunir ese mana en su cuerpo.

La imagen era “respirar”. Mientras inhalaba, el mana en el aire también fue inhalado en su cuerpo.

Para magos ordinarios como Giuseppe y Calcedonia, ellos imaginan un “pozo de agua” dentro de sus cuerpos de donde el mana sale como agua. Esa es la imagen que usan para sentir el mana.

Pero Tatsumi no tenía ese “pozo de agua” dentro de él. Después de recibir el consejo de Giuseppe y Calcedonia  en muchos puntos, él juzgó que la imagen de respirar era la más adecuada.

Con cada respiro, el oxígeno entra en su cuerpo, se mezcla con su sangre, y a causa de sus latidos, se expande en cada rincón de su cuerpo. Tatsumi usó esta imagen para inhalar mana.

De esta forma, el mecanismo de respirar que Tatsumi aprendió en el Japón moderno lo ayudó mucho para formar la imagen.

Tatsumi, que sintió su cuerpo llenándose de mana, abrió sus ojos y recogió una piedra del suelo.

Una piedra normal del tamaño de un puño que se podía encontrar en cualquier lado.

Pero mientras Tatsumi la apretaba ligeramente, la piedra fue destruida en pedazos fácilmente como si fuera de barro.

Después, Tatsumi miró hacia el espantapájaros delante de él. Estaba vistiendo una armadura de cuero similar a la que Tatsumi usó durante su entrenamiento con armas.

Él dio un golpe directo con todo su cuerpo mientras su puño envuelto en mana dorado chocó con el espantapájaros. El espantapájaros fue destruido en pedazos con un sonido rugiente como si fuera golpeado por explosivos.

Viendo esa escena, Giuseppe y Calcedonia botaron un aire frio mientras suspiraban.

— … Mi yerno es tan peligroso como siempre…

— … Pero el peligro de goshujin-sama es una buena cosa cierto…

Por supuesto, había un buen motivo de que ambos estuvieran asombrados.

Ahora mismo, no existía la práctica en este mundo para usar mana directamente para fortalecer el cuerpo de uno.

Claro que había hechizos usados para resultados similares, pero al final, era el resultado de la “magia”. Usar directamente mana para hacer eso no tenía precedentes.

Causar un efecto decidido de antemano para convertirlo en realidad conjurando un hechizo; esa era la forma de magia de este mundo. Era magia de conjuro.

El mana es la energía para activar la magia. Después de poner un hechizo mágico en la forma de un conjuro, una determinada cantidad de mana sería consumida como se ordenó por el mismo hechizo.

Claro que era posible hacer que el hechizo sea más poderoso, o tal vez extender el área de efecto usando más mana. Pero en esos casos, uno tenía que modificar el conjuro en algunos lugares selectos, como hacer plural, para que el consumo de mana aumente, causando que el área de efecto también aumente.

En otras palabras, usar mana directamente no era algo que se practicaba a menudo.

 

— La cantidad de mana consumida por usar hechizos, y los mismos hechizos son el resultado de generación tras generación de investigaciones. Incluso ahora hay muchos que están investigando hechizos para mejorarlos, algunos hasta pasas sus vidas enteras haciéndolo.

Por ejemplo, suponiendo que hay un hechizo del que se necesitan diez unidades de mana cuando se recita el conjuro.

No importa quién use el conjuro para invocar el hechizo, el consumo sería de diez. Pero si supones que uno desea obtener el mismo resultado sin ese conjuro, entonces de acuerdo a la persona que está invocándolo, el consumo podría ser de veinte, o incluso treinta.

— … Ya veo. En otras palabras, si uno no usa el conjuro, entonces el mana consumido se hace mayor.

Escuchando la explicación de Giuseppe, Tatsumi entendió.

Para los magos, usar mana directamente no era imposible.

Si Cacedonia usa mana directamente en todo su cuerpo como Tatsumi, entonces su poder físico también aumentaría.

Pero incluso para alguien como Calcedonia, dado que tiene casi nada de experiencia usando mana directamente, ya sea que pueda o no lograr incluso el mismo resultado que Tatsumi o mejor que él, uno no podría saberlo.

Y principalmente, estaba el asunto de la cantidad de mana.

Había un límite de cuánta mana podía almacenar un humano en su cuerpo. Si un mago normal gastaba mana como Tatsumi, entonces probablemente usarían todo en un rato. Incluso Calcedonia que se jactaba por tener un par de veces más mana que una persona normal, si ella esparcía mana a través de su cuerpo como Tatsumi, entonces probablemente no duraría mucho tiempo.

Pero si usaba un conjuro para invocar el hechizo para el mismo resultado, entonces si lo usa veinte veces seguidas, su mana probablemente no se secaría.

— Hace mucho tiempo…cuando no teníamos hechizos como ahora, escuché que había personas que usaban mana directamente como el yerno. Pero después que los hechizos llegaron, desaparecieron lentamente.

El desarrollo de los hechizos. Eso hizo que siempre que uno usara apropiadamente un conjuro, entonces uno podría traer los mismo resultados usando una óptima cantidad de mana.

Era como la selección natural. Ya que después de que método amigable para el usuario se esparciera, todos los otros métodos difíciles de usar se extinguieron lentamente.

Los hechizos trajeron la era de los «Magos», pero al mismo tiempo terminó la era de los «Usuarios de Mana».

Ese fue el motivo del por qué aunque esta era tenía muchos magos, solo tenía un puñado de usuarios de mana.

Pero Tatsumi, que no era un mago, sino un usuario de mana; no tuvo alternativa más que usar mana directamente sin usar hechizos.

Por supuesto, Tatsumi no solo era un Usuario de Mana, sino también un irregular usuario de Mana de Origen Externo.

Para Tatsumi, era básicamente imposible quedarse sin mana. Simplemente podría ignorar el mana restante que le quedaba ya que podía tomarlo de los alrededores.

Y se debía a que era Tatsumi el poder destrozar el espantapájaros de antes usando mana directamente.

Es por eso que Calcedonia respondió a Giuseppe que su peligro era una buena cosa.

 

— Ya veo. Mi yerno finalmente puede sentir el mana e incluso controlarlo deliberadamente.

— Pero de todas formas, su progreso mágico es lento. No creo que pueda usarlo en combates por ahora.

— Es cierto… Está al nivel donde puede sentir el mana en el aire y controlarlo a voluntad, pero aún no está al nivel donde pueda usarlo en batallas reales.

Tatsumi asintió ya que entendió el punto que mencionaron Calcedonia y Giuseppe.

— Bueno, ese será nuestro tema de práctica por ahora ¿cierto? El hecho de que puedas sentir y controlar mana es un buen progreso.

Ha pasado un buen tiempo desde que Tatsumi empezó a estudiar magia bajo Giuseppe y Calcedonia. Tatsumi ha estado estudiando magia diligentemente mientras realizaba sus deberes como sacerdote principiante y entrenando como cadete.

Para Tatsumi, él sentía que le tomó un largo tiempo progresar hasta aquí, pero para Giuseppe y Calcedonia, ambos pensaban que el progreso de Tatsumi fue extremadamente rápido.

Ciertamente al inicio, Tatsumi tuvo algunos problemas sintiendo el mana, pero después que lo sintiera exitosamente una vez, su progreso se volvió veloz.

Ya que ellos no tenían hechizos para el sistema mágico «Cielo» de Tatsumi, no tuvieron alternativa más que hacer que Tatsumi pudiera tener un control preciso cuando usaba directamente el mana.

Pero cuando se trataba se controlar el mana directamente, Tatsumi sorprendentemente mostró buenos resultados. Para esto, las gracias fueron para la vida que Tatsumi tuvo en Japón.

Esto no necesita decirse pero en Japón, no, en la Tierra no existe la magia real ni los hechizos. Bueno, puede haber existido bajo la superficie de la sociedad cotidiana, pero al menos Tatsumi nunca había visto magia real.

Pero incluso si lo real no existió, era algo común en los juegos y mangas y otras sub-culturas populares.

Tatsumi no estaba demasiado metido en esas sub-culturas, pero sí tenía un interés normal en ellos.

Había usado magia en los juegos. Había leído mangas donde había magia y hechizos. Había visto películas donde los magos usaban rápidamente bolas de fuego y truenos.

Los gráficos nítidos de los juegos modernos y mangas; ellos ciertamente fueron exitosos en grabar la imagen de la magia en el cerebro de Tatsumi.

Tatsumi simplemente combinó la imagen de la magia que tenía en su mente, y el mana reunido de los alrededores. De esta forma, él fue capaz de usar magia.

Pero para este método, una gran cantidad de mana era necesaria. Porque estaba convirtiendo una imagen abstracta que tenía en la mente a la realidad. La cantidad necesaria no era algo que un mago normal tuviera.

Por ahora, Tatsumi intentaría acostumbrarse al proceso de combinar la imagen con el mana. Si se acostumbraba, entonces quizás el mana consumido empezaría a descender. Pero al final, el único motivo de que pudiera hacer era porque era un Usuario de Mana de Origen Externo.

 

— Ahora, procedamos con el siguiente curso.

La voz radiante de Calcedonia hizo eco en el cuarto.

Ahora mismo, Tatsumi, Cacedonia y Giuseppe estaban en un cuarto en el templo. Era un cuarto rodeado por piedras reforzadas y era usada para el entrenamiento de magia.

Solo tenía una puerta para entrar y salir. Era del tamaño del sótano donde Tatsumi fue invocado.

Calcedonia sacó una moneda de plata de su bolsa alrededor de su cintura.

Esto era una “moneda de comercio” usada universalmente por todo el continente Zoysalight.

— Goshujin-sama ya sabe esto, pero he dejado una moneda similar a esta encima de la mesa de nuestra sala. Quiero que goshujin-sama transfiera esa moneda hasta aquí usando magia.

Tatsumi asintió. Él también había visto a Calcedonia poner una moneda de plata en la mesa cuando salieron. La magia que Tatsumi iba a practicar ahora era la más famosa del sistema «Cielo», Transición Instantánea.

Tatsumi cerró sus ojos, e imaginó la sala en la casa de ambos, Calcedonia y él. Después imaginó la mesa en el centro de la sala, y una moneda de plata encima de ahí.

El mana de los alrededores se reunió hacia Tatsumi. Un brillo suave dorado apareció en la punta de su dedo, y se hizo más brillante gradualmente.

Y en el momento que el brillo dorado se esparció en un destello, un pedazo de metal dorado aplanado…no apareció en sus manos.

— Sip…fallé.

— Así parece…

Ciertamente podía crear la imagen de la moneda que Calcedonia dejó en la mesa, pero incluso así no podía transportarla.

— En ese caso, intenta enviar esta moneda de plata a otro lugar.

Instruido por Calcedonia, Tatsumi se concentró en la moneda de plata en su palma.

Como antes, una luz dorada se reunió en la punta de su dedo, y en el momento que tocó la moneda, esta se desvaneció y después de un instante, apareció en la mano de Giuseppe.

— Parece que esta vez sí lo logré.

— Sí…así parece…

Tatsumi cruzó sus brazos e inclinó a un lado la cabeza.

Una vez falló y después tuvo éxito. Ambas veces se sintieron igual, pero los resultados fueron completamente diferentes. Simplemente, ¿cómo falló la primera vez?

Calcedonia y Giuseppe estaban pensando la misma cosa mientras se concentraban en la moneda encima de la palma de Giuseppe con una mirada escudriñada.

Entonces repentinamente, Giuseppe levantó su cabeza como si hubiera pensado en algo.

— Esperen, ¡tal vez…! Ya veo. Sí, vale la pena verificarlo. Yerno.

— Dime.

— Esta vez…cierto, intenta enviar esta moneda al otro lado de esa puerta.

Giuseppe señaló la puerta que era la única entrada a este cuarto. Actualmente, la puerta estaba cerrada y no podían ver el pasadizo del otro lado.

Tatsumi, como fue ordenado, repitió el mismo proceso mientras tocaba la moneda.

Y entonces, hubo un destello de luz, pero esta vez, la moneda no desapareció de su mano.

— Entonces al final, ¿qué sucedió?

Calcedonia inclinó a un lado su cabeza, confundida. Al contrario, Giuseppe mostró una expresión satisfecha.

— Ya veo. Como lo pensé. Pero necesita más pruebas. Yerno, por favor intenta hacer lo que te diga desde ahora.

Tatsumi asintió, y entonces intentó teletransportar la moneda algunas veces más como dijo Giuseppe. Había algunas veces que lo lograba, y otras que fallaba. Haciendo eso repetidamente, Tatsumi fue capaz de entender lentamente lo que sucedía.

 

Después de experimentar por un rato, fueron capaces de averiguar que la «Transición Instantánea» de Tatsumi tenía algunas restricciones.

Primero, Tatsumi solo era capaz de transferir cosas que tocaba directamente.

Esto no diferenciaba entre animales u objetos, siempre y cuando una porción esté en contacto con él, podría transferirlo.

Para esto usaron un tipo de langosta insecto (tenía ocho patas, no seis) que atraparon en el patio, y el resultado fue el mismo que en el caso de la moneda de plata.

También, los lugares donde él podía transferirlos estaban limitados a lo que “él puede ver”. En otras palabras, no podía enviar cosas fuera de su rango de visión. Esto es el motivo de que no pudiera transferir la moneda al pasadizo que no podía verlo.

Al contrario, no había muchos limites sobre las cosas que podría transferir. No importaba si fueran grandes o pequeñas, animadas o inanimadas.

Sin embargo, mientras más grande el objeto, más mana necesitaba para transferirlo. De la misma forma, el consumo de mana se hacía mayor con la distancia de la transferencia.

Por supuesto, para Tatsumi que usaba mana de origen externo, este punto no era realmente una debilidad. Cambiando lugares donde estaban experimentando, los resultados fueron el mismo para la gran piedra en el patio, y una roca cualquiera en el jardín.

Claro que no había forma de saber si eso se debía a su propia inexperiencia, o si era una restricción de la «Transición Instantánea», por ahora.

 

— Bueno, ¿cambiamos al tema principal de hoy?

Ellos se reunieron una vez más en el cuarto de piedra para la práctica de magia. Giuseppe, con su usual sonrisa calmada le dijo eso a Tatsumi y Calcedonia.

Hoy, lo que practicaron fueron varias verificaciones de la «Transición Instantánea» de Tatsumi. Este era el último experimento de eso, y también el principal objetivo de hoy.

«Transición Instantánea» en humanos.

Antes, Tatsumi fue capaz de desaparecer rápidamente con la «Transición Instantánea», pero lo hizo subconscientemente. Ahora, lo intentaría conscientemente.

Naturalmente, transferir humanos venía con cierta posibilidad de riesgos. Es por eso que Giuseppe y Calcedonia, dos de los más experimentados clérigos del templo, y dos de los magos más poderosos; estaban haciendo de guardia en caso suceda algún accidente.

— Primero, intenta teletransportarte a ti mismo.

Ordenado por Giuseppe, Tatsumi cerró sus ojos y se concentró.

Sintiendo el torbellino de mana a su alrededor, se imaginó a sí mismo siendo teletransportado en su mente. Alguien famoso una vez dijo en cierta película “No pienses, siente”. Por algún motivo cuando Tatsumi estaba concentrándose, pensó en esa frase.

Él absorbió el torbellino de mana a su alrededor hacia su cuerpo. Y justo cuando lo integró con su ser, Tatsumi abrió los ojos. En ese mismo momento, desapareció y apareció de nuevo en una esquina del cuarto.

— Lo logró.

Giuseppe se rio calmadamente, mientras Calcedonia aplaudió alegremente.

— Pero, como se esperaba, toma mucho tiempo para invocar el hechizo.

— Bueno, eso también es algo que practicaremos. Ahora bien…

Giuseppe miró a Calcedonia a su lado, y después de asentir una vez, Calcedonia se acercó a Tatsumi.

— … Ahora intenta transferir a otra persona aparte de ti.

Tatsumi iba a transferir a alguien aparte de él. Esta sería su primera vez haciéndolo, así que no sabía lo que pasaría en caso de fallar.

Y Calcedonia fue quien se eligió como voluntaria para hacer este peligroso experimento sin ninguna pizca de duda.

Calcedonia se paró delante de Tatsumi silenciosamente. Lo que se reflejaba en su rostro era una sonrisa, sin una pizca de miedo que pudiera verse.

— G-Giuseppe-san… Como lo pensé, ¿no es un poco peligroso transferir a una persona tan repentinamente? Primero intentémoslo con un gato o perro…

A diferencia de Calcedonia, Tatsumi mostró una expresión insatisfecha. Bueno, era de esperarse. Ya que si por casualidad fallaba, él no sabía qué efecto tendría en su preciada Calcedonia.

— ¿Dices eso ahora? No hay forma de que pudiéramos encontrar exitosamente un animal pequeño como esos por el momento.

Parece que en el reino de Largofiely, las personas no tenían la costumbre de criar animales pequeños como mascotas.

Si uno hablaba de perros, ellos pensarían en perros salvajes o lobos de la montaña. En el caso de los gatos, pensaría en gatos salvajes o linces. Este mundo no tenía gatos y perros que fueran criados selectivamente para ser mascotas.

Y desafortunadamente, los trabajos de los perros de caza y perros pastores fueron transferidos a algunos monstruos domesticados.

Casi no hay lugares donde vivan lobos y linces en los alrededores de la capital, y la única forma de tenerlos capturados era dando la misión a los Cazadores de monstruos. Claro que esto sería costoso.

Por ese motivo, esta no era una opción para el experimento de hoy.

— Estará bien, goshujin-sama. Ya que yo creo en ti.

Después que Calcedonia exprese su confianza con una sonrisa dulce, Tatsumi repentinamente se quedó sin palabras.

— Además, si algo llegara a pasar, tenemos a mi abuelo aquí. Él puede curar a alguien por completo en la mayoría de los casos.

— Muy bien dicho. Y yerno, deberías confiar más en ti mismo.

Siendo apurado por Calcedonia y Giuseppe, las dos personas que él podía llamar “familia” en este mundo, Tatsumi finalmente se decidió.

— Entonces… ¿Estás lista?

— Sí… Se lo dejo en sus manos…

Calcedonia se paró ahí con una postura natural y cerró sus ojos. No estaba ansiosa, ni tampoco nerviosa.

Después de reunir suficiente mana, Tatsumi tocó suavemente el hombro izquierdo de Calcedonia con su mano derecha.

La suave y cálida sensación de su cuerpo se transmitió a su mano. Para alguien como Calcedonia que prefería el contacto directo con él, él ya estaba muy acostumbrado a esta buena sensación.

Mientras se sentía un poco arrepentido de que esa sensación cálida desapareciera de su mano, él liberó el hechizo.

Ahora mismo, transfirió a Calcedonia de una esquina del cuarto al centro.

El motivo de que la transfiriera al centro del cuarto era porque no había nada ahí. Así que las posibilidades de que suceda un accidente se redujeron.

Entonces, después de la calidez de su cuerpo desapareciera de la palma de Tatsumi, ella apareció en el centro del cuarto.

— Oh jo, fue un éxito… ¡?

— Sí…ugh!?

Ahí apareció Calcedonia, en el centro del cuarto de piedra. ¡Sí! ¡Ella apareció! ¡Solo! ¡Su! ¡Cuerpo!

 

Calcedonia sintió una sensación ondeante. Pero solo duró un segundo. Después de que esa sensación se disipara, ella abrió los ojos lentamente.

Parece que Tatsumi tuvo éxito en transferirla, ya que apareció en el centro del cuarto.

Un poco lejos, Giuseppe y Tatsumi estaba viéndola. Pero por algún motivo, sus ojos estaban bien abiertos de sorpresa.

Calcedonia inclinó a un lado su cabeza en duda, con su ahoge encima balanceándose. Fue entonces que “eso” apareció en su línea de visión.

Ahí, enrollado en el suelo como si fuera lanzado repentinamente en el aire estaba un set de uniforme de sacerdotisa. Después de concentrarse, también podía ver algo que parecía una ropa interior blanca.

Y encima de ese uniforme había una cresta sagrada muy familiar.

“¿Eh? ¿No es esa mi cresta? Esperen, ¿entonces también esas ropas?

Fue entonces que su cerebro finalmente comprendió lo que sucedió. Aterrada, tímida y sumisamente miró su cuerpo.

En sus ojos rubíes, un cuerpo blanco como la leche estaba completamente expuesto. Un largo, suave y delicado cuerpo, pero con muslos anchos.

Unas buenas nalgas que dibujaban una exquisita curva, y entre sus piernas había un pequeño arbusto del mismo color que su cabello plateado.

Una delgada cadera que estaba firme.

Y después, esos bienes redondos en su pecho que estaban llenos de masa y orgullo, nunca mostrando signos de desmoronarse fuera de forma.

En la punta de esas dos masas de orgullo había dos pequeñas cerezas ligeramente coloreadas que mostraban sumisamente su existencia.

— …………………………………………………..Hyi……………………

Calcedonia, después de hacer un corto circuito por un tiempo, finalmente entendió que actualmente estaba completa y totalmente desnuda. Su rostro, en ese instante, sin ninguna pausa, se puso completamente rojo. Y ese sonrojo pronto se esparció por todo su cuerpo.

Parece que hace un momento, lo que Tatsumi transfirió fue a ella y “solo” a ella.

— ¿¡Hyaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!?

Apresuradamente se cubrió los pechos con sus manos, y casi elegantemente se agachó en el suelo.

— N-No me molesta realmente que sea goshujin-sama, pero ¡Abuelo! ¡Por favor date la vuelta!

Después de finalmente regresar a sus sentidos por ese grito, Tatsumi y Giuseppe miraron a otro lado.

Al confirmar eso, Calcedonia se acercó lentamente por su ropa con ojos llorosos, y se las puso con prisa. Viendo que incluso Tatsumi se dio la vuelta, ella sintió un poco de soledad en su corazón.

Un ligero sonido de ropas moviéndose atrás, para un joven como Tatsumi, ese era un sonido muy estimulante.

Además, solo hace un momento, repentinamente vio el cuerpo impactante de Calcedonia, incluso si no quiso, su corazón estaba latiendo violentamente.

Dándose cuenta de que su rostro se calentaba gradualmente, repentinamente recordó algo.

— ¿Ah? Al final, ¿qué hay sobre el experimento…?

— Bueno, es un fracaso ¿no? Pero no creo que los ajustes sean difíciles.

Ya que se concentró demasiado en la misma Calcedonia, terminó transfiriendo solo a “ella”. La próxima vez debería concentrarse en ambos, ella y su ropa, para que no solo transfiera a “ella”. El experimento debería tener éxito para entonces.

— Pero para el yerno, esto debería ser un fracaso alegre ¿no? Para ti, en el futuro no importa qué tipo de mujer esté delante de ti…incluso si es una mujer caballero vistiendo armadura, serás capaz de desnudarla en un instante ¿cierto? jo jo jo.

— ¡Ni loco haré ese tipo de cosas!

Solo para asegurarse de que Calcedonia no escuche, los dos hablaron susurrando.

Giuseppe mostró un magnifico pulgar levantado a Tatsumi con una gran sonrisa, y Tatsumi se puso más rojo en ese momento.


Capítulo 4ÍndiceCapítulo 6

2 pensamientos en “Capítulo 5: Verificación mágica de Tatsumi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s