Capítulo 14: Autómata

Capítulo 13ÍndiceEpílogo


“Lyle, la Carga… tomaré a tu Porter.”

El aventurero bien cuidado dijo eso, antes de emitir órdenes a sus compañeros.

“Prepárense. El momento de la batalla en el que están sin aliento es nuestra oportunidad. Apúntenle a la autómata primero.”

El humo continuaba esparciéndose, y mi cuerpo no se movía como quería.

(Hay algo mezclado con las explosiones…)

El Segundo habló.

[¡Apresúrate y ventila la habitación!]

Dejé caer uno de mis sables, y empecé a activar magia, pero las flechas dirigidas a Poyopoyo continuaron produciendo más humo.

El aventurero bien cuidado miró a la abatida Poyopoyo.

Su ropa estaba rasgada, y algunas partes de su piel estaban descubiertas. Un líquido parecido a la sangre brotaba desde donde sus interiores metálicos eran visibles.

“¡Poyopoyo!… ¡Bastardos!”

Mientras enloquecía de rabia, el Quinto habló.

[Cálmate. Usa magia para ventilar la habitación tan pronto como sea posible, Y empieza a negociar. Compra algo de tiempo mientras buscas aperturas… parece que te obligarán si se trata de negociaciones.]

Al escuchar la opinión del Quinto, vi que el hombre definitivamente me estaba mirando.

Mientras continuaba sufriendo daños, Poyopoyo estaba deteniendo sus ataques.

“Autómata… el fruto de una civilización antigua traída y revivida por uno de los siete grandes de la ciudad de los eruditos. Venderla sería un poco beneficioso, pero si ven que es imposible, destrúyanla. Valdrá algo, aún cuando esté rota.”

Apreté los dientes, y sentí como el entumecimiento que cubría mi cuerpo se desvanecía gradualmente.

El Tercero emitió algunas órdenes.

[Si se lo dejas a tus emociones, traerá más muertes. Mira a Porter.]

Voltee mis ojos para ver a Clara dando una señal con la mano de que estaban bien.

Aria estaba tratando de salir corriendo, pero Miranda-san la detuvo.

El Sexto habló.

[Porter… no, no se están enfocando en ninguno de los miembros de tu grupo por el momento, pero tienen flechas listas para ellas. Muévete con precaución.]

El Séptimo habló.

[Lyle, haz cumplido la tarea. Usa las Habilidades. Pretende tirar todas tus armas para entrar en las negociaciones.]

Recibiendo continuamente ataques, Poyopoyo usaba sus brazos para protegerse, y no podía moverse.

Dejé de lado mis armas restantes para llamar la atención del aventurero.

“… Detén el fuego.”

Ante su orden, los ataques terminaron, y Poyopoyo colapsó. Los otros aventureros se acercaron, y la patearon.

“¿Ya no te puedes mover?”

“Tsk, ¿cuántos problemas crees que nos costaste?”

“¿Cuánto podemos ganar por ella en su estado roto?”

Sus conversaciones me irritaron, pero continué mirando al aventurero bien cuidado.

Acercándose con aquellos que parecían ser sus escoltas, lanzó un trozo de papel.

La Tercera Generación habló.

[Actúa como si apenas pudieras moverte. ¿Ya has confirmado sus números?]

Miré el papel y lo tomé con mis manos temblorosas. Al ver eso, él empezó a sonreír.

Era un formulario de venta por los derechos de Porter. Una suma de dinero también estaba indicada.

“… ¿Cuál es el significado de esto?”

“Es tal como ves. Estoy comprando esa muñeca. Esa maldita magia de golem que aprendí de ese bastardo de Damien… estaba seguro de que era inútil, pero me has dado una buena pista. Porter… buen nombre, ¿verdad?”

Sus subordinados lanzaron un lápiz en mi dirección.

“¡Entonces deberías haberlo dicho desde el principio!”

Cuando dije eso, el Cuarto habló.

[… Estos tipos nunca tuvieron intenciones de ofrecer dinero para empezar. Probablemente apuntaron por este momento, para hacer este acuerdo con condiciones favorables para ellos.]

No pensé que su objetivo fuera Porter.

Estaba seguro de que era Novem y las otras… me había quedado atascado en ese pensamiento.

“Estaba seguro de que habrían más competidores, así que tomé la iniciativa. Puede que pensaras que lo hiciste bien, luego de hacer que echaran al recepcionista, pero… el mundo no gira tan bien.”

Por la amplitud de esa sonrisa, probablemente el recepcionista les había ayudado.

Mientras recordaba al hombre al que había hecho que Damien que despidiera, el Séptimo habló.

[Hmm, ¿así que ese es el alcance de su organización? Qué poco sorprendente… pero es nuestra política devolver lo que nos han dado varias veces. Y ese hombre parece no darse cuenta de ello.]

Habiendo vivido sus vidas como señores feudales, todos los ancestros tenían más o menos esas características.

Miré hacia la pateada Poyopoyo.

“… Estaba seguro de que tu objetivo eran mis otras camaradas.”

Al decir eso tomé el lápiz, y confirmé en mi mente.

(Aún hay una respuesta viniendo de la autómata. Hasta que todos podamos movernos, sólo un poco más…)

Activé mis Habilidades.

Con el [All] del Segundo, sentía la habitación del jefe.

Con [Mind] del Tercero, pasivamente los motivé a hablar.

“¿Mujeres? ¿Eres un tonto? Si gano suficiente con Porter, puedo tener a todas las mujeres que quiera. No aventureras. Ya sea que se trate de las cortesanas de más alto rango, o nobles, todas abrirán sus piernas ante una gran suma. Parece que no tomaste eso en consideración, ¿cierto, Carga?”

El Cuarto habló.

[Tú eres el tonto aquí. ¿Crees que nunca noté eso? Si acumulas logros, y demuestras tu valor, las posibilidades se expanden aún más lejos, ¡amateur!]

Utilicé la Habilidad del Quinto para comprender completamente el terreno, y la del Sexto para buscar enemigos.

Todos ellos estaban exponiendo completamente su hostilidad.

El Sexto habló.

[… Todos parecen tener intenciones de matar. Perder sería una tragedia.]

Si era derrotado, entonces todo estaría perdido.

Una vez más reafirmé el hecho de que ese era el tipo de mundo en el que vivía.

(Después de llevarse a Porter y matarme, lo siguiente es… ya veo.)

La entidad más aterradora que los monstruos, eran los humanos. No a través de libros, sino que a través de experiencias verdaderas, empecé a entender ese hecho.

Usaban herramientas, nos seguían con Habilidades, y esperaban la oportunidad perfecta para asaltarnos.

Éramos cuidadosos con respecto a ellos, pero aún así no estábamos preparados. Por eso los ancestros pensaban que yo era ingenuo.

En cierto sentido, eso podría haber sido una extensión del desafío que me presentaron.

(Pero… no te perdonaré.)

El aventurero se rió al verme fingir temblar por el miedo.

Volteando mis ojos hacia Poyopoyo, hablé.

“Dejarás a mis camaradas, ¿verdad?”

“Sí, te prometo que serán bien tratadas.”

El Tercero habló.

[Nunca dijo que las perdonaría… después de recibir los documentos de ti, es probable que planee borra a tu grupo, para decir afuera que recibió a Porter a través de un contrato apropiado.]

Que asco…

¿Así es cómo debería llamar a este sentimiento?

(Si fuera el Primero, ¿qué haría?)

Dejárselo a la fuerza bruta. Recordando su imprudencia, sonreí.

Al verme, el aventurero chasqueó con la lengua.

“Lo siento por molestarte mientras te regocijas, pero las cosas se pondrán feas si no te apuras. Los hombres que contraté no tienen un buen temperamento, sabes.”

Actué como si firmara la hoja. Continué mirando a Porter, cuando finalmente llegó la señal de que los preparativos estaban listos.

El Quinto habló.

[Qué ingenuo. Aunque eso fue lo que salvó a Lyle…]

El Cuarto habló.

[Lyle en verdad es afortunado. Además, tiene a Poyopoyo… una autómata. Debería haber mantenido los daños al mínimo.]

El Tercero habló.

[Hey, esa declaración lastimará al chico. Bueno, si es esa Poyopoyo, entonces…]

Tenía una o dos palabras que quería decirle a estos ancestros, pero las retuve y levanté mi cabeza.

Y haciendo una sonrisa intencionadamente, dije…

“Me están subestimando demasiado…”

“¿Hah? Qué vas…”

Usé las Habilidades.

La del Segundo para permitirle a mis aliados usar las Habilidades. Mientras me ponía de pie, envié mi rodilla hacia el delicado rostro del hombre ante mí.

Y mientras estaba en el aire, le lancé mi cuchillo y daga a los subordinados que estaban a su lado.

Al mismo tiempo, Aria saltó hacia los aventureros reunidos alrededor de Poyopoyo, y Miranda-san lanzó sus propios cuchillos.

Novem activó su magia.

“¡Storm!”

El viento comenzó a soplar, y la flecha voladora cambió de dirección. El humo seguía circulando por el área, pero Novem y las demás estaban cubriendo sus rostros.

Con la velocidad del Cuarto, y la Habilidad del primero para aumentar mis habilidades, corrí hacia los enemigos que estaban en la entrada de la habitación.

“Caja”

De la Caja, saqué uno de los sables de repuesto que había almacenado hace bastante tiempo.

Separado de los aventureros en la habitación, había otro grupo vigilando la situación.

Con una masa de magia en forma de un pájaro pequeño, estaban observando los eventos en la habitación.

El Segundo habló.

[Aquellos en el pasillo son más problemáticos que los dos.]

Dentro de la habitación, estaban siendo suprimidos por las acciones de mi grupo.

Antes de dejar el área, le eché un último vistazo a Poyopoyo.

(Si me lo hubiese dicho antes… no, esta es mi responsabilidad. Mi error.)

Y sacando otra de mis armas de repuesto, irrumpí en el pasillo armado en ambas manos.

Quizás debido a la Habilidad que usaban para la vigilancia, el grupo, en pánico, ya estaba en formación de batalla, esperando mi ataque.

“Tres magos…”

Mientras murmuraba eso, una flecha vino hacia mí antes de que pudiera alcanzarlos.

Quizás eran capaces de ver a través de esta oscuridad, ya que llegó con presición.

El Segundo habló.

[Esas son buenas Habilidades, pero para el actual Lyle, no tiene sentido.]

¿Por dónde vendrán, hacia a dónde apuntarán?

Podía entenderlo todo, aún con mis ojos cerrados.

Es la primera vez que he usado mis Habilidades en bastante tiempo, pero como pensaba, todas tiene un rendimiento extraordinario.

(Pero eso es algo que podría decir acerca del enemigo también.)

No parecía que todos tuvieran visión nocturna. Cuando corría hacia ellos, una orden le llegó a uno de los magos.

“¡Lights!”

“¿Qué ocurre? ¡¿Por qué no manifiestan la luz?!”

Corté a un mago, y golpee su cabeza hacia arriba. No lancé un golpe mortal, pero seguí apuntándole a los demás magos problemáticos, y al arquero quien podía apuntarme en la oscuridad.

“Hey, responde, ¡maldición!”

“¡¿Cuáles son los números del enemigos?! ¡No puede ser que haya solo uno!

“¡Hey, hey!”

La oscuridad finalmente estaba haciendo su trabajo. Una vez que derroté al hombre que podía ver a través de ella, los enemigos empezaron a caer uno tras otro.

Cortaba sus brazos y los pateaba hasta dejarlos inconscientes, antes de pasar al siguiente objetivo.

Después de que la gran cantidad de voces alarmadas cayera, hubieron algunos que se mantuvieron en silencio y trataron de ocultarse.

No los dejé escapar, y los dejé inconscientes. ¿Cuándo alguien estaba usando una Habilidad? ¿En verdad estaban inconscientes?… Tener esa información en mi cabeza era de gran ayuda.

(No tengo la necesidad de darles el golpe final a ninguno de ellos.)

No podían moverse y destruí sus armas, o las hice inservibles.

El Segundo habló.

[Lyle, en verdad eres suave.]

Me llamó suave cuando me abstuve de matar a mis enemigos.

Pero también tengo la sensación de que estaba un poco contento.

Y cuando desarmé al último aventurero, guardé uno de mis sables, y concentré magia en mi mano izquierda para iluminar el área.

“Hey.”

“¿Hiii?”

El último vestía una túnica, y parecía estar cargando el equipaje. Cuando miré alrededor del área con más cuidado, observé que muchos de los que estaban alrededor cargaban equipaje.

No tenían muchos miembros principales, y probablemente se enfocaban en avanzar mientras protegían a aquellos que cargaban sus bienes.

Dijo que fueron contratados, así que definitivamente eran aventureros expertos en su oficio. Patee a uno de los aventureros magos hacia un lado.

Era para amenazar al hombre asustado en frente de mí.

“… Ustedes acecharon a nuestro grupo, e iniciaron un ataque. No hay manera de que no sepan sobre eso, ¿verdad?”

“N-no, no sabemos nada. La recompensa era buena, así que…”

Susurré.

“Mente…”

Después de pasar por un momento de caos, la influencia se hizo efectiva, y comenzó a hablar con fluidez.

“… Había un número de bellezas, así que dijo que nos divirtiéramos antes de matarlos a todos. [La Carga] estaba haciendo una suma grande, así que tomarlo nos haría ricos también, dijo. Antes de matarlos podíamos hacer lo que quisiéramos con…”

“Sí, eso es suficiente. ¿Qué pasa con el gremio?”

“En el gremio, encontramos al tipo que habían echado hace un tiempo, así que a través de él, fuimos capaces de descubrir su actividad actual. Usando a algunos magos, obtuvimos algunas Habilidades, operamos la vigilancia, y reunimos toda la información que pudimos sobre ustedes, pero… me pregunto por qué no pudimos ganar.”

Recopilando información sobre nosotros, y probablemente recibiendo información del gremio también.

Cómo hizo el recepcionista para obtener información sobre nosotros…

El Séptimo habló.

[¡Hmph! ¡Por esto es que no puedes confiar en el gremio! Lyle, vamos a atar a este tipo primero y dejar que sea testigo.]

El Segundo habló.

[En verdad lo has hecho, gremio de Arumsaas… el mundo es diferente a Dalien, o eso parece. Quizás ese Hawkins simplemente era extraordinario.]

Por cómo nuestro recepcionista nos trató en Dalien, la diferencia en calidad de gremios variaba demasiado.

“… Parece que Novem y las demás también terminaron.”

Patee el equipaje en su cabeza para enviar a volar su mente, dejé el equipaje y regresé a la habitación del jefe.

… Mientras Lyle se dirigía al pasillo, Novem usó magia para bloquear las flechas.

El viento soplaba, y el humo entumecía su cuerpo, así que cambió el flujo del aire para enviarlo fuera de la habitación.

Mientras cubría el área alrededor de su boca con un paño, observó a Aria y Miranda saltar.

“¡Mueve esos pies inmundos tuyos!”

Aria estaba furiosa mientras atacaba a los aventureros que estaban pateando a Poyopoyo.

Su resolución no había alcanzado el nivel para intentar matarlos.

Miranda estaba igual.

Pero sus razones eran un poco diferentes.

“En vez de mí, ¿su objetivo era Porter, el golem? Oh, mi pobre corazón.”

Su boca estaba sonriendo, pero sus ojos no estaban para nada sonriendo.

El aventurero que perdió uno de sus ojos debido al cuchillo lanzado, se mantuvo firme con su arma lista.

“Supongo que no llegaste hasta el piso treinta por nada.”

Pero diciendo eso, Miranda le cortó sus dos muñecas antes de golpear su cráneo con el codo.

Shannon estaba haciendo una raqueta dentro de Porter.

“¡¿Qué es esto? ¡¿Cuál es el significado de esto?!”

Clara estaba ayudando a Novem para remover la mayor cantidad de humo.

Un aventurero sosteniendo un arco, le disparó una flecha de fuego a Novem.

Pero el viento cambió, y sin golpearla, cayó en un lugar completamente diferente, antes de explotar.

“Esa estaba destinada a matar. Qué desafortunado.”

Diciendo eso, Novem, detuvo su magia y se dirigió hacia Poyopoyo.

El aventurero que disparó la flecha fue derribado por Aria, y quedó inconsciente.

Habiendo visto eso, Miranda entrecerró los ojos, antes de proceder a atarlos a todos. O así hizo que pareciera, pero estaba apunto de contar la muñeca del hombre.

Novem intervino.

“Miranda-san, los curaré más tarde, así que ponlos en línea.”

Por un momento, Miranda le envió una mirada afilada.

“… Sí, entiendo. Más importante, ¿cómo está Poyopoyo?”

Novem se agachó cerca de la autómata, y miró a la chica que se había convertido en un escudo para protegerla.

Todas las partes de ella, además de su cabeza, fueron golpeadas, y un líquido rojo se esparció por la zona.

Era como si fuera una humana real… No, mecanismos plateados reemplazaban las partes donde deberían estar los huesos.

Ella era algo más.

(No importa lo cerca que hicieran que imitara a una humana, su interior es…)

Mientras tenía algunas cosas en mente, Novem habló.

“¿Por qué me cubriste? ¿Por qué dejaste que te golpearan tanto?”

Al oír eso, Poyopoyo no movió nada más que sus ojos para mirar a Novem.

“No me mires hacia abajo… soy un modelo especial de primera categoría, y esa gallina babosa… la autómata de mi maestro Lyle-sama. De ninguna manera podría ir contra sus órdenes.”

Novem habló.

“Si fuera por el bien de tu maestro, ¿podrías ir en contra de él?”

“… En verdad eres una zorra malvada. Si hiciera eso… esa maldita gallina se entristecería, ¿verdad? En todo caso, no quiero ver la forma de él llorando.”

Aunque su boca era mala, en verdad servía por el bien de Lyle.

Y Poyopoyo continuó.

“… ¿Tienes algo con lo que me pueda cubrir? Estoy bien con mostrarle a él mi piel desnuda, pero no puedo mostrarle este estado tan lamentable.”

Aria se dirigió hacia Porter y volvió con una manta.

Desmontando a Porter, Shannon tenía una expresión pálida mientras miraba a Poyopoyo.

“Por qué… por qué puedes hacer algo como eso… tú, como pensaba.”

Mientras Shannon se impactaba, Miranda le habló.

“¡Shannon! Regresa a Porter de una vez.”

Separada de Shannon, quien rápidamente regresó, Aria se dirigió hacia Poyopoyo con una manta, y la envolvió con ella. Y luego habló.

“Tú, por qué hiciste algo como…”

Poyopoyo sonrió.

“No me hagas decirlo de nuevo. Es porque esa gallina se entristecería. Soy, ya ves… finalmente he abierto mis ojos, pero la fábrica que me fabricó ya no existe. La compañía se ha ido. Incluso mi país se ha ido. No tengo nada más que a Lyle-sama. En este mundo de fantasía, finalmente he abierto mis ojos hacia mi maestro… Hace tiempo que había perdido la esperanza, sabes. Incluso si me llamo a mi misma modelo especial… ¿huh? Realmente no puedo recordar. Pero de todas maneras, finalmente he tenido éxito en obtener un maestro. Sin importar que tan inútil fuera, iba a seguirlo. Quiero decir, ese es el único deseo de una autómata.”

Al escuchar eso, Novem bajó sus ojos.

Los ojos de Poyopoyo soltaron una luz parpadeante, y Aria habló.

“¡Espera, no te quedes en silencio ahora!”

Poyopoyo sonrió.

“Por favor espera un poco. Hasta que Lyle-sama llegue… tengo que soportarlo… sin importar qué.”

Y entonces, Lyle se apresuró hacia la habitación.

Soltó al aventurero que arrastró en la entrada, y corrió hacia Poyopoyo…

Habiendo corrido hacia Poyopoyo, puse mi mano en su rostro.

“He estado esperándote, maestro. Hay algo que necesito preguntarte.”

Con solo su cabeza intacta, su cuerpo estaba cubierto con una manta. Un líquido rojo cubrió la tierra alrededor de ella.

Como sangre real.

“Por qué te exigiste tanto…”

El Segundo me detuvo.

[Ah, hey… en momentos como estos, tienes que escuchar.]

Los ancestros también tenían algo que quería decir. Me gustaría que lo hubieran mencionado antes de que hubiéramos incurrido en víctimas.

Sabía que era inexperto, pero aún así…

“… ¿Algo que necesitabas preguntar? Pregunta lo que quieras.”

Abrió la boca y formó una sonrisa.

Desde las esquinas de su boca, salió el líquido rojo.

“Mi nombre. Honestamente, le he tomado cariño a Poyopoyo. Pero ya que estamos aquí, me gustaría tomar el nombre por el cual pasaste un largo tiempo pensando.”

Su tono se había vuelto mucho más educado.

Retuve mis lágrimas.

Tengo la sensación de que no debería estar llorando.

Aún así, gota por gota, mis lágrimas cayeron.

“… Es [Mónica]. El nombre que pensé en darte. Lo estuve pensando todo el tiempo. El libro que estaba leyendo en aquel entonces no era para Porter. Quería pensar en un nombre para ti.”

Y Mónica habló.

“¿Mónica…? un buen nombre. Lo atesoraré.”

“Sí, así es. Y siempre tienes que permanecer a mi lado. Nunca te llamaré pieza de chatarra de nuevo. Eres mi autómata.”

Viendo el debilitamiento de Mónica, Aria estaba llorando.

Miranda-san cruzó sus brazos y bajó la cabeza.

Clara nos estaba iluminando con magia.

Novem estaba sosteniendo su mano en mi espalda.

“Me jactaré de ello. Mi… nombre es… Mónica.. a esas tres… y entonces… una vez más… juntos.”

Agarré su rostro con ambas manos y lo cerré.

Estábamos a una distancia en la que nuestras frentes podían tocarse.

“Sí, jáctate todo lo que quieras. ¡Haré que Damien te deje como nueva! Es un genio, así que se encargará de eso…”

Cuando dije eso, Mónica sacudió la cabeza.

“Es… imposible. Para ese profesor… hacerme operacional fue… su límite.”

Su voz estaba cortándose.

Mientras sus párpados estaban empezando a descender, grité.

“¿Mónica? … ¡Mónica!”

De pronto los abrió nuevamente.

“¡El procedimiento de reinicio se ha ejecutado con éxito!”

“… ¿Eh?”

Y a esa distancia, procedió a besarme, y cuando me aparté, extendió sus piernas y se levantó.

La manta salió disparada y Novem habló.

“Ah, era blanca.”

¡Eso no! Mientras pensaba en eso, Aria…

“De ninguna manera. ¡¿Eh?!”

Miranda-san…

“Esta niña es sorpresivamente capaz.”

Y Clara…

“Alabado sean los antiguos.”

Sacando su cabeza de Porter, Shannon también…

“Eso es lo que trataba de decirles. Esta, incluso en ese estado, se estaba regenerando. Cuando Lyle llegó, la velocidad se incrementó repentinamente.”

A verla girar en el aire, y aterrizar magníficamente, abrí y cerré mi boca en silencio.

Los ancestros también hablaron. Desde el Segundo…

[Así que por eso es que está bien.]

[De alguna forma, el cuerpo de esa chica es asombroso.]

[Tiene una línea general de mana conectada a Lyle, así que tenía una idea general.]

[Es tan avanzada que estoy empezando a dudar si esos antiguos en verdad eran incapaces de usar magia.]

[Qué diablos estaban pensando cuando decidieron que una sirvienta tuviera habilidades tan altas…]

[Debe ser el romance.]

Con incluso su uniforme restaurado a su estado anterior, se inclinó educadamente.

“Una vez Poyopoyo, ahora [Mónica]. Todo el mundo, llevémonos bien y todo eso. Planeo acompañar a esta maldita gallina babosa hasta la tumba, así que no piensen que pueden alejarse de mí, bastardos.”

Dijo todo eso con una sonrisa espléndida.

“T-tú… ¡¿por qué diablos pusiste esa atmósfera moribunda?!”

Novem habló.

“¡L-Lyle-sama, por favor cálmese!”

“¡Suéltame, Novem! Hoy, entre todos los días, estoy… ¿h-huh?”

El Tercero habló.

[¿Qué tal si escuchamos a Novem? Y espera, ha pasado un tiempo desde la última vez que pasó esto, ¿verdad?]

Y Mónica habló.

“Usé tu extraña energía mana para encargarme de las reparaciones necesarias hasta ahora. No, para todas las batallas también, pero quizás usarlo tan de repente para repararme fue demasiado… ¿me estás escuchando? ¡Te lo estoy explicando por tu bien, maestro!”

Me estaba tambaleando, y experimentaba signos de agotamiento de mana que no había sentido últimamente.

(Usar estas Habilidades, y la batalla contra el jefe… ah, es realmente duro.)

Traté de mantener control sobre mi conciencia, y Novem me llamó frenéticamente de la misma manera que lo hacía antes.

“¡Lyle-sama, por favor contrólese!”

Mónica habló.

“Eso es lo que estaba intentando decir. Además, el estado debilitado de antes era la secuencia de reinicio…”

Mónica aún estaba diciendo algo, pero mi mente me había dejado completamente.

… Después de que Lyle perdiera la consciencia, todas trabajaron juntas para reunir y contener a los aventureros que los rodeaban.

Estaba el temor de que estuviera escondiendo armas, pero Novem los desnudó y realizó suficiente magia como para detener el sangrado.

“Incluso si se despiertan, no deberían ser capaces de moverse por los huesos rotos.”

Miranda habló.

“¿Qué deberíamos hacer con respecto a ese tipo?”

En el hombre que Lyle había arrastrado, había usado un medicamento para paralizar su cuerpo.

De acuerdo con Clara, era una forma de anestesia.

Shannon habló.

“Ah, ese tipo tiene algo escondido.”

Miranda recuperó las armas del tipo que había sido desnudado hasta quedar en ropa interior, y las tiró.

Aria habló.

“¿Incluso estaba escondiendo algo en su ropa interior? Parece un cuchillo plegable.”

Esperaban que no fuera nada más que un cargador de equipaje, pero como Clara, tenía algo de experiencia.

Clara habló.

“Todos son aventureros que han elevado sus nombres en la ciudad de Arumsaas. No creo haber escuchado malos rumores de ellos, pero…”

Miró a lo aventureros atados.

Probablemente lo habían hecho bien hasta ahora.

“… De su conversación con Lyle-sama, está claro que no son personas con una voluntad muy buena hacia nosotros. Una vez que se recupere, decidiremos.”

Cuando Novem dijo eso, Aria habló.

“Estos tipos definitivamente estaban tratando de matarnos, ¡¿verdad?!”

Como Aria no había reprimido su ira, Miranda se rascó la cabeza y habló.

“Entonces ¿los matarás, Aria?”

Al oír eso, Aria se calmó.

(Resolución… no puedo hacer que Lyle-sama tenga esta carga en sus hombros, pero que debería hacer.)

Personalmente, Novem quería terminarlo por si misma.

Pero esto era algo necesario para el crecimiento de Lyle.

¿Qué tipo de veredicto emitiría?

Novem tenía curiosidad sobre eso.

(En Dalien, dejó a la brigada de los bandidos a disposición de un tercer grupo, así que, qué tipo de veredicto emitirá aquí… me pregunto.)

Viéndose curiosa, Novem se sorprendió.

(Ah, así es que es como pensaba…)

Mientras miraba a Lyle durmiendo dentro de Porter, Novem sonrió.

Después de haberme despertado, me paré en Porter con una expresión hosca.

Novem y Aria, e incluso Miranda-san y Shannon, y Clara, y Mónica, estaban sentadas en el techo, y estábamos avanzando por el laberinto sin usar nuestros propios pies.

Fue realmente agradable.

Quiero decir, las restricciones en mis Habilidades ya habían sido levantadas.

No solo yo me sentía insatisfecho.

Miranda-san también.

“Equipo, alimentos y agua… dejando todo eso, e incluso curándolos. ¿En verdad estuvo bien?”

Los aventureros que nos asaltaron fueron dejados en el trigésimo piso sin que nosotros matáramos a ninguno. El equipo roto no se puede revertir, pero nos fuimos sin robarles nada.

“Lo sabes, ¿verdad? No lo pensaron mucho y solo trataron de robarnos.”

Evidentemente carecían de suministros.

Quizás por lo general rondaban el vigésimo piso, pero estaban muy mal preparados.

El Segundo habló.

[Son demasiado suaves. Ni siquiera los terminaron.]

Ignoré a los ancestros, quienes se quedaron callados con el asunto de Mónica.

Y miré a la autómata sentada al lado mio.

“¡Mi nombre es Mónica! ¡La amable sirvienta Mónica! ¡La Mónica de mi maestro!”

Al verla cantar de buen humor, no estaba seguro si sentirme irritado o feliz.

Pero Miranda-san no parecía satisfecha.

“Eso es una cosa, pero definitivamente te arrepentirás más tarde.”

Hablé.

“Si, seguro. Pero esos hombres definitivamente no llegarán a la superficie.”

Del aventurero atado en Porter, conseguí algo de información.

Las Habilidades de los aventureros, junto con el tipo de camaradas que tenían, y…

“Hmm… ¿así que incluso les diste agua?”

Hablé.

“Sí, fue mi regalo. Parecía que les faltaba.”

Diciendo eso, volví a mostrar una expresión sombría.

Miranda-san parecía sentir lo que quería decir, pero permaneció insatisfecha.

El Sexto habló.

[La razón de que levantaras tus propias manos fue por el bien de la salud mental de tu grupo… estás diciendo demasiado excesivo en tu cuidado de ellas, Lyle.]

Dejé salir un suspiro, y me dirigí a Miranda-san.

“… ¿Querías mostrarle a tu hermana una escena de nosotros matándolos sin resistencia? Bueno, evitamos que la tomaran como rehén, así que terminó bien.”

Al llevarla con nosotros, evitamos el riesgo de que fuera retenida y usada contra nosotros.

“Si lo pones de esa forma, no puedo decir nada más. Pero recuerda que no hay definitivos en este mundo.”

Al final, esta vez fuimos acechados por aventureros que tenían a Porter como objetivo.

Mientras pensaba que sería mejor si tomara algunas medidas, le hablé a Miranda-san.

“Bueno, tienes razón con respecto a eso. Pero aún así…”

El Quinto habló.

[Esos chicos definitivamente nunca llegarán a la superficie.]

Cierto.

Me aseguré de preparar algo de agua “mágica” para ellos.

Usando mis Habilidades, guié a Porter por una ruta segura.

“¿Qué ocurre?”

Miranda-san parecía tener curiosidad sobre algo, así que respondí.

“No es nada. Además, si esos tipos regresan a la superficie, no tendrán un lugar para ellos.”

Miré al aventurero que habíamos capturado.

Su cuerpo estaba inmovilizado con medicina, y sin siquiera ser capaz de gritar, estaba temblando de miedo.

“Bueno, lo verás cuando lleguemos.”

Lo dejé así.

Cuando regresamos al gremio, confirmamos que habían muerto.


Capítulo 13ÍndiceEpílogo

Anuncios

Un pensamiento en “Capítulo 14: Autómata

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s