Capítulo 7: Regalo

Capítulo 6Índice Capítulo 8


Ellos estaban ocupando una de las mesas en el bar la “Casa de reposo de la Elfa».

Jadokh, el Shade, que se convirtió en el compañero de equipo de cazadores de monstruos de Tatsumi (temporal), también estaba ahí.

Pero Tatsumi, que conoció cara a cara la verdadera personalidad de Jadokh que no podía ser más diferente a su apariencia exterior, terminó mirándolo fijamente por un tiempo.

— ¿Oh? Tal vez, ¿tengo algo en mi cara?

Jadokh mostró una sonrisa coqueta a Tatsumi, que estaba mirándolo fijamente, y le preguntó eso.

Pero en el siguiente momento, su sonrisa cambió a una mueca como la de un niño que adora las bromas.

— … O, ¿te enamoraste de mí a primera vista? Ay, en verdad no pude evitarlo. Qué persona tan pecadora soy.

Wink* Con un efecto de sonido, solo uno de los ojos de Jadokh se cerró hábilmente.

Jadokh tenía cuatro ojos. Dos de ellos, al igual que un humano, estaban ubicados horizontalmente en el rostro, pero los otros dos estaban en su frente en una posición rectangular. Es por eso que, aunque Tatsumi estaba sorprendido al principio, ahora no sentía inquietud.

Más precisamente, cada inquietud que sintió fue completamente derrumbada delante de la fuerte primera impresión de Jadokh.

— No, no, imposible. No, no tengo esos pasatiempos.

Tatsumi dio una respuesta calmada a Jadokh. Viéndolo responder de tal manera calmada, esta vez fue Jadokh quien estaba sorprendido, ya que levantó sus cejas.

— En vez de eso, Jadokh-san…

— Oh, dios, no. Solo dime Jadokh. Pero yo seguiré llamándote Tatsumi-chan ¿está bien? Y no necesitas usar esa manera formal de hablar.

Jadokh le lanzó un beso volador a Tatsumi con un movimiento fluido.

Tatsumi parecía ver la ilusión de algo en forma de corazón que flotaba hacia él, mientras fruncía ligeramente sus cejas.

Pero, esa fue toda la reacción que mostró. Viendolo tan calmado, por otro lado, hizo que Jadokh frunciera bastante sus cejas.

— Entonces, Jadokh. Como dijo Eru-san, por ahora seremos compañeros cazadores. Así que ¿no me dirás cómo peleas? ¿Y cuál es tu especialidad?

— ¡Humph! Mi especialidad es, eeeesto.

Dciendo eso, lo que le mostró a Tatsumi fue una gran hacha de guerra para dos manos y dos pequeños bastones de batalla.

El hacha de guerra era dos metros de altura, y también debería ser bastante pesada. La imagen de Jadokh parado mientras sostiene el hacha de guerra emitiría una presión bastante terrorífica.

Y, aunque los bastones de batalla eran de una mano, también era armas temidas de peso pesado.

— Un hacha de guerra y dos bastones de batalla… Estás orientado a la destrucción, eh.

— Obviamente. Ya que, no importa qué tipo de enemigo sea, puedo volarlo en pedazos.

Aunque delgado, el cuerpo de Jadokh debería estar bien forjado.

En primer lugar, Jadokh viene de una tribu de guerreros. Si se trata de técnicas de batalla, entonces él debería ser muy hábil.

Además, Jadokh estaba vistiendo una armadura de cuero sólido en su torso.

Pero si estuviera vistiendo, suponiendo, una armadura de metal completa, entonces sería un perfecto tanque humano.

— Entonces, es mi turno de hacer preguntas, ¿puedo?

— Sí. Uso una espada de una mano y un escudo. Además, estoy siendo parcial aquí, pero puedo usar magia.

— ¡Oh! ¿Entonces eras un mago? ¡Más bien! Eso no es lo que quería preguntar.

Con una chispa.

Sus cuatro ojos brillaron con una luz de sinceridad mientras preguntaba directamente a Tatsumi.

— Desde ahora, preguntaré todo honestamente. Tatsumi-chan, quiero preguntarte ¿no me tomas como alguien…repulsivo?

 

El hecho de que él era diferente de sus alrededores era algo que se dio cuenta cuando era un niño.

Pero aun si se daba cuenta de eso, no importa cuánto intentara corregirse, fue incapaz.

Aunque su cuerpo crecía gradualmente al de un hombre, su corazón no lo era.

Incluso en su pueblo natal, nunca perdió contra nadie en batalla, pero nunca obtuvo el reconocimiento de sus compañeros.

¡Asqueroso!

¿No está poseído por un “Espíritu Maligno”?

¡Qué fracaso!

En una comunidad pequeña como la de ellos, él sabía lo que se decía de él mismo, aun si no quisiera.

Pero, aun así, él continuó entrenando.

Para los Shades, la fuerza lo era todo. Así que siempre que uno tenga suficiente fuerza, una o dos peculiaridades personales no importaban.

Sin embargo, incluso en esa sociedad, Jadokh no fue reconocido.

Aunque su cuerpo era el de un hombre, su corazón era el de una mujer.

Es por eso que se fue del pueblo.

Él había escuchado que, en la comunidad humana, había personas llamadas cazadores de monstruos.

Si podías cazar a un monstruo poderoso, entonces eso era suficiente para hacer que las personas se quiten el sombrero ante ti.

Entonces, tal vez ese era el lugar al que él pertenecía.

Pensando eso, él, ¿o mejor es decir ella?, se fue de la comunidad de los Shades.

 

— Antes de llegar a este lugar… Siempre me han visto como si fuera una criatura extraña por los humanos. Hubo algunos que incluso me insultaron directamente. Pero, por supuesto, convertí a la fuerza a esos tipos en mis compañeros después de eso.

Después de aplastar sus “cosas”, dijo Jadokh con una sonrisa aterradora.

— Pero Tatsumi-chan, tú…eres diferente a ellos. Tal vez, ¿conociste a personas como yo alguna vez?

Ciertamente, Tatsumi estaba sorprendido cuando escuchó su tono por primera vez.

Pero, aun si hubo una sorpresa, no había repulsión en sus ojos como en los demás.

— Sí… Bueno, no es como si los conociera directamente, pero… Debe de haber bastantes personas como Jadokh en mi mun…en mi país natal.

Últimamente, incluso había programas de talento para homosexuales, ya que tenían una posición firme en la sociedad moderna. Si prendías el televisor, entonces la probabilidad de que pasen un show con un homosexual era bastante alta.

Y entre esos homosexuales, incluso había aquellos del tipo exagerados que no podían ser vistos como nada más que monstruos tomando el escenario solo para hacer reír.

Comparados con ellos, el bien ordenado Jadokh delante de él no podría, de ninguna forma, hacer que se sienta disgustado.

— Claro, estaba sorprendido al principio, pero no creo que seas repulsivo ¿sabes? Además, ahora que lo pienso, debes de tener un caso de desorden de identidad de género.

— ¿Desorden de qué…? ¿Qué es eso?

— Hmm… ¿Cómo debería explicarlo?

En el Japón moderno, el entendimiento en relación al desorden de identidad de género era profundo, pero este mundo ni siquiera debería saber que existe.

— Ehm… En general, ¿es algo como un pequeño error de parte de dios?

— ¿Un error…de dios?

— Sí. Originalmente, un alma masculina debería ir en un cuerpo masculino, pero por algún error, un alma femenina fue puesta en el cuerpo masculino. Es por eso que quién tiene la culpa debería ser dios, que fue el que se equivocó, y no Jadokh.

— ¡E-Espera, Tatsumi-chan! ¿¡Está bien decir que dios se equivocó!? ¡Si un sacerdote de algún templo escucha eso, entonces terminará en un gran problema!

— No, está bien. Aunque no lo parezca, yo soy un sacerdote mayor del templo de Savaiv.

Tatsumi mostró a Jadokh su cresta sagrada, y Jadokh siguió mirándolo asombrado.

— T-Tatsumi-chan… ¿P-Pero quién eres…?

— No, no, aun si me preguntas… ¿Soy un sacerdote del templo y un aspirante a cazador de monstruos?

Bueno, su posición en el templo era algo que lamentar.

Jadokh seguía viendo a Tatsumi sorprendido, pero lentamente una sonrisa apareció en su rostro.

Y esa sonrisa, se volvió lentamente deslumbrante.

Pero Tatsumi, que conoció a Jadokh por primera vez, no notó tanto cambio.

Entonces, Eru interrumpió.

— ¡Aquí, Tatsumi! Buen trabajo en recolectar las hierbas en la misión de hoy. Esta es tu recompensa.

Diciendo eso, ella le dio a Tatsumi unas cuantas monedas de plata.

— Dado que las hierbas que reuniste eran más que suficientes, y que también estaban frescas, ¡aumenté un poco extra!

— Muchas gracias.

Mientras agradecía a Eru una y otra vez, Tatsumi miró las monedas en su mano lleno de emoción.

Se podría decir que este era el primer ingreso de Tatsumi en este mundo.

No como el ingreso que obtenía como sacerdote, que era por recomendación de Giuseppe, sino dinero que él obtuvo con su propio poder.

En realidad, podrá ser solo una pequeña cantidad, pero para Tatsumi, valía varios miles.

— Este es el primer pago que obtienes como cazador de monstruos ¿cierto? ¿Por qué no te compras un recuerdo por ello?

Él no podría comprar algo demasiado costoso con solo algunas monedas de plata, pero si eran cuchillos o cosas diarias para cazadores de monstruos, entonces sí era posible.

— A decir verdad, ya decidí en qué gastar este dinero.

Tatsumi le respondió a Eru mientras ponía las monedas en su bolsillo.

Eru respondió a Tatsumi con una sonrisa, y entonces miró de reojo a Jadokh que estaba con su espalda agachada después de la entrevista con Tatsumi.

Incluso hace solo un rato, él estaba rodeado de un aura amenazante, pero después de hablar con Tatsumi por un tiempo, su aura se puso algo gentil.

“Justo como lo planeé, Tatsumi pudo lidiar con eso.”

A causa de cómo diferían su apariencia y personalidad, Jadokh debería haber pasado por experiencias horribles hasta ahora.

Pero para Eru, que vivió en Japón como Tatsumi, ella no sintió repulsión hacia Jadokh.

Es exactamente por eso que Eru quería juntar en un equipo a Jadokh y Tatsumi.

Porque, si era Tatsumi, si era Tatsumi que, como ella, vivió en Japón y estuvo en contacto con muchas culturas, él aceptaría a Jadokh como era. No lo juzgaría como una rareza, sino como persona.

Y ciertamente, ahora mismo Jadokh estaba de buenos ánimos.

Ella no sabía cómo pasó exactamente, pero parecía que Tatsumi fue mejor de lo que ella esperaba.

“Tal vez Tatsumi puede que tenga grandes logros como sacerdote.”

Pensó Eru mientras miraba a Tatsumi, que en solo un momento hizo volar todo el disgusto de Jadokh.

 

Tatsumi caminó por el camino de Levantes después de dejar la “Casa de reposo de la Elfa».

Jadokh rentó un cuarto en la “Casa de reposo de la Elfa» después de eso y dijo que no haría nada más por el día.

Después de dejar su pueblo natal, él ha estado viajando todo el tiempo. Ahora que finalmente logró su meta de ser un cazador de monstruos, decidió darle un descanso a su cuerpo.

 

Después de mirar un número de tiendas por el camino, Tatsumi finalmente vio algo con lo que estaba satisfecho.

Entonces lo compró con casi todo el dinero que ganó hoy, y se fue a su dulce hogar, donde Calcedonia estaba esperando con un rostro alegre.

— Ya volví.

Tatsumi entró a la casa después de abrir la puerta con la contraseña mágica.

Ahora mismo, había fuego en la chimenea, que calentó suficientemente la casa.

— Bienvenido de vuelta, danna-sama. ¿Cómo estuvo el día?

— Sí, me fue bien.

Tatsumi le mostró un pulgar arriba.

— Ya veo. Como se esperaba de mi danna-sama.

Calcedonia agarró la mano de Tatsumi y lo guio hacia la chimenea.

Después de hacer que Tatsumi se siente encima de la alfombra, ella lo abrazó por atrás, pero por algún motivo fue obstruida por Tatsumi.

— E-Ehm… ¿Danna-sama?

¿E-Está disgustado conmigo?

Eso es lo que estaba diciendo su rostro con una expresión clara, pero entonces Tatsumi acarició gentilmente su cabeza.

— ¿?

Calcedonia sintió algo extraño en el lugar donde Tatsumi acarició su cabello, así que puso su mano ahí y…

Sintió algo duro ahí.

Entonces con gran cuidado, como si estuviera sosteniendo un tesoro, Calcedonia trajo ese objeto delante de sus ojos.

Ahora mismo, había algo en su mano.

Era una pieza de adorno para el cabello.

Estaba hecho de madera. Su superficie era curvada con algunos diseños simples. Ella podía notar a la vista que no era algo costoso, sino un adorno barato.

— D-Danna-sama… Esto es…

— Lo compré con el dinero que gané hoy. Bueno, aun si digo eso, no tenía mucho dinero así que no pude comprar nada costoso. Por eso busqué algo que pueda encajar contigo dentro de mi presupuesto y compré esto.

Dijo Tatsumi tímidamente con una sonrisa. Y Calcedonia estaba escuchándolo con sus ojos nublándose.

— Gracias por todo hasta ahora, de verdad. Calsey, has cuidado de mi todo este tiempo. Es por eso que…quería usar mi primer dinero que gané para darte un regalo, como mi agradecimiento.

— Danna-sama…

Calcedonia seguía viendo a Tatsumi, incluso olvidándose a limpiar las lágrimas en su rostro.

— Pero con algo barato como esto, no es nada comparado con lo que has hecho por mi hasta ahora. No lo equilibra en nada, pero… ¿igual lo aceptarías?

— ¡Sí!… Es un adorno que recibí de mi danna-sama… ¡Lo atesoraré hasta que muera…!

Calcedonia sujetó el adorno en su mano fuertemente, y lo abrazó en su corazón.

Ciertamente, este era un objeto barato. Suficientemente barato que incluso un niño podría ser capaz de comprarlo si lo intentara.

Pero para Calcedonia, esto era mucho más preciado que incluso los tesoros más valiosos de plata y oro.

Después de finalmente lograr dejar de llorar, Calcedonia se lanzó a los brazos de Tatsumi.

— Lo siento, danna-sama… ¿P-Podrías por favor…poner este adorno en mi cabello…una vez más?

Mientras sus mejillas estaban escondidas en su pecho, Calcedonia miró a Tatsumi con sus ojos mirando hacia arriba.

Cuando ella convocó a Tatsumi, él era solo un poco más alto que ella.

Pero ahora Tatsumi había crecido, y ya era casi una cabeza más alta que ella.

Después de recibir el adorno, Tatsumi volvió a poner gentilmente el adorno en su cabello.

 

Hoy, había un rumor de que la “Doncella Sagrada» del templo de Savaiv estaba usando un adorno para el cabello extrañamente barato.

Un Alto Sacerdote que estaba trabajando con ella, realmente la vio usándolo, y le preguntó por qué usaría una cosa tan barata.

— Es cierto que es barato, pero para mí, es más preciado que cualquier tesoro en el mundo.

Es cómo ella respondió arrogantemente.


Capítulo 6Índice Capítulo 8

Un pensamiento en “Capítulo 7: Regalo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s