Capítulo 8: Cacería

Capítulo 7ÍndiceCapítulo 9


Aunque pararse bien encima de la nieve era excesivamente difícil, su cuerpo ágil no era restringido por la nieve.

Como si estuviera corriendo en una planicie abierta sin nieve, usó sus patas para patear la nieve mientras perseguía a su presa.

El Lagarto de Nieve, un monstruo de uno a tres metros de altura que podía pararse en sus dos patas traseras. Si medías desde la punta de la cola hasta la cabeza, era dos metros de largo.

Con sus patas traseras desarrolladas, tenía un gran poder de salto. Era un monstruo comparativamente pequeño, pero carnívoro que vivía en pequeños grupos.

Originalmente, los monstruos de tipo lagarto eran de sangre fría. Si la temperatura descendía, hibernarían, cesando todo movimiento. Sin embargo, tal vez el sentido común como ese no se aplicaba a las criaturas de este mundo, o tal vez había algún otro motivo.

Con todo su cuerpo cubierto de escalas blancas, este lagarto podía adaptarse perfectamente en este clima frio.

Incluso ahora, uno de los lagartos de nieve saltó y usó sus garras afiladas en sus patas para rasgar a su presa. Este ataque junto con la velocidad de caída del salto incluso podría derribar un árbol de una sola patada.

Sin embargo.

— Humph, qué lento.

Era la criatura declarada como presa por los lagartos de nieve. Mostró una mueca valiente. Levantó dos de sus cuatro brazos que cada uno tenía un bastón de batalla encima de su cabeza, y fácilmente bloqueó el ataque del lagarto de nieve.

Y entonces, soltó el poder en su cuerpo una vez más. El lagarto de nieve volvió a soltar por encima de su cabeza. No. Fue lanzado por encima de su cabeza con una gran fuerza, mientras la presa usó sus dos manos restantes, que sostenían un hacha de guerra, para cortar violentamente al lagarto de nieve.

Un sonido bajo corrió por nieve cubriendo el suelo. Y entonces, el lagarto de nieve encima del suelo fue cubierto por sangre roja oscura.

El cuerpo del lagarto de nieve fue cercenado en dos mientras caía en el suelo de nieve, brotando sangre, carne y entrañas.

La supuesta “presa” del lagarto de nieve; Jadokh, el Shade; retrocedió un poco para evitar la sangre y entrañas que estaban cayendo del cielo.

— Vaya, estoy completamente sucia.

Aunque estaba hablando ligeramente, sus ojos ya estaban llenos de un brillo afilado, buscando a su siguiente “presa”:

Decidiendo que el lagarto de nieve más cercano era el siguiente objetivo, se movió inimaginablemente ágilmente encima de la nieve hacia la pobre “presa”.

 

Los lagartos de nieve, que se habían adaptado al ambiente cubierto de nieve, obviamente podían moverse rápido en él.

Repitiendo sus saltos pequeños una y otra vez, acorralaban a su presa, que no podía moverse como le plazca en la nieve, hacia un callejón sin salida, y entonces la mataban. Este era su método de caza.

Pero la presa esta vez podía moverse encima de la nieve a una velocidad igual, o tal vez más rápido, que los lagartos de nieve en su ambiente.

Uno de los lagartos de nieve persiguió a la presa mientras mostraba sus colmillos blancos.

Pero la presa, Tatsumi, bloqueó los colmillos con su escudo, y en el siguiente momento, desapareció.

En un parpadeo, apareció en el punto ciego del lagarto de nieve, y atacó espalda cubierta de escamas con su espada.

La sangre brotó de la nueva herida.

Pero la sangre no tocó a Tatsumi, ya que, en el siguiente momento, volvió a desaparecer.

Después de eso, él apareció y desapareció una y otra vez, drenando la energía del lagarto de nieve.

 

Tatsumi y Jadokh. La cacería de estos dos cazadores de monstruos novatos estaba siendo observada silenciosamente por Calcedonia desde una distancia.

No había preocupación en sus ojos rubíes. Si se trata de Tatsumi y Jadokh, no perderían contra los lagartos de nieve.

Aun si quedaban heridos, siempre y cuando no sea una herida grande o fatal, ella podría usar magia de curación. Los dos, teniendo eso en cuenta, podían cazar con alivio.

Al poco tiempo, el último lagarto del grupo fue derrotado.

Los sonidos ruidosos se detuvieron, y los alrededores se pusieron en silencio.

Los únicos sonidos restantes eran del gentil balanceo de las hojas en la briza y el sonido de los respiros de Tatsumi y Jadokh que estaban agotados por la larga batalla.

Confirmando que no había más monstruos en los alrededores, ellos envainaron sus armas y se dirigieron hacia Calcedonia.

— Bueno trabajo, ustedes dos. En verdad fue una buena batalla.

— Humph, gracias Calsey, linda.

— ¿Qué tal tú, Calsey?

— Estoy bien, danna-sama. Ningún lagarto de nieve vino por aquí.

— Déjanoslo a nosotros. También es el trabajo de un cazador de monstruos proteger a sus empleados.

El empleado que mencionó Jadokh eran obreros que cargarían los botines de la botella, y otros trabajos diversos para los cazadores de monstruos.

Un empleado no tiene ningún derecho para los botines ya que no participa directamente en la batalla. Así que aparte del dinero pagado por un cazador de monstruos como remuneración, los botines no serán repartidos a él.

En la mayoría de los casos, las personas con poder similar forman un equipo de cazadores. Es por eso que los novatos cazadores de monstruos suelen juntarse con un equipo avanzado de cazadores de monstruos como empleados para ganar experiencia y aprender cómo luchar mejor.

Comparada con Tatsumi y Jadokh que eran novatos, Calcedonia era mucho más experimentada como cazadora de monstruos.

Normalmente, Tatsumi y Jadokh estaban “debajo de su status”. Así que no había motivo para que ella se convierta en su empleada. Sin embargo, por algún motivo ella se convirtió en la empleada del equipo y los acompañó en su cacería. En cuanto a cuál era el motivo, no hay necesidad de explicarlo ¿o sí?

Y Calcedonia, que era una cazadora de monstruos veterana, actualmente estaba evaluando su batalla.

— Ciertamente, como “Luchadores”, los dos pelean maravillosamente; pero como “cazadores de monstruos”, es muy seguro que fue un fracaso.

Por la dura crítica, Tatsumi y Jadokh se paralizaron, pero ninguno de los dos se quejó y continuaron escuchando lo que tenía que decir.

— Los cazadores de monstruos se llevan el cuero, la piel, colmillos, garras, huesos y a veces incluso los órganos internos de sus presas como materiales. Y los venden por dinero. Es por eso que ellos intentan lo mejor para no dañar ninguna parte del monstruo que podría volverse vendible. Ciertamente, si era un monstruo enorme, estaría bien atacarlo una y otra vez para quitarle la vida. Sin embargo, para los monstruos pequeños como los lagartos de nieve, la forma preferible es golpear su punto vital y terminar la batalla en un instante.

Entonces, la mirada de Calcedonia se movió hacia detrás de ellos, donde yacían los cuerpos de los monstruos que Jadokh y Tatsumi mataron.

Algunos de ellos habían sido partidos en dos por el súper poder de Jadokh, y algunos de ellos tenían innumerables cortes pequeños en todos sus cuerpos. A primera vista se podía ver que el “Valor Comercial” que tenían era cercana a cero.

— Si este fuera una misión de subyugación para deshacerse de un monstruo que había estado devastando los campos, entonces hubiera estado bien. Sin embargo, danna-sama, su misión esta vez era de “cazar”. Y no “cazar” por comida, sino “cazar” por materiales. Si lo ve de este punto de vista, entonces la “cacería” de esta vez es obviamente un fracaso.

Siendo juzgado tan severamente por Calcedonia, Tatsumi encogió sus hombros sin fuerzas. Y Jadokh también se encogió, mientras miraba el cielo.

 

El motivo del por qué Tatsumi y Jadokh salieron a cazar los lagartos de nieve fue porque eran un equipo recientemente formado; querían confirmar la fuerza de cada uno.

Por supuesto, vender el botín de los monstruos que cazaran también era un objetivo.

La piel de los lagartos de nieve es buena para protegerse del frio, y también son hermosos visualmente. Así que en el invierno pueden ser vendidos para hacer abrigos, e incluso equipos de protección.

Además, su carne estaba llena de nutrientes. En este invierno donde los animales pequeños son escasos, eran una buena fuente de comida.

Sin embargo, como lo dijo Calcedonia, la piel de los lagartos de nieve que cazaron antes estaban llenos de cortes. Eso definitivamente golpearía el precio, así que tenían que estar mentalmente preparados. Afortunadamente, la carne seguía estando buena, por lo que debería venderse a buen precio.

Después de recibir la última gota de criticismo que Calcedonia tenía que ofrecer, ellos se fueron rápidamente a desmantelar los cuerpos con su ayuda.

— … Ustedes dos se ven realmente acostumbrados a esto…

Viendo a los dos desmantelarnos con tal eficiencia hico que Tatsumi murmurara eso en sorpresa.

Ciertamente Tatsumi había entrenado con su cuerpo después de venir a este mundo, pero solo ser fuerte y ser capaz de vivir en la naturaleza eran cosas diferentes.

No importa cuán fuerte era uno, o cuán fuerte era el monstruo que podría derrotar, solo eso no podría garantizar que una persona pueda vivir en la naturaleza.

Porque las técnicas de batalla, y las técnicas para obtener de manera segura la comida de la naturaleza, eran dos técnicas diferentes.

Tatsumi aún le faltaba estudiar técnicas como desmantelar eficientemente una presa, u obtener comida y materiales sin dañar su valor.

— Está bien. Estoy segura de que puede aprenderlos al instante.

— Sí, recordaré apropiadamente cómo lo hace Calsey.

— Bien, entonces, primero se trata de cómo despellejar esta parte. Tiene que mantener esta área en mente mientras…

Para Tatsumi, que creció en el Japón moderno, el escenario de una bestia siendo desmantelada en verdad no era algo que él estuviera ansioso de ver. Sin embargo, para él que decidió vivir en este mundo, que estaba apuntando a ser un exorcista después de convertirse en un brillante cazador de monstruos, este era un camino que no podría evitar.

Mientras presionaba forzadamente la mala sensación por su garganta, él siguió las manos de Calcedonia mientras ella explicaba los detalles del trabajo.

 

Tatsumi y Calcedonia eran estaban llevándose perfectamente bien mientras desmantelaban los monstruos.

Jadokh, que estaba observándolos desde una pequeña distancia, tenía una sonrisa gentil en su rostro.

— … Cielos, el Tatsumi-chan está lleno de sorpresas.

Murmuró Jadokh silenciosamente, como para no dejar que los escuchen.

Cuando Tatsumi y Jadokh querían encontrar un objetivo adecuado para probar las habilidades de cada uno, las noticias de un grupo pequeños de lagartos de nieve apareciendo en los suburbios de la capital llegó a las orejas de Jadokh.

No importa cuán adaptados al frio sean los lagartos de nieve, la cantidad de animales que pueden ser sus alimentos en esta temporada desciende enormemente.

Es por eso que aparecen cerca del hábitat humano como este de vez en cuando.

Los lagartos de nieve no eran mucha amenaza. Siempre y cuando no fuera un grupo demasiado grande, entonces él y Tatsumi deberían ser capaz de lidiar con ellos.

Así que después de consultarlo con los dos, ellos decidieron cazar los lagartos de nieve.

Para otros novatos como ellos, los lagartos de nieve eran presas moderadamente duras. Además, ellos no eran los únicos que estaban tras el grupo de monstruos.

Así que antes de que los otros lleguen primero, ellos decidieron terminar la cacería. Al día siguiente, decidieron empezar a prepararse para la cacería.

En el día acordado de la salida, Tatsumi trajo a Calcedonia para encontrarse con Jadokh, que estaba esperando delante de la “Casa de reposo de la Elfa».

Viendo a Tastsumi traer una chica, los ojos de Jadokh se abrieron ampliamente de sorpresa. Y después de saber que la chica era la afamada “Doncella Sagrada» del templo de Savaiv, sus ojos se abrieron incluso más.

Además, después supo que la “Doncella Sagrada» era su prometida, y los iba a acompañar como su empleada.

En ese momento, la boca de Jadokh estaba bien abierta, y su estado mental era un desastre.

Sin embargo, el momento para que Jadokh estuviera sorprendido no solo terminó ahí.

Él pronto se dio cuenta de un hecho incluso más sorprendente.

 

Después buscar al rumorado grupo de lagartos de nieve en dicho bosque, afortunadamente se chocaron rápidamente con el grupo.

Tatsumi y Jadokh tomaron rápidamente posición de batalla, y Calcedonia, que era empleada, se refugió en una zona segura.

De esa forma empezó la batalla. Pero, tan pronto como lo hizo, Jadokh fue golpeado con el mayor impacto que sintió en todo el día.

Tatsumi, que estaba justo a su lado, desapareció repentinamente; y, al siguiente momento, apareció detrás del grupo de lagartos de nieve.

— … ¿Qué?

Aunque era el medio de la batalla, Jadokh se quedó ahí, mirando fijamente a Tatsumi.

— ¡Jadokh-san!

La voz aguda de Calcedonia lo despertó de su trance, y él notó que uno de los lagartos de nieve estaba viniendo directamente a él con sus colmillos blandidos.

Él inmediatamente penetró el hacha de guerra en la boca abierta del lagarto de nieve. El pobre lagarto de nieve fue mandado a volar con sus colmillos destrozados.

— Ay, qué descuidado de mi parte…pero…igual…

Aunque su mente seguía en la batalla, siguió mirando la figura de Tatsumi con sus hijos.

Tatsumi apareció y desapareció repetidamente. Él siempre se posicionó en el punto ciego del lagarto de nieve.

— ¿Eso…tal vez eso es…el hechizo “Transición Instantánea» del legendario sistema mágico “Cielo»?

En el pasado, solo hubo una única persona que logró usar la magia “Cielo», y la “Transición Instantánea» era algo casi como sinónimo de la magia “Cielo». Así que, por supuesto, Jadokh había escuchado sobre eso.

Ciertamente, Tatsumi mencionó que él era un mago, pero para que él sea un mago del sistema legendario “Cielo».

— … Cielos, pero quién es él…ese chico…

Él agitó su arma y mató a los lagartos de nieves en los alrededores, pero sus ojos aún seguían la espalda de Tatsumi.

Comprometido con la “Doncella Sagrada» del templo de Savaiv, y un usuario del sistema legendario “Cielo».

Por lo que él podía ver, Tatsumi y la “Doncella Sagrada» no estaban en un matrimonio arreglado por sus padres, sino que ellos realmente se amaban el uno al otro. No, más bien, la “Doncella Sagrada» era quién estaba completamente locamente enamorada de Tatsumi.

“¿Será que acabo de formar un equipo con alguien que podría convertirse en alguien famoso en el futuro?”

Ese pensamiento cruzó por su mente, mientras sonreía.

Su curiosidad hacia Tatsumi creció aún más, mientras en su mente decidió trabajar junto a Tatsumi desde ahora, sin importar lo que suceda. Después, puso su atención hacia los lagartos de nieve delante de él.

 

Tatsumi, que estaba cubierto en grasa y sangre, de alguna forma logró terminar el trabajo de desmantelamiento.

Después de distribuir equitativamente la carne, piel, colmillos y huesos reunidos; decidieron regresar por ahora a la capital.

En ese momento.

Las orejas de Jadokh, que alardeaban de una alta sensibilidad, captaron un ligero sonido.

— Cuidado, los dos. Hay algo cerca.

Advirtiendo a Tatsumi y Calcedonia en voz baja, él revisó cuidadosamente los alrededores.

Mientras los tres mantuvieron sus respiraciones de esa forma, finalmente, algo blanco salió de un arbusto cercano con un sonido susurrante.

— … ¿Eh?

— Oh.

— ¿Eh…?

Los tres abrieron ampliamente sus ojos en escepticismo por lo que apareció.

Porque lo que se tambaleó del arbusto y apareció delante de los tres fue una chica humana completamente desnuda.


Capítulo 7ÍndiceCapítulo 9

10 pensamientos en “Capítulo 8: Cacería

  1. Lastima que quede hasta aquí. Quién sabe hasta cuando pueda tocar este sitio para saber quien rayos es la chica :c . Gracias por su traducción

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s