Capítulo 16: Limit Burst

Capítulo 15ÍndiceCapítulo 17


[¡Ve a por él, Lyle!]

Mientras oía la voz del Primero, le sonreí a la cabeza del hacha que se acercaba.

Mirando mi expresión, el hombre robusto probablemente pensó que me había vuelto loco, o quizás simplemente no se dio cuenta de mi rostro…

Pero con esto, el encuentro estaba decidido.

“Limit Burst.”

Full Over era una habilidad que elevaba todas las capacidades de uno en un margen fijo, y Limit Burst era una que te permitía superar los límites de tu cuerpo.

Pero debido al violento retroceso de tal acción, se igualaba curando el cuerpo simultáneamente.

Al mismo tiempo en que activé la habilidad, sentí que el tiempo que fluía alrededor de mí, tenía una proporción distinta a la usual.

Se hizo mucho más lento y mi intuición se sentía afilada.

Usé mi mano izquierda para sacar el sable que mantenía como reserva, y de esa forma, usé mis dos espadas para parar el golpe.

En el momento en que el metal chocó, chispas salieron de las hojas de mis armas, y el impacto balanceó mi cuerpo.

Ignoré eso y moví mi cuerpo con fuerza, para doblarlo y lanzar una patada. La dirigí hacia el cráneo.

“Que…”

No fue enviado por los aires, pero después de caer, el cuerpo del hombre robusto estaba inestable, habiendo recibido una patada en la cabeza.

“Es una habilidad bastante conveniente la que tienes ahí. Estoy celoso.”

Diciendo eso, el hombre tomó una postura con su hacha.

No sé si era debido al efecto de otra habilidad o porque el mismo hombre era resistente a los ataques físicos. Podría ser ambas o ninguna.

Continuó moviendo su hacha mientras me atacaba. Por alguna razón, estaba levantando una voz ruidosa.

Pero ese no era el sonido para amenazar al enemigo.

Probablemente entendió en ese momento que los movimientos de mi cuerpo habían cambiado. Al mismo tiempo, el golpe que estaba guardando para acabarme había sido ineficaz.

Al descubrir que su carta del triunfo no funcionó, quizás se volvió impaciente.

“¡Tú monstruo!”

Mientras pensaba en cuán cruel era llamar a alguien a quien no puedes vencer un monstruo, usé mis sables para bloquearlo nuevamente y lanzar una patada.

Una de ellas se sintió como si se fuera a romper.

(Los efectos de una habilidad son… asombrosos.)

Esta vez, la patada fue dirigida a su estómago.

Habiendo caído de rodillas, el hombre miró con la cara de alguien que había visto algo increíble.

“¿Por qué? He mejorado mi velocidad y mi poder. Contra un hombre delicado y afeminado como tu, por qué…”

Él definitivamente tenía los efectos de una habilidad y un gran poder.

Aunque estaba seguro que mi velocidad era la más alta de los dos.

Por supuesto, siempre y cuando puedas controlar mana, podrías elevar tu poder tan alto como quisieras. Puesto que también tengo algo de entrenamiento inculcado en mí, no podía realmente referirme a él como demasiado poderoso.

Él solo estaba elevando su fuerza temporalmente.

Había una abrumadora deficiencia en su técnica.

Identifiqué las presencias a mi alrededor con mis habilidades y sentí que el resto de los bandidos ya habían sido aprehendidos,

Todo lo que quedaba era el hombre robusto que estaba frente a mis ojos.

Mientras me acercaba, tiró su hacha y levantó las manos. Y a mi, me solicitó.

“¡E-espera! ¡M-me empezaste a gustar! ¡Si es contigo, creo que seré capaz de soñar a lo grande! Así que, así que, ¿qué tal si me tomas como una de tus subordinados? Si lo haces, no me importará si usas a mis hombres como soldados, o como quieras.”

Cambió por completo su personalidad y comenzó a mostrar una débil manera de actuar.

Mirando hacia el hacha, no estaba en el rango de sus manos…

Pero el Primero habló.

[Oy, este es uno astuto. Estos tipos que tienen una cara cobarde a menudo…]

Quizás debido a que me vio dudar por un momento, tomó un cuchillo y entró en la posición para usar una habilidad.

La Gema en su mano izquierda dejó salir una luz débil.

Él dirigió una vulgar sonrisa en mi dirección.

“¡Estúpido!”

[…Tiene un arma o dos escondidas en algún lugar de su persona.]

La Quinta Generación dejó salir una voz molesta.

[¿No podías haberlo dicho un poco más temprano?]

[¿Eres tonto? Esto es más que suficiente tiempo para Lyle.]

Para el momento en que escuché la voz del Primero, ya le estaba lanzando una patada voladora al enemigo.

Debido a que golpeé su mandíbula con una patada ascendente, la habilidad terminó fallando.

Cuando miré a mi alrededor, estaba rodeado de aventureros.

Basado en sus miradas de alivio, parecía que creían que sería víctima de un ataque sorpresa.

Pensé que estaba siendo cuidadoso, pero quizás no estaba prestando la suficiente atención.

(Fui salvado por la habilidad del Primero. Y espera, este Limit Burst… también es una habilidad extraordinaria.)

Había un límite para su uso consecutivo, y todas tenían sus peculiaridades pero todas eran útiles.

Liberé la habilidad y miré al hombre inconsciente.

[Supongo que eso es todo, Lyle. Antes de que lo entreguen, su mano izquierda…]

Ante las palabras del Quinto, liberé la habilidad, fui a donde el hombre inconsciente, y quité el paño envuelto en su mano izquierda antes de recuperar la gema.

La gema roja mostró un tenue resplandor.

(De alguna forma tengo el presentimiento de que esta es mucho más útil)

Mirándola, volteé mi cabeza a la reluciente Joya azul en mi pecho.

La Joya que se quejaba constantemente e incluso me ponía restricciones en mi uso de habilidades.

En contraste, esta gema no seleccionó a su portador. Le enseñó como usar las habilidades y le permitió usarlas libremente.

Si preguntaras cuál quisiera escoger, tengo una fuerte inclinación en escoger la segunda.

[…Oy, eso duele.]

Quizás el Primero sintió lo que quería decir con sus instintos ferales, mientras dejaba salir una voz suave.

Novem y Lockwarde-san se apresuraron a mi lado.

El líder de los bandidos fue rodeado y atado por los aventureros.

“Lyle-sama… espléndida actuación.”

Los ojos de Novem estaban un poco lagrimosos, pero aún así me dirigió una sonrisa.

Lockwarde-san me miró apresuradamente.

Probablemente quería decir algo, mirando a la gema roja en mi poder, pero debido a que ella no hizo nada por sí misma, no era capaz de decirlo.

(Un persona incómoda.)

Mientras pensaba eso, oí las voces de los aventureros.

“Oy, esto es serio.”

“Sangre está saliendo de su cuerpo. ¿Es esa la consecuencia de su habilidad?”

“Bueno, no hay problema siempre y cuando esté vivo. Oy, carguémoslo”

Mientras me volteaba, vi sangre saliendo del cuerpo del líder de los bandidos. Los aventureros le aplicaron algunas medicinas para curarlo.

(Bueno, sí. Sería un poco problemático si muere.)

Uso excesivo de habilidades. Parece que su cuerpo no pudo resistirlo.

(Lo entiendo cuando lo miro, pero hay restricciones en mi uso de las habilidades por parte de los ancestros.)

Al ver al hombre ensangrentado, me recordé a mi mismo ser cauteloso con eso en el futuro.

Y esta vez, Lockwarde-san me llamó.

“U-umm…”

Con una excesivamente preocupada expresión, movió sus ojos de la gema hacia mi rostro.

Mirando esa escena, Novem me habló.

“Lyle-sama, es hora de que cumpla por completo su objetivo.”

Al escuchar eso, entregué la gema de mi mano. Quería tirarla lejos, pero con pensé acerca de ello, era una preciada reliquia familiar.

Era mejor dársela en la mano.

Lockwarde-san la recibió apretando sus dos manos junto con la gema y mi mano. Miró mi rostro y empezó a llorar.

Con el rostro enrojecido, se veía como si quisiera darme las gracias.

“Um. Bueno, realmente no hice mucho pero…”

Ya que sus palabras no salían, Novem habló de manera amable.

“Por favor acéptala. Ese era el deseo de Lyle-sama. ¿Verdad, Lyle-sama?”

Ella se rió de sí misma y buscó mi confirmación por lo que me rasqué el dedo en vergüenza y aparté la mirada.

“Bueno, cómo debería ponerlo… He logrado mi objetivo. Así que no hay problema. Más importante…”

“G-gracias.”

Lockwarde-san trató de dar las gracias pero no pudo decirlo completamente.

Un aventurero se nos acercó así que me volteé hacia él.

“Lo siento por entrometerme pero este también es nuestro trabajo.”

“No, gracias. Nosotros somos los que fuimos ayudados.”

Al decir esas palabras, se quitó la capucha.

Era un hombre con ojos afilados y una atmósfera imponente.

En lugar de un caza-recompensas, esta era un aventurero con una actitud amistosa hacia su Señor Feudal.

Basado en carácter y habilidad, era un aventurero confiable.

Sin embargo, él no era uno de Dalien.

Se lo pedí a Zelphy-san y recibí su cooperación.

Por si acaso, confirmé con el gremio si eso se convertiría en un problema. Hawkins-san puso una expresión de preocupación mientras decía que no podía hacerlo abiertamente.

Eso es como dar consentimiento táctico, ¿verdad? Más importante, estaba preocupado si en verdad nos asistirían.

(Si Zelphy-san realmente quisiera salvar a Lockwarde-san, pensé que asertivamente pediría por su cooperación, y estaba en lo correcto.)

El aventurero puso una cara de alivio.

“No, también nos han ayudado bastante. Con esto, estos tipos serán juzgados en nuestra tierra. El Señor Feudal probablemente se regocijará.”

Cierto, ellos eran de la tierra en donde estos bandidos habían corrido desenfrenadamente. Aventureros habilidosos tomaron parte en nuestra caza de bandidos.

“Del tesoro que han apilado, nos gustaría buscar por los artículos que habíamos estado buscando también. Lo siento por las prisas, pero me gustaría que observaras eso.”

Al escuchar esas palabras, asentí.

[Cierto, cierto, en momentos como este tienes que moverte rápidamente. Es porque el trabajo aún no está completo. Expliquemos la situación a los aventureros de Dalien también. Puede que haya algunos que van tras el tesoro por sus propios deseos.]

Escuché la alegre voz de la Tercera Generación.

Ya que se suponía que tenía que hacer de testigo, le pedí al aventurero una explicación.

[Para nosotros, depender de aventureros…]

Parecía que el Séptimo no dependía de ellos en su época.

El Tercero le respondió con un tono de voz cansado.

[Incluso yo tuve un par de aventureros con los que estaba en buenos términos… Bueno, no es como si no entendiera lo que dices. Tienen sus buenos y sus malos.]

No carecíamos de hombres calificados para nuestro trabajo.

“La hacha también. Pertenecía al hijo de una de las amantes del Señor Feudal. Sus parientes la estaban buscando. Sé que tienes derecho a quedártela, por lo que deberían darte un buen precio por ella.”

Miré hacia el hacha que el hombre robusto usaba.

Definitivamente era una espléndida pieza.

No le necesitaba así que le dejé lo del precio a él.

“No me importa. Nos conformaremos con cualquier suma que nos ofrezcan. Ahora, ¿deberíamos ir a confirmar el resto?”

“Es bueno que seas tan comprensivo, pero ¿estás seguro? Estoy bastante seguro que dijeron que era algo así como una valiosa reliquia familiar. Sería posible inflar un poco el precio.”

Al escuchar eso, volteé mis ojos hacia Lockwarde-san, sorprendiéndola.

“…Bueno, no estoy de humor para eso. (Ya he cumplido con lo que tenía que hacer. No tengo una razón para mostrar más deseo.)”

“Ya veo. Entonces por aquí. Todavía no lo hemos tocado así que aún está en las minas. También, le contaré al cliente sobre la hacha. Definitivamente estará lleno de alegría”

“En ese caso… bueno, te lo dejaré a ti.”

Es como si no dijera nada innecesario, ¿verdad? Eso es lo que pensé así que lo dejé todo a la buena voluntad del otro lado.

Me dirigí a las minas con el aventurero.

Novem me siguió. Lockwarde-san se despidió.

Más que eso, ella estaba probablemente congelada, insegura de lo que quería decir.

Quizás, estaba separada del alivio.

[Espléndido. Verdaderamente espléndido. A los descendientes de Alice-san, les devolví la gema de Alice-san… Maldición, las lágrimas están saliendo.]

Sonó como si la Primera Generación estuviera llorando.

Mirando eso, el Segundo disparó una línea.

[¿Por qué la visión de un hombre de mediana edad llorando es tan desagradable? ¿Se ve de esa forma precisamente porque eres nuestro fundador?]

[¡Bastardo! ¡¿Qué crees que estás diciendo cuando estoy por aquí sintiéndolo?! ¡Llevemos esto afuera!]

[Y como estaba siendo, ¡estamos atrapados aquí! ¡¿Por qué no aprendes un poco, bárbaro?!]

Era su intercambio usual pero…

(Oy. ¡Deténganse! Estoy cansando después de terminar una batalla…ah, el mareo está…)

Mientras me tambaleaba un poco, Novem inmediatamente soportó mi cuerpo.

“¡¿Lyle-sama?!”

“Oh, oh, oh, ¿estás bien? Bueno, trabajaste duro. Podrías descansar un poco…”

“N-no… puedo resistir un poco más. (¡Ustedes dos necesitan aprender!)”

Ellos no se callaron hasta el final.

Este era mi patrón usual, pero estaba empezando a odiarlo.

En la parte superior de un carro…

Cerrado con rejas de hierro, los bandidos fueron colocados en tres carros de aspecto estrecho.

Dejando el territorio de Dalien, no tenían idea de que estaban siendo enviados a la tierra donde eran bien conocidos.

“¡Maldita sea, todavía no hicimos nada!”

“¡Cierto! ¡No hemos hecho nada en este territorio!”

“¡Seremos liberados pronto! ¡Y lo robaremos todo de vuelta!”

Los bandidos dejaron salir unas líneas egoístas, pero los aventureros que estaban alrededor tenían sonrisas en sus rostros.

No parecía que se estuvieran riendo de las líneas que los bandidos estaban dejando salir egoístamente. Se veía como que sabían que era lo que les esperaba.

Viendo eso, el hombre robusto sintió una sensación de disconformidad.

“Oye, estos tipos son aventureros de Dalien, ¿verdad?”

Se frotó la barbilla mientras le preguntaba a uno de sus subordinados. Era uno de los que reunieron información en el gremio de aventureros de Dalien.

“Nunca los he visto.”

Habiéndole dicho eso, el hombre robusto inspeccionó sus alrededores.

“…¿A dónde nos dirigimos? Para que nosotros seamos llevados fuera de las fronteras de Dalien… ¿Cuál es el significado de todo esto?”

Al escuchar eso, uno de los aventureros se acercó a las rejas de hierro.

Encima de un caballo, observó a los bandidos mientras hablaba.

“¿Cuándo dijimos que éramos de Dalien? Ustedes van a ir a recibir un juicio apropiado en los territorios que atacaron.”

Los rostros de la tropa de bandidos de pronto se volvió pálida.

Un país donde el Señor Feudal sostenía un gran poder. Ese era el Reino de Bahnseim.

Aunque todas mantenían una conección, cada tierra fue formada por la voluntad de su Señor.

Por esa razón, los criminales que cruzaban las fronteras a menudo terminaban lamentándolo.

Aunque si iban muy lejos, algún famoso caza-recompensas iría por sus cabezas.

“¿Q-qué quieres decir? ¡Estábamos en Dalien! ¡No hay ninguna razón para que nos estés llevando!”

Viendo a su líder confundido, los subordinados alrededor entraron cada vez más y más en pánico.

Las sonrisas de los aventureros se extendieron.

“Simplemente pasó que los capturamos después de que casualmente cruzaran a nuestro territorio. Debido a que coincidentemente los aventureros de Dalien los trajeron aquí, nosotros, que también estábamos por aquí coincidentemente, tomamos la iniciativa y los arrestamos. Maldición, esto es problemático. Esos tipos de Dalien… estamos en deuda con ellos.”

Los aventureros habían tomado varias peticiones.

Quiero que regresen mis bienes robados por la banda de bandidos.

Quiero que derroten a los enemigos de mi familia.

Habían tomado todas estas peticiones a la vez y se apresuraron para participar en la misión de subyugación de los bandidos en Dalien.

Quien se puso en contacto con estos aventureros unidos al Señor Feudal fue Zelphy-san.

“¡N-no me jodas! ¿Por qué terminó de esta forma? ¿Debido a que somos villanos aquí? ¡Deberían haber bastardos más grandes para ti por allá afuera!”

Fue justo lo que el hombre robusto dijo.

Los pecados de los bandidos son solo crimenes livianos a los ojos de los verdaderos villanos.

Por supuesto, comparado con verdaderos villanos, era de esa forma.

Aún así sus pecados eran bastante pesados.

Asaltaron villas e incluso las quemaron hasta los cimientos. Lanzaron ataques a las mansiones de los gobernantes de las villas. A las mujeres ellos…

Habían apilado varios crímenes.

Pero el Señor de esas tierras fue incapaz de levantar una mano contra ellos una vez que se fueron. A estas alturas, el honor del Señor había sido machacado.

La insatisfacción del feudo se apilaría en su poco confiable Señor.

“Su suerte fue mala esta vez. También, incluso si me dices que causaron alborotos hace tanto tiempo… Incluso tenemos aventureros aquí de las villas que atacaron, ¿sabías?”

Al escuchar esas palabras, el hombre miró a su alrededor.

Entre las caras sonrientes, había algunos que no estaban sonriendo.

Estaban sosteniendo sus armas con las manos.

“V-vamos a ser juzgados, ¿verdad? Si nos matan aquí…”

“¿Hah? ¿De qué diablos hablas?… incluso si hay uno o dos menos, será un grupo de ejecución ¿verdad? Solo tenemos que mantener a un razonable grupo de ustedes vivo.”

…Los rostros de todos los bandidos se volvieron pálidos.

Habiendo regresado a Dalien, liberamos al personal que habíamos reunido y le regresamos las herramientos y los carros a los mercaderes respectivos.

Del tesoro que los bandidos habían acomulado, devolvímos la mayoría de él, así que si descuentas los pagos, lo que tenemos sumaría alrededor de dieciséis monedas de oro.

(Normalmente, estaríamos en números rojos. Incluso si los subyugamos, si piensas en todos los problemas que surgirán, la cabeza del Señor de aquí debe estar doliendo.)

En caso de que el pedido de asistencia fracasara, contratamos unos cuantos aventureros habilidosos de Dalien, por si acaso.

Por eso, gastamos bastante dinero.

Era una molestia buscar el lugar donde los bandidos liquidaron sus bienes robados, así que le dejé la mayoría de eso a los aventureros.

Todo terminó, y lo que faltaba fue reportado al gremio.

“Con esto, finalmente podemos dar por concluido el asunto.”

Estiré mi cuerpo.

“Buen trabajo, Lyle-sama. Aún así, ¿cuál fue su objetivo real aquí?”

Mientras Novem preguntaba, estaba un poco preocupado acerca de lo que debería responder.

¿Debería divulgar la verdad acerca de los espíritus de mis ancestros en la Joya o debería mantenerme en silencio?

(No, deberíamos aprovechar la oportunidad para contarle. Ella ya me vio usar esas habilidades en la batalla anterior así que no es como si careciera de evidencia persuasiva.)

Entonces, halando un caballo, Zelphy-san apareció.

“Buen trabajo, ustedes dos.”

“G-gracias por tu trabajo, Zelphy-san.”

Como Novem dijo eso, también di una suave respuesta.

“Ahora vamos a los baños antes de volver al gremio. El jefe Hawkins definitivamente está esperando preocupado.”

Cuando Zelphy-san dijo eso, una imagen de un preocupado Hawkins-san apareció en mi mente.

No nos habíamos conocido por tanto tiempo pero en verdad es una buena persona.

“Si, vayamos. Zelphy-san, también tienes unos asuntos con nosotros ¿verdad?”

Ante mis palabras, Zelphy-san abrió aún más sus ojos.

Se tomó el cabello y apartó los ojos.

“…Bueno, bueno. Pensabas que eras un mocoso débil, pero resultaste ser un niño asombroso.”

Dejando salir un suspiro, nos habló.

“Después de ir al gremio, vayamos a la mansión del Señor juntos. Hay algunas cosas que es mejor que sepan.”

Diciendo eso, corrigió su posición con el caballo y se fue.

Novem dirigió una sonrisa hacia mi.

“¿Cuándo lo notó? ¿Qué Zelphy-san era una aventurera afiliada al Señor Feudal de Dalien?”

Al escuchar sus palabras, levanté ambas manos como señal de rendición.

“Probablemente más tarde que tu, Novem. No lo noté por mi propia habilidad.”

[Cierto, yo fui el que lo notó. No, quiero decir, ella era habilidosa, y podía reunir información a la velocidad de un parpadeo. Era al nivel de “hey, ¿no es esta chica sospechosa?” pero cuando esa chica Aria apareció, se hizo más claro…]

[Es suficiente. Esta conversación no está yendo a ningún lado.]

El Tercero empezó a jactarse, pero el Cuarto lo detuvo.

“Solo pensé que era un poco sospechosa. Desde la época en que Hawkins-san la recomendó como consejera. Por supuesto, pienso que habríamos tenido a Zelphy-san incluso si hubiéramos pagado una tarifa más baja.”

“¿Sospechaste de ella desde el principio?”

“Quiero decir, nos la recomendaron como consejera cuando claramente teníamos circunstancias peculiares alrededor de nosotros. También, aunque el sistema existía, no se lo recomendaron abiertamente a los otros aplicantes.”

Al ver como se reía de ella misma, empecé a cuestionarme el por qué pagó una tarifa tan alta.

Habiendo sentido eso, Novem ofreció una explicación.

“Es porque pensé que los consejeros aconsejarían de mejor manera cuando hubiera dinero de por medio. Para cumplir las ambiciones de Lyle-sama, determiné que no era el mejor lugar para economizar.

“¿En serio? (¿Mi ambición? Espera ¿Le dije algo como eso?)”

Había algunas partes que no podía entender, pero teníamos que reportarnos con el gremio por lo que Novem y yo nos dirigimos a los baños.

Teníamos unos cuantos días de suciedad con nosotros por lo que esa era la razón por la que queríamos darnos prisa en lavarnos.
(… Aún así, ¿mi ambición? No recuerdo haber dicho algo como eso, y… convertirme en aventurero fue solo como las cosas terminaron, o debería decir que fue solo debido a que no pude pensar en nada mejor que hacer.)


Capítulo 15ÍndiceCapítulo 17

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s