Capítulo 10: Mente

Capítulo 9ÍndiceCapítulo 11


El piso final del segundo día.

En un amplio espacio del piso veintinueve, realizamos un barrido completo de los monstruos, y tomamos un descanso.

Revisando las respuesta debajo de mí, encontré una bastante grande.

El Jefe había revivido. Pensé que quizás los aventureros en el laberinto ya se habrían movido para subyugarlo, pero parece que el número de aventureros simplemente se incrementó, y nada vino de ello.

Cansados por la batalla, pospusimos la pelea contra el jefe para mañana.

Activé mis habilidades para descubrir que una porción del laberinto se estaba moviendo.

Un sonido metálico se escuchaba a un paso de distancia, y solo un pasillo estaba cambiando.

“Para alcanzar el camino al trigésimo piso en el segundo día… realmente estuve en lo correcto al habérselos pedido.”

Damien dijo eso mientras empezaba a beber el agua que sacó del cofre que manifesté utilizando la habilidad del Séptimo, [Caja].

Con nuestro equipo ligero, nuestra velocidad de movimiento era mayor a la de los otros aventureros.

Al mismo tiempo, estaba utilizando la habilidad del Cuarto para agilizar el proceso.

“Nuestra velocidad de movimiento se elevó unas cuantas veces en el viaje, pero eso también es el trabajo de tus habilidades, ¿cierto? Asegúrate de decirme antes de usarla. Parece que tiene un efecto en mis muñecas también, y moverlas alrededor de siente mal.”

“Bueno lo siento por eso.”

Ocasionalmente, Damien era agudo.

A diferencia de cuando estaba discutiendo con Aria, parecía estar calmadamente analizando mi habilidad.

Es solo que incluso si él estuviera interesado, no estaba entre sus prioridades, así que no me preguntó detalles.

(Así que también hubo un efecto en las muñecas. Aunque sí incrementé nuestra velocidad de movimiento… si ese es el caso, entonces esta es otra habilidad asombrosa.)

No estoy seguro de qué teoría funciona, pero resultará ser útil.

Por ahora, la única que no he usado es la del Tercero, [Mente].

En cierto sentido, era la más alejada a las otras.

Era una que afectaba la mente, y una que podía convertirse en un gran problema si se abusaba de ella.

(¿Podría ser que no me la enseñó porque estaba analizando que tipo de persona era yo?)

Era peligrosa como habilidad, pero usarla era relativamente fácil.

Y sobre el uso de su segunda etapa, el Tercero no me ha dado permiso. Aún cuando dijo que tenía suficiente habilidad para usarla.

Viéndome perdido en mis pensamientos, Damien me llamó.

“¿Qué podría ser? Si es sobre los planes de mañana, ya viste a través de las referencias del gremio, y pensaste en ello, ¿verdad?”

“Bueno, eso es cierto. Es verdad que estoy nervioso. Es la primera vez que estaré peleando algo como eso. No es mi especialidad o algo así.”

Hay incluso aventureros que se especializan en derrotar jefes después de que reviven.

Usan equipo especial, y derrotar jefes se vuelve nada más que un trabajo simple para ellos.

Sin embargo, a menudo es el caso en el que esos aventureros no resultan ser buenos en ningún otro trabajo.

Somos un grupo para todos los fines, y tenemos algunos problemas en situaciones como estas, pero nuestro fuerte era poder luchar a través de la mayoría de las circunstancias.

Por supuesto…

[¿Por qué estás volviendo tímido aquí? Si es algo al nivel del siguiente jefe, ganarás cómodamente.]

El Segundo dejó salir un tono asombrado.

Así es.

Mi actual carta del triunfo, la habilidad [Full Burst] del Primero me dejaba multiplicar temporalmente mis habilidades.

Me dejaba mostrar un poder explosivo, pero para poder usarla, constantemente drenaba y almacenaba una cantidad de mana de mí.

Con el actual yo, después de un uso, tendría que esperar un periodo de dos a tres días. Luego de ese tiempo, podría aumentar temporalmente mis capacidades dos o tres veces más.

No la he usado desde que vine aquí, así que creo que puedo sacar de tres a cinco.

“¿La debilidad de los grupos para todos los fines? Pero en este tipo de grupo que puede superar todas las dificultades, ustedes son competentes. Incluso estaría bien llamarlos demasiado competentes.”

Hubo algo que me llamó la atención en las palabras de Damien.

Pero mañana, me levantaré temprano. Quería descansar tranquilamente.

“¿Es así? No lo noté. Tengo sueño, así que iré a dormir ahora. Comeré más tarde, así que no se preocupen por eso.”

“…¿En serio? Entonces buenas noches.”

Me separé de Damien, me envolví en el saco de dormir que tomé de la caja, y le dije a Novem que me despertara cuando llegara el momento antes de quedarme dormido.

[¡Yo!]

“… ¿Qué pasa, Tercero?”

Cuando pensé que me había quedado dormido, me encontré a mi mismo dentro de la sala de conferencias de la Joya.

El que me llamó parece ser el Tercero.

[No hagas una cara tan aterradora. Para nuestro niño pequeño que no ha hecho ningún progreso, pensé que te enseñaría a seducir a Miranda-chan.]

No me gustó su uso de seducir, pero realmente no podía encontrar una ocasión para lograr mi objetivo.

Viéndolo con las habilidades quedaba claro.

Se mostraba en el tono amarillo que no era ni enemigo ni aliado, y como si fuera inestable, de vez en cuando rojo.

Shannon no debería estar aquí, pero ocasionalmente, Miranda-san se distanciaba.

[Ese Sexto no puede calmarse. Quiero intentar hacer algo por mi parte, así que te diré una forma especial de usar mi habilidad. No le digas a los otros, ¿de acuerdo?]

“Bueno, hay algunas cosas que tengo contra interferir en la mente de las personas.”

Cuando dije eso, el Tercero sonrió.

[¿Está mal corromper la mente de las personas con habilidades? ¿Aún cuando, sin habilidades, los humanos son seres que manipulan a los otros a su voluntad?]

No creo que esté equivocado al pensar que “¡este hombre es oscuro!” en este momento.

El Tercero continuó con su explicación.

[Para controlar a un humano, no necesitas algo como una habilidad. Todo lo que necesitas es arte, y un poco de técnica. Si lo piensas de esa forma, la gente siempre está interfiriendo con la mente de los demás todos los días. ¿Así que cuál es la diferencia si lo haces con una habilidad? El problema radica en como la usas.]

“¿Cómo la usas? Si implanto que se fuera a convertir en nuestra aliada, el Sexto estaría furioso. Estoy bastante seguro que Miranda-san y Milleia-san están superpuestas en su mente.”

El apego del Sexto con Miranda-san era asombroso.

Incluso si pasara por problemas, él quería liberarla de las manos de Shannon.

Eso también es la prueba de que cree que soy capaz de hacerlo.

[Cuando las personas se desgastan, sus mentes se vuelven inestables. ¿Quizás significa que en este ambiente tan poco familiar, Miranda-chan no puede poner su resistencia habitual contra las travesuras de su hermana? Por eso es que… la influencia de Shannon puede estar saliendo.]

Hasta ahora, Miranda-san era mucho más tranquila.

Mientras más nos profundizamos en el laberinto, más inestable siento que se vuelve, así que quizás la opinión del Tercero es verdadera.

Después de vivir en la misma mansión por tanto tiempo, es extraño que no estuviera interferida en lo absoluto.

“Así que Shannon es peligrosa.”

[¿Tu crees?]

“¿Eh?”

Las palabras del Tercero me impactaron.

Después de todo lo que ha hecho, él no parecía pensar en la chica como un peligro.

[La situación actual es que Miranda-chan se está volviendo emocionalmente inestable debido a la constante exposición a un ambiente poco familiar, ¿cierto? ¿Entonces qué tal en su vida normal? Quizás Miranda-chan habría estado completamente bien, ¿sabes?]

“… Um, eso significa que hicimos algo innecesario…”

Debido al bizarro nivel de vigilancia del Quinto y el Sexto, ¿podría ser que hayamos cometido un grave error?

Empecé a pensar en eso.

[Bueno, el Quinto y el Sexto definitivamente la vieron a ella como Milleia-chan. ¿Es debido a Milleia-san fue tan asombrosa que Shannon también debe serlo? Es ese tipo de cosas, ¿o no?]

No pensé en ella como una maravilla.

He visto a Celes de cerca muchas veces, pero no pude sentir nada a su nivel en Shannon.

De todo lo demás…

[Ellos dijeron que supuestamente Miranda-chan se parecía a Milleia-chan, pero… quizás entonces la verdaderamente aterradora es Miranda-chan….]

Cierto.

La alegre Miranda-san, que se preocupaba de sus alrededores, daba una mayor sensación.

Algo que acercaba a la gente hacia ella.

Pero era algo diferente al temor que sentí de Celes.

[Y esa Miranda-chan se está volviendo inestable… creo que ese es el mayor peligro aquí. Así que te enseñaré cómo usar la habilidad. Si la pones en un uso práctico, tu harem inmediatamente explotará en tamaño, Lyle.]

Continuó con una sonrisa, y mi rostro se puso rígido.

Sé que no está pensando seriamente en eso, pero de verdad sabe cómo hablar.

Acompañé sus bromas mientras el Tercero me enseñaba una forma de usar… aplicar su habilidad.

Cuando abrí mis ojos…

Inmediatamente me desenrollé de la bolsa de dormir en la que estaba.

Alrededor de mí, Damien y Aria estaban durmiendo silenciosamente. Mirando de cerca, Novem también estaba durmiendo.

Clara colapsó en el suelo, dormida también.

Novem y Clara debería haber sido las primeras en la vigilancia.

El Segundo habló.

[¡Esa mujer de verdad lo hizo!]

No le puse las manos encima a la comida preparada para mí para comer después de caminar.

Mi suerte fue buena. Apuesto que había una droga para dormir mezclada en ella.

Escuché la voz del Sexto desde la Joya.

[Así que estaba siendo controlada. Pero por qué, en este momento…]

El Quinto detuvo al Sexto.

[Ahora mismo la vida de Lyle es la prioridad. Deja eso de lado.]

Salté del saco de dormir, y miré al lugar en el que estaba antes.

La maza que llevaba había sido enterrada en el suelo con toda la fuerza de Miranda-san.

Ese no era el poder que había mostrado desde que llegamos al laberinto.

“¿Cuál es el significado de hacer algo como esto?”

Relajadamente miré a la instigadora de todo esto.

Su sonrisa brillante habitual estaba ausente.

Con ojos que habían perdido su luz, murmuró mientras me hablaba.

“Los enemigos de Shannon son mis enemigos. Eliminaré todo lo que se interponga en el camino de Shannon. Los enemigos de Shannon son…”

Probablemente ha tomado mis armas también.

Si no hubiese sido llamado a la Joya por el Tercero, quizás la situación habría sido más drástica.

“¿Me estás escuchando, Miranda-san?”

Ella saltó hacia adelante.

Ante su estilo de lucha como el de un soldado, retrocedí.

Pero ella me tiró el mazo.

Cuando lo esquivé, el mazo golpeó en la pared, un sonido metálico sonó a través de la habitación.

En su mano, su arma de repuesto, una daga, se encontraba.

La luz de la lámpara mágica que usábamos para acampar iluminaba la habitación.

“Lyle… te interpusiste en el camino de esa niña, verdad…”

Mientras daba un paso hacia adelante, inmediatamente se movió.

“¡Rápida!”

Me incliné de inmediato para esquivar la daga que se acercaba, pero su pie estaba viniendo hacia mí.

Por un instante.

La escena de Celes pateando el aire apareció en mi cabeza.

Inmediatamente agarré su pierna y la empujé, pero en el momento en que chocó contra la pared, había corregido su postura. Pateó la pared para hacer un aterrizaje estable.

Viendo la escena, el Séptimo habló.

[Esos no son los momentos de una retaguardia. No, quizás ella es competente en ambas posiciones.]

Al ver la habilidad de Miranda-san, me di cuenta que la había estado ocultando hasta ahora.

No creo que la estuviera ocultando debido a las órdenes de Shannon.

Quizás había ocultado sus habilidades por su propia voluntad.

El Quinto dijo el nombre de Milleia-san.

[Parece que la problemática entidad parecida a Milleia era esta chica. Oh dios, mis ojos no son los mismo que eran en el pasado.]

El Quinto murmuró eso lamentándose.

Derrotamos a todos los monstruos alrededor, así que no había peligro de que ellos nos interrumpieran.

Pero mis camaradas estaban durmiendo, así que tampoco vendría ninguna ayuda.

Miranda-san inmediatamente notó la dirección de mi mirada, y se interpuso entre mí y Novem.

Tomando una postura con la daga, y bajando sus caderas, no parecía que había recordado como pelear desde hace un día o dos.

“¿Le enseñan a los niños este tipo de cosas estos días también? Bueno, Novem también es de esa forma, así que no me estoy quejando.”

Mientras ponía una sonrisa sarcástica, las cejas de Miranda-san se crisparon.

“… Oy, ¿podría ser que en realidad estás consciente ahora mismo?”

No puedo pensar que alguien tan fuerte estuviera desgastada por las batallas que tuvimos hasta ahora y se volvió incapaz de resistir la influencia de Shannon.

Levantó su rostro y su boca se curvó en la forma de una luna creciente.

El brillo de sus dientes blancos en la habitación oscura se veía siniestro.

“… Cada uno de ustedes necesita callarse. La yo sociable ha tenido suficiente, y se durmió. Tengo que agradecerle a esa mocosa. Debido a ella, finalmente puedo salir a la superficie.”

Con su risa siniestra, su atmósfera era completamente diferente a la de antes.

Tomó otra daga y la sostuvo con su otra mano.

Un estilo de dos espadas.

“Ya ves, esta chica es demasiado buena jugando el papel de niña buena. Quiero decir, incluso empezó a engañarse a si misma pensando en que lo era.”

Con su lengua lamiendo sus dagas, sus ojos llenos de locura estaban fijos en mí.

Y parecían estar complacidos con eso.

“Metió todo dentro, y lloró sola. Era detestable… pero luego, ya ves, ¡esa mocosa tuvo que hacer algo innecesario!”

Tomé el cuchillo oculto en mi cinturón para recibir sus dagas mientras venían hacia mí.

Chispas fluyeron.

En caso de que algo pasara, empecé a cargarla cuando su señal amarilla apareció.

“Como pensaba, eres del mismo tipo que yo… simplemente me hace cortar esa cara de ‘veo lo que viene.’ ”

Cuando dijo eso con una cara encantada, la pateé lejos.

Pero igualó mi patada y usó el impulso para retroceder.

Era como si fuera un gato.

“¡Esa mocosa puso las manos en las entradas del corazón de esta chica, y me enterró! ¡Ni siquiera parecía saber lo que estaba haciendo así que era lo mejor! Una vez que terminó de arrancar la mente de mi exterior, estaba segura de que sería la primera a la que cortaría.”

Corriendo hacia mí, fingió entre ir a la izquierda y a la derecha para confundirme.

Pero la habilidad del Segundo continuó diciéndome su localización exacta, así que usé el cuchillo en mi mano para frenar su ataque.

“Pero… parece que el primero al que estaré eliminando es a… ¡Ti. Mi. Querido! ¡Es Lyle-kun!”

Miranda-san… no, la chica continuó acuchillándome consecutivamente, e inició un patrón de ataques variados.

Mientras pensaba en que esto sería mucho más fácil si tuviera mi sable, intenté preguntar.

“¿Y por qué yo?”

“¿Por qué? Por qué, me pregunto… ¡Como si lo supiera!”

Se sintió como si estuviera escondiendo sus razones.

Y ahora mismo, la chica estaba disfrutando la batalla.

Mientras encontraba deleite en matarme, no trató de tomar a Novem, o a cualquiera de los otros como rehén.

Es solo que…

(¡Es más fuerte de lo que pensaba!)

Dijeron que les recordaba a Milleia-san, ¿pero era Milleia-san tan fuerte?

Mientras pensaba en eso, pateé una de sus dagas lejos de su mano.

“¡Aha! ¡Eres el mejor! Para no ser empujado por las habilidades físicas de esta chica, eres realmente asombroso.”

“Bueno, gracias por eso.”

Mientras soltaba algunas bromas ligeras, apreté la Joya.

El Tercero habló.

[Bueno, ¿por qué no?]

Parecía entender lo que estaba tratando de decir.

Personalmente, era reacio.

“¿Por qué fui el primero? Cuál es la razón de que no hayas atacado a Novem, o a los otros.”

Miranda-san giró su daga alrededor de sus dedos mientras respondía.

“Es porque me desperté con tu voz. Cuando preguntaste si estaba consciente, esta chica se sonrojó.”

Con una amplia sonrisa comenzó a divulgar los pensamientos profundos de Miranda-san.

“¿No lo sabías? ¡Esta niña se enamoró de ti a primera vista! Si es esta persona, entonces quizás me entenderá. ¡Tenía esa leve expectativa! ¿No es irrisorio? Aún cuando no se ha reído ni una vez en su corazón.”

Mientras parecía ser una chica sociable en la que todos podían confiar, parecía que estaba cargando sus propias preocupaciones.

“Y, entonces, querido… pensé que te cortaría primero, y destrozaría el corazón de esta chica. Quiero decir, me he cansado de estar encerada de esa forma.”

Continué midiendo la distancia entre nosotros mientras me movía lentamente.

Aunque se reía, si mostraba una apertura, saltaría hacia mí.

Parece entender que no podía atacar el cuerpo de Miranda-san.

“La primera que intentó matarte… fue la otra yo. Quiero decir, ¿no es cierto? Antes de que saliera intentó dar el golpe final con su propia voluntad. Aunque estaba siendo manipulada por esa mocosa. Aún así… la otra yo estaba un poco seria. Quiero decir, seguiste mostrándolo.”

Volteó sus ojos hacia Novem.

Mientras fortalecía mi vigilancia, se empezó a reír.

“Oh, no te preocupes, no te engañaré querido… pero Lyle-kun tiene a Novem y a Aria, y encima de eso, tiene sus manos puestas en Clara por ahí. Es un hombre bastante horrible, ¿cierto?”

“Lo siento. Nunca he sido besado antes. Soy un chico tímido.”

“Bueno, que desafortunado… antes de tratar de matarte, la otra yo debería intentarlo contigo.”

Cuando dijo eso, me negué.

“Tengo a Novem, así que ¿no pondrías eso en espera? Voy en serio con ella.”

“… Cierto. Como pensaba, así es como es. Aún cuando somos la misma, la otra yo no podía entender eso.”

Tenía curiosidad sobre sus palabras, pero inmediatamente salté hacia ella.

Mis preparativos se completaron.

“¡Oh, para que estés tan motivado tan repentinamente…!”

Su rostro se torció. Con una expresión de dolor me miró furiosa.

Mientras saltaba hacia ella, empuñó su daga.

Agarré su ataque y lo evité.

En el espacio entre mi dedo índice y el medio, la hoja de la daga cortó ligeramente mi piel.

“Qué hiciste… ¡Qué hiciste!”

Cuando mi mano derecha agarró su izquierda, me dio un patada.

No fue la patada de una chica.

Soporté el dolor y puse una expresión lánguida.

“Es una habilidad que influencia la mente… Las de tipo Apoyo las tienen también, sabes. ¿Alguna vez dije que no podía usar algo como eso?”

“¡Bastardo!”

La Joya emitió una luz azul, y la selló con fuerza antes de llamar a Miranda-san.

“¿Cómo te sientes?”

Dejé ir sus manos, se cayó de rodillas y soltó la daga.

Un sonido metálico resonó, pero nadie abrió los ojos.

“… Esto es lo peor.”

Se estaba sujetando la cabeza, así que no podía ver su rostro.

Y de esa forma, empecé a usar [Mente].

Llamé a las profundidades de su corazón, y con fuerza la arrastré hacia afuera. Incluso fui capaz de separar a la chica de los sentimientos de Miranda-san que fluían.

(Es bueno que haya sido capaz de hacer eso tan pronto como salió. Y espera, esa es peligrosa.)

“… Así que lo sabías. Sobre Shannon.”

Ante mi pregunta, abrió la boca.

“Lo escuchaste, ¿o no? Lo sé. Estaba consciente de cómo influía en mí, y me hice la tonta. Quiero decir… soy la hermana mayor de Shannon.”

Recordé las palabras que Aria dijo.

Cuando no estaba más que perdida, quien se preocupó por ella fue Aria.

“Todos tienen una parte que no quieren mostrar.”

Cuando dije eso, Miranda-san empezó a sonreír.

“Escucho eso a menudo. Pero la yo que viste no era algo para reirse. Te mostré a la yo anormal.”

Dejé salir un suspiro y activé Mente.

El Sexto levantó la voz.

[¡D-detente, Lyle!]

Pero el Tercero lo detuvo.

[Está bien, está bien. Hazlo. Incluso si Shannon-chan tiene algo de influencia, esa es su yo real. En vez de dejar que se acumule y explote, es mejor que la acepte.]

El Tercero penas habló con su tono de voz relajado.

(No lo digas como si fuera el problema de alguien más.)

“Puede que lo niegues, pero eso no cambia la verdad. Ese fue un solo lado de ti. Y ahora, voy a usar mi habilidad para tratar esa parte.”

El yo que dividió, una vez más…

Haré que reconozca apropiadamente los sentimientos oscuros que descartó.

“… Soy desagradable, sabes.”

“No te preocupes. Hay peores allá afuera (Mi hermana, por nombrar una).”

Lentamente levantó su cabeza para mirarme.

Su cabello desordenado cubría su rostro.

De los huecos de su pelo, volví a ver esos ojos sin luz.

“No es mi problema lo que pase. Seguramente podría haberme empujado para siempre.”

“Habrías vuelto a la superficie pronto. Cuando eso pase, se convertirá en un incidente mayor. En ese caso, solo haz que te acepte. Es hora de que protejas a la otra Miranda-san.”

“¿Proteger?”

Las emociones suprimidas siempre fueron tratadas como una entidad maliciosa.

Pero si tuviera que decirlo, eso también es humano.

Lamento y dolor, el yo que nunca nadie miraría… aunque es embarazoso, también es parte de mí.

No, era la porción más grande.

Pero fui capaz de usar esos sentimientos mortificantes, como combustible para perseverar.

… No es que haya sido recompensando o algo por el estilo.

“Si no has sentido nada más que rechazo durante todo este tiempo, no se puede evitar crecer de esa manera retorcida.”

Toqué su hombro con mi mano derecha, y la Joya empezó a brillar.

“… Supongo que tienes razón.”

“Y te aceptaré también.”

Sin importar qué Miranda-san pueda ser, la aceptaré como Miranda-san.

Eso es a lo que me refería cuando dije eso.

Sin embargo…

“¿Eh? Fue eso…”

Emitió una luz azul antes de colapsar.

Probablemente estaba muy desgastada mentalmente.

Yo también estaba bastante cansado por haber usado mis habilidades.

“Aún cuando estaremos ocupados mañana… sí, dormiré.”

Con esto, creo que hemos progresado un poco en nuestras contramedidas para Shannon.

El Sexto susurró.

[Así que… no lo entendí.]

… La hora de cambiar turnos de vigilancia.

Novem lentamente se levantó del espacio en el que estaba sentada.

Alrededor de ella, un drogado Damien, Clara y Aria…

Miranda y Lyle también estaban dormidos.

“… Escuché que tenía algo de conocimiento en medicina, pero la cantidad de químicos fueron administrados de manera precisa. Con esto, todo el mundo debería despertar mañana.”

Clara estaba en el mismo bote que ella, pero Novem la dejó dormir.

La cubrió con una manta.

Con su bastón en la mano, Novem se dirigió hacia Miranda.

El cabello de Miranda cubría su rostro con sudor.

Parecía estar severamente fatigada.

Novem agarró fuertemente su bastón, pero cuando vio a Lyle moverse a su lado, soltó su mano.

Dejó su bastón y miró la palma de su mano.

“¿Por qué reaccionó de esa forma? Eso de lado, despertarlos de esta forma es un poco…”

Quizás Lyle estaba cansado, ya que dormía tan tranquilamente.

Al ver su expresión, Novem sonrió.

Trató de acariciar su rostro con su mano.

Después de inclinar la cabeza hacia un lado, decidió seguir vigilando.

“Parece estar cansado por esa batalla, así que me haré cargo de su turno de vigilancia.”

En esa batalla previa.

Novem no había estado dormida…

Todo el mundo había despertado poco después de nuestra hora acordada de salida.

“Lo siento… lo siento…”

“Está bien.”

Novem puso una sonrisa amarga.

Después de ver a Clara disculparse continuamente después de despertar, no pude ni siquiera advertirle.

Quiero decir, también me había quedado dormido y perdido mi turno.

Cuando le pregunté a Novem por qué no me despertó, respondió que me veía cansado.

Ir más lejos en el tema era difícil, ya que yo había sido el que se quedó dormido.

“Sí, ese fue un agradable descanso. Se siente como si ¡hubiera sido drogado o algo!”

Damien se rió en voz alta, y parece que había sido el primer descanso decente que había tenido en un tiempo, así que estaba feliz.

Quería preguntar qué tipo de estilo de vida estaba teniendo, pero sentí que su explicación sería molesta, así que me detuve.

Aria incómodamente terminó su comida en silencio.

Miranda-san estaba…

“¡Lo siento, Novem-chan!”

… Brillante y energética…

Era como si los eventos de anoche fueran una mentira, pero el Tercero habló.

[Es en realidad bastante refrescante despejarse de vez en cuando.]

Al escuchar eso, el Quinto tenía sus dudas.

[… Si solo eso fuera posible. No, quizás estaba bastante despejado también…]

Parece que había pensando en algo.

El Segundo…

[Está más energética que antes. Está bien, de esta forma, probablemente ayudará con el caso de Shannon.]

El Cuarto tenía la misma opinión.

[Esa es verdaderamente una buena sonrisa. Se ve como que ayudará, pero… cuando sabes qué emociones se esconden bajo ese rostro… como pensaba, esa chica es aterradora.]

Parece que esas palabras estaban llenas de sus verdaderos sentimientos, así que realmente no podía responderle nada.

(En ese sentido, Novem es perfecta.)

Estaba en un leve estado de humor para presumir.

El Séptimo era igual que siempre.

[Bueno, con esto, seremos capaces de concentrarnos solo en la solicitud de Damien.]

El Sexto sonaba poco motivado.

[… Cierto.]

Sabía que no podía terminar de esta forma, así que después de comer, empecé a limpiar.

“Clara, deberías dejarlo así.”

“No está bien. Para una ayudante como yo, tengo que hacer apropiadamente mi trabajo, o no está bien.”

Lo dijo con más rapidez que de costumbre, así que creo que fueron sus verdaderos sentimientos hacia su trabajo.

Respondí con un, “D-de acuerdo”, antes de regresar a limpiar.

Y cuando pasé por al lado de Miranda-san…

“Gracias por lo de ayer, y… por favor cuida de mí. L.Y.L.E. Kun.”

Por solo un momento… la sonrisa de esa chica salió a la superficie en el rostro de Miranda.

La habitación del trigésimo jefe.

Un ogro con un gran tubo hueco estaba parado delante de mí.

“Es como si fuera un cañón. Aún así, hay bastantes monstruos con cosas problemáticas en ellos aquí.”

Habiendo hecho que todos retrocedieran un paso, confronté al ogro solo.

“Realmente estarás bien, ¿verdad?”

Aún con sus dudas, Damien espero detrás.

Como si me estuviera tomando a la ligera, el ogro levantó el gran tubo por sobre su cabeza.

Agarré la Joya.

“… [Full Burst].”

Cuando dije eso, los ornamentos plateados de la Joya se expandieron, y estaba agarrando una gran espada con mi mano derecha.

Se parecía a la espada que el Primero usó en vida, pero ha empezado a tomar una forma que me es más fácil de usar.

“Lo siento pero no tengo tiempo. Terminaré esto de un golpe.”

Sostuve la espada con ambas manos en contra de mi cintura, como si fuese a atacar con ella.

Cuando el ogro me atacó con el tubo, también lo ataqué con mi espada.

Una onda de choque resonó, y el ogro fue lanzado hacia la pared trasera de la cámara del jefe.

Tanto su equipo de metal como el tubo se rompieron cuando fue enviado hacia la pared.

El tubo se partió en dos, y cayó en el suelo.

Liberé la habilidad.

“… Además de para derrotar a un monstruo de un solo golpe, esto es en realidad bastante difícil de manejar.”

Regresando la gran espada a su forma anterior, empecé a preocuparme por la pérdida de mi mana.

Si no experimento un Crecimiento al menos una vez más, puede que nunca sea capaz de manejar hábilmente la Joya.

Mis camaradas quienes vieron la pelea se acercaron.

“Como se esperaba de Lyle-sama.”

Novem me elogió como siempre.

Aria…

“¿No usarás eso con mayor frecuencia?”

“… La usaré cuando deba, ¿cierto? Es ese tipo de cosa.”

Ante su actitud fría, reaccioné de esa forma.

Bueno, era entre camaradas, así que no fue un mal intercambio.

Clara empezó a ver mi Joya con una expresión seria.

“Ese es un metal extraño. Y uno caro.”

Miranda-san aplaudió con una sonrisa.

Pero no estaba simplemente alegre como siempre.

Parecía incluso más amigable que antes.

“Con esto, hemos completado la solicitud del profesor. Ahora, por favor enséñale a Lyle-kun tu magia.”

La promesa de Damien era que reconocería que estábamos haciendo la solicitud seriamente si excedíamos el trigésimo piso.

Pero me miró y habló.

“Es una promesa, así que la sostendré. ¿Puedo también lanzar algo por ahí?”

“¿Qué es?”

Viéndome con una mirada seria, Damien habló.

“Tu, a este ritmo, no serás bueno. Bueno, no es que sea mi problema.”

Habiéndome dicho eso, no tenía palabras para responder.

Me pregunto por qué.

Y el Segundo estuvo de acuerdo.

[… Apuesto.]

Seguimos avanzando hacia la petición de Damien, pero parece que voy a enfrentar otro problema.


Capítulo 9ÍndiceCapítulo 11

Un pensamiento en “Capítulo 10: Mente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s