Prólogo

Volumen 1ÍndiceCapítulo 1


Habiendo perdido un duelo contra mi hermana, [Celes], y habiendo sido echado de mi propia casa, yo, [Lyle Walt], estaba sentado en la mesa con dos mujeres.

(N-no puedo probar nada)

Mientras cenábamos un poco tarde, empecé a preocuparse acerca de cómo terminamos en esta situación.

Por el heredero de la casa de un Conde, fui echado sin nada.

Perdí todo, y así, pensé que podría convertirme en un aventurero por ahora, y dejé hogar.

Mi antigua prometida, [Novem Forxuz], me había seguido después de que perdí mi valor. Ella era la segunda hija de la casa de un Barón, y una conocida de la infancia.

Era una exitosa antigua prometida, y alguien con quien no podía pensar estar en igualdad de condiciones.

No era que fuera aterradora, o malvada o algo por el estilo.

Ella vendió todo el mobiliario que había reunido para su boda conmigo, y lo usó como fondos por mi bien.

Incluso me cuidó cuando demostré ser demasiado inconsciente del mundo.

Era amable, y aún así, hermosa.

Su brillante cabello de nacimiento se hizo una cola de caballo, y ahora mismo, estaba comiendo en silencio. La cuchara tocó sus suaves labios rosas.

Sus ojos violetas estaban atrapados en la comida que ella misma había preparado. Sopa y pan, así como también una carne barata a la parrilla fueron puestos encima de la mesa.

“Lyle sama, ¿no es de su agrado?”

Quizás, al notar que la estaba mirando, Novem me dirigió una mirada de preocupación.

“¡E-ese no es el caso!”

Al decir eso, regresé a mi comida.

Y también miré a la mujer sentada al lado contrario de Novem.

Cabello rojo que crecía por su espalda, donde las puntas de él se curvaban. Su ojos violetas no parecían ser capaces de quedarse quietos y se movían en todas direcciones.

[Aria Lockwarde] era un mujer que fue echada de su casa.

Por supuesto, su razón era fundamentalmente diferente a la mía.

Fue debido a que su padre tenía conexiones con un grupo de bandidos. Los bandidos entraron a Dalien, hicieron una fortaleza en una mina abandonada cercana y unos cuantos se infiltraron en la ciudad.

Aquel que los ayudó en todo eso fue su padre.

Ella provenía de la que alguna vez fue una casa de Vizconde, y una notable familia que una vez sostuvo una buena posición en el gobierno.

Esta chica… su padre fue capaz de destruir toda su historia en su propia generación.

Lo que es más, incluso vendió las reliquias familiares.

Habiéndome sido encargada la subyugación de los bandidos, interpreté el papel de un hijo tonto expulsado por su familia, y recibí fondos del señor de Dalien antes de aventurarme a reclamar esa reliquia.

“Ah, esto está bueno”

Cuando Aría dijo eso, Novem se vió feliz.

Con una sonrisa, comenzó a explicar el plato.

“Usé sake cuando ablandé la carne. Estoy de feliz de que te guste.”

Óiganlo de mi. De ninguna manera asistí a Aria debido a que me hubiera enamorado de ella.

Eso era definitivamente incorrecto.

También había una profunda razón de porqué estaba en nuestra casa.

El padre de Aria, quien vendió una [Gema] que contenía un montón de habilidades a los bandidos, actualmente estaba bajo la custodia del Señor Feudal.

Y ella fue obligada a vaciar la casa que estaba usando.

Originalmente, el camino de una prostituta había sido preparado para ella. Pero de alguna forma, terminó con que había derrotado a los bandidos porque me había enamorado de ella.

“Es mejor que cuando lo hacía”

Aria, al verse un poco triste, fue consolada por Novem.

“Si quieres, estaría más que encantada de enseñarte.”

“T-te lo dejaré a ti.”

…El Señor Feudal Ventra-sama no quiso lidiar con ella así que la castigó a través de mi.

(Con esto, ¿no me veo como basura?)

Novem preparó los fondos necesarios para convertirme en un aventurero de primera clase e incluso ahora sigue cuidando de mi.

Aún así, la situación sugirió que había encontrado a otra chica que me gustaba y le permití vivir en nuestra casa.

Por supuesto, no salvé a Aria porque me sintiera culpable o algo por el estilo.

Tenía una razón apropiada.

Cuando la situación llegó a este punto, le confesé mis sentimientos a Novem. Pero no fue solo Ventra-sama quien recomendó que tomara a Aria.

Novem también expresó su aprobación.

Justo después que me había decidido a confesarme…

“Estoy de verdad agradecida por sus sentimientos. Pero si fuera casarme con Lyle-sama, no estoy seguro de que ese sería un lugar cómodo para que Aria-san viviera. Para el momento en que Lyle-sama se convierta en un aventurero de primera clase, si nos recibe a ambas…”

…Dijo algo como eso.

(Aún cuando mi confesión fue exitosa. ¿Por qué estoy de vuelta en el punto de partida? Y espera, ¡nunca hubiera imaginado que Novem recomendaría un Harem!)

Pareció que lo que desencadenó eso fueron mis palabras también.

Cuando estaba dejando mi hogar, las dije para hacer que Novem regresara a casa.

[Voy a ir a convertirme en un aventurero, hacer un harem, y vivir una vida de ocio.]

Terminé diciendo algo como eso.

Y a partir de eso, Novem dijo [Un aventurero que puede manejar un harem apropiadamente debe ser de primera clase. Y para vivir una vida de ocio tiene que ser el mejor.]

Y [Mi objetivo es convertirme uno de los mejores aventureros] fue como lo entendió.

Eso fue un error.

Por lo general era una chica perceptiva, pero ni siquiera puedo entender como cometió un error como ese.

(Pensé que si la hacía pensar que era un hombre inútil, se rendiría y volvería a casa. Aún así, me siguió… me sirvió, y grabó mis palabras en su corazón.)

Aún cuando las había olvidado, ella fielmente las recordó.

Pero si pudiera, me gustaría decir…

Realmente no tengo tales intenciones.

(Cierto, tengo a estos tipos… esta [Joya]…)

Una joya era lo que podrías llamar, una forma completa de una [Gema]

Una gema era una herramienta que grababa las habilidades de los individuos que la poseían.

No era la tendencia de hoy en día, pero parecía que grabando habilidades de esa forma, se completaría al grabar ocho.

De una gema, se convertiría en una Joya.

Mi propia habilidad, cuyos efectos aún no he determinado, y las otras siete de los antiguos miembros de la casa Walt, fueron grabadas a través de los años en la Joya azul.

Sin embargo, el problema era…

[Aria-chan de verdad es linda… Fue atormentada por su malnacido padre y expulsada de su refugio. Pobre niña.]

Una audaz voz se emitió desde la Joya.

Era la voz del fundador de la Casa Walt. [Basil Walt]

[¡Qué tal si te miras en el espejo! ¡Verás la cara de otro padre malnacido reflejada!]

Una voz como si quisiera buscar una pelea con la Primera Generación se elevó.

Era la Segunda Generación de la Casa Walt. [Crassel Walt]

Vistiendo el traje de un cazador, la Segunda Generación era una existencia bastante plana en la historia de la Casa Walt.

La Primera Generación lideró una fuerza para reclamar tierra y levantar una villa, donde se convirtió en un Señor Feudal y en un noble de provincia. Así empezó la Casa Walt.

Luego, la Tercera Generación esparció su nombre permitiéndole a la vanguardia de las fuerzas del Rey tener éxito en una guerra contra poderes extranjeros.

Lo que es más, él incluso murió en el proceso, así que todavía, cuando las historias de esos tiempos son traidas, el nombre de la Tercera Generación [Sleigh Walt], a menudo aparece.

Estando entre medio de los dos, la Segunda Generación fue inevitablemente bastante plana.

… Pero la verdad difería.

Expandiendo su tierra en abundancia, la Primera Generación persuadió a los bárbaros de unirse a sus filas.

Y el Segundo solo dió una ligera reacción ante todo.

Forzado entre los dos, la Segunda Generación fue a través de bastante problemas para endurecer los cimientos de la Casa Walt.

Aún así, era un poco lamentable que nunca fue reconocido por la historia.

(…El Segundo está siendo especialmente duro con el Primero hoy.)

Cuando se convirtió en una joya, las habilidades grabadas desarrollaron personalidades.

Estas fueron basadas en las memorias grabadas de los ancestros que la usaron.

Cuando mi propia habilidad se manifestó, y la gema se convirtió en una Joya, los ancestros también abrieron sus ojos como habilidades por primera vez.

Pero, esta Joya era…

[De verdad que están energéticos hoy, esa Primera y Segunda Generación.]

El único que felizmente vio su disputa fue el Tercero.

Pero el hecho de que pudiera escucharlos, significaba que la Joya estaba siendo usada.

…Lo que significa que mi mana será gastado.

¡Aún cuando no podía usar sus habilidades!

(No pueden ser un poco más dóciles…)

Quizás debido a que las habilidades habían desarrollado voluntad, las habilidades podían poner restricciones en sí mismas.

Debido a eso, había escuchado el pedido de Aria para ser capaz de usar una de ellas.

Por qué había necesidad de ayudar a Aria, ¿preguntas?

Fue porque Aria le recordaba al Primero su primer amor.

Lo que es más, seguía llamándola su parecido viviente.

Eso me permitió derrotar a la brigada de bandidos.

Fui capaz de usar la habilidad de la Primera Generación, y aunque puede que haya sido temporal, fui capaz de usar las otras también.

Sin embargo, la del Tercero y la del Séptimo aún eran imposibles para mi.

Debido al razonamiento de que mi cuerpo no sería capaz de soportarlas, me fueron restringidas.

(Estos tipos definitivamente no son un tesoro familiar. Este tiene que ser un objeto maldito o algo por el estilo.)

Aún cuando pensara en eso, las cosas que no podía ser seguían viniendo, y gradualmente, mi evaluación sobre la Joya continuó cayendo.

Terminé aceptando a Aria, pero naturalmente, lo que realmente necesitábamos en nuestro equipo era poder de pelea.

Por eso, terminamos haciendo que se convirtiera en una aventurera.

Ella misma había dicho que se sentiría mal si simplemente la apoyáramos, así que dio su reconocimiento.

Lo hizo, pero…

“Bueno entonces, tu registro ha sido completado. Puesto que has agregado a Aria-san a tus fuerzas, no puedes extender el contrato de Zelphy-san, así que por favor tenlo en mente.”

Pelo rojo, piel morena y un cuerpo musculoso. El recepcionista del gremio… Hawkins-san nos habló y Aria parecía nerviosa.

Su apariencia era siniestra, pero su trabajo era ordenado y educado, así que era uno de los más competentes en el gremio de aventureros de Dalien.

“S-sí.”

Después de que Aria aceptó su tarjeta del gremio, nuestra consejera, Zelphy-san, la llamó.

“No estés tan nerviosa. Tienes un estatus del que preocuparte, así que estaré dejando caer unos honoríficos cuando trabajemos. ¿Está bien con eso, Lady Aria?”

Habiendo servido formalmente a la Casa Lockwarde, Zelphy-san actuó como nuestra consejera por pedido del gremio.

A nosotros, quienes habíamos dejado nuestras casas y estábamos confundidos y perdidos, nos enseñó los fundamentos de ser un aventurero.

En preparación para su inminente matrimonio, dejó su casa y actualmente tomaba solicitudes para entrenar a los aventureros.

“…Esa era su fachada pública.”

La parte del matrimonio aparentemente era verdadera, pero realmente, era una aventurera con lazos con el Señor Feudal Ventra-sama.

En Dalien, una ciudad agradable para los recién llegados, ella también era alguien con habilidades considerables.

“Entonces ahora tienes tres miembros en tu equipo pero parece que tengo que enseñarle a tu recluta desde lo básico. Estaré entrenando a La… Aria en la sala de conferencias del gremio, así que haré que ustedes dos tomen unos trabajos ordinarios.”

Al escuchar eso, puse una expresión reacia.

“¿T-todavía estamos haciendo eso?”

Novem miró mi rostro con una expresión preocupada.

Para animarme, habló.

“Lyle-sama, hagamos lo mejor”

Zelphy-san estaba sonriendo y me miró.

Quiero decir, engañamos a su empleador con un poco de dinero. Parecía que hizo trabajar a Zelphy-san bastante duro así que quizás ella quería un poco de venganza.

“Naturalmente. Bueno, son pedidos que deberían terminar al final de la mañana. Una vez que terminen, Lyle irá a tener su equipo en orden. Tu sable de reserva se volvió inservible, ¿verdad?”

“…Sí.”

Cuando estaba peleando contra el líder de los bandidos, termine arruinando mi propia arma, el sable.

El enemigo tenía una gema roja… una que contenía habilidades que se especializaban en combate cercano, así que mi sable terminó siendo no muy útil.

Pensé que se arreglaría con un poco de reparación, pero el herrero a quien se lo llevé me dijo que sería mejor si me comprara otro.

“Tienes algo de dinero. Probablemente serás capaz de obtener uno bueno. Bueno entonces, Aría y yo subiremos. Jefe, le dejaré las explicaciones de los pedidos a usted.”

Zelphy-san se fue con Aria.

Hawkins-san tomó los formularios de las misiones que íbamos a tomar.

“…¿Trabajos ordinarios de nuevo?”

Mientras mis hombros caían, Hawkins-san trató de animarme.

“Lyle-kun, no te sientas mal. Es importante acomular este tipo de pedidos también. Si te cambias de casa, usaran estos registros para determinar tu disposición.”

Dalien es solo nuestra residencia temporal.

Una vez que construyamos nuestras habilidades, creo que nuestro hogar… la ciudad que usaremos como nuestra área de operaciones cambiará.

“Así es, Lyle-sama. El esfuerzo honesto es importante. Hagamos lo mejor juntos.”

Novem me dirigió una sonrisa.

Y Hawkins-san habló.

“Ah, Novem-san tiene trabajo de secretaria en el gremio hasta el mediodía. Lyle-kun tiene labores físicas afuera, así que serán separados.”

“¡E-eso no puede ser! ¡Por favor póngame en trabajo físico también!”

Mientras Novem decía eso, algunas voces salieron de la Joya.

Habiéndose preocupado profundamente por la familia de Novem, la Casa Forxuz, del Primero al Cuarto le mostraban a la chica favoritismo.

[¿Novem-chan en trabajo físico? Tienes que estar bromeando.]

Cuando el Primero dijo eso, el Segundo continuó.

[Lyle. Es hora de mostrar tu hombría.]

El Tercero también…

[Novem-chan es una buena chica. Lyle, ahora ve a decir algo.]

El Cuarto…

[No dejarás que Novem-chan haga algo como eso, ¿verdad?]

Amenazándome en voz baja.

(…Estos tipos… lo tengo.)

Desde la Quinta Generación no tenían sentimientos especiales por ella.

Simplemente la veían como alguien de una casa vasalla.

[Poner a una chica en trabajo físico no es demasiado eficiente.]

Cuando el Quinto dijo eso, el Sexto también…

[Cierto. Bueno, ella probablemente estorbará si está ahí.]

La Séptima Generación… Mi abuelo dijo…

[Hacer que Lyle haga trabajos físicos… aún cuando se supone que tiene sangre real.]

Bastante triste para mi. Él fue un abuelo bastante suave con su nieto.

Miré hacia Novem.

“E-estoy bien. Vamos de compras juntos en la tarde.”

Aún escuchando eso, Novem todavía se veía un poco preocupada mientras hablaba.

“Por favor no se exiga mucho, Lyle-sama. Entonces, terminemos el papeleo.”

Debido a que la Joya usaba mi mana como si no hubiese mañana, aquellos a mi alrededor creían que mi constitución era débil.

La razón de la preocupación de Novem era el hecho de que había colapsado varias veces.

(…Por alguna razón, esto no me sienta bien.)

Quería gritar que nada de eso era mi culpa.


Volumen 1ÍndiceCapítulo 1

Anuncios

2 pensamientos en “Prólogo

  1. Pingback: Sevens/Netooku – Gustang Translations

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s