Capítulo 7: Los rumores esparcidos y las cosas que son atraídas

Capítulo 6ÍndiceCapítulo 8


— ¿¡Qué!? ¿¡La «Doncella Sagrada»…Calcedonia tiene un prometido!?

Después de escuchar eso de parte de su subordinado, el rostro del joven se retorció de la sorpresa y de la furia violenta. Parecía tener unos veinte años. Tenía una apariencia bien pulida con su figura alta y cabello rubio cuidadosamente peinado.

Se podría decir a simple vista que las cosas que estaba vistiendo eran de un nivel superior. En otras palabras, él era uno de los miembros de la clase gobernante, de la sociedad aristócrata.

— ¿E-El prometido de Calcedonia…? ¿E-Estás seguro de que no hay un error…?

— S-Sí… Es un rumor creciendo reciente en el templo de Savaiv y las calles, pero tiene una alta credibilidad.

Mientras tomaba nota cuidadosamente de las expresiones de su amo, el hombre que trajo la noticia continuó.

— A-Además…de acuerdo a los rumores, Calcedonia-sama ya está viviendo bajo el mismo techo con ese prometido.

— ¿¡Qué!?

Los ojos del joven se abrieron ampliamente.

Hasta ahora él le ha propuesto matrimonio una y otra vez a esa mujer, a la llamada «Doncella Sagrada» del templo de Savaiv, Calcedonia Chrysophrase.

Y no solo esa Calcedonia rechazó sus propuestas de matrimonio continuamente, ¡incluso se comprometió con otro hombre y ya estaba viviendo junto con él!

Debido a su ira, el campo de visión del joven se puso rojo momentáneamente.

— ¿Q-Quién demonios es él…? ¿¡Quién demonios me robó a Calcedonia!?

— Sí… D-De acuerdo a los rumores…parece ser un plebeyo que viene de otro país…

— ¿¡U-Un plebeyo!? ¡Después de rechazar las propuestas de matrimonios de mí, Lalaic Gargadon, el próximo heredero de la antigua y prestigiosa casa de Gargadon, el compañero que ella escoge es un simple plebeyo!

¡Bam! Un fuerte sonido resonó. El joven, Lalaic Gargadon pateó una pequeña mesa cerca de él en su furia.

La mesa que salió volando golpeó el techo fuertemente mientras se destruía en pedazos.

Lalaic estaba respirando fuerte furioso mientras ni siquiera intentó esquivar los fragmentos de madera que estaban cayendo.

— E-Erm, ¿Lalaic-sama…? A-Aun si ese chico es un plebeyo, los rumores dicen que está siendo instruido personalmente por el supremo pontífice. Dicen que en el futuro, él será el sucesor del su santidad… De ninguna forma es un plebeyo ordinario…

Aunque el subordinado continuó con el reporte, Lalaic no le prestó atención.

— ¡Mierda! Justo cuando pensé que esa molestia del «Caballero Libre» al fin se había ido y la «Doncella Sagrada» finalmente sería mía… ¿Un plebeyo? ¿Un simple plebeyo está intentando robarse a MI Calcedonia…?

Lalaic miró con ojos rojos de sangre a su subordinado.

— ¡Investiga! ¡Averigua más sobre ese plebeyo, rápido! ¡Y no importa lo que tengas que hacer, haz que deje a la «Doncella Sagrada»! ¡No me importan los métodos, ya sea si utilizas su debilidad o usas violencia, o incluso si lo sobornas, solo hazlo!

Después de recibir la orden de Lalaic, el subordinado no podía estar más feliz mientras salía del cuarto inmediatamente. Si continuaba quedándose en ese cuarto, entonces quién sabe qué tipo de cosas tendría que sufrir.

La ira de Lalaic no se amainó incluso después de que se fuera su sirviente, y continuó destruyendo todo lo que tenía al alcance en su cuarto, pasando de muebles a decoraciones.

Su cuarto era uno bastante abundante.

Los muebles eran todos de clase alta. E incluso los ornamentos y grabados estaban hechos personalmente por varios artesanos y artistas famosos.

Comprar todas las cosas en su cuarto tomaría un gran cantidad de oro, suficiente para que una familia de plebeyos viva por unas cuantas décadas.

Pero estos artículos de clase alta que una vez estuvieron ordenados en su cuarto, ahora estaban desechados.

La vasija costosa en la mesa estaba destruida en el suelo, los varios cuadros estaban en el piso rasgados por su espada, y la alfombra de piel de monstruo en el suelo estaba completamente pisoteada.

Todos los sirvientes de la casa Gargadon tenían miedo de acercarse al cuarto del joven amo al estar temerosos de ser envueltos en el ataque, pero entonces Lalaic salió de su cuarto con rabia.

Al final, el maravilloso cuarto que una vez fue estuvo lleno de arte y diseño se convirtió en las secuelas de una tormenta violenta.

 

El que estaba parado delante de Tatsumi era el capitán Odin, su instructor de entrenamiento.

Actualmente, los dos estaban en el campo de entrenamiento que usaban los Caballeros todos los días. Ambos estaban cubiertos en sus respectivas armaduras mientras confrontaban al otro.

Tatsumi estaba vistiendo una armadura hecha para los reclutas, y en sus manos estaban la espada y escudo con los que se familiarizó por completo después de usarlos por tanto tiempo.

Odin, por otro lado, estaba vistiendo una armadura completa de metal con la cresta sagrada grabada en él, y estaba sosteniendo un hacha de batalla para dos manos.

— Entonces, empecemos. ¿Estás listo, Tatsumi? Recuerda lo que acabo de decir, primero concéntrate en defender.

— ¡Sí! ¡Entendido!

Tatsumi respondió entusiastamente a Odin. Alrededor de ellos había una gran multitud de personas que incluían a Vers, Niez y los demás, e incluso Caballeros mayores mientras mantenían la respiración con expectativa.

Claro, Calcedonia también estaba entre ellos.

Su rostro mostraba clara ansiedad mientras miraba a Tatsumi con sus pupilas rubíes temblorosas.

— Bien… ¡Aquí voy!

Tan pronto como dijo eso, Odin corrió hacia Tatsumi como una flecha volando y se acercó en un instante.

Odin, que acortó la distancia en un instante, balanceó de arriba hacia abajo su hacha de batalla hacia Tatsumi. Ahora mismo, Odin también estaba usando un equipo para entrenamiento con los filos quitados. Pero aunque no tenía filo, su peso no era diferente al de uno real. Así que si el hacha fuera a golpear directamente a alguien, entonces no hay duda que con solo el peso causaría una gran herida. Pero Tatsumi calmadamente captó la trayectoria del hacha que se acercaba.

Y empujó el escudo en su mano izquierda hacia la trayectoria del hacha. Mientras mantenía apropiadamente el escudo, sus ojos nunca dejaron al hacha que venía desde arriba.

En el siguiente momento, un gran sonido fue escuchado en el campo de entrenamiento. ¿Su causa? El gran hacha de batalla de Odin chocó con el escudo de Tatsumi…se suponía que eso fue. Pero no, no chocó con el escudo, sino con el suelo bajo los pies de Tatsumi.

— ¡Kuh…!

Dandose cuenta de que su ataque falló, Odin saltó hacia atrás inmediatamente.

Y entonces miró fijamente a Tatsumi que estaba sosteniendo su escudo hacia el frente como siempre. Ciertamente él se estaba conteniendo, pero Tatsumi esquivó perfectamente ese ataque de Odin. No, lo que Tatsumi hizo no fue esquivarlo. Él lo repelió.

En el momento que el hacha de batalla tocó el escudo, Tatsumi lo inclinó causando que el hecha de deslice horizontalmente.

Es por eso que el hacha no golpeó a Tatsumi, sino el suelo horizontalmente cerca a sus pies.

Si esto fuera una batalla real, entonces probablemente una espada hubiera penetrado por el flanco abierto de Odin.

Mientras se imaginaba esa escena, Odin tembló inconscientemente. No por miedo, ¡sino por deleite!

“He notado esto cuando estaba entrenando, pero las técnicas de escudo de este chico no son nada para burlarse.”

Parece que Tatsumi era más adecuado para defender que atacar.

Sólidamente defendiendo la ofensiva del enemigo, y así, buscando cualquier abertura para aprovechar y dar el golpe decisivo. Este estilo de contraataque era el estilo de batalla que más le gustaba a Tatsumi.

Ahora mismo, Tatsumi estaba en una posición donde el escudo estaba cubriendo la parte inferior de su rostro hasta su abdomen.

Haciendo esto, él estaba limitando el área que tenía que chocar con Odin incluso si solo por un poco. Sosteniendo el escudo en su mano, era como si estuviera escondiendo su cuerpo en la sombra del escudo. Además, estaba sosteniendo su espada con su mano derecha, que estaba escondida en la sombra de su cuerpo.

Desde la posición de Odin, la espada de Tatsumi no era visible en absoluto. Es por eso que tenía un momento difícil leyendo los movimientos de Tatsumi.

Por supuesto, este estilo de contraataque e incluso la postura actual de Tatsumi fueron enseñadas por Odin. Pero ahora Odin, enfrentándose directamente a Tatsumi, podía sentir profundamente lo peligroso que era.

Además, el arma de Odin era un hacha de batalla de doble filo. No importa qué, hacía movimientos amplios. Y por eso, sus rutas de ataque eran fáciles de leer.

Y tenía que ser mencionado que los únicos lugares que Odin podía apuntar directamente eran la parte superior de la cabeza de Tatsumi y sus piernas. Pero Tatsumi también sabía eso. Así que cuando ve un ataque viniendo hacia esos lugares, él simplemente podía moverse al costado y esquivar para crear una abertura.

“Tch, un chico que es hábil con el escudo poniéndose con defensa completa, ¡qué maldita molestia! Pero bueno, sé que fui yo quien le enseñó eso, pero pensar que podría integrarlos con él mismo tan bien…”

Murmurando en su corazón, Odin empezó a sonreír.

Para un profesor, el mejoramiento de un estudiante era algo alegre. Y encima Tatsumi era un estudiante muy obediente. No importa lo que diga Odin, Tatsumi no mostraba ninguna insatisfacción y se concentraba en su entrenamiento.

Su entrenamiento fundamental y de armas (de los cinco que completaron el entrenamiento) había estado yendo ya por un buen tiempo, y finalmente algunos resultados solidos estaban comenzando a mostrarse.

Como la sonrisa de Odin se volvía lentamente en una risa de maniaca de batalla, él envió una serie de ataques como si fueran tornados hacia Tatsumi.

Pero Tatsumi manejó todos esos rugidos ataques consecutivos calmadamente.

Por supuesto, Tatsumi sabía que Odin se estaba conteniendo. Si Odin lo deseara, él fácilmente podría destruir en pedazos el escudo de Tatsumi junto con su mano izquierda sin botar una sola gota de sudor.

Y dado que Tatsumi entendió eso, él podía estar tan calmado cuando lidiaba con los ataques. Odin, como instructor de Tatsumi, no haría algo irrazonable como atacar realmente. Bueno, podría lanzar algunos golpes no ortodoxos, pero definitivamente no sería algo que causara una gran herida a Tatsumi.

Esto era entrenamiento, no una batalla de vida o muerte. Y en este entrenamiento, Odin quería confirmar claramente la habilidad de Tatsumi.

Tatsumi continuó lidiando con la ráfaga de ataques que venían con su escudo. Bloqueó los ataques viniendo desde arriba inclinando su escudo en un ángulo. Esquivó los ataques viniendo desde abajo retrocediendo.

Mientras estaba manejando calmadamente cada ataque con un juicio preciso, podía ver que en el rostro de Odin había una sonrisa realmente de alegría.

“Ya veo que has recorrido un largo camino, chiquillo.”

Tatsumi sintió que Odin estaba diciéndole eso silenciosamente, por lo que él también sonrió.

Como si Odin reconiciera eso, él detuvo sus ataques. Y entonces dijo:

— Está bien, entonces esta vez, tú ataca. Si quieres, también puedes usar magia.

Tatsumi estaba un poco asombrado después de que Odin dijera eso. Parece que Odin ya sabía sobre su magia.

Probablemente Giuseppe le contó.

— Entiendo. Chiiko.

— Sí, goshujin-sama.

Después de ser llamada por Tatsumi, Calcedonia, que estaba observando la batalla, se acercó a él. Actualmente había un artefacto sellador de magia en el brazo de Tatsumi; el que Giuseppe le prestó. Originalmente, este artefacto sellador de magia era usado en criminales que podían usar magia.

Y es por eso que, a menos que una llave especializada será usada, el sello no podría ser removido. Actualmente, Calcedonia estaba en posesión de esa llave.

— Haga lo mejor, ¿sí?

Calcedonia alentó alegremente a Tatsumi mientras removía el sello del brazo de Tatsumi.

— Sip, pero oye, si soy herido, me curas.

— ¡Sí, déjemelo a mí!

Fue una conversación corta, pero no había nadie presente en ese lugar que no podía percibir la profundidad de los sentimientos que tenían esas palabras dichas.

Mientras se sonreían el uno al otro con absoluta confianza en su compañero, se separaron. Tatsumi, como antes, se posicionó con su escudo al frente; y Calcedonia regresó al lugar de espectadores mientras continuaba observándolo.

— Entonces, instructor… ¡Empecemos!

Justo cuando Tatsumi dijo eso fuertemente después de un profundo respiro, su figura desapareció instantáneamente de ese lugar.

 

¡Tatsumi desapareció!

Y en el siguiente momento, apareció delante de los ojos de Odin.

— ¿¡Wah!?

Tatsumi no pausó mientras levantaba su espada por encima, pero justo cuando estaba a punto se balancearla hacia abajo, Odin retrocedió.

— ¿A-Así que esta es la «Transición Instantánea» del que habló su santidad…?

Odin titubeó mientras murmuraba, pero para cuando terminó, perdió de vista a Tatsumi.

Dándose cuenta de eso, Odin retrocedió de nuevo, y Tatsumi también apareció delante de él como en la primera vez.

Tatsumi balanceó su espada en el lugar que Odin estaba hace un momento, y antes de que siquiera completara el ataque, desapareció de nuevo.

De esta forma, Tatsumi continuó su ofensiva desapareciendo y apareciendo una y otra vez.

A veces aparecía delante de Odin, a veces detrás. Algunas veces aparecía directamente a su horizontal, o directamente diagonal a él. También hubo casos donde aparecía a un pelo de distancia del cuerpo de Odin en cualquier dirección.

Como se esperaba, incluso para Odin, él fue presionado a una posición completamente defensiva.

Odin rotó su arma que era una gran hacha de batalla difícil de maniobrar con un control preciso. Por otro lado, el arma de Tatsumi era una espada corta adecuada para el movimiento rápido.

Para Tatsumi, él podía transferirse fácilmente en las aberturas creadas por mover esa gran hacha de batalla y atacar. Así que Odin realmente era un oponente adecuado para él.

Aun así, Odin continuó manejando hábilmente su hacha de batalla para lidiar con los ataques de Tatsumi. Aunque podía decirse que las técnicas de Tatsumi aún no habían madurado mucho, Odin, que podía bloquear calmadamente todos los ataques de Tatsumi incluso en el medio de todos estos saltos y teletransportaciones con ataques escurridizos, no eran ningún debilucho.

Poco a poco, el rostro de Odin perdió su compostura.

Porque los ataques de espada de Tatsumi se hacía más y más rápidos por cada segundo.

— Q-…qué está…

Odin estaba completamente confundido por la aparición de Tatsumi como si fueran destellos de espada.

Y Tatsumi, que estaba envuelto en luz dorada como un mago aumentó aún más su velocidad mientras estaba en una completa ofensiva.


Capítulo 6ÍndiceCapítulo 8

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s