Capítulo 9: Hagamos músculos

Capítulo 8ÍndiceCapítulo 10


En el parque al atardecer: Taiyou estaba sentado en un banco de madera. La cara de Hera de repente salió como globo desde el interior de la bolsa de tienda que estaba a su lado.

—Sigue la manzana.

¡Gushiyaa! (sonido de la manzana al romperse)

—La lata de acero de cafe. (De verdad es un pedazo de acero)

¡Meri, Baki Baki! (rompiendo acero versión 2.0 jaja)

—La revista Champions.

¡BiriBiriBiri! (rompiendo revistas versión 1.4 jaja)

Hera le pasó los artículos dentro de su bolsa de la tienda, uno por uno, a veces iba a aplastar los contenidos y en otras ocasiones sería rasgarlos en pedazos.

Las frutas son aplastadas, latas metálicas son aplastadas, y aunque era una pequeña cantidad de puntos de experiencia, incluso comenzó a arrancar las mejores revistas de manga sin una pizca de piedad.

Miró la montaña de los restos de su destrucción excesiva y Taiyou se sintió muy asombrado.

—Que terrible cantidad de poder…

—Sí~, como se esperaba de mi Taiyou-chan~.

—No me digas que, eso es…

—Sí, por supuesto~, es porque la fuerza de Taiyou-chan se ha incrementado~.

—Como lo pensé…así que así se siente tener 30 de fuerza.

Taiyou abrió sus dos manos, y mientras miraba sus manos, las abrió y cerró. La apariencia de las manos no cambió en lo más mínimo, pero oculto en el interior había una increíble cantidad de poder que excedía cualquier cosa que un estudiante de secundaria podría tener.

—Realmente no creía que por subir de nivel podría volverme más fuerte en la vida real.

—¡Muka! (Nt: Mala cara)

Hera saltó de la bolsa de plástico enojada.

—Taiyou-chan, ¿tú no creías en mis palabras?

—Bueno, yo estaba mitad convencido y mitad dudando. Es decir…todo lo que he hecho hasta ahora fue amontonar bloques de Jenga y dejarlos caer, la excavación de agujeros y luego enterrarlos, y girando sobre mi mano una moneda de 1 yen de cara a cruz… Este tipo de cosas son bastante ridículas ¿sabes? Normalmente la gente no pensaría que conseguirían un aumento de sus capacidades sólo con hacer esas tareas mediocres ¿verdad?

—Aun así, Taiyou-chan es cruel~. Tienes que creer más en mí~, de esa manera puedo ayudarlo más seguido, okay~.

—¿De dónde viene una diosa como tú?……….. Aun si no quiero, he llegado a un punto en el que no puedo no creer en ti. (Nt: uso de la doble negación= le cree. Clases de lógicaJ)

Taiyou se levantó del banco y se acercó a un árbol que fue plantado en el parque. Era un árbol bastante grande pero una persona podría envolver sus brazos alrededor de este.

Taiyou estaba pensando en aplicar una pequeña cantidad de fuerza al tronco del árbol con la mano. Cuando lo hizo, las puntas de sus dedos se hundieron en el árbol e hicieron un agujero que era claramente evidente en el árbol.

Él quería probar algo que vio en un manga. Miró a la marca de la mano que dejó en el árbol, y de repente Taiyou se sintió emocionado.

Amaba subir de nivel en los juegos, por eso cuando Hera apareció frente a él, fue capaz de conseguir la sensación de ser capaz de jugar a subir de nivel en la vida real. Sin embargo, si subir de nivel en la vida real, literalmente, aumentaba sus habilidades de la vida real, entonces era un estado completamente nuevo que tenía que tener en cuenta.

Nivel 4, la fuerza estaba en 30. Y con esta cantidad de fuerza, era capaz de activar la cantidad de fuerza que mostró hace unos momentos.

Sólo de pensar en este hecho le hizo sentirse estimulado y quería levantarse y hacer algo.

Si eso era así, quería sin demora y lo más rápido posible aumentar su nivel… Con este tipo de pensamientos, volteó la cara hacia Hera y quería preguntarle de los métodos necesarios con el fin de conseguir el siguiente nivel; sin embargo, en ese momento:

—Taiyou-san.

Había alguien llamándolo por su nombre. Cuando cambió el punto de vista a la dirección de donde venía la voz, sólo una de las tres hermanas gemelas estaba allí, ella era la más pequeña del grupo (Kazane) y estaba parada en la entrada del parque.

Tal vez fue debido a la luz de la luna o quizás era algún otro tipo de cosas. Sin embargo, sus mejillas estaban sonrojadas mientras se acercaba a Taiyou, mientras lo miraba a los ojos.

— Oh, eres tú.

— ¿No me vas a llamar por mi nombre?

—… Kazane.

Cuando fue llamada por su nombre como ella quería, su cara se enrojeció aún más.

—¿Por qué viniste aquí?

—Eso era exactamente lo que te iba a preguntar. Antes de que nuestras clases acabaran, saliste corriendo, ¿estás bien? Estaba bastante preocupada y me la he pasado buscándote.

—Sí, he tenido algunos pequeños asuntos que atender si puedes ver.

—Con pequeños asuntos…¿te refieres a esto?

Kazane movió su mirada tratando de mirar y ver lo que había detrás Taiyou. Ella estaba mirando el banco de madera, en el que estaba sentado hace unos momentos. A continuación vio en este cosas trituradas y arrancadas sembradas por todo el suelo y rodando hacia abajo como un montón de escombros. Era el tipo de cosa que si uno no conoce el estado interno de los asuntos, cualquier persona normal estaría desconcertada y perpleja al ver tal espectáculo.

Por supuesto, Kazane no era la excepción.

—¿Estabas liberando tus frustraciones y tratando de reducir el estrés?

—¿Hmm? Ahh supongo que es algo por el estilo.

Taiyou asiente con la cabeza en señal de afirmación. Kazane no podía ver Hera y ella tampoco sabía que Taiyou era capaz de subir de nivel, por otra parte, él pensó que era mejor que se quede ajena a tales hechos.

—¿De verdad?…..Hey, Taiyou-san.

—¿Eh?

—Si tienes algunas frustraciones reprimidas para liberar…estoy, bien con eso.

—…¿Con qué es lo que estás bien?

—Voy a ser capaz de…soportar eso.

—No, no, no, no, tú no tienes que hacer nada, no es ese tipo de frustración.

—Si no se trata de eso, entonces, entonces….

—¿Hmm?

—Hombres…

—No, ¡tampoco es ese tipo de cosas!, te digo que soy solo un tipo normal que solo está interesado en las chicas.

Un malentendido desastroso estaba a punto de ocurrir, por lo que utilizó reflexivamente una voz grave y desesperadamente trató de explicar su punto de vista.

—¿Es así? Me siento aliviada……..

—Siempre y cuando entiendas, está bien, me siento tan aliviado que no hayas malentendido mis intenciones ¿sabes?

Ciertamente él no iba a ser considerado realmente un homo ¿cierto? Taiyou pensaba en este asunto con una mirada asombrada.

—Pero estoy muy contenta… Si realmente dijera que le gustan los hombres…… Yo, no sabría qué debería hacer.

—Kazane…

Kazane estaba realmente deprimida, y cuando vio esa parte de ella, el corazón de Taiyou dio un vuelco.

A pesar de que parecía una caperucita roja de la escuela primaria, la madurez de su personalidad era la de un compañero de clase respetable de 1er año de preparatoria. Para resumir, era una persona que llevó a cabo un favor hacia Taiyou, y fue una de las chicas que profesaron su amor hacia él.

Viendo su elegante figura, fue irresistiblemente atraído a ella y, Taiyou extendió los brazos y  la abrazó alrededor de su pequeño cuerpo.

—Hau…

Kazane que estaba fuertemente envuelta alrededor de Taiyou, dejó escapar fugas de respiraciones apasionadas de su boca en el pecho Taiyou y le causó cosquillas en su corazón.

—Taiyou-san… Te quiero. Realmente te quiero.

—¡Yo-Uwa!

Él estaba a punto de decir “Yo también”, pero Taiyou de repente dejó escapar un grito sorprendido, que arruinó totalmente el estado de ánimo.

—¿Eh?

Kazane alzó la vista desde el interior de los brazos y levantó la voz confundida. Taiyou trató de suavizar esto y rápidamente le dijo que no había nada malo, en estado de pánico.

La razón por la que de repente alzó la voz no era debido a Kazane, sino porque Hera de repente apareció delante de él.

Ella mantenía su promesa de permanecer en silencio, Hera simplemente flotaba en el aire justo enfrente de Taiyou, mientras observaba a los dos, los ojos de Hera estaban impecablemente con las estrellas, como un fan que estaba observando con pasión un concierto, ese era el tipo de la mirada que tenía.

Era el tipo de mirada llena de expectativas y una mente inquisitiva.

“¿Qué haré? Hey, ¡¿Qué hago ahora?!”

Sintiendo su mirada intensa, Taiyou desprendía la sensación de alguien que extendió sus oídos y escuchó mal algo.

Qué estás haciendo…… Incluso Taiyou no podían discernir estas cuestiones.

Hace apenas un par de días que se sentía frustrado y lamentablemente no podía experimentar este lado de la vida. Sin embargo, él no esperaba en absoluto que en realidad sería capaz de experimentar tal cosa, y peor aún, que no tenía una sola idea de qué hacer a partir de ahora que llegó a tal etapa.

Estando indeciso, Hera recogió la bolsa de plástico vacía, y señalando la ropa de Kazane y la bolsa, rompió la bolsa.

—¡Eso es claramente violación!

Respondió inconscientemente y golpeó a Hera. Con una fuerza de 30, Hera que fue golpeada por Taiyou era como una pelota de béisbol y voló en el momento hacia el cielo como si hubiera hecho un cuadrangular.

—¿Taiyou-san?

—¿Eh? Ahh no te preocupes, no es nada.

Taiyou estaba tratando de tranquilizar a Kazane con el pensamiento de que no pasaba nada. Después de un tiempo de sólo estar en el momento y permanecer en silencio, Kazane vacilantemente empezó a abrir la boca para hablar.

—La cosa es que… yo, la verdad es…

—¿Hmm?

—Me gusta ser tratada de una manera brusca.

—¡No acabo de escuchar eso ¿verdad?!

—Y también, Kotone y Suzune también sienten lo mismo que yo…porque somos, trillizas idénticas.

—Incluso si eso puede ser así, ¡voy a pretender que no oí esto!

—Es por eso que está bien……..

—Eso no está bien, yo no tengo esa clase de hobbies.

—¿No los tiene?

—No, me gusta mantenerme firme y ser amable con las chicas que me gustan.

—¿Ser amable?

—¡Sí!

—¿Mantenerse firme?

—¡Así es!

—… ¿Justo como lo estamos haciendo ahora?

—uuuu……..

Cuando se le hace una pregunta así, Taiyou comenzó a sentir vergüenza y no podía responder a esta.

“Te quiero, realmente te quiero”. Aceptando estos sentimientos puros y rectos de favorabilidad de las tres hermanas, Taiyou en un momento u otro también comenzará a querer a las tres hermanas.

A pesar de que, efectivamente, como ellas, decir las palabras “me gustas” de su boca era realmente embarazoso y no podía sacarlo de su boca. Por lo tanto, en lugar de hablar, abrazó su pequeño cuerpo firme y estrechamente. En este momento esto era todo lo que Taiyou podría hacer.

Abrazados y mirándose a los ojos del otro. El aire a su alrededor se torno encantador. En poco tiempo sus caras parecen congregarse y acercarse u poco más–.

—¿Koto-chan? ¿!Suzu-chan!?

De repente, la atmósfera dulce explotó como un globo.

De alguna manera u otra, después de anunciar los nombres de sus dos hermanas, la cara de Kazane se puso pálida como un fantasma.

 


Capítulo 8ÍndiceCapítulo 10

4 pensamientos en “Capítulo 9: Hagamos músculos

  1. Pingback: Riaru de Reberu x2!!! – Gustang Translations

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s