Capítulo 8: Damien Valle

Capítulo 7ÍndiceCapítulo 9


Habiéndome pedido un favor raro de parte de Miranda-san, terminamos viendo a alguien que ella quería que conociéramos por todos los medios en el gremio.

Juntó sus manos, y suplicó desesperadamente, así que accedimos. Si era solo conocerlo, entonces el resultado…

“¿Así que ustedes son el grupo de aventureros del que ella estaba hablando? Mi nombre es Damien Valle. Ah, ustedes no tienen que presentarse. Es una molestia recordar nombres, no… No me interesan, así que los olvido pronto.”

Pelo rizado, color del follaje, y que se mantenía a una longitud que no podía llamar ni largo ni corto.

Llevaba gafas, y quizás eran herramientas mágicas, ya que se veían extrañamente pesadas.

Comparadas con las gafas del Cuarto, que completaban su apariencia pulcra, las de él daban una mala impresión.

Parecía estar en la primera mitad de los veinte. A pesar de su relativamente corta estatura, vestía una túnica larga, dándole una atmósfera peculiar. El joven llevaba un bastón más alto que él en su espalda.

Viendo su equipo, podía decir que llevaba una gran variedad de objetos mágicos.

¿Pero por qué fui presentado con este hombre a quien no quería conocer?

“¿M-Miranda-san?”

“¡Lo siento! Realmente lo siento, Lyle. Es solo que el profesor dijo que ya no podía esperar más… si él entra en el laberinto y ve como es en verdad, probablemente se rendirá.”

Novem parecía un poco preocupada.

¿“Así que la solicitud es ser los guardias de Damien-san y derrotar al cuadragésimo jefe? Pero nunca dije que tuviéramos habilidades a ese nivel.”

Aria miró a Damien, y quizás debido a que difería de la imagen que tenía de un investigador, se llevó un pequeño impacto.

Probablemente se imaginó a un hombre de apariencia intelectual.

Damien habló.

“Lo entiendo. Aunque ustedes tienen habilidades considerables como individuos, el solo hecho de que solo son tres los limita, apuesto. Aún así, nadie quería tomar mi solicitud de guardián. Es irritante, ¿verdad? ¿Saben lo problemático que fue conseguir el dinero de esos viejos?”

Aunque nos estaba hablando a nosotros, el hecho de que no mirara a nadie a los ojos era bastante rudo.

Ignoré las constantes quejas del hombre y confirmé la situación con Miranda-san.

La razón por la que fuimos llamados.

“Miranda-san, ¿esta es una solicitud del gremio?”

“Es una solicitud personal. Quiero que protejan al profesor, y desafíen el laberinto. Parece que los aventureros que tomaron la solicitud solo se apresuran al laberinto, sin tratar de completarla…”

A una Miranda-san preocupada, Damien habló.

Parecía irritado mientras se quejaba del gremio.

“Tomaron dinero solo por poner la solicitud, y le permiten a aventureros sin la intención de completarla entrar al laberinto. Qué detestable. Por eso es que no puedes confiar en el gremio. Solo deberían preparar lo que se les dice.”

¿Siquiera entiende qué tan difícil es eso?

Pero esa no es el área de experiencia del hombre, así que hay una posibilidad de que no sepa sobre esos problemas.

Puse algo de consideración en si deberíamos o no tomar la solicitud.

(¿Qué deberíamos hacer? Tomarla está bien, pero despejarlo es imposible para nosotros. Quiero decir, somos tres. Lo que es más, ¿llevando a Damien de los siete grandes para despejarlo? No tengo nada más que malos presentimientos sobre esto.)

Aún cuando sería difícil para nosotros solos, llevar a alguien quien se ve como nada más que problemas con nosotros sería fatal.

Sin consultarlo con Novem o Aria, me iba a negar.

Pero entonces, el Sexto habló.

[… Lyle. Esta es una oportunidad. Acepta la solicitud. Con algunas condiciones por supuesto.]

(¿Condiciones?)

Con una voz no menos seria de lo habitual, empezó a hablar así que incliné mis oídos.

[Es una buena oportunidad para separar a Miranda de Shannon. Sus ojos demoníacos que pueden influir en el alma. No sería extraño si Miranda ya estuviera bajo su control, o estuviera en el proceso de estarlo.]

El Sexto parecía ser bastante cauteloso con Shannon, y el Quinto estaba de acuerdo.

[Si la posibilidad existe, este es un buen momento para destruirla. Cuando intentes reformarla, la ayuda de Miranda puede resultar esencial. Invita a Miranda aquí. Luego comienza con los preparativos. Dile eso a Damien también. Que si Miranda participa, tu de verdad tomarás la solicitud.]

El Quinto parecía motivado, pero no era nada más que peligro para mí, así que quería evitarlo.

Para nuestro grupo actual, no creo que podamos lograr mucho.

Para mostrar mi rechazo, toqué la Joya con la punta de mi dedo, y e Segundo parecía entretenido.

[Así que no tienes motivación. Aún así, Lyle… el Quinto y el Sexto te dijeron que hicieras los preparativos. No es como si solo ustedes tuvieran que proteger a Damien.]

El Tercero me ofreció un consejo.

Los dos parecían estar divirtiéndose.

[Suena interesante, ¿así que por qué no la tomas? Esta será una buena experiencia para ti, Lyle. Desde mi punto de vista, creo que deberías llevar a Clara. Esa chica se especializa en soporte. No es una mala opción intentar llamarla.]

(¡No conviertan mis pruebas en un juego!)

Mientras estaba pensando eso, el Séptimo habló.

[… Lyle, acepta la solicitud. A cambio, haz una exigencia. Por la magia de [Golem] del Usuario de las Muñecas Damien.]

El Séptimo estaba bastante interesado en su magia original de golem.

La razón que me dio me hizo retroceder.

[Es la magia de un hombre que está incluido en los siete grandes… ¡la información se venderá por mucho dinero!]

Al final, el Cuarto puso todas las opiniones juntas.

[Bueno entonces, nuestro consejo es que la tomes. ¿Tu desición, Lyle?]

Mientras estaba perdido en mis pensamientos, Aria me llamó.

“Espera, ¿Por qué estás pensando tan seriamente en eso? Esa solicitud es imposible para nosotros. Por qué no rechazarla…”

“La tomaremos. Pero con unas condiciones.”

Cuando dije que la aceptaría, la expresión de Novem no cambió. Era como si estuviera bajo la impresión que la iba a aceptar desde el principio.

Aria me miró impactada.

“¡E-espera! ¡¿No dijiste que no nos íbamos a exigir demasiado aquí?! Con este profesor junto a nosotros, ¡de ninguna manera podremos llegar al cuadragésimo piso!”

Miranda le dijo a Aria.

“Aria, no tienes que pensar tanto en eso. NOSOTROS solo tenemos que hacer que el profesor entienda que tan difíciles son los laberintos, y…”

Las palabras de Miranda-san fueron cortadas, Mientras Damien me miró y habló.

Hasta ahora sus ojos estaban enfocados en el área alrededor de mí, y ni siquiera me estaba viendo.

No estoy seguro de lo que cambió en él, pero estaba sonriendo ampliamente.

“Hmmm, estaba seguro de que ibas a negarte, pero tienes algo de carácter, niño. Bien. Te haré la petición. Y… ¿las condiciones son?”

Recité las condiciones que los ancestros me dieron desde la Joya.

“Primero, me gustaría algo de tiempo. Tendremos que quedarnos varias noches en el laberinto, así que me gustaría tener tres días de preparación. También tú deberías tomar algo de tiempo para eso. ¿Qué tal si establecemos la duración del viaje en alrededor de una semana?”

Ante mis condiciones, asintió.

“Está bien. ¿Pero no es un poco corto? Si solo me están llevando con ustedes, no pagaré la recompensa. Como mínimo, tienen que llegar al trigésimo piso para que reconozca que están haciendo su trabajo seriamente.”

Para mí, eso realmente no era un problema.

“No me importa. Lo segundo es mano de obra. Buscaré a alguien por mi cuenta, pero por favor convence a Miranda-san que venga con nosotros. Si se rehusa, no tomaremos el trabajo.”

Es natural querer mano de obra, pero al escuchar eso, Damien inclinó la cabeza.

“¿Quieres a esta niña? Me gustaría que no trajeras asuntos amorosos al trabajo, pero… bueno, no parece que esa sea tu intención. Bien. Tú, tú vienes con nosotros. A la fuerza.”

Damien dijo eso mientras miraba a Miranda-san.

Miranda me miró por un momento, antes de decirle a Damien que era imposible.

“¡Profesor, es imposible para mí! Tengo que cuidar a mi hermana… ella no puede ver, sabes. Y por ahora no tenemos a ningún sirviente.”

Pero como pensaba, Damien empezó a usar la autoridad de la academia.

“Si vienes, te daré créditos. Le contaré a los mandamases sobre tus contribuciones también. Si no quieres… cierto. No haré nada. Sip, no te haré nada.”

Cuando Damien dijo eso con una sonrisa, Miranda-san se sujetó la cabeza.

“No haré nada” era probablemente una amenaza especial de Damien.

Agregué.

“… La condición final es dejar a su hermana en el hospital. Quiero que le revise un doctor especializado en los ojos. Prepararemos el dinero para eso.”

Cuando dije que era para el tratamiento de Shannon, Miranda-san levantó la cabeza.

Pero su expresión mostraba perplejidad.

Eso es porque si pudiera ser tratado, la Casa Circry ya hubiera hecho algo al respecto.

“Tengo el presentimiento de que esta chica es un poco afluente. ¿Quizás no puede ser tratado? Realmente no me importa así que no lo sé. Es solo que, si solo se trata de presentar a un doctor, no me importa.”

Y seguí.

“¿Puedes poner tu magia especial como para de la recompensa? La habilidad para usar magia de golem. Eso es lo que pido como mi recompensa.”

Pensé que se negaría, pero Damien asintió fácilmente.

Quizás no estaba apegado a su magia especial o pensó que era incapaz de usarla.

“¿Realmente la quieres tanto? Si eso es suficiente, no tendré que preparar fondos así que en realidad estoy agradecido. Por favor no te quejes más tarde.”

Entonces, Novem lo cortó.

“Eso fue sorpresivamente rápido. ¿Crees que Lyle-sama no puede usarla?”

Damien sacudió la cabeza.

“No veo por qué no. A todos los tipos que se la enseñé tuvieron éxito en usarla. Es solo que al final, todo el mundo empieza a quejarse conmigo.”

Era su magia que incluso se convirtió en una habilidad.

Quizás si otros la usaban, no conseguirían resultados tan grandiosos.

Pero es la habilidad que incluso le ganó su apodo.

El simple conocimiento de ella tiene valor como pieza de información, como el Séptimo dijo.

“También llamaré a unos conocidos, pero no ha pasado mucho tiempo desde que llegué a Arumsaas, así que incluso si acceden, probablemente solo podré traer a uno. ¿Tu lado traerá a alguien aparte de Miranda-san?”

Cuando le pregunté si traería a alguien, Damien miró hacia arriba y empezó a pensar.

“… Hay algunos que quieren créditos, pero los usables son esta niña y un par más, quizás. Quiero decir, los usables son capaces de conseguir créditos por su cuenta, así que no cederán ante mis amenazas.”

Parece que él no será de ayuda.

Mientras que daba una impresión dañada como ser humano, era uno de los siete grandes de la ciudad de los eruditos.

No hay duda de que debería ser hábil.

“Entonces en tres días a partir de ahora, nos reuniremos aquí. Haremos los preparativos necesarios hasta entonces…”

Como señalé que estaríamos discutiendo las cosas como un grupo, Damien salió del gremio.

Mientras agitaba su mano habló.

“Me he quedado afuera por noches con el fin de llevar a cabo exámenes para mi investigación, ¿sabes? Puedo prepararme así que no te preocupes por eso. Y lo que es más importante, asegúrate de que ustedes se preparen bien.”

Verdaderamente parecía ser egoísta, en vez de a él, miré a Miranda-san, quien era nuestra intención verdadera.

Ella estaba viendo en mi dirección, y parecía que quería decir algo.

“¿Tienes algo en mente?”

“… ¿Por qué dijiste mi nombre? Deberías saber que tengo a Shannon. Aunque es cierto que yo soy quien organizó esta reunión, todo lo que tenían que hacer era llevar al profesor al laberinto.”

Probablemente esté preocupada por dejar a Shannon.

Yo, por mi parte, no puedo ver como esta persona pudiera estar bajo control mental. No, ¿podría ser que su estado actual es tal?

(Era amable desde el principio, así que realmente no puedo determinar nada.)

Novem la consoló.

“No te preocupes, Miranda-san. Shannon-chan es una chica racional, y es una buena oportunidad para que vea el mundo que hay afuera de la mansión. Si se queda encerrada para siempre, su mundo nunca se expandirá.”

“Aún así…”

Aria se acercó a mí.

A diferencia de Novem, parecía estar en contra de mi opinión.

“¿Por qué tomaste la solicitud? Incluso la magia que querías, por tu charla anterior, ¡está claro que es inútil para todos excepto para el profesor!”

Realmente tampoco quería tomarla, pero pensando en el caso de Shannon, quería tenerla separada de Miranda-san por un tiempo.

Además, era una buena oportunidad para pedir su cooperación.

El Sexto habló.

[Si tratas de reformar a la chica mientras estás a su lado, entonces no hay duda de que ella se dará cuenta. Esto es lo mejor. Si está en el laberinto, Shannon no puede interferir.]

El Quinto opinaba lo mismo.

Pero la reforma de Shannon no era su único objetivo.

[Además, ya es hora de que hagamos que Lyle experimente otro Crecimiento. Si fueras a enfrentar a Shannon ahora, tus restricciones de mana estarían un poco apretadas.]

Mientras recordaba el momento en el que salí del laberinto y experimenté el Crecimiento, él empezó a decir cómo sería de malo si Shannon regresara a la mansión y comenzó a pensar en una forma de mantenerla alejada.

El Segundo no parecía estar pensando seriamente en Shannon.

[Personalmente también me gustaría que Lyle usara esta oportunidad para crecer. Pensando en lo que se viene, será difícil si no se vuelve más fuerte pronto.]

El Cuarto tenía la misma opinión.

Parecía estar hablando como si quisiera que experimentara un Crecimiento en el laberinto, pero tenía algunas dudas con respecto a Shannon.

[Siempre han habido aquellos que entrenan en los laberintos. Y espera, ¿Shannon es realmente un monstruo tan grande como el Quinto y el Sexto mencionan? Personalmente no puedo verla de esa forma. ¿Quizás Celes es especial?]

Dejé salir un suspiro y me dirigí hacia Aria.

“… Es por el bien de Miranda-san.”

“¿De miranda?”

Después de dejarlo así, teníamos que hacer los preparativos, así que empezamos.

Tres días más tarde…

Habiendo llegado al gremio, vi a Clara con su equipaje, así que agité mi mano.

Estaba cargando bolsos más grandes que su cuerpo, pero estaba hablando de manera normal.

Esa escena fue vista por los aventureros novatos con asombro.

“Justo a tiempo.”

Esta vez, puse una solicitud de apoyo para Clara.

Pensé que estaría reacia, pero aceptó inmediatamente.

Su recompensa era algo que nosotros le proporcionaremos.

Nos estaba viendo.

No, estaba viendo nuestro equipaje.

Yo, y Novem, y Aria, teníamos un poco más de equipaje de lo habitual.

Si planeábamos desafiar el laberinto, probablemente parecía ser mucho menos.

“Creo que tienen muy pocos suplementos con ustedes. Les dije los artículos requeridos con antelación, ¿cierto?”

Se veía un poco insatisfecha, y quizás estaba bajo la impresión de que estábamos subestimando el laberinto.

Le dije que era un malentendido, y le mostré una caja de madera que había colocado cerca.

“¿Una caja de madera? ¿Planeas cargar eso?”

Me miró a los ojos como insinuando que tan ineficiente era eso.

Respondí con una sonrisa amarga.

“No, después de que todos se reúnan, se los mostraré en un lugar sin ojos ajenos.”

Después de que dije eso, los aventureros que venían al gremio empezaron a volverse ruidosos.

“Oy, ¡Damien está viniendo!”

“¡Es un desfile de muñecas!”

“¿Desafiando al laberinto? Entonces debería haber ido desde el principio.”

Mientras miraba hacia la dirección del alboroto con asombro, Clara dio una explicación.

Novem y Aria también vieron hacia la dirección de los aventureros despejando el camino como si hubieran visto algo increíble.

No, Novem estaba igual que siempre.

“Es el desfile de Damien el Usuario de las Muñecas. Me has dejado ver un acontecimiento raro. Solo con esto ya vale la pena haber participado. Damien puede controlar las muñecas que crea, así que este tipo de cosas es posible.”

Abrí mis ojos ampliamente, y los ancestros también estaban sorprendidos.

El Segundo habló.

[Oy, yo, ¡¿así que esta es la magia de ese tipo Damien?!]

El Tercero murmuró tranquilamente.

[Ya veo. Ciertamente es algo que todo el mundo desearía.]

El Cuarto también.

[Viendo esto, definitivamente puedes entender su valor. Puesto que no se ve generalizado, pueden haber algunos problemas también.]

El Quinto estaba levemente emocionado.

[Muñecas de acero. Si intentaras lanzar un asalto con esas en tu armada, el enemigo estaría indefenso.]

El Sexto miró a Miranda-san, quien estaba caminando al lado de ellas.

[… Así que a diferencia de lo habitual, está vistiendo ropa para moverse con facilidad. Como Milleia, y hermosa.]

¿Cuánto atesora a Milleia-san este tipo?

Él era el único que miraba hacia otro lugar.

[¿Ese es tu problema? Pensé que tus ojos se irían a esas armaduras vivientes.]

Era tal como había dicho el Séptimo.

Armaduras vivientes completas estaban cargando el equipaje, y siguiendo a Damien.

Desde un vistazo, parecía que Damien estaba liderando una brigada de caballeros. Pero esa armadura no era lo que un humano vestiría.

Los brazos y piernas eran gruesos, mientras que el cuerpo y la cabeza eran más delgados.

Las proporciones del cuerpo estaban bastante desproporcionadas.

“… Así que puede hacer que las muñecas que hace se muevan a su voluntad. Por lo tanto es el usuario de muñecas.”

Cuando murmuré eso, Novem asintió.

“Es una persona asombrosa. ¿Las está controlando a todas por si mismo?”

Damien había traído a cuatro cuerpos junto con él.

Una de ellas estaba cargando una gran pieza de equipaje, y las otras tenían bolsos también, pero sus manos agarraban armas.

Miranda-san, quien había estado caminando al lado de ellas, se veía un poco avergonzada.

(Le dije que llevaríamos a Shannon al hospital, así que podía ir a reunirse con el profesor, pero… parece que no debería haberle dicho que fuera con él.)

Quizás le parecía divertido ir a desafiar un laberinto, ya que en comparación a cuando lo vi por última vez, Damien se veía mucho más motivado.

“¡Saludos, caballeros! ¡Que agradable clima para que vayamos a tomar el laberinto!”

Al escuchar las palabras de buen humor de Damien, miré hacia el cielo.

Estaba nublado.

Aria parecía irritada.

“El clima es irrelevante en el laberinto, ¿o no?”

Al escuchar eso, Damien corrigió la posición de sus gafas con los dedos.

Ese gesto es uno que a menudo veo por parte del Cuarto… es lo que terminé pensando.

“¿Irrelevante dices? ¿Cómo puedes estar tan segura? Si el clima fuera malo, entonces quizás habrían aventureros que decidirían no sumergirse en él hoy. Los aventureros que a menudo cazan afuera de la ciudad por lo general están pendientes del cielo. Y puede que hayan algunos que frecuenten bares con este clima. Si quieres que siga, si llueve, puede que haya algunos que decidan ir al laberinto a buscar refugio. Ya ves, el clima es vital para los desafíos.”

Aunque tenía un poco de sentido, era problemático lo lejos que fue.

Y para resumirlo, es una molestia.

Ese Damien, al igual que Clara, nos vio con una expresión un poco seria en su rostro.

“¿Alguna vez han desafiado un laberinto antes?, es lo que pregunto.”

¿Cree que nuestro nivel de motivación es bajo debido a que no llevamos mucho equipaje.

Probablemente esté pensando algo como eso.

Dejé salir un suspiro y señalé a la caja de madera.

“Esas son todas nuestras cosas.”

Cuando dije eso, Damien asintió.

“Ya veo… qué ineficiente. Podría hacer que una muñeca lo cargara, pero eso disminuiría nuestra fuerza de combate, ¿sabes?”

Habiéndome dicho eso, le pedí que fuera a una habitación sin gente.

Si entráramos al laberinto, y nos moviéramos a una habitación vacía, podría usar la [Caja] del Séptimo para almacenar las cosas.

“Dejando las explicaciones de lado, ¿somos todos? De acuerdo, entonces vayamos al laberinto a toda prisa. Los pisos del primero al tercero están llenos de gente. Parece que no habrán muchas batallas hasta que pasemos el quinto piso, así que una vez que lleguemos así de lejos, tomemos un descanso.”

Ante mi opinión, Damien asintió mientras sonreía.

“Bien. Entonces despejarán el camino por nosotros. Parece que incluso los aventureros del gremio pueden ser útiles en algunas ocasiones.”

Para ser preciso, Damien también era un aventurero.

Tenía una tarjeta del gremio.

Ignoré al hombre que parecía estar divirtiéndose, y fui hacia Miranda-san.

Quizás preocupada por Shannon, era incapaz de calmarse.

“¿Qué ocurre?”

“¿Eh? Ah, bueno, es solo Shannon, sabes. Recordé la última vez que estuvo hospitalizada, no fueron los mejores recuerdos, así que…”

Explicamos la situación hace tres días.

En ese momento, Shannon parecía estar satisfecha con eso, pero quizás ofreció algo de resistencia cuando estaba sola con Miranda-san.

Si ese fue el caso, entonces quizás Miranda-san no estaba bajo su control.

El Sexto parecía aliviado.

[¡Bien! ¡Con esto, el primer paso está completo!]

Tuvimos éxito al separar a las hermanas, pero mi solicitud seguía siendo llevar a Damien al cuadragésimo piso, y derrotar al jefe.

Desde el punto de vista del Sexto, la seguridad de Miranda-san era probablemente más importante.

(Milleia-san… ¿podría ser que el Sexto te causó algunos problemas?)

Después de verlo tan apegado, estoy comenzando a preocuparme.

Aunque es algo que ya está en el pasado.

“Es una buena oportunidad. Para Shannon, y para ti.”

“¿Para mí también?”

Me miró con asombro, y presenté la excusa que había preparado de antemano.

“Las dos son muy dependientes de la otra, o incluso si ese no es el caso, ¿qué tal si confías un poco más en ella? Shannon-chan es una persona confiable… más de lo que implicaría su apariencia.”

Tenía una apariencia débil, pero sus pensamientos eran oscuros. No fui tan lejos como para decir eso.

Aria se acercó y le aseguró a Miranda-san que no había nada de qué preocuparse.

“Así es, Miranda. Pon un poco de fe en ella. Además, es un hospital, así que la cuidarán.”

Sería problemático si no lo hicieran.

Por eso pusimos monedas de oro.

Como eran conocidos de Damien, quizás también eran atentos con nosotros, así que incluso prepararon una habitación privada.

Debido a eso, los gastos fueron más grandes de lo que anticipé.

(Es el gasto más grande que hemos tenido en un tiempo. Incluso me he comprado algunas armas de repuesto.)

Las muñecas de Damien levantaron la caja de madera.

Adentro había agua y comida, así como también armas de repuesto.

(Bueno entonces, nuestra intención real es solo persuadir a Miranda-san, pero de alguna forma también quiero completar la solicitud de Damien.)

Damien nos urgió.

“Vámonos ya. El tiempo es limitado, y precioso. No podemos estar desperdiciándolo en un lugar como este.”

Suspiré.

Novem vino a consolarme.

“Vamos, Lyle-sama. No se preocupe. Nos hemos preparado suficiente para este día.”

Asentí y me fui detrás de Damien, el cual salió apresuradamente.

Al lado mío estaba Novem.

Detrás de nosotros estaban Miranda-san y Aria. Clara tomó la retaguardia.

Para poder tomar el laberinto de Arumsaas, debemos parecer como un grupo bastante poco confiable para los que nos rodean.

Pero los ancestros pensaban diferente.

Con un aire ligero, el Segundo…

[¿Siquiera necesitas una semana? Cinco días es más que suficiente.]

El Tercero.

[Persuadir a Miranda-chan puede que sea la parte más difícil.]

El Cuarto también.

[Lo apuesto. En el caso anterior, Lyle construyó algo de distancia, y… podría haberlo manejado mejor… ¡che!]

Chasqueó con la lengua.

El Quinto habló.

[Tiene una semana entera para ir a los cuarenta pisos, derrotar al jefe, y persuadir a Miranda, ¿verdad? La parte de la persuasión parece difícil, pero tienes bastante tiempo, ¿o no?]

Como dijo el Cuarto, ella no vendría y hablaría conmigo como lo hacía antes.

Es debido a que terminé forzosamente empujando a Shannon a un hospital.

(Podría haberlo manejado mejor.)

Es demasiado tarde para arrepentimientos, pero el Sexto habló.

[Lyle. No me importa la magia de Damien, pero de alguna forma u otra persuade a Miranda. Lo entiendes, ¿cierto?]

Una imagen de él haciendo una cara intimidante apareció en mi cabeza.

Sacudí mi cabeza.

Novem, quien estaba caminando al lado mío, me preguntó si había algo malo, así que sonreí y le dije que no pasaba nada.

Finalmente, el Séptimo.

[Si tuvieras la magia de Damien, podrías pelear un guerra con nada más que armaduras. Basado en la situación, una pequeña cantidad de tropas podrían derrotar a un fuerza varias veces más grande… oh, ¡qué divertido!]

Las solicitudes de Damien y la de los ancestros están solapadas.

Estaba preocupado si sería capaz de completar ambas.


Capítulo 7ÍndiceCapítulo 9

Anuncios

Un pensamiento en “Capítulo 8: Damien Valle

  1. si estoy en lo cierto la chica esa que mencionan tanto es la hermana del sexto verdad entonces talves no es que le causo problemas sino que tenia un complejo de hermana

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s