Capítulo 45: De acuerdo con Cruz-chan, el complejo de lolita es una enfermedad

Capítulo 44ÍndiceCapítulo 46


– Takayama, ¿estás hablando en serio ahora mismo?

Uno de los hombres interrogó a Takayama, claramente tenía los ojos llenos de desprecio.

-Ir tras las lolis es un crimen ¿Sabias?

– Además, ¿no es repugnante siquiera pensar en eso?

– ¿No está bien? No les estoy causando ningún problema a ustedes chicos, ¿por qué ustedes se preocupan tanto por mis preferencias?

– El hecho de que un colega mío es un lolicon, en sí mismo me está causando problemas.

-Solo aguántalo por amor de Dios.

Varios de los hombres estaban amonestando al lolicon. Sin embargo, el lolicon continuó mirando a Kohaku con ojos inyectados de sangre.

-Quiero decir vamos, mira como viste. No puedo contenerme. Chicos díganme la verdad, si una mujer de su tipo llevara este tipo de ropa transparente, mientras ella está merodeando por ahí, ustedes no podrán aguantase, ¿verdad?

-Eso es….

-Es cierto supongo.

Las otras tres personas se miraron y llegaron a la misma conclusión. Lo que dijo el chico lolicon tenía algo de verdad. Estaban seguros de que el atuendo actual de Kohaku era escandalosamente seductor y hechizante. Su ropa transparente negra la hacía completamente visible y no era algo adecuado a menos que estuvieras a punto de irte a dormir.

-Entiendo.

-Después de un corto periodo de tiempo, uno de los hombres asintió.

-O, oi, ¿Realmente está bien dejarlo?

– No se puede hacer nada ¿cierto? Si no dejamos que este tipo haga lo suyo, parecería que fuera a explotar en cualquier momento.

– Ahh… Parece que sí.

-Oi, no sabemos cuándo Kaizen-sama regresará. Si vas a hacerlo, es mejor hacerlo en menos de 3 minutos.

-Lo tengo.

El hombre lolicon estaba muy contento cuando asintió extasiado y se dirigió hacia Kohaku. Una sonrisa lasciva flotaba sobre su cara, comenzó a lamer sus labios, mientras sus manos vagaban alrededor en una manera indecente.

-…………

Kohaku se retorció y compactó, mientras sus cejas se arrugaron severamente.

Fue entonces cuando me encontré con su mirada. Sus pupilas parecían apelar para algo mientras que vacilaban y se sentía como si ella estuviera a punto de estallar en las lágrimas en cualquier momento. Empecé a imaginar, ser llevada por el hombre de Lolicon, y algo……… pasará con ella. ¡No! No quiero ver que eso suceda, no puedo ver ese tipo de escena……… Ni siquiera quiero imaginarlo.

-¡……!

Mientras pensaba esas cosas, algo dentro de Taiyou se quebró.

El que estaba siendo dócil hasta hace unos momentos, puso fuerza en sus dos brazos, al abrir ambas manos izquierda y derecha. Cuando lo hizo, un ¡Pachin! Sonido podría ser escuchado y un ¡buchi! Consecutivo !Buchi Los sonidos comenzaron a hacer eco. Era el sonido de sus esposas de metal que se agrietaban bajo la presión y las cuerdas alrededor de su cuerpo se desgarraban.

-Imposible….

Taiyou no le dio la oportunidad de decir nada más al lolicon. Taiyou pospuso sacar su mordaza, mientras tiraba su mano derecha hacia atrás y la dejaba disparar como una flecha hacia el hombre.

¡ Zudooooon!

Aunque su puño conectó con el vientre del hombre, lo que resonó fue un sonido explosivo. El hombre al que golpeó salió volando unos 30 metros.

El hombre que fue golpeado por el puño de Taiyou reaccionó de la misma forma como si fuera atropellado por un camión en exceso de velocidad. Su cuerpo, que cayó al suelo, empezó a temblar y convulsionar y después de unos momentos ya no había signos de movimientos.

-Espera.

-Aquí es….

-¡Guwaaah!

Taiyou fácilmente tiró y arrancó de su boca la mordaza después de que derribara a los tres hombres en rápida sucesión. Luego se volvió lentamente y se dirigió hacia Kohaku, mientras arrancaba suavemente las cuerdas que le ataban el cuerpo.

– Kohaku-san……

-¿Estas bien nojya?

-¿Eh?

-Fuiste golpeado mucho por ellos, ¿te duele el cuerpo?

-¿Eh? Ahh, no tienes que preocuparte por mí. Más importante, ¿Qué hay de ti Kohaku-san?

– No tienes que preocuparte por mí, como puedes ver, estoy completamente bien. Yo no soy una persona de mente débil para ser dañada sólo por el intento de hacerme daño, ni voy a perder el sueño por eso.

-Sí….

-Dejando eso de lado, ¿Qué hay de ti…? Muu, se excedieron, tu cara está considerablemente hinchada.

-Estoy bien.

-Espera un poco.

Kohaku dijo esto mientras tiraba de su falda y arrancaba una parte de ella. Incluso antes de hacer esto, ella ya se veía realmente erótica, después de rasgar el dobladillo de su falda, se veía aún más lasciva. Taiyou instintivamente se avergonzó y no podía mirarla directamente.

– Ven y mira hacia mí nojya.

Kohaku sujetó su cara y la hizo girar hacia ella a la fuerza. Y con la tela que arrancó, comenzó a limpiarle suavemente la cara.

-Has perdido un poco de sangre, ¿Cierto?

-En verdad, estoy bien, así que….

Dijo Taiyou mientras él tomaba su mano. Mirarla por más tiempo y mirarse de cara a cara con ella lo hacía sentirse avergonzado. Por eso la tomó del brazo, pero tuvo el efecto contrario.

Antes, sólo se miraban entre ellos, ahora la estaba tomando por la parte superior con las manos. Era como si estuvieran a punto de darse un beso, ese tipo de postura.

-………

-………

Los dos estaban sin palabras. Estaban viéndose a los ojos. Kohaku cerró suavemente los ojos. Naturalmente, Taiyou acercó su rostro. Como un imán que se atraía el uno al otro, sus labios se acercaron. Y así como era lo más natural del mundo, cuando sus labios estaban a punto de tocar, en ese momento.

-Taiyou-chan〜.

-Tsu.

Se oyó una voz a lo lejos, parecía infinitamente alegre. Cuando se dio la vuelta, pudo ver a Hera volando desde el otro lado del agujero.

-Hera, e incluso…… ustedes también chicas.

Taiyou estaba sorprendido, detrás de Hera estaba Juniishima Yurikago y si no estaba equivocado Shirokiyami también estaba de pie allí. Las chicas miraron a Taiyou con una cara llena de sorpresa.

-Taiyou-chan, Taiyou-chan, ¿qué estabas haciendo justo ahora〜?

-¿Eh? No, no estaba haciendo nada.

Taiyou estaba siendo evasivo. En más de una forma… pensaba que necesitaba evadir la pregunta.

-Más importante, ¿Por qué están aquí chicas…? ¿Por qué viniste aquí?

Cuando dijo esto, miró hacia la dirección de Shirokiyami. Además del hecho de que Yurikago había regresado, estaba aún más sorprendido de que Shirokiyami estuviera aquí.

-Yo pensé eso…. Algo como esto, iba a pasar.

-No me vas a decir que tu apellido es Sanada, ¿verdad? (Nt: Referencia a Sanada Yukimura algunos incluso lo llamaron el “Guerrero número uno en Japón”)

-Es una lástima, Mn, eso es… n,o.

Los ojos de Shirokiyami, miraban fijamente a Yurikago.

-Yo fui… Con. Tratada…

-¡Vamonos!

Yurikago de repente gritó en voz alta, cortando lo que Shirokiyami estaba a punto de decir. ¿Tal vez fue por eso que ella corrió de nuevo aquí? Su rostro estaba débilmente rojo mientras se sonrojaba.

-Vámonos de aquí.

-Ah, Ahh, entonces permaneceré aquí.

-¡Es suficiente para ti! Shirokiyami actuará como guardia trasera.

-Se aplicaran, cuotas… adicionales.

-Te pagaré 100,000 (¿yenes?), ¿eso es suficiente?

-….Es suficiente, más que, suficien,te.

Shirokiyami parecía que quería decir algo más. Taiyou se preguntó si esta cifra de 100.000 representaba algo más para las chicas. Él recordó la conversación de su salario que está en 40.000 yenes por hora y pensó que puede haber una cierta relación con ella mientras que él inclinó su cabeza en la confusión.

Porque él no sabía el punto principal, su imaginación estaba completamente fuera de la marca. A pesar de que ella reaccionaba de esta manera, Shirokiyami giró en silencio mientras miraba fijamente la instalación, al igual que Taiyou estaba haciendo anteriormente.

-De acuerdo, mientras tanto, debemos escapar.

-¿Eso está realmente bien?

-Esa chica ahora…. Ella es por lo menos 100 veces más útil que el tu actual. Muy bien, así que vámonos ya.

-Taiyou-chan, nos tenemos que ir ~.

-Es la legendaria Shirokiyami, estará bien dejárselo a ella jyaro.

Las tres chicas hablaron mientras trataban de persuadir a Taiyou.

Taioyu pensó por un momento antes de decidir cuál era el mejor curso de acción.

-En ese caso, lo dejo en tus manos.

-Es por… mi salario.

-¡Chicos!

Ante la urgencia de Yurikago, Taiyou pasó por el agujero que él mismo hizo. Yurikago tomó la iniciativa mientras los guiaba a través de los bosques que no tenían caminos visibles. Taiyou miró tranquilamente la espalda de Yurikago.

-Gracias-dijo.

-Po, por qué…

-Has vuelto para rescatarme ¿verdad? Gracias, me salvaste.

-No es realmente por tu bien… Kohaku-san es un cooperador importante, así que sólo volví a ayudarla, ¿Lo captas?

-Kukuku, estoy en deuda contigo nojya.

-Ella es tan tímida〜.

Tanto Hera como Kohaku se reían de Yurikago.

-Aun así, estoy muy agradecido.

-……..Hmph.

Yurikago inhalo como un niño mimado mientras giraba hacia otro lado. Taiyou siguió a Yurikago y, junto con las chicas, salieron con seguridad del bosque.


Capítulo 44ÍndiceCapítulo 46

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s