Capítulo 41: En realidad esperaba escuchar esas palabras

Capítulo 40ÍndiceCapítulo 42


Detrás de la instalación se encontraba un bosque. El camino que Taiyou abrió al crear un agujero en la pared, no llevaba a ningún camino, en lugar de eso Yurikago tuvo que evadir y correr entre los árboles. Sosteniendo firmemente en su mano la memoria que contenía la información, mientras ella tuviera esto, ella podría detener los planes de Sakura que llevaban mucho tiempo.

– Por cierto, hay algo que me da curiosidad.

Hera estaba hablando con Yurikago, Hera era una existencia que no podía comprender hasta hace unos momentos.

– ¿Qué pasa?

– Yurikago-chan, ¿no se supone que eres la siguiente cabeza de tu familia? ¿No significa eso que estas estás en una posición más alta en comparación con Sakura-chan?

– …Mi posición es alta.

– ¿Es así? Entonces, en ese caso, ¿no puedes simplemente ordenarle que se detenga, y que esto sea el final de todo~?

Hera estaba sin duda preguntándole sobre el proyecto “Alma de Sangre”. Y Yurikago entendió que era una pregunta muy normal.

Y Yurikago entendió que era una pregunta muy natural preguntar.

Ponerse un disfraz, y entrar en contacto con personas de fuera, no era la primera vez que lo hacía. Y para los externos, era difícil para ellos entender que una gran lucha de poder estaba ocurriendo dentro de la familia Juunishima.

Y para los forasteros, era difícil para ellos entender que una gran lucha de poder que estaba ocurriendo dentro de la familia Juunishima.

Ciertamente, si se comparan los rangos entre Yurikago y Sakura, eran como el cielo y la tierra. Similar en la manera en que el hermano mayor de Oda Nobunaga no podía ser la cabeza de su familia sin importa cuánto luchó debido a ser un niño ilegítimo, Sakura no podría alcanzar nunca una posición tan alta como Yurikago.

Por lo tanto, justo como Hera había dicho, en realidad era muy posible detener las acciones de Sakura por la fuerza si ella le ordenará hacerlo.

Sin embargo, la orden sólo sería seguida por un pretexto.

Aunque el plan en sí, si este fuera declarado públicamente, reuniría críticas públicas desde un punto de vista humano, al mismo tiempo, con lo grande y poderoso que es el clan Juunishima… y el hecho de que se puede lograr un nivel sin precedentes de ganancias a partir de el éxito de este plan, no sería tan fácil de detener.

Las mujeres de todo el mundo podrían dejar de envejecer, la última solución ante el anti envejecimiento.

Justo como Sakura ha dicho previamente, la cantidad de ganancias esperadas estaría dentro del trillón de unidades monetarias.

Esto está más allá de la imaginación del hombre de cuántas mujeres dejarían caer sus billeteras y gastarían fortunas para volverse bellas, no sólo eso, en el lado opuesto, también hay una gran cantidad de hombres que gastarían su dinero para sus mujeres también.

Si Yurikago actuara de una manera tonta y forzada para detener ese plan sin buenas razones, esto se convertiría en un tema con el que sería atacada más tarde en el futuro.

En consecuencia, necesitaba una causa justa, en este caso los derechos humanos.

Esta es la razón por la cual ella se disfrazo y tomó cartas en el asunto voluntariamente, realmente no quería explicar todo esto a Hera.

Para el logro de este objetivo, no había de ninguna manera el requisito de explicarle esto a Hera. Además, ella era diferente de Sakura, ella no tenía un hobby de disfrutar de los juegos de palabras y ni estaba interesada en la conversación.

Así, Yurikago aceleró sus pasos mientras huía en el bosque…

(Natsuno Taiyou)

Desde hace un momento y por un largo tiempo, este nombre se pegaba dentro de su cabeza y ella no podía dejar de pensar en ello. El muchacho que tenía un sentido de los valores similares a los de ella, tener objetivos diferentes y una forma de hacer las cosas, y el chico que en la práctica tiene su manera de hacer las cosas.

Este concepto en particular no se había separado de la cabeza de Yurikago. Cuando miró de reojo, Hera volaba junto a su lado con indiferencia. Se preguntó si Hera no estaría preocupada por Taiyou.

– Tú…

-Sí desu, ¿qué pasa〜?

Respondiendo, Hera giró su rostro hacia Yurikago. En el momento en el que vio el rostro de Hera, Yurikago retuvo su curiosidad de “¿No te preocupas por él?” Y le hizo una pregunta diferente.

– …Entiendes de lo que es capaz de hacer, ¿cierto?

– Sí desu〜.

– Parece que las armas de fuego no funcionan contra él, ¿hasta qué punto aplica esto?

– Para ser exactos tiene una habilidad llamada “inmunidad de larga distancia” desu. No es una cuestión de lo efectivo que es, si es un ataque de larga distancia, nada funcionará contra de él desu.

– Quiero aclarar la definición de larga distancia, ¿es una cosa absoluta?

– Sí desu.

– Entonces, ¿qué tal a corta distancia? Por ejemplo, ¿si fuera golpeado por una palanca?

– Eso no se debe hacer desu, su cuerpo será dañado violentamente desu.

El rostro de Yurikago palideció y comenzó a temblar.

– …¿Tiene un método para lidiar con ese tipo de ataques?

– ¿Taiyou-chan desuka? Ummm, ¿darles a ellos antes de que te den a ti desuka?

– …

Mientras avanzaba por el bosque, Yurikago fruncía el ceño.

Cuando todo fue puesto en su lugar, concluyó que Taiyou estaba en un apuro extraordinario en este momento. Yurikago instintivamente pensó “¿estará bien?”.

– Él debe estar bien desuyo~, su mente sigue estando despejada, nanodesuyo.

– Yo, yo no estoy preguntando porque estoy preocupada, ¿okey?

– ¿Es así nanodesu?

– ¿No es natural?

Yurikago habló en un tono de voz apretado como si quisiera superar el tema. Y una vez más mirando a la despreocupada Hera volando alrededor de ella, hizo otra pregunta.

– Por cierto, cuando dijiste que estaba bien, ¿qué querías decir exactamente?… ¿Quieres decir que él fue capaz de comprarnos con éxito el tiempo?

Yurikago habló como si necesitara una explicación.

– Sí desu, es porque él es Taiyou-chan desukara~.

– ¿Qué quieres decir?

– Es porque él es mi Taiyou-chan, es por eso que… es porque él estaba haciendo un espectáculo y tratando de verse genial cuando Yurikago-chan dijo que él nos compraría tiempo, por lo tanto, definitivamente estará bien desuyo~.

– …¿Es eso?

– Sí desu〜.

– Espera un minuto, ¿no hay algo más? ¿No tiene más habilidades especiales?, o tal vez, ¿ideas especiales?

– ¿Habilidades especiales?

Hera inclinó su cuello y se quedo pensando. La cara que puso naturalmente después, implicaba que no había otra habilidad especial.

– …

Ella detuvo instintivamente sus movimientos, y miró a Hera con ojos de completo asombro.

“Creer en los demás no requiere de ningún razonamiento”… Aunque este pensamiento puede ser agradable de escuchar, Yurikago no era de ninguna manera ese tipo de persona. Para ella, para creer en algo, había que haber una buena razón. Si había una razón clara para ello, ella era el tipo de persona que podía creer en alguien, sin embargo, creer en una persona basada puramente en la fe era algo que ella absolutamente no podía hacer.

– ¿Qué pasa desuka~? Si no escapamos rápidamente, estaremos en problemas desu.

– …

– ¿Yurikago-chan?

Yurikago empezó a vacilar. Después de salir del agujero de la pared y escapar, esta es la primera vez que se dio la vuelta. El muro ya estaba lo suficientemente lejos como para que este ya estuviera completamente cubierto por los árboles. Más allá de la pared, estaba Taiyou, que para conseguir tiempo, estaba sacrificando su cuerpo. El hecho de que no haya habido ninguna señal de que los perseguidores lleguen significa que, sea lo que sea que esté haciendo, estaba logrando detener sus movimientos.

Sin embargo, el éxito del plan no tenía relación con que tan seguro estaba él ahora mismo. No, de hecho, era una relación inversa. Casi como las historias acerca de que el general del ejército tiene el deber de mantener la parte trasera, mientras que el señor se escapa.

– Tsu.

Ella rechino los dientes, y reflexivamente acurrucó su mano en un puño.

Incluso más que antes, la memoria en su mano hizo hincapié en su importancia una vez más. En su estado actual, no podía dejarse capturar por el enemigo.

– ¿Yurikago-chan?

– …No es nada. Vámonos.

Yurikago sacudió la cabeza. Dio la espalda a la dirección de la pared y comenzó a caminar de nuevo.

Reteniendo sus emociones que estaban en conflicto, apartó los ojos. Con una sola intención, avanzó y avanzó hacia delante.

Sonidos de crujidos.

De repente, hubo un sonido de algo móvil que no era el sonido de sus pasos. Como si una persona estuviera escondida dentro de los arbustos, hubo un sonido anormal de hojas sacudiéndose.

Yurikago detuvo sus movimientos y miró hacia el lugar cubierto de hierba.

– Tú, ¿trajiste algo?

– ¿Un objeto desuka? No traje nada desuyo〜.

– …Entonces, ¿qué pasa si arrojó un objeto a lo lejos, podrías seguirlo y confirmar dónde cayó?

-Si ese es el caso, puedo hacerlo desu~.

Yurikago asintió con la cabeza sin expresión, y pensó que si lo peor fuera a pasar, tiraría la memoria de sus manos y la ocultaría entre los arbustos, y entonces podría recuperarlo mañana o el día siguiente, siempre y cuando tuviera la ubicación.

Y siguió mirando al arbusto.

– Puu, hah… El aire… es… deli, cioso.

Lo que apareció fue una joven doncella con la piel y el pelo anormalmente blancos llevando un vestido de encaje negro.

Shirokiyami estaba allí.

– Tú, ¿qué estás haciendo tu aquí?

Yurikago fue atrapada con la guardia baja, y Shirkoyami casualmente se acercaba a ella.

– Te encon-tre. Yo vine, para reco-gerte.

– ¿Recogerme?

– Sí. Pensé que… una cosa como esta podría-pasar.

Shirokiyami dijó esto, su cabello largo blanco que llegaba a la parte posterior de su rodilla revoloteaba, y ella giró su cuerpo para regresar.

– Vámo-nos.

– Espera.

Shirokiyami dejó de avanzar, y sólo su cuello se volteo para mirarla, con una cara que dice “¿¿¿???”.

– ¿Estas cooperando conmigo?

– Para ser precisa… estoy cooperando con-él.

– Eso también está bien, ¿hasta qué punto estás dispuesta a ayudar?

– Estoy siendo empleada por él, así que… es una cosa-diaria.

– Para que yo siga adelante, él se queda atrás y en peligro. ¿Qué tal si en vez de ayudarme a escapar vas mejor a salvarlo a él?

– Sí… se paga un bo-nus.

– Diez millones, voy a pagar eso.

– Ok-ey.

Diciendo esto Shirokiyami giró en la dirección de la cual Yurikago vino, y corrió como el viento.

Aunque Shirokiyami regresó hacia la pared, todo lo que pudo ver fue una montaña de cadáveres apilados, y la apariencia de Taiyou que estaba de pie en la parte superior con una apariencia digna.


Capítulo 40ÍndiceCapítulo 42

Anuncios

2 pensamientos en “Capítulo 41: En realidad esperaba escuchar esas palabras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s