Capítulo 1: Ex Noble, Lyle

Prólogo Índice Capítulo 2


El yo del espejo tenía mi cabello azul colgando.

El yo del espejo tenía un severamente agotado rostro. Había algunos lugares entre los vendajes que estaban empapados en sangre, pero las heridas ya habían cerrado.

Probablemente las partes quemadas hayan sido tratadas con una medicina especial, pero se han desteñido.

“¿Cómo se ve, joven maestro?”

Al voltear hacia la voz que me llamó, ofrecí mi agradecimiento al viejo hombre.

“Gracias, está mucho mejor ahora.”

El viejo era aquel que vivía en una cabaña al lado del patio, el jardinero. Parece que tiene familia, pero después de que su esposa muriese, comenzó a vivir solo dentro de la cabaña.

En los amplios terrenos de la mansión, la cabaña que estaba escondida en un lugar muy oculto había sido reutilizada como un cobertizo para equipaje.

“Eso es bueno. Estaba en una situación muy peligrosa allí. Si fuera el doctor de la propiedad, podría ser capaz de tratarle un poco más gentilmente, pero…”

Este arrepentido viejo hombre era, a pesar de su comportamiento, un ex soldado. Puede que tenga poco conocimiento sobre el tratamiento de heridas, pero me ha curado con bastante destreza.

De todos modos, más que el conocimiento curativo de este hombre, mi más apremiante asunto era…

“…He sido completamente abandonado por mis padres. Hahaha, no puedo hacer nada más que reír sobre ello.”

Viéndome alzar una desalmada sonrisa, el hombre…Zell se sentó en la silla del cuarto. Estando por sobre los setenta años, vivía de mantener una porción del vasto patio.

Hay varios jardineros al servicio de la casa, pero el único que vivía apartado en una cabaña era Zell. Yo había oído a mis padres hablando entre ellos sobre tener problemas al tratar que el hombre, que sirvió a la generación de mi abuelo, desocupara el lugar.

Él había traído mi herido cuerpo, y me había sanado durante los tres días que yo había pasado durmiendo.

Me senté en la cama, y di gracias una vez más.

“Gracias por salvarme, Zell. Aunque no tengo nada que darte en retorno.”

Viéndome decir una broma, Zell dejó salir un profundo suspiro.

“Me siento aliviado, se ve bien. Pero el estado de la mansión ha estado extraño últimamente.”

La razón por la que Zell dejó salir un suspiro es debido a cómo el estado de los asuntos de la mansión había cambiado completamente durante los pasados cinco años.

Yo ocasionalmente pensaba que también era extraño, pero incluso así, hay algunas cosas que no puedes entender si siempre estás en medio.

“Esta el actual caso del joven maestro, pero hacer de la joven señorita su heredera…Si le preguntáramos a la generación previa, simplemente me pregunto qué diría en este periodo en extremo violento.”

Mi abuelo, Brod Walt, era un noble estricto. Él retuvo el rango de Conde y gobernó estas tierras como un noble provincial.

Eso significa que el también poseyó una armada.

La Casa Walt es una que sirve de consejera para la realeza. En el tiempo del abuelo, él era frecuentemente llamado a la capital del imperio para hablar con su majestad, el rey. Mi padre a menudo presumía de eso en frente de mí.

Pero él también era una persona extremadamente rígida.

Era fuerte en batalla, y uno que despilfarró esfuerzo en los líos internos de su territorio.

El rey de la siguiente generación también le consideró como un destacado noble de Bahnseim. Él solamente era un poco suave con su nieto.

Su primer nieto, yo, era bastante mimado por el hombre.

“Sin embargo, yo solo tengo una amable impresión de él. Es simplemente que yo no sé cómo le daría la cara ahora que no voy a suceder la Casa.”

Había traicionado las expectativas que puso en mí. Pensando en ello, sentí que toda mi diligencia hasta ahora había sido en vano.

Ahora, ya lo he perdido todo.

“Joven maestro…no se arrincone demasiado. Todavía es joven. Por favor deje que el resto de su vida mire hacia delante.”

“Gracias, pero no tengo ningún objetivo. Hasta ahora, solamente he apuntado a convertirme en un buen lord. Y ahora que eso se ha ido, no tengo idea de a dónde ir. Soy deplorable, ¿cierto?”

Sonreí en auto-burla, Zell se paró, y procedió a la cocina para preparar algo de beber. Yo cubrí mi cara, y empecé a pensar en qué hacer de ahora en adelante.

(No puedo permanecer aquí nunca más. Voy a tener que buscar algún lugar a donde ir.)

Contando el tiempo desde que empecé a ser cuidado en la casa de Zell, fui capaz de quitarme los vendajes en el quinto día.

Me pregunto si él había usado alguna medicina costosa, ya que mi recuperación fue rápida.

Aunque haber sido puesto en sus cuidados por tanto tiempo me deja un mal sabor de boca. Además, he sido expulsado de esta mansión.

Puede que traiga problemas al hombre que me ha dado refugio.

Y durante nuestra cena, empecé a hablar sobre ello mientras Zell estaba conversando conmigo. Lo que él estaba describiendo era una escena de mi abuelo atravesando el campo de batalla, y sobre sus acciones en la capital de imperio.

Recordé las historias que contó durante nuestra cena del tercer día al momento de hablar.

“Zell, estoy pensando en convertirme en un aventurero.”

“¿Un aventurero, dice? Es verdad que algunos nobles que no suceden sus Casas salen a convertirse en aventureros, pero tiene tanto conocimiento de magia; con ese set de habilidades, trabajar en el gobierno es siempre posible.”

Sacudí mi cabeza de un lado al otro.

Puede que traiga problemas a cualquier servicio en el que sea empleado. La Casa Walt es una Casa muy grande, y tiene una influencia en concordancia con ello.

Si es solo al nivel de amenazar a las personas que me den trabajo, entonces Celes probablemente lo haga fácilmente.

“Yo he perdido todo. Simplemente pensé que tendría algo que rascar con mis propias manos.”

“…Ya… veo. Si es el camino deseado por el joven maestro, entonces que así sea.”

“De acuerdo a tus historias, aventureros famosos no pasan problemas por dinero, ¿cierto? Definitivamente pagaré esta deuda algún día, volveré aquí como un espléndido aventurero.”

“Hahaha, estaré esperando por eso, joven maestro.”

Zell se rió en voz alta.

Me pregunto si el solamente me está siguiendo la corriente. Naturalmente, en las profundidades de mi mente, ciertamente no pensaba que la ocupación de aventurero era algo sencillo.

Aun cuando tenga esta apariencia, fui criado para heredar una dominante posición.

Como Lord Feudal, yo conocía dolorosamente bien, qué eran las existencias llamadas aventureros. Ellos desafiaban lo desconocido, y retornaban de los laberintos con grandes tesoros.

Si preguntabas, los niños probablemente los llamarían su aspiración, pero en realidad, ellos eran simplemente un montón de rufianes.

Si querías llamarlos mercenarios, sería más que apropiado. Esos mercenarios podrían calmadamente asaltar una villa para saquear su stock de comida.

Además de la parte en que lidiaban con monstruos, los aventureros era nada más que una problemática existencia.

Sin embargo, no es como si todos ellos fueran villanos.

Aventureros famosos podrían trabajar con el gobierno en términos favorables. Aquellos que manejaban brigadas de mercenarios, podrían ser contratados por largas sumas de dinero basados en su habilidad.

“Pero un aventurero, ¿verdad? Suena como algo en la que la ciudad libre de Beim sería un buen lugar para empezar.”

Yo hice una honesta consulta en cuanto a las palabras de Zell.

“¿Beim? Creo que era una ciudad sin lord conducida por un sistema de mercaderes, ¿correcto? Es un punto de intercambio entre numerosos territorios.”

“Ese es exactamente el por qué. No esta manejada por un país, y es una ciudad fácil para desarrollarse como aventurero. Por supuesto, lo mismo puede ser dicho para criminales.”

Hay bastantes aventureros que se convierten en criminales. Cuando esto pasa, ellos reciben una notificación de destierro por parte del Gremio de aventureros, y se convierten en hombres buscados.

Pero una vez que se dan a la fuga hacia Beim, ningún país podría cazarlos abiertamente. Había escuchado historias de eso, por eso estoy un poco titubeante sobre asentarme en tal territorio.

Parece que Zell percibió como me sentía.

“No pienso que tenga que prestarle mucha atención a eso. Siempre y cuando no se aventure a lugares en los que se juntan los de este tipo, raramente te verás envuelto en ese tipo de líos.”

“Y-ya veo. Sin embargo, pensé que la capital del imperio sería un buen lugar donde comenzar…”

Incluso en el territorio de la Casa Walt, hay un gremio de aventureros. Pero mi padre, el lord feudal, podría interferir en él, así que tengo que evitarlo bajo cualquier costo.

Si quería permanecer dentro del país, tenía que escoger un lugar donde mi padre no tenga influencia. Si piensas sobre ello de ese modo, la capital era la elección natural.

“Entre los nobles de rango alto de la ciudad, hay bastantes casas que están envueltas con la nuestra. No es una mala opción, pero no puedo decir que sea la mejor para usted.”

“Ya veo. Pero no tengo el suficiente dinero para llegar hasta Beim. Además, solo quiero ver hasta qué punto puede alcanzar mi actual nivel de habilidad.”

Beim era la ciudad de mercaderes. Al mismo tiempo, hay suficientes aventureros allí buscando trabajo. Para resumir, si no eres lo suficientemente capaz, no te va a ser posible el sobrevivir.

“Ciertamente. Entonces tal vez hacer una primera parada por la capital sería su mejor apuesta. Sin embargo, no recomendaría quedarse por mucho tiempo.”

“¿Qué hay por allí aparte de la capital imperial?”

Como tenía la oportunidad, seguí consultando. Habiendo recorrido los campos de batalla junto con mi abuelo, pensé que Zell conocería varias tierras.

No había conversado con él antes, pero cuando lo intenté, era un viejo hombre que contaba historias interesantes.

“¿Qué tal la ciudad de Dalien cerca de la capital? No es un lugar difícil para vivir.”

“¿Dalien? Solo he escuchado alguna vez ese nombre.”

“Como territorio, su desarrollo está por debajo del nuestro. En esa consideración, sería más fácil encontrar trabajo allí.”

“¿Trabajo? ¿No querrás decir exterminación de monstruos?”

Mientras decía eso, las esquinas de sus ojos se afilaron dado que él parecía ligeramente sorprendido.

“Bueno, parece que no suele oír de como la sociedad funciona por aquí, joven maestro. No hay nada que hacer, así que déjeme explicarle.”

Zell empezó a explicar qué es lo que los aventureros eran. De acuerdo con mi imagen mental, ellos principalmente se sumergían en laberintos, y ocasionalmente peleaban en el campo de batalla como mercenarios.

Pero de acuerdo con él…

“Los aventureros son aquellos que pueden hacer cualquier tipo de trabajo. Al principio, ellos sí que se encargaban de la cacería de monstruos, y el desafío de laberintos, pero resulta que había un montón de chapuzas para hacerse. La mayoría de los jóvenes tomaban diversos trabajos para ganar dinero con el fin de comprar el equipamiento necesario.”

“¿E-es así? Pero debe haber personas que se especialicen en hacer esas chapuzas también, ¿cierto?”

“Cosas como esas son manejadas por el gremio que toma solicitudes, y paga por los servicios del día. Bueno, es justo como un servicio de empleo. De esa forma, el gremio mira por los ciudadanos de alrededor. Por supuesto, sencillamente puede llamarlo como obtener ganancias a través de trabajo físico.”

Zell describió una cara de los aventureros sobre la que no quería escuchar. Como pensaba, no hay garantía para que todo salga sin problemas.

“Pero al hacer esos trabajos de baja categoría, los aventureros preparan su equipamiento. No es siempre algo malo, así que encontrar falta en ello sería más problemático para los propios aventureros que para el Gremio.”

“¿Es así como estas cosas funcionan? No soy alguien muy enterado.”

Para mí, que había sido criado con el solo propósito de gobernar, no hay duda de que es un mundo el cual no me puedo imaginar. Por alguna razón, Zell perecía, solo un poco, feliz.

“¿Qué es lo que pasa?”

“Nada. Bueno, yo he estado sirviendo desde el tiempo de la generación previa, pero nunca pensé que podría hablar con el joven maestro de esta forma. Es porque la actual cabeza había nacido en una familia de Condes.”

Durante el mandato de mi abuelo, la Casa Walt finalmente llego al rango de Conde.

La generación previa a él era muy difamada por gastar mucho dinero en comprar vastas extensiones de territorio, parece. Aun ahora, mi padre habla de ello con remordimiento.

El abuelo de padre – mi tátara abuelo- era aparentemente una persona que recurría a algunos métodos muy turbios.

De un comienzo como ese, mi padre fue criado como la cabeza de una casa de Condes. Mi abuelo había comenzado como vizconde, pero él aun así lidero un ejército, y tuvo experiencia de batalla.

Supongo que mi padre nunca tuvo ningún contacto con Zell.

“…Por cierto, joven maestro, ¿ha experimentado algo extraño mientras estaba en mi casa?”

“¿Algo extraño? No… ¡ah!”

Estaba por responder “nada” a su pregunta. Comparado con ser expulsado de mi propia casa, sentía que todo lo demás, generalmente, no tenía ningún significado.

Pero entonces, yo recordé.

“¿Habrá sido porque estaba a punto de morir? Creo que escuché la voz de mi abuelo. Un nostálgico tono… pero habían también otras voces. Sin embargo, probablemente solo haya estado soñando.”

Diciendo que era solo un sueño, comencé a comer de nuevo.

Con sus ojos bien abiertos, Zell continó mirándome.

La mañana siguiente.

Vestí las ropas que tomé prestadas de Zell, y me puse una capa encima de ellas.

“Esa es ropa que mi hijo dejó atrás, pero debe quedarle lo suficientemente bien.”

“Me siento realmente apenado por todo esto. Definitivamente pagaré esta deuda.”

Le presenté mis disculpas, pero Zell sacudió su cabeza.

“No, ya ha hecho más que suficiente. Además, joven maestro, tome esto.”

Diciendo eso, me entregó una bolsa de cuero. En la bolsa que podía caber en la palma de mi   mano, encontré algunas monedas.

“No, tomar dinero de ti es un poco…”

Para mí, parecía una pequeña suma, pero era probablemente diferente para Zell. Sé que nuestra noción de dinero es totalmente distinta, así que me negué a aceptarlo. Sin embargo, Zell la empujó hacia mí.

“Definitivamente lo encontrarás necesario. ¿Qué es lo que planea hacer sin un centavo en su bolsillo? Además, si planea retornármelo en algún momento, simplemente piense en ello como una inversión.”

Habiéndoseme dicho eso, le di las gracias y lo acepté.

“P-perdón. En serio, por todo.”

“Está bien. Con esto, he sido finalmente capaz de cumplir mi promesa con la anterior cabeza.”

“¿Promesa?”

Cuando ladeé mi cabeza, Zell me presentó una pequeña caja de madera, y la abrió. Dentro de ella había una gema azul.

Decoraciones de plata habían sido aplicadas en todo su contorno, y con una sola mirada, podía decir se le había puesto artesanías costosas.

“No, no hay modo en que podría aceptar algo como esto…”

“Esta pertenecía a la anterior cabeza, no…es una gema que ha sido pasada de generación en generación a través de la Casa Walt. Fue trabajada con un extremadamente escaso metal, y forjada por un renombrado herrero. Además, un artesano famoso aplicó los detalles finales.”

Miré a la gema que era de alrededor de 2 centímetros. Había sido amarrada a un collar.

“¿Mi abuelo? Sí que le recuerdo teniendo algo como eso, pero ¿no tenía que haberlo recibido mi padre?”

“La anterior Cabeza trató de agregarle más ornamentos con el fin de hacerla más adecuada para una Casa de Condes, pero su muerte llegó en un mal momento…cuando la gema iba a ser incrustada en el collar, partí para confirmarlo, y desde allí, la traje devuelta. Sin embargo, no fui capaz de obtener una audiencia con Maizel-sama”

Mi padre está también ocupado.

Debido a eso, a menos que sea un asunto extremadamente urgente, aun alguien que sirva a la casa puede que no sea capaz de reunirse con él. Aún más si fuese la fuente de una de sus preocupaciones, Zell.

De la caja de madera, tomé la gema y la cadena.

La gema…un artículo cuyo proceso de manufacturación se había perdido en el pasar de los años, era aquella que retenía una memoria de la Habilidad de un individuo. Los detalles específicos se perdieron cuando el mundo cambió hacia los Magic Tools (Herramientas Mágicas) y las olvidaron.

El número de Habilidades que se podían manifestar en un individuo eran siempre uno. Si bien podían pulir esa Habilidad durante su vida, era imposible incrementar su número.

La gema retenía una memoria de tal Habilidad, y lo hacía de tal manera que otros pudieran usarla.

“Y dudo que nunca llegue a ser capaz de entregársela a la actual cabeza, Maizel-sama. Puede que esta sea mi egoísta decisión, pero por favor tómela, joven maestro…Lyle-sama. De ese modo, seré capaz de pagar mi deuda con el difunto Conde.”

La colgué alrededor de mi cuello, y apreté la gema.

“…Estoy verdaderamente agradecido, Zell. Definitivamente vendré devuelta algún día para pagártelo.”

“Estaré esperando, Lyle-sama.”

Diciendo eso, partí de la cabaña de Zell.

En los pasados seis días, Zell sintió que el cuarto que él siempre pensó era pequeño se había vuelto subidamente más amplio.

En el pasado, la casa en la que vivía con su familia era a su vez un lugar en la que la Cabeza de la previa generación, Brod, se detenía para ocultarse y beber.

Mirando a la imagen que había sido dibujada en la ciudad de su mujer, él susurró.

“Hey, querida. Con esto, se siente como si un peso fuese quitado de mis hombros.”

Se acostó en la cama, y se puso las sabanas mientras cerraba los ojos.

“Pero para que él tenga las mismas preferencias que Brod-sama…a ese hombre también le gustaba el guiso de carne.”

Lo que Zell recordaba era el tiempo en que su casa todavía estaba llena de vida.

Y recordó cómo recibió la gema de Brod que había sido pasada por las generaciones en su familia. Brod era mayor que él, y al final, terminó postrado en la cama.

La debilitada forma de ese hombre, cuya dignidad era la aspiración de Zell, hizo brotar lágrimas en sus ojos.

“Aun cuando él sabía que no iba a estar vivo para cuando se le hubiesen puesto los últimos detalles, ¿por qué me la dejó a mí?….pero ahora, he cumplido con mi deber, Brod-sama.”

Las memorias de cuando era joven y atravesaba los campos de batalla al lado de ese hombre revivieron dentro de él.

“Pero es verdaderamente una bendición de que finalmente fui capaz de dársela a Lyle-sama al final…Querida, voy a estar a tu lado pronto.”

Después de un profundo respiro, una pacífica sonrisa prorrumpió en el viejo hombre.

Habiendo abandonado la mansión y llegado a la ciudad que está construida alrededor de ella, hablé con un vendedor ambulante al lado de las paredes que rodeaban la ciudad.

El mediodía había pasado, y si fuera capaz de coger un aventón de un carruaje, sería capaz de ir a otra ciudad para descansar.

“¿A una ciudad para descanso? Está bien por mí, pero vamos a estar llegando por la noche, y no hay forma de saber si habrá habitaciones disponibles, sabes. Tengo algunas conexiones para conseguirme un sitio, pero esta época del año va a estar bastante concurrida.”

El vendedor ambulante mostró su desaprobación, pero para mí, esta era una tierra que quería dejar lo más pronto posible.

“Eso no me importa. ¿Me puedes dar un aventón?”

“A mí tampoco me importa, pero ¿puedes pelear? Si no puedes, ya que vas a usar mi carruaje, voy a estar cobrando.”

En cuanto a la pregunta del mercader, creé una flama en la palma de mi mano.

Había perdido mi sable, pero todavía puedo usar magia. Con esto, he probado que soy al menos lo suficientemente fuerte para defenderme a mí mismo.

“Qué sorpresa. Si eres un mago, ¿eso te hace un noble? No, mirando tu atuendo…Oh, esa es una innecesaria inquisición por mi parte. Entendido. Si vas a poner mi carruaje como prioridad, y lo proteges con cuidado, no voy a cobrar una cuota. No, más que eso, basado en lo que pase, puede que incluso termine pagándote.”

El hombre de mediana edad mostró la palma de su mano, indicando su aceptación de que viaje con él.

“Gracias. Es sobre después de la ciudad para descansar, pero…”

En ese momento, una voz se alzó para interrumpir la conversación entre yo y el vendedor ambulante.

Cuando me volteé, vi a una persona que conocía relativamente bien, parado allí.

“U-um, ¡por favor llévenme a mí también!”

Una chica con su coleta como su principal característica.

“…Novem.”

La chica que tenía su cabeza colgando de vergüenza se llamaba Novem Forxuz.

Una chica que pertenecía a una familia de Barones.

Además, le pondría una etiqueta de “ex”, pero ella era la mujer que fuese una vez mi prometida.


Prólogo Índice Capítulo 2

Un pensamiento en “Capítulo 1: Ex Noble, Lyle

  1. Pingback: Sevens c1!! – Gustang Translations

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s