Capítulo 4: Azul y Rojo

Capítulo 3ÍndiceCapítulo 5


En la habitación que conectaba mi mente con la Joya.

Era como si estuviera viendo un sueño.

La sala de conferencias dentro de la Joya era ese tipo de mundo de sueños.

En esa habitación, me encontré con la Primera Generación. Hoy, el Tercero también estaba presente.

Solo que simplemente estaba ahí y no estaba participando en la conversación.

“¿De qué querías hablar en relación a Aria?”

[Cierto. ¿Cómo viste la impaciencia de Aria-chan?]

Pude entender su impaciencia.

Ella quería convertirse en una aventurera de primera clase sin importar qué. Por eso, continuó yendo en círculos. A diferencia de mi, estaba desbordada de aspiraciones.

El actual yo tenía el deseo de experimentar el Crecimiento tan pronto como fuera posible.

¿Pero cómo iba a vivir de ahora en adelante? Incluso ahora estaba preocupado de eso.

“…Está yendo en círculos. Creo que se podría calmar un poco.”

Para decirlo francamente, realmente no estaba contando con ella como una gran fuerza de batalla.

Nos dió ventaja númerica, era un alivio saber que me cuidaba la espalda.

Para Novem y para mi, no era alguien que causara daño.

[Quiero que resuelvas eso. ¿Puedo dejártelo a ti?]

“…¿Eh? ¿Lo haré?”

Al escuchar su pedido crucé mis brazos.

Ella era una camarada así que no es como si estuviera indispuesto.

Se se pudiera resolver fácilmente entonces incluso sería yo el que lo pediría. Pero el Tercero me miró y sacudió la cabeza.

Al contrario, el Primero estaba lleno de alegría por haber aceptado su pedido.

[¡Buena respuesta! Si no disipamos la preocupación de la imagen viviente de Alice-san, Aria-chan, nunca seré capaz de calmarme.]

Desde mi punto de vista, lo que no entendía era la razón de por qué ella estaba tratando de apurar las cosas.

Ahora mismo, era el momento de cimentar nuestro poder bajo la dirección de Zelphy-san. Si se dañara temerariamente, no tendría sentido.

El tiempo que teníamos para recibir enseñanzas era limitado.

(Me pregunto si realmente debería pedir una extensión.)

Esos eran los sentimientos que mantenía.

[Bueno entonces, eso acelera las cosas. Lyle, ve a pelear con Aria-chan. Por supuesto, con ella usando su Gema. Tú… tienes prohibido usar las Habilidades.]

“…¿Eh?”

Ante la proposición del primero, terminó en que estaría peleando con Aria.

El interior de la Joya después de que Lyle se fuera.

[¿Estás seguro acerca de esto?]

El Tercero habló mientras miraba al Primero, quien estaba sentado en la mesa.

Él había percibido las intenciones del Primero al hacer que Lyle y Aria pelearan, pero no pensaba que todo saldría como lo planeaba, al parecer.

[…Tú sabes, no soy realmente tan inteligente.]

Ante las palabras del Primero, el Tercero asintió.

[Sí.]

[Hey, ¡al menos niégalo un poco! Eres mi nieto, ¡¿verdad?!]

El Primero gritó ante el trato frío del Tercero, y el Tercero simplemente mostró una sonrisa.

Sus personalidades eran diferentes, pero para el Primero, él era su nieto. Comparado con los otros ancestros, parecía que él sí sabía lidiar con el hombre.

[No soy inteligente, así que solo puedo pensar en hacerlo de esta forma. Si fuera tu, probablemente podrías pensar en muchas mejores maneras si quisieras.]

El Tercero dejó de sonreír, y despreocupadamente reveló el método alternativo que había pensado.

[Aria-chan… Creo que es una buena manera para que construya gradualmente confianza en ella misma. Ella podría usar la Gema y acumular algunos logros batallando contra monstruos. Aquellos alrededor de ella la alabarían y Lyle solo tendría que hacer un seguimiento. Bueno, Lyle también es anormal, así que probablemente el no estará tan atento con respecto a ella. Ese tipo de sutilezas se las debería dejar a Novem-chan, creo.]

No era como si todo el mundo pudiera crecer inmediatamente.

El Tercero quería seguir pensando a largo plazo y de manera gradual, mejorar la relación entre los tres para que el grupo tomara una buena forma.

Las otras cabezas de la historia tenían opiniones similares.

El Segundo despreciaba a aquellos que se sentían insatisfechos con el trabajo que se les asignaba. Parecía que propondría algo más severo.

[Apuesto que eso estaría bien. Gradualmente construir su relación y los tres lo harán bien. Así es. No hay duda en que lo podemos manejar ingeniosamente.]

Al hacer que Lyle y Aria pelearan, ambos aprenderían sobre sus carencias. Eso era que el Tercero había entendido.

Para Aria, su propia carencia de habilidad…

Para Lyle, la fuerza de la voluntad humana y el deseo…

Él quería hacerles entender que a ambos les faltaba algo. Por supuesto, empezando con el Primero, los otros estaban esperando que Lyle se motivara por sí mismo.

Aún así, sintiendo que el Primero estaba impaciente, el Tercero supervisó la discusión y dio testimonio de ello.

[¿Entonces odias los métodos perspicaces?]

[No puedo soportarlos. Pero quizás ese tipo de cosas tendrían un mejor grado de éxito. Me tomó bastante tiempo darme cuenta de eso.]

La Primera Generación tenía una personalidad bastante franca.

Habían algunas inesperadas delicateses a su lado, pero él fue quien lideró las tropas de pioneros, despejó los bosques de monstruos y expandió su territorio por su cuenta.

Una persona normal se rendiría después de entender la dificultad de eso, o de hacer las preparaciones apropiadas para eso.

[Si es a su manera, probablemente quedará atado bonito y lindo. Pero… en ese caso ellos empezarán a depender del otro.]

[Aunque no hay nada malo en tener que depender del otro en áreas en las que careces de experiencia. Es solo que de verdad siento que Lyle necesita encontrar un poco más de motivación.]

El Primero miró atentamente al Tercero, quien solía ser bastante despreocupado.

[Cuando tú lo dices, no tiene ningún poder de persuasión, hombre.]

[Por supuesto.]

Al decir eso, los dos sonrieron pero el Primero se detuvo y puso una expresión seria.

Si él simplemente fuera un idiota, las tropas de pioneros hubieran sido aniquiladas y comidas por los monstruos. Sus instintos extremos y percepción lo hicieron alguien con quien el Tercero tenía problemas lidiando.

Pero también entendía que algunos sentidos eran necesitados algunas veces.

[Dejémoslos enfrentarse, y si eso no funciona, entonces estaré satisfecho con eso. Si es la descendiente de esa persona, no creo que vaya a perder sus sentimientos por Lyle.]

[…¿Entonces estás diciendo que no hay manera de que Lyle vaya a perder? Bueno, probablemente no lo hará.]

Había una brecha en habilidad bastante grande.

Aria era la hija de un noble. Probablemente podía usar magia. Viendo su postura mientras sujetaba su lanza, se podía entender que fue entrenada como la hija de un guerrero.

Pero comparada con Lyle, se quedaba corta.

Incluso para Lyle, quien nunca había experimentado un Crecimiento, Aría se quedaba corta. Tal como el chico, ella simplemente no tenía la aptitud necesaria para ser una aventurera todavía, pero más que eso, no se entendía a sí misma.

Simplemente se retorcía temerariamente y sin sentido.

[Dejémosle la sanación a Novem-chan y simplemente hagamos que se tiren al cuello entre ellos por esta vez. Bueno, es una buena forma de resolver las cosas. Encaja conmigo, ¿verdad?]

[¿Entonces intercambiar golpes para profundizar la amistad? No, ¿es afecto en este caso? Aunque Lyle todavía no ha aceptado eso.]

El Tercero parecía estar divirtiéndose.

Honestamente, la escena de la figura preocupada de Lyle después de que Novem aprobara el Harem era bastante interesante para él.

[Incluyendo esa parte, quiero que se encuentren. Lyle no le presta nada de atención a Aria-chan. Quiero que la reconozca. Aún cuando entiende el dolor de ser ignorado ese bastardo…]

El Primero dejó salir un suspiro.

El Tercero sintió que el Primero se solapaba a él mismo en Lyle.

[…¿Estás seguro de que no estás hablando sobre el tú del pasado?]

Al escuchar las palabras del Tercero, el Primero lo miró fijamente, pero pronto sacudió la cabeza y respiró profundamente.

[Quizás tienes razón.]

Por un momento, los dos se quedaron ahí, perdidos en sus pensamientos.

Mañana.

Después de terminar mi comida, le dije a Novem que saliera y llamé a Zelphy-san a la casa.

Le dije a Aria que tenía cosas que hablar con ella para que nos dejara hablar.

(Es el pedido del Primero así que creo que pelearemos.)

No conocía su objetivo pero tenía una buena idea de él.

Era probablemente algo como hacer que Aria aprendiera su nivel de habilidad o algo por el estilo.

Caminos hacia el patio y me volteé hacia ella.

“Tienes tu Gema familiar, ¿verdad?”

Ante mi pregunta, inclinó la cabeza y tomó el pendiente rojo que había convertido en un collar para mostrármelo.

“Por supuesto que lo tengo. Para no perderlo, siempre lo cargo conmigo. ¿Qué pasa con él? Vamos a subyugar monstruos hoy, ¿verdad? ¿Qué estás planeando, incluso llamando a Zelphy?”

Como pensaba, debido a su impaciencia, ella quería terminar los preparativos e ir cazar ahora mismo. Desde mi punto de vista, deberíamos poner algunos descansos con moderación y sistemáticamente prepararnos para ir a derrotar monstruos.

No tiene sentido si vas a herirte inútilmente, y no era como si estuviéramos cortos de dinero o algo así.

“…Cuando lleguen aquí… hay un espacio por ahí, así que ¿pelearías conmigo?”

Ante mi proposición, parecía desconcertada.

“¿Por qué debería? ¡Si no te gusto solo dilo!”

No estaba seguro de lo que pasaba por su mente, pero parecía que pensaba que no me gustaba.

No tengo ningún recuerdo de tratarla cruelmente, así que no entendía de dónde venían sus acusaciones.

“No es que no me gustes o algo por el estilo. Si tienes una gema, entonces deberías saber cómo usarla, ¿verdad? Así que tienes la necesidad de probarla, ¿o me equivoco?”

Al escucharme mencionar la gema, su rostro se endureció.

Quizás estaba recordando lo que le pasó al hombre robusto de la brigada de bandidos.

Por el uso excesivo de las habilidades, sangre empezó a brotar de todo su cuerpo. Sus músculos se desgarraron y la sangre se salpicaba de sus ojos y boca. No era una buena imagen para los ojos.

Por supuesto, fuimos capaces de tratarlo con medicinas, pero no estaba seguro acerca de su sangrado interno.

El uso irregular de las habilidades…

La compensación para eso era grande. Quiero decir, no eran unas habilidades que manifestabas por ti mismo, así que cuando intentas utilizar la habilidad de alguien más, la carga era bastante grande.

Usando las habilidades de las cabezas del pasado, lo entendí de primera mano.

Incluso las habilidades unidas a mi por linaje, eran ridículamente difíciles de controlar.

Si no ponía algo de moderación en su uso, habría destruido mi cuerpo tal como lo hizo el hombre robusto.

“¿Tienes miedo?”

“¡N-no tengo miedo! Si uso esto, definitivamente terminaré herida, así que no quiero usarlo. ¡Eso es todo!”

Al mirar a Aria esconder su miedo, pensé para mi mismo, (entonces no te importa si yo termino herido).

Sí había medido su fuerza, pero como pensaba, incluso si ella usaba las habilidades, era más débil que el líder de los bandidos.

No era debido a que era una mujer, sino porque carecía de experiencia. Habiendo solo aprendido magia y a manejar espadas de manera teórica, no podía alcanzar el nivel del hombre robusto que practicaba con monstruos.

“Si estás preocupada por salir lastimada, entonces no hay problema. Novem te tratará, y si se vuelve peligroso, nos detendremos.”

Quizás por la rabia de mi tono de voz al momento de hacer ese discurso, la expresión de Aria cambió.

Ella estaba claramente enojada.

“¿Qué significa eso? ¿Crees que no soy rival para ti? Admito que eres realmente fuerte. ¡Pero no lo sabremos hasta que lo intentemos!”

Para Aria, quien empezó a mostrar determinación, propuse que si ese fuera el caso, ¿por qué no peleamos?

“Entonces cuando Novem y Zelphy-san lleguen, empezaremos. Estoy bien con una espada de madera.”

“¡Solo usa tu sable regular! ¡Incluso he practicado el usar las habilidades!”

Al escuchar eso me sorprendí un poco.

“¿Oh, en serio?”

Sin estar conforme con mi expresión, me miró fijamente. No tengo idea lo que había hecho para atraer tal expresión.

Quiero decir, eran mis francos y honestos pensamientos.

“Mírame hacia abajo todo lo que quieras. ¡Tu serás el que termine herido!”

Aria me dio la espalda y se alejó del lugar dando pasos largos. Le vi irse y dejé salir un suspiro. Iba a estar peleando contra ella por pedido del Primero, pero estaba empezando a preguntarme si esto en verdad estaba bien.

Tengo el presentimiento de que cometí un error fatal como miembro del grupo.

Dado que no había nadie cerca mío, el Tercero me habló.

Su tono sonaba irritado.

[Lyle, ¿alguna vez has mirado tu rostro en el espejo?]

“¿De qué estás hablando? Lo veo todos los días cuando me lavo la cara.”

[Eso fue sarcasmo. De todas maneras, dejando eso de lado, claramente hay un problema con tu actitud actual.]

Al escuchar sobre un problema, incliné mi cabeza.

Un irritado Cuarto habló en voz baja.

[Tomar esa actitud con una chica es una cosa, pero me pregunto si realmente deberías estar peleando. Más importante, eres realmente denso, Lyle. ¿O podría ser que estás haciendo todo esto a propósito?]

No podía comprenderlo.

Era incapaz de entender lo que el Tercero y el Cuarto trataban de decirme. Para dejar que Aria conociera su nivel actual, y hacer que probara lo que se siente el usar las habilidades. Esa era la razón de por qué íbamos a pelear, ¿verdad?

El Sexto, quien no hablaba muy a menudo, entró por un momento a la conversación.

[¿No te estás dando cuenta de nada? Lyle, tú…]

El Séptimo dejó escapar un comentario, como para presionarme.

[Esa actitud de ahora fue ciertamente ruda. Aún así, Lyle, también pienso que deberías preocuparte de ti mismo y reflexionar sobre eso.]

Si tuviera que poner lados, el Sexto y el Séptimo por lo general me apoyaban, pero aún así decían que yo estaba equivocado.

Mientras trataba de recordar si había dicho algo malo, el Quinto entró en la conversación.

[Si tú no te diste cuenta, entonces ahí es donde termina. Bueno, eres joven así que supongo que hay cosas en las que no podemos ayudarte. Mira, ya es hora de que te prepares. También, además de no usar habilidades, no uses magia.]

Aunque el Quinto dijo eso, no tenía intención de hacerlo desde el principio.

“No usaré nada de eso. No la quiero herir.”

[…No la quieres herir, ¿eh? Pero bueno, que grandioso de tu parte.]

El Quinto también sonó irritado.

Regresé a la casa y empecé a prepararme. Puse mi sable en mi cintura y decidí llevar mi lanza también.

Quizás debido a que Aria se había ido primero, no había nadie en la casa.

En momentos como este, empiezo a recordar mis días de soledad en la mansión.

“Está realmente tranquilo. Tal como en esos días.”

Diciendo eso, miré alrededor de la habitación. Normalmente Novem estaba haciendo los quehaceres del hogar y Aria estaba tratando de ayudarla. Esa era la escena de la tarde.

Fue solo recientemente que empecé a tomar esa imagen como algo normal. Antes de eso, la presencia de Aria siempre era un poco inquietante.

(Como lo pensaba, los harems y yo son dos cosas separadas. Además, no pienso que ese tipo de cosas fueran agradables.)

Eran principalmente las expectativas de mis alrededores, y el pedido del Primero diciendo que tomara a Aria.

Pero quizás eso fue error, pensé.

Desde el principio, no pensé mucho en ella. Ni siquiera intenté pensar en ella.

Mientras miraba distraídamente hacia el techo, escuché una voz.

Zelphy-san y Novem estaban en frente de la casa.

Me dirigí al terreno baldío para encontrar a Aria esperándome.

Probablemente debido a que ella había terminado de calentar, estaba sudando un poco. A causa de su determinación, sus ojos me mostraban una fuerte voluntad.

Debido a la reurbanización del área, muchos embargos fueron llevados a cabo y las propiedades fueron demolidas, creando muchos terrenos baldíos.

En uno de esos muchos lugares, la chica con el orbe rojo colgando de su cuello, Aria, me enfrentó.

El solo aún no ha aparecido.

(Esto terminará antes del mediodía, ¿verdad?)

En mi cabeza, hice planes para terminar mi lucha con Aria antes del mediodía.

“Seguro que te ves calmado.”

Sonaba como si estuviera provocándome. Dejó salir esas palabras para romper mi concentración. Sin ninguna duda, Aria estaba enojada.

Al mirar eso, tanto Zelphy-san como Novem parecían irritadas.

Ayer parecían estar hartas de Aria y hoy, hartas de mi. Sus ojos claramente trataban de decirme algo.

“Me gustaría que me notificaras los cambios de planes con un día de antelación. Quiero decir, tengo mi propia agenda también. Bueno, seguiré a mi cliente. Probablemente no será un completo desperdicio. Pero Lyle, ¿estás al menos motivado?”

Zelphy-san me miró con ojos de duda, y Novem estaba de la misma forma mientras se mantenía al lado de ella.

“Lyle-sama, por favor concéntrese. Está siendo rudo con Aria-san. En este estado, será herido gravemente.”

Le asentí a una preocupada Novem. Saqué mi sable y me puse en postura.

Aria también sacó su lanza. Su temperamento se veía impaciente, y estaba poniendo bastante poder innecesario en su postura.

“Estaré yendo contra ti en serio.”

Al declarar sus intenciones, asentí.

“Ten cuidado de no lastimarte.”

En ese momento.

Aria dio un gran paso y repentinamente empezó a empujar su lanza repetidamente como si me fuera a empalar.

Era una habilidad que el hombre robusto mostró.

Moví la mitad de mi cuerpo para evitarla y usé la empuñadura de mi sable para repelerla. Habiendo destruido su postura, se cayó hacia adelante y yo salté hacia el lado.

Con una mano en el suelo levantó su cabeza con sus ojos ampliamente abiertos. Y de manera enojada apretó los dientes mientras me miraba.

“¿Por qué no me atacaste?”

Se levantó y corrigió su postura. Por el contrario, yo estaba confundido.

“¿Eh? No, bueno… terminará pronto.”

Al decir mis sentimientos honestos, la expresión de Aria se volvió más y más siniestra.

Al ver esa expresión, mi corazón empezó a doler repentinamente.

(¿Qué es esto?)

Aria giró su lanza y disparó una onda de choque hacia mi. Su emisión no fue tan grande y el filo de su arma no eran afilado como el que mostró el hombre robusto. La esquivé.

Devolviendo el golpe, Aria se quedó sin aliento.

Usó una habilidad a la fuerza y parecía que estaba agotando su resistencia. Ella no tenía ni el poder ni la técnica para usar las habilidades consecutivamente.

Sin embargo, con su sudor derramado y su respiración cortada… continuó viniendo hacia mi.

“¡Todavía no!”

Su arma soltó una luz débil, pero ella me atacó normalmente. Recibí su golpe con mi sable pero se sintió diferente a los anteriores.

Petrificación…

Esta era probablemente una habilidad también. Cuando esquivé sus dos próximos golpes, se dio cuenta de que había visto a través de sus movimientos.

Si pensaba sobre las habilidades restantes, estaba ese fortalecimiento muscular también. No se sentía como si lo estuviera usando, así que quizás aún no estaba acostumbrada a ello.

Esquivé el empuje de su lanza, me acerqué a ella, y tomé el eje con mi mano izquierda.

“¡Ku!”

Ella luchó para dejarme ir, y estaba a punto de decirle que el encuentro había terminado. Pero no podía dejar salir mi voz.

(Por qué…)

Aria empujó su lanza para crear distancia y me miró fijamente.

“Qué pasa con esa pose… ¡Si soy tan débil entonces acábame de una vez!”

Sin aliento y con una mirada desesperada, lágrimas empezaron a brotar de sus ojos.

Al mirarla, pude comprender un poco lo que los ancestros estaban tratando de decirme.

(Ya veo. Así que la actitud que le mostré a Aria era… la misma de Celes.)

Tuve el presentimiento de que conocía el origen del dolor en mi pecho.

Entendí las intenciones de los ancestros.

Podía comprender la razón de las miradas de Novem y Zelphy-san.

Incluso pude asentir ante el rostro mortificado de Aria.

“Ya veo. Así que nunca te estuve prestando atención, verdad.”

Tengo la sensación de que la figura de la chica sosteniendo la lanza mortificadamente y a punto de llorar, se había superpuesto con la mía.


Capítulo 3ÍndiceCapítulo 5

2 pensamientos en “Capítulo 4: Azul y Rojo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s