Capítulo 2: Ex prometida, Novem

Capítulo 1Índice – Capítulo 3


Giré mi vista a la chica sentada enfrente de mí en el carruaje.

Cuando la miré, vi que ella también me miró. Nuestros ojos se encontraron, y ambos nos dimos la vuelta.

“Hahaha, ah, qué inocencia.”

El mercader de mediana edad rio mientras nos examinaba.

El nombre de la chica era Novem Forxuz.

Su pelo estaba peinado en una coleta lateral, y quedaba bastante bien con su largo cabello marrón claro.

Apostaría que hay algunas provisiones para viajar en su bolsa rectangular de cuero.

Tal vez ella escogió algo con qué moverse fácilmente, ya que no estaba en un vestido, que era como usualmente la veía.

Estaba usando botas de suela gruesa, y parecía una más alta hermana mayor de sí misma. Su reservada expresión mostró signos de tensión por primera vez el día de hoy.

Pregunté en una voz lo suficientemente baja como para que el vendedor no fuese capaz de entenderlo:

“¿Cómo te enteraste? Aparte, ¿estás tratando de seguirme? ¿Estás cuerda?”

“… ¿Soy una molestia?”

La chica que mostraba una expresión problemática era de una casa de Barones.

Naturalmente, siendo yo del status de Conde, el matrimonio arreglado no funcionaría desde el punto de vista del status social. Pero la Casa Forxuz era una que había servido a la casa Walt por varias generaciones.

El casamiento con la chica que poseía dicho título, cuando fue propuesto a mis padres, fue aceptado cuando tenía trece años porque era una molestia para ellos el tratar con ello.

Normalmente, es la casa de mayor status la que propone tales negociaciones, o como mínimo, estudian a la casa que lo propuso.

“No. He sido expulsado, como ya sabes. Siguiendo a alguien como yo es algo que solo un tonto haría.”

Siguiendo a alguien que perdió todo, no sería de ningún beneficio ni para ella, ni para la Casa Forxuz.

Para un noble apropiado, el mejor interés para la casa debería ser la prioridad de uno. Hay quienes no son así, pero son la minoría.

Y no podía pensar en Novem como alguien de esa minoría.

Desde que teníamos más o menos la misma edad, nos veíamos normalmente.

También tengo memorias de nosotros jugando juntos.

Pero desde el momento en que mis padres empezaron a desatenderme, no recuerdo que habláramos mucho. Es porque para ganar el elogio de mis padres, desesperadamente me volqué en nada más que en el entrenamiento y los estudios.

“Si, es una molestia. Y en este punto pensé que viviría un solitario y libre estilo de vida de aquí en adelante.”

Si le digo algo duro, puede que ella se eche para atrás. Pensando en ello, dije algo que realmente no creía.

Novem nunca fue una soñadora romántica, y aun si la compararas con los preceptos de la Familia Walt, era una definitivamente aceptable candidata para un matrimonio arreglado.

“…Me disculpo profundamente. Pero he decido casarme con Lyle-sama.”

A la chica sonriente, le entregué una información crucial:

“No tengo tal deseo. Me voy a convertir en un aventurero, y viviré una vida caprichosa siendo atendido por mujeres. Ser expulsado por mi familia, en realidad me hace sentir aliviado.”

(El peor sermón. Con esto, Novem se debería cansar de mí.)

Mientras pensaba eso, miré hacia abajo. No quería ver la desdeñosa cara de Novem, pero como decidí que con eso no avanzaría la conversación, volví a mirarle de nuevo.

“No te preocupes, es algo que arbitrariamente decidí yo misma. Aun si no nos casamos, por favor permíteme servir a tu lado.”

Puse mi cara en mis manos.

“¿Y qué hay de la Casa Forxuz? Vas a hacer que tus padres se entristezcan.”

Cuando mencioné a su propia casa, Novem me ofreció una respuesta con una completa confianza en sí misma:

“No te preocupes por esa parte. Soy la segunda hija, y mi hermano es el que va a suceder la casa. Incluso tengo una hermana mayor y otra menor, así que mis padres me enviaron diciendo que funcionaría de alguna manera si yo fuese la única liberada de obligaciones.”

(¿¡Qué les pasa, padre y madre Forxuz!?)

Mi cabeza me estaba empezando a doler.

Aun si la llamabas una reserva, Novem era una chica hermosa. Para añadir sobre eso, ella era estrictamente disciplinada y muy refinada. Aun si ella no dice nada, apostaría a que había propuestas de matrimonio dirigidas a ella.

Es incluso posible que ella hubiese sido casada a una casa de Vis-Condes.

Habiendo finalmente obtenido la felicidad que ella quería, sería un desperdicio si ella fuera a hacerla fútil por mi beneficio.

Simplemente porque la había conocido desde mi infancia, quería que ella fuese feliz. Pero el deseo propio de ese individuo era bastante rígido.

(Poniéndome a pensar en ello, ella también tenía esas partes obstinadas cuando era pequeña.)

“…Solo has lo que sea que quieras.”

Mientras yo volteaba mi cara hacia otro lado, Novem puso su mano en su boca y sonrió.

“Entonces haré justo eso.”

Como si hubiese escuchado nuestras voces, el mercader habló:

“Es ciertamente agradable ser joven. Eso por sí mismo es una fortuna, como ya sabes.”

Suena como que escuchó todo aquello muy claramente.

Mi cara se puso roja de vergüenza. Pero en ese mismo tiempo, escuché una voz:

[Oy, oy, tu eres bastante amado, o no, chico.]

Escuché una voz con un tono burlón. Miré alrededor.

Encima del carruaje, solo estábamos yo y Novem. El mercader estaba sujetando las riendas al frente. Alrededor de nuestro carro, había parecidos viajeros y vendedores buscando por trabajo, pero no estaban a una distancia en la que su voz podría llegar.

“Novem, ¿has oído algo? ¿Una voz que parecía estar tratando de burlarse?”

En cuanto a mi pregunta, Novem sacudió su cabeza.

“M-me disculpo…no la he oído.”

Cuando bajó arrepentidamente su cabeza, le dije que no le prestara atención, al tiempo que inspeccionaba el área una vez más.

La voz sonaba a la de un hombre, y era bastante firme. Pero mientras podía ver algunos hombres alrededor por aquí y allá, no es a una distancia en que se oyese así de claro.

Además, tenía la impresión de que la voz había venido de un lugar más cercano.

(¿Una alucinación? ¿Todavía estoy cansado?… poniéndome a pensar en ello, he estado encontrando difícil superar la fatiga últimamente. ¿Es debido a que mis heridas no están totalmente curadas?)

Mientras pensaba que era una voz algo familiar, localicé con mis ojos el techo de tela que el mercader había puesto, y lo cerré.

Siempre y cuando haya sido el único que lo haya oído, entonces puede que tan solo haya estado mentalmente cansado.

“¿Estás bien, Lyle-sama?”

Como Novem sonaba preocupada, abrí mi boca. Cuando estaba a punto de decirle que estaba bien, escuché otra voz cercana.

Podía oírla bastante quebrada, pero a Novem parecía no molestarle.

[Para que él tenga alguien así a esta edad…yo no puedo más que estar celoso.]

[Ciertamente pasaste por mucho, padre.]

Desde una posición en cuclillas, me paré, y miré alrededor. Novem parecía estar en shock.

Pero el entorno no había cambiado en lo absoluto.

“…No es nada”

Mientras decía eso, pensé:

(¿Hmm? ¿Estoy realmente tan cansado? …supongo que dormiré por ahora.)

Después de llegar a la cuidad de descanso, consultamos con el vendedor ambulante, y conseguimos que aceptara que le acompañásemos también mañana.

Tal vez sea una ocurrencia de temporada, pero la ciudad estaba muy enérgica.

Después de confinar la salida del vendedor, Novem y yo fuimos en búsqueda de una posada.

Pero en ese momento, emergió un problema.

“¿Solo hay una habitación? ¿Dos es imposible?”

Después de que el dueño de la posada confirmara ese hecho, inmediatamente nos dijo que era imposible.

“Hay demasiadas personas en esta época del año, así que no podemos poner a una sola persona en un cuarto. Me disculpo, pero si son conocidos, ¿podrían ambos aguantar el compartir la misma habitación?”

Me volteé hacia Novem.

Ella había escogido seguirme, pero estar en el mismo alojamiento que ella era algo que quería evitar.

Como fui criado de ese modo, estaba desconcertado en cómo tratar con ese hombre.

Pero Novem simplemente le dijo que no importaba de cualquier modo, y pagó por ello. Le entregó algunas monedas de cobre en intercambio por la llave.

“O-oye…”

Antes de que pudiese preguntarle si eso estaba bien, el dueño de la posada habló:

“El cuarto está en el lado más alejado del segundo piso. El número de la habitación está en el papel adjunto a la llave. Oh, cierto, el desayuno y el agua caliente son gratis, pero no hacemos la cena, así que probablemente deberían encontrar otro lugar para comer antes de que dejen su equipaje.”

No entendí que era lo que quería decir con “antes de que dejen su equipaje”.

(Si hay una llave, entonces ¿No sería mejor solo dejarlo? Yo soy un asunto aparte, pero Novem está cargando una bolsa de viaje.)

Ella estaba cargando un pesado equipaje, pero le agradecí al dueño de todas formas.

“Gracias. ¿Qué deberíamos hacer con la llave?”

“Ya me has pagado, y no me voy a hacer el desentendido sobre eso luego. La voy a guardar, así que toma esta nota contigo. Si la das a quien sea que esté aquí, ellos te van a entregar la llave.”

Tenía algunas preguntas sobre el porqué necesitamos llevar a cabo tal intercambio, pero Novem me arrastró afuera.

Salimos de la posada, y nos pusimos a buscar comida en un lugar cercano del que no podía decir si era un restaurante o un bar.

Había muchas personas en las calles, y era realmente una ruidosa ciudad.

[…Espera un segundo, ¿no es demasiado verde este chico? Él es demasiado inconsciente sobre cómo funciona este mundo.]

[¡Es porque es un Conde! ¡Es porque Lyle va ser un conde en el futuro!]

[Bueno, es cierto que él ha sido rico desde el momento en que nació. Él es todo un probado y verdadero mocoso mimado.]

Entre el clamor de la multitud, oí varias voces de nuevo. Definitivamente sonaba cercana, e incluso mi nombre fue mencionado.

“¿Estás bien, Lyle-sama? Tu complexión está un poco pálida.”

“¡E-estoy bien!”

Mi impaciente voz salió bastante alta. Suena como que Novem no oyó nada. Las voces empezaron a salir de nuevo:

[Y espera un maldito momento… ve y toma la bolsa de esa chica de una vez. Estas más o menos con las manos vacías, niño. Eres realmente desconsiderado.]

[Conde ¿era eso? Supongo que el hijo de algo como eso acaba de esta forma. Él está del lado que está acostumbrado a ser cuidado.]

“… ¿Qué es lo que dijiste?”

Lo volví a escuchar. Y está viniendo de realmente cerca de mí. Lo que es más, cada voz es distinta. Hay múltiples de ellas.

“¿Lyle-sama?”

Con el fin de no angustiar a Novem, que parecía preocupada, opté por ignorarlas. Pero está realmente mal que la chica esté cargando una pesada bolsa mientras yo no tengo nada.

“C-cierto…Novem, ¿No está eso pesado? Yo lo cargaré.”

Diciendo eso, tomé su bolsa. Aunque ella insistió que la cargaría, la tomé ligeramente por la fuerza al entrar al restaurante.

Pero entonces volvieron a surgir:

[Él debió de haber tomado su mano y haberla escoltado.]

Cuando entramos en el lugar, escuché una voz como esa. Una imagen de mí ofreciéndole mi mano cruzó fugazmente por mi cabeza por un instante.

(No, espera, ya estamos en la tienda…darle mi mano ahora ya no conlleva ningún significado.)

Mientras estaba perdido en pensamiento con mi mano extendida, fui puesto en un estado nervioso en frente de ella.

Cuando se dio cuenta de ello, Novem tomó mi mano.

“Lyle-sama, ese sitio parece disponible, así que ¿puedo confiarte en que me guíes hasta allí?”

“Ah, eh…s-sí.”

Cuando la escolté por esa pequeña distancia, Novem me ofreció su agradecimiento final:

“Lo aprecio mucho, Lyle-sama. Um…ah, discúlpame.”

Diciendo eso, Novem fue y sin vacilación llamó al camarero para que tome nuestra orden. Preguntó por lo que estaba recomendado del menú y ordenó dos porciones.

Apuntó a algunas cosas, y me preguntó si estaban bien, y yo meramente afirmé sin tener ninguna idea de qué es lo que iba a ser servido. En ese momento, escuché las voces de nuevo:

[Hey, ¿no es este chico un poco endeble?]

[Es porque él es inconsciente de este mundo. Bueno, también ciertamente tiene algunas partes en las que no se puede confiar.]

[En este punto, está bien porque la chica está siendo considerada, pero una normal lo hubiese abandonado, ¿cierto?]

Mientras mi evaluación estaba cayendo más y más, pensé para mí mismo:

(Simplemente, ¿¡qué es lo que pasa con esta situación!?)

En la noche.

Después de retornar a la posada, acepté el agua caliente que el dueño había preparado para nosotros.

Aparentemente, tenía que limpiar mi cuerpo con el agua caliente del cubo.

“¿No hay baño?”

Novem respondió mi pregunta.

“Aun en esta ciudad de descanso, hay algunos lugares que lo ofrecen basado en el precio, pero es estándar el sencillamente limpiar tu cuerpo con agua caliente. Aun en posadas con baños, hay pocas con baños públicos para que las usen huéspedes gratuitamente.”

“¿En serio? Yo escuché en la ciudad que había algunos cuartos con baños privados, no obstante…”

Novem puso una cara angustiada al sumergir la toalla en el cubo, y escurrirla. Ella me hizo quitarme la ropa, y comenzó a lavarme.

“Posadas que tienen baños privados son ridículamente caras. Están al nivel en que cobran monedas de plata por noche.”

“Tengo algunas platas. Novem, ¿estás segura que estás bien sin un baño?”

Al decir eso, ella me advirtió:

“¡Eso no es bueno, Lyle-sama! De ahora en adelante, el dinero va a ser escaso. Si no economizas cuando tienes la oportunidad, se va a agotar antes de que te des cuenta.”

“¿En serio?”

Mientras me regañaba, terminó de lavar mi espalda, y pasó a mi cabello. Después de levantar el cubo por encima de mi cabeza, Novem lo vertió.

Escuché una voz irritada:

[Oe, mocoso mimado, cuando tu cuerpo esté limpio, sal del cuarto en seguida.]

“¿Eh?”

“¿Qué pasa? ¿Lyle-sama?”

Escuché una voz amenazante, así que en seguida empecé a mirar alrededor. Como mi cabello estaba mojado, agua goteo a los alrededores.

[No es nada bueno, este niño… él no se da cuenta de nada.]

[Aunque no creo que haya mucho problema.]

Yo le volvía a asegurar a una Novem preocupada que no había nada malo mientras esperaba que mi cabello sea lavado, y después me puse mis ropas.

Quería cambiarlas, pero fui incapaz de reemplazar nada más que mis que mi ropa interior.

“Entonces yo voy a ser la siguiente en usarlo, ¿de acuerdo? Umm…”

Ella parecía que quería decir algo.

“S-sí. Voy a estar saliendo entonces. Voy a estar afuera de la puerta por si me necesitas (¿Por qué tengo que salir afuera?)”

“Me disculpo profundamente.”

Diciendo eso, dejé el cuarto y encontré una silla en el corredor. Cuando senté en la crepitante madera, no escuché a nadie hablándome.

“¿Es realmente una alucinación? Y espera, hoy ya…”

Mientras estaba sentado, mis parpados se empezaron a sentir pesados. De esa forma, cerré los ojos. Probablemente debido a que mi cuerpo había sido limpiado, me sentía aliviado.

(Dormiré un rato…)

[Levántate, tú, bastardo.]

Escuché una voz enojada, y luego abrí mis ojos, estaba en un lugar distinto que en el de antes.

“Eh, q… ¿Qué?”

Además, había personas alrededor. Una larga y circular mesa se extendía delante de mí, y otros siete individuos estaban sentados a lo largo de ella…

Cada uno poseía una forma distinta, y todos ellos tenían caras de las que tenía cierto recuerdo. ¿Dónde las he visto? Cuando pensé eso, noté a un hombre que vestía pieles de animales.

Sus brazos eran gruesos como un tronco, y su cabello estaba desaliñado. Rodeándolo había hombres que parecían mejores criados. Todos ellos en apariencia estaban en el rango de los finales de los veinte y principios de los treinta.

Giré mi atención al hombre salvaje y con aire de pertenecer a una tribu delante de mí.

“¿Hmmm? Podría ser que esa voz fuese…”

[Es correcto, éramos nosotros.]

Entre ellos, había un hombre que recordaba claramente. A diferencia de en mi memoria, él era bastante joven. No obstante, su atmosfera no había cambiado.

[¡Lyle!]

“¿Eh? ¡Abuelo! ”

Allí, se encontraba la versión rejuvenecida de mi abuelo. Su espalda era más recta, y su cuerpo más firme de lo que recordaba.

[Has crecido así de grande…estoy feliz por ti, Lyle.]

Su atmosfera era todavía la de un acogedor abuelo. Los otros individuos alineados parecían resentidos, o desinteresados, o sencillamente molestos.

Al mirarme, parece que cada uno tenía su propia evaluación.

Mi abuelo habló:

[¿¡Ustedes tienen alguna queja que decir en contra de mi nieto!?]

El que retornó una respuesta fue el hombre de estilo salvaje.

[¡Por supuesto que la tengo! ¿¡Qué pasa con este frágil afeminado!? ¡No hay endemoniada manera en que mi línea de sangre produjese un hombre tan debilucho como este!]

“¿L-línea sanguínea!?”

No pude comprender la situación. Y desde que mi abuelo está aquí, ¿podría ser este un sueño? Mientras pensaba eso, alguien diferente dejó salir su voz:

[No, ¿No está bien de este modo? Y espera, más importante, hay algo que quiero preguntar. Um~ Lyle, ¿era así? Soy tu tatarabuelo.]

“…¿Eh?”

El hombre pelirrojo y de ligeramente salvaje apariencia tenía una ordenada apariencia. Pero su ropa estaba ligeramente desgastada.

Recordé los retratos dentro de mi propia casa. Esas imágenes de las cabezas de familia de cada precedente generación estaban colgadas alrededor de la mansión. Unos pocos de ellos daban una muy distinta impresión, pero la mayoría evocaban los recuerdos de los retratos.

El irritado salvaje habló:

[¡Eres realmente lento en la comprensión! Es~cu~cha~ aquí. ¡Nosotros somos tus grandes ancestros!]

Sentado al lado de él, un hombre con una ropa que parecía de cazador masculló suavemente.

[Puede que no quieras aceptarlo, pero este noble provincial, es el fundador de la Casa Walt. Ah, no tienes que realmente respetarlo ni nada.]

“… ¿Qué?”

Apuesto que estoy haciendo una muy patética cara justo ahora.


Capítulo 1Índice – Capítulo 3

3 pensamientos en “Capítulo 2: Ex prometida, Novem

  1. Pingback: Sevens c2!! – Gustang Translations

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s