Capítulo 1: La otra persona trasladada de otro mundo

Volumen 2ÍndiceCapítulo 2


 

Mañana.

Debido a la brillante luz solar entrando por la ventana, y la sensación de algo moviendose en su abdomen, Calcedonia se despertó de su sueño.

Después que su mente se aclarara, pudo ver la verdadera identidad de la sensación en su estómago.

Y también había una sensación cálida en su espalda.

— Ehm… ¿qué está haciendo?

Calcedonia preguntó a la persona que estaba abrazándola por detrás, mientras intentaba voltear su cabeza.

— Hn. Estoy tocando el estómago de Calsey.

La persona detrás de ella, quien incluso podrías decir que era la persona de su vida, respondió con un tono alegre.

— Tu piel es tan suave. Podría acariciarlo para siempre.

— Iyan~ hace cosquillas.

Aunque se quejó, la felicidad en su voz era claramente notoria. Y porque él entendió eso, el chico, Tatsumi, no dejó de tocarla.

Ahora mismo, ambos estaban completamente desnudos. Acurrucándose con la manta cálida, se entregaron por completo el uno al otro.

Desde el incidente con el cuadro mágico, los dos han estado yendo a dormir completamente desnudos mientras se entregaban uno al otro como ahora casi todas las noches.

No es como hicieran el amor cada noche. Incluso sin eso, con solo poder sentirse el uno al otro como ahora, estaban bastante satisfechos.

La nariz de Tatsumi estaba tocando el cabello de Calcedonia que se estaba moviendo por el cosquilleo, y silenciosamente tomó su aroma.

— Hueles como la antigua Chiiko…pero tal vez solo es mi imaginación…

Dijo Tatsumi silenciosamente. Y Calcedonia cerró sus ojos en placer después de poner sus palmas en Tatsumi, que seguía tocando su abdomen.

— … Danna-sama, tengo un favor que pedirle…

— ¿Favor?

— Sí, si es posible…cuando estamos solos como ahora, ¿puede llamarme “Chiiko” como antes?

— ¿Eh? Pero ese es…

— Lo sé, sé que desea llamarme “Calcedonia” ya que me aceptó como mujer. Estoy realmente feliz, pero “Chiiko” también es el nombre que me dio… Un nombre por el cual solo usted puede llamarme en todo este mundo. No me molesta ser llamada “Calcedonia” normalmente, pero, solo por momentos como este cuando somos uno…quiero que me llame “Chiiko”.

Dandose cuenta de su deseo, Tatsumi abrazó fuertemente su delicado cuerpo.

— Entiendo. Entonces solo en momentos como este, te llamaré “Chiiko”.

— Gracias, danna-sama.

Mientras sentía la sensación de cuerpo cálido de Tatsumi en su espalda, Calcedonia sonrió dulcemente.

 

Incluso estando totalmente inmersa en ese ambiente feliz, Calcedonia intentó levantarse de la cama.

— Danna-sama, hoy es el primer día que irá al bar donde se reúnen los cazadores de monstruos ¿cierto? Ya es hora de levantarse.

— Bueno, sí. Aunque estoy un poco reacio a dejar esta calidez de la cama y levantarme. Ah, Calsy, tú primero.

— ¿Eh?

Al mismo tiempo que Tatsumi dejó de hablar, Calcedonia empezó a sentir una cierta sensación de incomodidad. Sus ojos se abrieron ampliamente de sorpresa cuando repentinamente estaba fuera de la cama.

Rápidamente acomodó su postura en el aire, y aterrizó en el suelo por poco. Pero eso significó exponer todo su cuerpo bajo la luz del sol a Tatsumi.

Después de darse cuenta que estaba completamente desnuda delante de Tatsumi, ella dio un lindo grito mientras se cubría sus pechos con sus manos y se arrodillaba.

Y Tatsumi, que ahora estaba sentado encima de la cama, miró a Calcedonia con placer.

— Sí, un paisaje para los ojos.

— ¡Hump! ¡Últimamente danna-sama me molesta mucho!

Mientras estaba agachada, Calcedonia agarró una almohada de la cama y la lanzó hacia Tatsumi, pero Tatsumi recibió ligeramente la suave almohada lanzada hacia él.

Después de eso, ambos empezaron a reír alegremente.

Incluso con todo esto, al final, estos dos estaban viviendo en felicidad.

 

Los dos se relajaron en casa después de desayunar. Cuando sonó la cuarta campanada, en otras palabras, al medio día (en términos terrestres), salieron juntos de la casa.

El lugar a donde se dirigían era uno de los bares que los cazadores de monstruos hicieron su base en el pueblo. Era el que Calcedonia usaba frecuentemente cuando era una aprendiz.

La nieve estaba cayendo lentamente mientras caminaban juntos.

Las amas de casa del vecindario entrecerraron sus ojos con una sonrisa y los llamaron en forma alegre, después de ver a estos dos, cuya intimidad ya se había convertido en algo común alrededor del área.

— Oh, pero si no es Tatsumi y Calsey-san. ¿Van a algún lado?

— Ustedes dos siempre tan íntimos, eh.

— Cierto, cuando estos dos están cerca, incluso la nieve acúmulada empieza a derretirse.

Voces llenas de bromas alegres. Y hacia ellas, Tatsumi desvió la mirada tímidamente, mientras que Calcedonia sonrió alegremente.

Los dos llegaron al camino principal, y se dirigieron hacia el centro de la ciudad.

Y después de eso, siendo guiado por Calcedonia, entraron a una avenida a una manzana de distancia del camino principal y caminaron hacia dicho bar y, actualmente, una posada.

— … Entonces, dijiste que has estado al cuidado de este bar antes. ¿Qué tipo de persona es el dueño?

— Lo que se dice es que esa persona llegó al continente de Zoysalight hace unos veinte años atrás desde un país muy lejano. Después de deambular por el continente por un largo tiempo, finalmente llegó a Levantes hace unos cinco o seis años, y actualmente está trabajando como gerente del bar.

Después de escuchar lo que dijo Calcedonia, Tatsumi se imaginó a un hombre serio de mediana edad, de los que usualmente se ven algunas crónicas heroicas.

Después de viajar por todo el mundo trabajando como cazador de monstruos por años, tuvo que retirarse por una herida o algún tipo de motivo. Ahora mismo trabaja como gerente del bar mientras guía a la generación joven.

Sí, es como las historias usuales. Mientras Tatsumi asintió un par de veces en su mente, a su lado, Calcedonia continuó su historia.

— Recientemente, por la alta fama del lugar, todos los cazadores de monstruos hábiles se reúnen en este bar. Cuando yo estaba aquí, la reputación no era mucha porque el lugar fue apenas abierto, pero en la actualidad ha tomado firmemente el lugar como representante de Levantes como lugar de reuniones de cazadores de monstruos.

Calcedonia, mientras hablaba, tenía una fuerte nostalgia mezclada en su voz. Parece que extrañaba bastante al dueño.

— … No he sido capaz de visitar el bar desde que me convertí en Exorcista, pero…me pregunto si la señora está bien.

Oh, entonces parece que el dueño tiene una esposa.

Un dueño estricto y serio, y una esposa gentil y alegre apoyándolo. Sí, es una historia común, entre otras cosas.

Mientras Tatsumi estaba imaginándose esa escena, la voz emocionada de Calcedonia se escuchó.

— ¡Ah! ¡Ahí! ¡Ese es el lugar, la “Casa de reposo de la Elfa»!

Cuando miró, ciertamente había un bar en la dirección que Calcedonia señaló.

Era un establecimiento con una puerta más grande que las casas normales. Tenía las marcas de la vejez, pero tenía una sensación buena a madera ya que parecía haber sido mantenida apropiadamente.

Era un edificio completamente de ladrillos rojizos. Tenía tres pisos. Probablemente el primero era el bar, mientras que los otros dos eran habitaciones de alquiler.

Pero lo que más llamó la atención a Tatsumi fue el letrero colgado en la puerta.

Había un cuchillo, un tenedor y un vaso de cerveza dibujado ahí, para señalar que el lugar era un bar. Detrás de eso estaba dibujado una cama, probablemente para indicar que también era una posada.

Recientemente, Tatsumi finalmente era capaz de leer los textos de este mundo, algo al menos. Pero, de todas formas, la tasa de alfabetismo en este mundo era muy baja.

Es por eso que hacer dibujos como este en vez de escribirlo en el letrero era una buena decisión.

Pero lo que llamó su atención no fueron los dibujos.

Porque lo que le llamó la atención fueron las palabras escritas en el letrero.

Estaba escrito, no en letras de este país, con caligrafía brillante. Pero estas letras eran mucho más familiares para Tatsumi que cualquier letra de este país. Y estas letras, no deberían existir en este país.

— ¿P-Por qué…por qué está escrito en japonés…?

Tatsumi miró el letrero anonadado.

La “Casa de reposo de la Elfa», No importa de qué forma lo mires, ¡estaban escritos en hiragana, katakana y kanji! En otras palabras, ¡japonés!

 

Calcedonia inclinó su cabeza confundida al ver a Tatsumi mirar el letrero asombrado.

— ¿Danna-sama? ¿Sucede algo?

— A-Ah… O-Oye, Calsey. Las palabras escritas aquí…

— Oh ¿estas? Escuché que son las palabras del país natal de la señora.

Calcedonia le explicó a Tatsumi señalando las palabras.

Parece que, aunque Calcedonia puede hablar japonés, no puede leerlo.

Pero pensando en eso, cuando Calcedonia era una cacatúa en su mundo anterior, aunque podía entender algo el japonés por las conversaciones diarias de Tatsumi y su familia, no había forma de que pudiera aprender a leer o escribir.

— Entonces, eso significa que… No puede ser… La señora de este bar, ¿es japonesa como yo…?

Y pensar que había otro japonés aparte de él en este país… No, ¡en este mundo!

El sentimiento que empezó a crecer profundamente dentro de su corazón, podía ser llamado una profunda nostalgia.

Aunque se dijo a sí mismo que ya no quería una vida en Japón, entonces finalmente podía compartir esta nostalgia con alguien.

Mientras estaba con altas expectativas, Tatsumi y Calcedonia entraron al bar.

 

En el momento que entró al bar, el olor a cerveza y varios tipos de platillos asaltaron sus fosas nasales.

Justo como lo supuso antes, el primer piso era el bar. Dentro, vio un mostrador, y un buen número de mesas para cuatro y sillas en su lugar.

Había un grupo de personas en armadura que parecían ser cazadores de monstruos sentados en las sillas, mientras miraban a Tatsumi y Calcedonia de forma tosca.

Entre ellos también había miradas llenas d de lujuria obvia apuntadas a Calcedonia, y como para protegerla de eso, Tatsumi se paró delante de ella.

Ahora mismo, Calcedonia y Tatsumi estaban vistiendo abrigos gruesos de piel.

Mientras Calcedonia estaba vistiendo su ropa usual por debajo, Tatsumi estaba vistiendo una armadura de cuero endurecida y tenía una espada de hierro en su cintura.

Aun si estaba vistiendo un abrigo, los cazadores de monstruos podía adivinar claramente lo que había allí.

Además, el actual Tatsumi había sido completamente entrenado como un Caballero del Clérigo. Solo por sus movimientos, se podía suponer que no era un simple novato.

Es por eso que solo ellos solo miraron a los dos con miradas toscas, y no se acercaron. Al contrario, se podría decir que, si Tatsumi insinuaba algo por sus acciones de ahora, sería prueba de su poca experiencia como un cazador de monstruos.

También había gente que reconoció a Calcedonia como la “Doncella Sagrada del templo de Savaiv” ya que empezaron a murmurar entre ellos.

Pero incluso entre estas miradas de los cazadores de monstruos, Calcedonia los trató como el viento mientras caminaba hacia el mostrador.

Siguiendo a Calcedonia, Tatsumi entró mientras veía a una mujer trabajando frenéticamente en el bar.

Probablemente era la señora que Calcedonia estaba hablando. ¿Ella era la persona de Japón?

Eso era lo que Tatsumi esperaba, pero al siguiente instante, sus ojos pusieron redondos de sorpresa.

— ¿Eh?

Soltando involuntariamente una voz llena de asombro, Tatsumi miró fijamente a la dama.

Su altura era un poco más pequeña que Tatsumi, probablemente unos 160cm. Tenía un cuerpo delgado, y su piel era suficientemente blanca para compararla con Calcedonia.

Su cabello rubio suave tenía un poco más de tonalidad comparado con el cabello plateado de Calcedonia. Y como si opusiera a sus pupilas rubíes, los ojos de la dama eran azules como un zafiro.

Y más que nada, sus orejas puntiagudas que hacían significar algo. Sí, era la característica de la tribu famosa de los mundos de fantasía.

— ¿E-Elfa…?

Sí.

Ella era una elfa.

Hasta ahora, Tatsumi no tuvo la oportunidad de encontrar a un semi-humano.

Este pueblo y el templo de Savaiv solo tenían humanos, ya que los semi-humanos parecían ser la minoría.

Aun si vio algunos en el pueblo desde lejos, o por simples vistazos, esta era la primera vez que veía uno desde una distancia tan corta.

Tal vez ella escuchó los murmuros de Tatsumi de hace un momento, ya que la elfa miró hacia ellos. Cuando lo hizo, una ligera sorpresa, combinada con alegría pasó por su rostro.

— ¡Calsey-san! ¡Eres Calsey-san, cierto! Uwah, ha pasado tanto tiempo. ¿Has estado bien?

— Sí. Y fui yo quien no se contactó. ¿Ha estado bien?

— ¡Sí, por supuesto! Y no te preocupes, también he escuchado de tus hazañas… La “Doncella Sagrada» del templo de Savaiv, ¿cierto?

La elfa y Calcedonia estaban sonriendo mientras hablaban entre ellas después de tanto tiempo.

Parece que esta elfa era la señora de este bar.

Pero entonces, ¿quién fue el que escribió esas palabras en el letrero? ¡Será que! ¿Será que esta elfa sabía japonés? Eso es lo que Tatsumi estaba pensando.

Y la elfa que estaba hablando alegremente con Calcedonia hasta ahora, finalmente miró a Tatsumi.

Y entonces, su rostro mostró una abrumadora cantidad de sorpresa, ya que sus ojos se abrieron ampliamente. Mientras los miraba con sus ojos azules bien abiertos, su voz temblorosa se escuchó:

— ¿Eh…? ¿D-De casualidad…eres alguien de Japón…?

Las palabras que la elfa dijo con su voz temblorosa fueron, sin lugar a dudas, en el idioma más conocido por Tatsumi. Japonés.


Volumen 2ÍndiceCapítulo 2

Anuncios

4 pensamientos en “Capítulo 1: La otra persona trasladada de otro mundo

  1. Pingback: Seijo-sama v3 c1-8!! – Gustang Translations

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s