Prólogo

Preguntas 3ÍndiceCapítulo 1


Dentro de la casa de la Familia Circry en Arumsaas, me encontraba comiendo.

Por lo general como lo que cocina Novem, pero solo por hoy, cierta [Autómata Tóxica] insistió en hacerlo, y no cedería en ello.

Parece que posee cierto sentido de rivalidad con Novem, pero es extraño sin importar como lo veas.

Esa sirvienta de metal chatarra… desde el momento en el que llegó a la mansión, comenzó a atacar a la chica.

Agarró la escoba más cercana, y trató de golpear la cabeza de Novem, pero la detuve…

“¿Cómo está? El sabor de la comida que me esforcé haciendo para una débil gallina babosa.”

Con gallina babosa probablemente se refería a mí.

Parece que puesto que no tenía el mismo humor que cuando nos conocimos por primera vez, agregaba lo de débil.

“No, está delicioso. Sabe mejor de lo que me había imaginado, pero…”

“¿Pero? ¿Pero qué? ¿Una gallina babosa tiene alguna queja con respecto a mi cocina? Habla. Mañana, haré uso de todas estas quejas para preparar un plato supremo.”

Miré a los otros platos alineados en la mesa.

La presentación era perfecta,

No había ningún problema con el sabor. De hecho, era delicioso.

El hecho de que una autómata pudiera hacer todo esto era una verdad que no me habría imaginado.

“… ¿No hay una diferencia entre mi plato y los otros?”

Solo yo tenía una porción más grande.

La chatarra de metal me miró, y dejó salir una risa desdeñosa.

“¿Eso de todas las cosas? Preparé una porción más grande de comida para mi maestro, la gallina babosa. No excedí la suma de dinero que tenía permitida, así que no debería ser un problema.”

Había un problema.

“Hey, mira, esta es la mansión de Miranda-san. ¡Sólo somos huéspedes!”

Miranda-san, quien estaba comiendo junto a nosotros, habló.”

“Ah, no tienes que preocuparte sobre eso. Qué tal esto. ¿Por qué no te conviertes en el maestro de aquí?”

Miranda-san me miró con sus ojos esmeralda.

Sus maliciosas intenciones eran visibles.

Definitivamente se estaba divirtiendo.

Después de los acontecimientos en la mazmorra, su personalidad se estaba mostrando más que antes.

Miré hacia Novem, con su cola de caballo.

Novem no parecía estar notando mi mirada.

Y dio un mordisco…

“Para las preferencias de Lyle-sama, el sabor es un poco ligero.”

Y dijo eso.

Al escuchar eso, Aria dejó salir un suspiro.

La pelirroja Aria dirigió sus ojos violetas hacia mí.

“Asegúrate de no dejarlas ir muy lejos.”

La razón de que Aria estuviera irritada era debido a esta pieza de basura.

Quiero decir, a esta pila de chatarra…

“¡Mu! Así que este es el rumoreado [Madrastra molestando a la joven esposa] en mi data! ¿Quizás estás insatisfecha con mi cocina? Considerando el balance nutricional, he creado el sabor más fino.”

…le gustaba competir con Novem.

No estoy seguro de por qué, pero solo a Novem le mostraba esta hostilidad.

Viendo esta situación, desde la Joya colgada en mi cuello vino una voz que solo yo podía oír.

La Cuarta Generación de la Casa Walt, [Max Walt], tenía su cabello azul dividido en siete partes, y gafas colgando en su rostro.

Dentro de la Joya, todos se habían manifestado en una forma en la que estaban en alrededor de los treinta.

La característica más notable del Cuarto era… no solo sus gafas.

[Oh dios, qué extraña autómata. Para que busque una pelea con Novem-chan, qué podría estar pensando… detenlas de una vez, Lyle.]

En relación con las mujeres, el Cuarto era bastante ruidoso.

No, para ser más específico, en relación al trato con las mujeres.

“Hah, chatarra de metal, ¿no es suficiente? ¿Por qué siempre eres así con Novem?”

Como el Cuarto solicitó, detuve a la chatarra de metal.

Pero sorpresivamente Novem…

“Lyle-sama, creo que chatarra de metal es un poco cruel. Finalmente tenemos una nueva camarada, así que tenemos que decidir un nombre.”

Qué chica tan buena…

En contraste.

“Para que le tengas piedad al enemigo… esa ingenuidad te costará algún día. Incluso si me veo así, fui fabricada como uno de los mejores modelos, e incluso he sido elogiada como su mayor obra de arte. No puedo estar recibiendo piedad de…”

Mientras empezaba a decir algunas palabras incomprensibles, Miranda-san habló.

“¿Entonces chatarra de metal no es lo suficientemente bueno?”

“… Gallina babosa, te estoy suplicando. Por favor elige un nombre digno para mí, maldita sea.”

Esa no es la actitud correcta para pedir un favor.

Por solo su boca era mala, y desde mi punto de vista, en realidad lo intentó.

Los quehaceres del hogar que eran difíciles solo con Novem, se volvieron mucho más fáciles debido a ella, o eso escuché.

“… Al ver los movimientos de esas coletas, se me vino algo a la mente.”

Cuando dije eso, la chatarra de metal interrumpió.

“¡Oh! Para que sientas lujuria por estas coletas tienes buenos ojos. Mis maestros incluso pelearon para decidir entre mechones negros, y estas coletas rubias. Como pensaba, las coletas sin duda son lo mejor.”

“Me transmite un sentimiento poyo poyo al ver como se mueven adelante y hacia atrás, así que [Poyopoyo]…”

La refrescante expresión de la chatarra de metal se volvió repentinamente inexpresiva.

Quien estaba sosteniendo su estómago debido a la risa… era Shannon.

En el pasado, ella era una dama noble y frágil, pero con su hermana siendo algo parecido, la hermana pequeña era toda una villana.

“No tienes gusto para nombrar.”

Quien extendió su mano hacia la burlona Shannon fue Miranda-san.

Usó su mano izquierda para agarrar su cabeza, la apretó y la levantó.

Empecé a oír el sonido de un crujido.

“O-onee-sama, ¡duele! ¡Realmente duele!”

“No tiene sentido hablarme en ese tono tierno. Estás siendo demasiado ruda hacia Poyopoyo, quien finalmente recibió su tan esperado nombre.”

Cuando dijo eso, Aria se cubrió la boca.

Sólo Novem siguió comiendo mientras parecía estar pensando en varias cosas con una expresión seria.

“… Gallina bastarda. Si es ahora, aceptaré una revisión.”

Poyopoyo dijo eso, y sacudí mi cabeza.

“Sin alteraciones, Poyopoyo.”

El Cuarto elevó una voz de enfado desde la Joya…

[¡Sin importar como lo veas, eso es ir demasiado lejos! ¡Tienes que ser amable con las chicas!]

Y dijo algo como eso.

(No hay duda de que la esposa de este tipo lo subyugó.)

Por la conducta de los otros ancestros, puedo deducir que fue un esposo bastante sumiso.

Este hombre actuando de manera tan amable con las mujeres, fue la cabeza con el periodo de servicio más largo de la historia de la Casa Walt.

El Tercero cayó en batalla en alrededor de sus treinta, así que se hizo cargo en su adolescencia.

Desde entonces, oí que contribuyó en situaciones domésticas, pero…

[Y espera, ¿realmente no hay costos de mantenimiento con respecto a esa chica? Solo absorbe el mana de Lyle, ¿verdad? Si hay una cuota de servicio, ¿no sería una molestia? Quizás, incluso una sirvienta normal sería mejor.]

También era ruidoso acerca del dinero.

Escuché que él también manejaba las cosas relacionadas con el dinero, pero cuando estoy realmente aquí conversando con él, solo se queja por el dinero.

Parecía el tipo de hombre que eligiría el dinero por encima de las mujeres.

Esa era la Cuarta Generación, pero solo con respecto a su esposa se volvía frágil.

Su hijo, el Quinto, habló.

[Oy, ¿no estabas diciendo algo acerca de ser amable con las chicas? No espera, aunque su exterior es femenino, su interior es metal, ¿verdad?]

El Cuarto…

[Oh, cierto… pero Poyopoyo es cruel.]

Sí, quizás Poyopoyo es demasiado.

Expresivamente, Poyopoyo siguió refunfuñando sobre un cambio de nombre.

“Maestro, ¿no lo considerarás por un poco más de tiempo? Por favor usa ese insignificante cerebro tuyo para pensar en un nombre por mi bien. Me aseguraré de atesorarlo. Si es un nombre apropiado, me aseguraré de atesorarlo, así que…”

Aterradora. Esta autómata es aterradora.

“Hey, eso es un poco aterrador, así que detente. Lo entiendo. Pensaré. Pensaré sobre eso, así que por favor dame más tiempo.”

Cuando dije eso, la molesta pila de chatarra me devolvió una sonrisa.

“¡Como se esperaba, la gallina babosa es débil contra la presión de las mujeres!”

También respondí con una sonrisa.

“Solo tu piel es de una mujer, y tu interior es negro, ¿verdad? Qué tal si dejamos de negar la realidad aquí.”

Una enojada pila de chatarra me dijo.

“¿Qué estás diciendo? Como un modelo especial del grado más alto, no hay nada imposible para mí. Si estuviera de humor, incluso las necesidades lujuriosas de los caballeros…”

Después de que dijo todo eso, Novem habló.

“Estamos en medio de la comida, Poyopoyo-san.”

La chatarra mordió mortificadamente su pañuelo.

“E-esta perra…”

La cena en la Casa Circry se ha vuelto más animada repentinamente, pero se ha puesto más tensa.

“Así que por eso estás aquí. ¿Eso es lo que estás diciendo?”

La Biblioteca.

Era un lugar previsto para que uno viniera y almacenara conocimiento, pero hoy, estaba leyendo junto a Clara.

Mientras leíamos nuestros libros, intercambiamos varias conversaciones.

Hace un tiempo, acepté la solicitud de Damien, un famoso profesor de Arumsaas, la Ciudad de los Eruditos, y terminamos trabajando juntos.

Aunque se especializaba en soporte, era una aventurera hábil.

Su cabello azul profundo estaba cortado alrededor de sus hombros, pero quizás se lo había hecho ella misma, ya que los bordes estaban bastante arrugados.

Parece que le gusta leer libros aquí, así que cada vez que venía, tenía altas probabilidades de encontrarla.

Por lo general le pregunto qué libros son interesantes, pero ocasionalmente intercambiábamos algún chismorreo.

“Así es. Esa chatarra de metal sigue insistiendo en que decida un nombre, y compite con Novem.”

“Qué extraño. ¿Podría ser que su rivalidad con Novem se deba a su trabajo como sirvienta.?”

Tampoco sé eso.

Quiero decir, esa pieza de chatarra… está rota.

A veces no recuerda algunas cosas importantes, y su tono hacia mí por lo general es terrible.

“La individua misma dijo que su sensor la detecta como enemigo, o algo así.”

“Bueno, ella es una autómata antigua, así que es suficientemente asombroso que se pueda mover. Ah, ahora que lo pienso…”

Clara recordó algo y me lo comunicó.

“En la academia, Damien está moviendo más autómatas. Ya tiene tres operacionales, y está confirmando la situación.”

Ahora mismo, Damien estaba en boca de todos.

Solo ser capaz de mover a una autómata antigua y controlarla era asombroso.

Al escuchar eso, pensé…

“Por qué mi chatarra de metal es así… ¿Debería cambiarla?”

Clara respondió.

“Está haciendo su trabajo apropiadamente, ¿verdad? ¿Hay algún problema?”

“Su elección de palabras, ¿supongo? Todo lo demás es perfecto. Limpieza, lavandería, cocina. Lo hace todo.”

Era realmente perfecta, pero me gustaría hacer algo con respecto a su boca.

“Bueno, creo que deberías rendirte en eso. Escuché que era una forma de contrato, y los medios para romperlo todavía son desconocidos, así que estarás de esa forma toda tu vida.”

“Por favor, no me hagas recordar esas cosas…”

Para el contrato con la autómata, mi propia sangre era necesitada como catalizador.

Pero habiendo acabado de atravesar un Crecimiento, mi humor estaba alto, y me adelanté a besar a la autómata para activarla.

(¿Fue ahí cuando salió mal? No, ella dijo que estaba rota por su propia cuenta.)

“Aún así…”

Clara me miró.

“¿Hmm?”

“De verdad haces cosas problemáticas. ¿Restringiendo tus propias habilidades y apuntando hacia el trigésimo piso?”

La última vez, cuando desafiamos el laberinto, derrotamos al jefe del cuadragésimo piso con un grupo de solo seis personas.

Aparentemente, era un enemigo que por lo general requería de quince.

Y está bien que lo hayamos logrado, pero viendo eso, los ancestros impusieron una restricción en mis habilidades hasta que derrote al jefe del trigésimo piso.

Bajo la premisa de que mis propias capacidades eran abrumadoramente bajas, me prohibieron usar cualquier habilidad.

Debido a eso, de alguna forma tengo que usar mi propia fuerza para conseguirlo.

Aunque puede que suene fácil en palabras, el desafío estaba en una escala en la que requería de veinte a treinta aventureros.

“Es un asunto personal. Si sigo dependiendo demasiado de las habilidades, será peligroso cuando mi mana se agote.”

Como esperaba del razonamiento de los ancestros. Clara mostró una ligera expresión de sorpresa.

“… Estaba segura que no lo habías notado, y que ibas a cometer un error muy grande algún día. Parece que tendré que reformular mi evaluación sobre ti, Lyle-san.”

“Q-Qué cruel.”

Cuando dije eso, tuve la sensación de que estaba sonriendo un poco.

“Si algo pasa, llámame. Con tus amplios fondos, no creo que perdería al escucharte.”

Así que es un asunto de dinero, pensé… pero en realidad, para aventureros como nosotros, el dinero era esencial.

Para poder vivir, nos metemos en situaciones amenazantes.

Si el dinero que obteníamos era lo que solíamos obtener, teníamos que ser firmes en ese aspecto.

Por supuesto, he tomado muchas cosas en consideración, y estoy parado en una situación en la que tengo que ganar lo suficiente como para mantener a dos mujeres y a una autómata.

(Pero en verdad, qué es lo que debería hacer.)

Si simplemente eleváramos nuestros números para desafiarlo, sería fácil.

Pero durante la solicitud de Damien, mostré un lado lamentable.

(Debido a que regresé al gremio cargado por Novem, mi reputación… es bastante baja.)

Al final, me volví incapaz de mover mi cuerpo, y le mostré un estado terrible a los demás aventureros.

Por esa razón, mi propia credibilidad es baja.

Aunque quería reunir más números, mi cuestionable posición en Arumsaas me lo impedía.

(Como pensaba, no tengo más opción que fortalecer mi propia fuerza.)

Mi reciente Crecimiento, y el hecho de producir resultados fue todo debido a las Cabezas de la Historia grabadas en la Joya.

Si me vuelvo incapaz de usarlas, sería bastante problemático.

(Tendré que pensar en una forma de superar el trigésimo piso.)

Mientras pensaba en eso, continué apilando el conocimiento en la biblioteca.


Preguntas 3ÍndiceCapítulo 1

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s