Capítulo 2: La señorita elfa que vivió sin pagar

Capítulo 1Índice Capítulo 3


— Mi nombre es Erulula Zaphyra Fyrasilula Akatsuka. Dado que es un nombre tan largo, dime Eru, ¿está bien?

Ese era el nombre de la elfa parada delante de Tatsumi, que no solo era la dueña y señora del bar llamado “Casa de reposo de la Elfa», sino también alguien que vivió una vez en Japón.

 

— … Entonces, después que su esposo murió, ¿vino a este mundo?

— Sí. Después que Yasutaka…mi esposo murió de vejez, usé una espada que contenía el poder para cruzar mundos para venir aquí. Incluyendo mi mundo natal y el mundo de la Tierra, este sería mi tercer mundo.

Tatsumi y Calcedonia estaban sentados delante del mostrador de la “Casa de reposo de la Elfa» mientras escuchaban la historia de la vida de Eru.

En el pasado, Eru había sido transportada de su mundo natal a Japón con el uso de un artículo mágico.

Ella conoció todo tipo de personas ahí. Fue salvada, y al final, terminó obteniendo un registro de familia formal para Japón. Incluso se casó.

Pero no pudo tener un hijo con su esposo. Siendo una elfa, ella poseía un tiempo de vida mucho más largo que su esposo, por lo que después de que él falleciera, ella usó nuevamente el artículo mágico para llegar a este mundo hace unos veinte años atrás.

— Pero, que la señora venga del mismo mundo que danna-sama… En verdad estoy sorprendida.

— Me pasa lo mismo. Y pensar que Calsey fuera una cacatúa en su vida pasada. Y porque pensabas tanto en Tatsumi, incluso terminaste convocándolo exitosamente… Normalmente no es una historia que uno simplemente pueda creer.

Tatsumi y Calcedonia, con Eru, estaban hablando alegremente sobre sus vidas en el tan nostálgico Japón.

Por cierto, ya que los tres estaban hablando en japonés, los cazadores de monstruos a sus alrededores no podían entender aun si estaban desesperados intentando escuchar.

— Pero una cacatúa, eh. Aunque nunca tuve una, usualmente las veía en las tiendas de mascotas. Eran tan lindos… Ahora que lo recuerdo, a esa persona también el gustaban mucho los animales, eh.

Eru miró a la foto en el cuadro ubicado en el mostrador.

En la foto, había tres estudiantes de preparatoria aparte de Eru, dos hombres y una mujer. El chico parado al lado de Eru probablemente era su esposo.

La mirada que Eru estaba dando actualmente a la foto era muy gentil. Era claro que ella aún estaba profundamente enamorada de su esposo fallecido.

Después de eso, ellos continuaron hablando sobre Japón.

Especialmente Tatsumi y Eru, que casi no podían hablar mucho sobre Japón hasta ahora, estaban simplemente hablando efusivamente de temas relacionados a Japón.

— ¿Eh? Eru-san vivió en la ciudad de Hinobu de la prefectura de Aichi? Yo viví en la ciudad de Seto…

— ¿Ehh? ¡Hinobu y Seto estaban justo al lado del otro! Yo, yo fui a Seto un algunas veces, ¿sabes? Para el festival de artesanía, y cuando era otoño iba al templo de Iwaya para ver los colores de otoño.

— Sí…pero yo casi nunca fui a Hinobu. A lo mucho cuando fui ahí por el viaje de excursión del colegio a las granjas de Aichi.

— Tal vez puede que haya conocido a Tatsumi en algún lado.

Mientras Eru y Tatsumi estaban hablando alegremente, Calcedonia, por otro lado, estaba algo malhumorada mientras reposaba su mejilla encima del mostrador.

Parece que no le gustó el hecho de que Eru y Tatsumi estaban divirtiéndose hablando entre ellos.

Aunque ella sabía algo sobre Japón, dado que era una cacatúa en ese entonces, su conocimiento era muy limitado, por lo que no pudo mantenerse en la conversación.

Mientras hablaba con Eru, Tatsumi notó la condición de Calcedonia. Por eso acarició gentilmente su cabeza.

Y solo con eso, su rostro floreció en una sonrisa gentil y feliz.

Como su ánimo se puso mejor, Calcedonia inclinó su cabeza en su hombro de esa forma. Y viéndolos así, esta vez fue el turno de Eru de estar atónita.

— … Estoy asombrada. Y pensar que esa Calsey esté tan apegada a un hombre…

Antes, cuando Calcedonia aún frecuentaba este lugar, ella mantenía su contacto con los hombres a un mínimo.

Siendo una cazadora de monstruos, había ocasiones en que hacía equipo con otros cazadores. Pero incluso entonces, de ninguna forma era cercana a otra persona como ahora.

Uno rostro feliz que incluso Eru nunca había visto hasta ahora. Y la persona para la que estaba hecha esa sonrisa también estaba sonriendo alegremente.

Ellos no estaban hablando, pero, en primer lugar, ellos no necesitaban palabras para expresar sus sentimientos. Eru, también, sintiendo el vínculo inseparable que existía entre los dos, sonrió alegremente.

 

Bueno, entonces, una vez más, bienvenidos a la “Casa de reposo de la Elfa».

Después que terminara alegremente su conversación con Tatsumi, ella corrigió su actitud.

Desde ahora, ya no solo hablarían de su pasado, también tendrían que hablar del futuro. Tal vez debido a eso, ella cambió el idioma de japonés al idioma común del continente de Zoysalight.

— Este bar y posada es usado principalmente como un lugar de reunión para los cazadores de monstruos. Yo, Erulula Zaphyra Fyrasilula Akatsuka, soy la dueña. Por supuesto, aparte de mí, también hay algunos empleados trabajando aquí. Aunque estoy aquí la mayor parte del tiempo, los empleados trabajan en turnos.

Las personas reunidas aquí no eran todos cazadores de monstruos. También había informantes, y personas que deseaban publicar un pedido de subyugación de monstruos.

Naturalmente, había gente que venía aquí simplemente por un plato, y personas que querían alquilar un cuarto para la noche.

— A diferencia de los juegos y novelas ligeras, los cazadores de monstruos de este mundo no tienen una organización de apoyo como el “Gremio”. Así que, naturalmente, tampoco hay rangos divididos. Desde el momento que uno piensa “soy un cazador de monstruos”, uno se convierte en un cazador de monstruos. Pero, bueno, ya sea que de verdad tenga las habilidades para derrotar a un monstruo o no es un asunto aparte.

La mayor parte del tiempo, los más rápidos toman los pedidos publicados en el bar.

Pero ya sea que el pedido sea algo que puede hacer o no, es algo que uno tiene que decidir por sí mismo.

Aunque uno puede recibir consejos de amigos y mayores, al final, es responsabilidad de cada uno.

— En cuanto a mí, yo no puedo dejar pedidos a personas que no puedan subyugar a dicho monstruo. Si todo lo que tuviéramos son fracasos, entonces terminaría como algo que afecte la reputación del local. Sin embargo, siempre hay personas que son seducidos por las recompensas, sin siquiera evaluar si realmente pueden terminarlo considerando sus propias habilidades. Para las personas como esas, hay casos de heridas severas. En el peor de los casos, mueren.

Es por eso que Tatsumi debería pensarlo cuidadosamente antes de aceptar un pedido— Es lo que Eru estaba implicando.

— Entiendo. No tengo prisa, así que empezaré constantemente con pedidos simples.

— Sí, es importante que pienses así.

Por cierto, Eru sonrió pensando en algo con eso como prefacio.

— Como la dueña de este lugar, tengo el deber de evaluar qué tan fuerte es Tatsumi. Así que quiero preparar un pequeño examen, ¿qué te parece?

Siendo alguien que actúa como el intermediario para los cazadores de monstruos, ella tenía el deber de entender qué tan hábiles eran cada uno de ellos.

El examen que Eru estaba pensando era, sin duda alguna, algo que entender si Tatsumi tenía el requisito mínimo para ser un cazador de monstruos.

Es por eso que Tatsumi estuvo de acuerdo en tomar el examen sin dudarlo.

— Entonces, ¿de qué se trata el examen?

— U fu fu. Cuando se habla de exámenes como este para los nuevos, por supuesto que tiene que ser los pedidos de “recolección de hierbas”.

— Ya veo, básicamente recolectar una cierta cantidad de cierto tipo de hierba ¿cierto?

— Sí, pero en vez de cierta cantidad, con una sola será suficiente. Por favor, ve y consigue la hierba que voy a decirte y tráela aquí. Este será el examen de Tatsumi.

La hierba que Eru le dijo que traiga se llamaba Grendan. En estas tierras, ha sido usado por mucho como pomadas y ungüentos.

— Este es un examen solo para Tatsumi. Así que Calsey-san, no puedes ir ¿está bien?

— Sí, entiendo.

Aunque respondió obedientemente, su expresión mostró su insatisfacción. Parece que no estaban dispuesta a separarse de Tatsumi, aun si solo era por un corto tiempo. Aunque en este caso, ella no podía ser terca.

— Pero, nunca he visto un grendan…

— Es como este. Tsuil, ¿puedes?

Mientras llamaba tranquilamente al anillo que tenía en el dedo medio de su mano derecha, un pequeño humanoide apareció.

Por lo que Tatsumi podía ver, era de unos 15 centímetros. Parecía ser como un humano, pero tenía dos alas tipo libélula en su espalda.

Estaba vistiendo ropa verde, con un sombrero puntiagudo del mismo color en su cabeza.

Más que todo, su gran nariz en el centro de su rostro era llamativa.

La pequeña figura sonrió a Eru y pronto desapareció. En su lugar una vivida muestra de hierba estaba flotando delante de la palma de Eru.

— Esta es la hierba Grendan, por favor, memorizalo cuidadosamente.

La hierba estaba flotando encima de la palma de Eru como una proyección real. Y vio que Tatsumi se quedó estupefacto por un momento.

— ¿E-Esto…es magia?

— Sí. Usando el poder del espíritu de ilusiones, creó una imagen fantasma.

— ¿¡Eh!? E-Entonces, ¿este es el tan llamado “Magia espiritual”?

 

Magia Espiritual.

A diferencia de la Magia de Conjuro que Calcedonia usaba, era un tipo completamente distinto.

Aunque él no sabía mucho sobre Magia espiritual, recordó que cuando vino por primera vez a este mundo, Giuseppe le habló sobre ello.

Y Giuseppe dijo que había una dama que estaba esparciendo esta magia.

— ¿Podrá ser que es persona esparciendo esta magia es…Eru-san?

Cuando Tatsumi dijo eso, Eru mostró una sonrisa tímida.

— E je je, a decir verdad, así es.

Ella vino a este mundo hace unos veinte años.

En ese tiempo, viéndola usar magia completamente diferente al tipo usado en este mundo, muchos estaban emocionados de ser sus aprendices.

Pero, por supuesto, no todos lo que bajo su cuidado podía usar magia espiritual.

Para ser capaz de usar magia espiritual, aparte de la constitución del mago mismo, estaba el factor importante de ser capaz de comunicarse con los espíritus.

Por ese motivo, incluso dentro del pequeño número de personas de este mundo que podían usar mana, el número de personas que podían usar magia espiritual era aún menor.

Ella y el pequeño número de sus discípulos, que tenían habilidades mucho mayores al de los magos normales, empezaron a recibir la atención del mundo hace unos diez años. Así que, en realidad, la magia espiritual ha sido esparcida solo desde hace diez años atrás.

— En verdad he recibido una sorpresa tras otra. No solo es alguien del país de danna-sama, sino también la fundadora de la magia espiritual.

Parece que Calcedonia no sabía que Eru era la fundadora de la magia espiritual.

Aunque el número de veces que Calcedonia frecuentaba este lugar no era tan poco, nunca había visto a Eru usar magia espiritual.

— Bueno, Tatsumi, ¿has memorizado las características de la grendan?

La imagen fantasma de la hierba aún estaba flotando encima de su palma.

Tatsumi miró a la imagen como si quisiera copiarla en su cerebro. Su color, características especiales. Todos.

Pero, aunque está viendo la hierba, no tenía confianza en realmente reconocerla en el campo.

Es ahí cuando tatsumi tomó prestada la ayuda de la conveniente civilización moderna.

Tatsumi sacó cierto objeto del bolso colgando en su cintura. Era algo que tenía cuando fue convocado aquí; un celular.

El celular que tenía era un modelo viejo de diseño estampado. Pero su poder de capacidad era excelente ya que aún estaba funcionando espléndidamente.

Por supuesto, no podía realizar el propósito original del celular, pero podía utilizar la cámara integrada.

Tatsumi prendió la cámara y tomó una foto de la imagen. Con esto, él podría tener una mejor referencia.

Y viendo a Tatsumi usar el celular, Eru tuvo una reacción de sorpresa.

— Ohh, ese es un modelo algo antiguo. ¿No es de a principios del 2000? Incluso cuando empecé a vivir en Japón, solo un pequeño porcentaje de personas usaban esos tipos.

— Bueno, es cierto, pero yo estaba en Japón a mediados de la década del 2010, así que…aun si era un poco viejo, aún era usado bastante. No es que pueda ser llamado una antigüedad, ¿sabes?

— ¿Eh? ¿Década del 2010?

Eru se quedó sin palabras. Y Tatsumi finalmente notó que había algo extraño en la conversación.

— Ehm… ¿hasta qué año se quedó en Japón?

— Estaba en Japón hasta el 2080, pero…

Eru fue a Japón en el periodo del 2010. Ahí es donde conoció a su esposo que aún solo tenía diez años. Es por eso que vivió en Japón por setenta años más hasta que el tiempo de vida de su esposo se terminó naturalmente.

— … Ya veo. Parece que hay un tiempo de distancia entre el periodo en que tú y yo vivimos en Japón.

— Así parece. Puede que incluso haya cruzado el tiempo cuando llegué aquí. En primer lugar, no hay pruebas de que el tiempo fluya igual en ambos mundos, y no hay forma de verificar eso. Tal vez el mundo en el que viví y el mundo en el que Tatsumi vivió son solo “dos Japón muy similares, pero distintos”:

Tatsumi asintió a las palabras de Eru.

Justo como lo dijo, no había garantías de que todos los mundos tengan flujos de tiempos similares. Tal vez el cambio del tiempo en cada mundo era diferente.

— Pero pienso que mi encuentro aquí con Tatsumi es lo más importante después de todo.

Con eso, Eru sonrió dulcemente.

 

— Entonces, sobre el examen. ¿Qué tal si empezamos ahora?

Con una expresión como la de un niño que pensó en una nueva travesura, Eru miró a Tatsumi.

— Es cierto, a mí también me gustaría terminar con esto rápidamente.

Después de que Tatsumi estuviera de acuerdo con la propuesta de Eru, él se levantó del mostrador y miró a Calcedonia.

Pero lo que no notó fue que Eru estaba mostrando una expresión de sorpresa después de que él se volteara.

— Bueno, por ahora regresaré a casa y me prepararé un poco. ¿Qué harás en ese tiempo?

— Me quedaré aquí a esperar que vuelva.

Su voz era tan calmada como siempre. No había inquietud oculta. Parece que ella no dudaba de que Tatsumi tendría éxito en el examen.

— Por cierto, Eru-san, ¿está bien si pregunto dónde crece la hierba grendan?

— G-Grendan, cierto, sal por la puerta sur del pueblo y ve por poco hacia el sur. La hierba crece en la entrada del bosque, pero…¿de verdad vas a hacer el examen ahora?

Siendo preguntado por Tatsumi, Eru respondió obedientemente inconscientemente. Después de eso, como él ya supo dónde crecía, Tatsumi dijo con una sonrisa:

— Ya vuelvo.

Y así, salió de la “Casa de reposo de la Elfa».

Eru se despidió de Tatsumi reflexivamente, pero fue entonces que ella finalmente volvió en sí.

— ¡Calsey! ¿¡De verdad está bien que Tatsumi de el examen ahora!?

Eru preguntó impacientemente.

Pero Calcedonia, sin ser perturbada, más bien, respondió con confianza:

— Está bien. Danna-sama regresará en la hierba en un momento.

Pero uno de los cazadores de monstruos que escuchó la conversación de las chicas, se acercó con una mirada de preocupación en su rostro.

— Oiga, señorita «Doncella Sagrada». Ese chico que se acaba de ir, si se va ahora para buscar la hierba grendan, podría no volver vivo si hace las cosas torpemente, ¿sabe?


Capítulo 1Índice Capítulo 3

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s