Capítulo 12: Campo y Dios

Capítulo 11ÍndiceCapítulo 13


A la mañana siguiente, Kazura fue llevado por Valletta y Valin a los campos de papas sobrevivientes.

Esas fueron las papas donde los aldeanos pusieron un gran esfuerzo y de alguna manera sobrevivieron a la sequía. Las plantas se veían muy saludables.

“Oh, si están verdes, entonces están muy saludables.”

“Sí. Es todo gracias al acueducto. Con tanta agua, no sucumbió a la sequía.”

Mientras Kazura y los otros estaban inspeccionando los campos, los aldeanos que estaban cuidando los campos vinieron a saludarlos. Ellos estaban tirando de las malas hierbas entre los huecos de las hojas de papas y transportando el agua extraída del depósito.

Al lado de los campos estaba el acueducto que va hacia el depósito, pero el agua no fluía debido a que el depósito estaba casi lleno de agua.

Por lo visto, todos los aldeanos estaban trabajando, parece que toda la aldea está cooperando para cuidar los campos.

“Esta papa, ¿es así de grande cuando se cosecha?”

“Umm, el tamaño puede ser llamado grande. De una de estas plantas sólo podemos cosechar unas 5 piezas de esta.”

Mientras decía estas palabras, Valletta hizo un pequeño círculo con su mano.

El círculo tenía el mismo tamaño de un huevo de tamaño M que se vendía en los supermercados de Japón, era una papa algo pequeña.

Si se obtenían 5 piezas por cada planta no sería suficiente.

“¿Qué tipo de abono usas?”

“Uumm… ¿Qué es a-bo-no?”

“…¿Eh?”

¿Qué acaba de decir? Al ver la expresión confusa de Valletta, Kazura quedó petrificado. Él recordó. Esto es otro mundo, así pudo haber dado un mal nombre o terminología.

“Eerrrr, es algo que se mezcla con el suelo para dar alimento al cultivo. ¿No tienen algo que esparcir en el campo?”

“Ah, el rito de la abundante cosecha. Para pedir a Gre…a Dios que conceda una abundante cosecha, después de que sembramos las semillas de los cultivos, dispersamos los finos huesos triturados de Kafcu, que habíamos cazado en la montaña, en el campo.”

“…¿Hay algo más que dispersen?”

“Uummm… Nada más… D-Disculpa, tal vez no se supone que sean huesos, ¿quizás es carne lo que se debe ofrecer? Era una costumbre desde tiempos antiguos esparcir los huesos, pero como era de esperarse, en lugar de huesos… ¿carne… es… mejor?”

Al parecer, esta aldea no tiene el concepto de fertilizar en la agricultura.

Aunque algún tipo de fertilizante se dispersaba como una especie de rito, su propósito no era aumentar los nutrientes del suelo, por lo que los aldeanos no dispersaban una gran cantidad de ella.

Además, aunque Kazura había escuchado eso, él no se molestaba por las preferencias de Dios.

“Por ahora vamos a dejar a un lado la preferencia de Dios con los huesos de animal o carne. Para hacer que los cultivos sean más saludables es indispensable para el suelo que también sea saludable.”

“¿El suelo?”

Escuchando las palabras de Kazura, Valletta dobló su cabeza un poco dudosa.

Pero, Valetta pensaba que los cultivos crecían gracias a la bendición y la gracia de Dios.

“Sí, por ese motivo, en el medio del bosque hay humus…algo que se parece al barro por las hojas caídas o restos de comida que fue mezclada con la tierra, después eso será mezclado con la tierra del campo.”

“Disculpa… ¿Mezclar cosas podridas en el campo, Dios no molestará?”

Valletta preguntó con una expresión perpleja después de escuchar la explicación de Kazura.

Los aldeanos consideran que el acto de mezclar algo con el suelo tenía el significado de ofrecer algo a Dios.

“Ah, va a estar bien. Por el contrario, creo que Dios estará encantado si el suelo se vuelve más saludable. Dios lo utilizará para hacer el suelo más saludable.”

Escuchando las palabras de Kazura, Valletta y Valin de alguna manera pudieron entender.

Aunque la idea de que los cultivos crecían gracias a Dios no fue disuelta de todos modos, puesto que el pensamiento de “Todo gracias a Dios” se llevaba a cabo desde hace mucho tiempo. Si de repente les dijeran “Si el suelo no es saludable los cultivos no serán saludables” no lo entenderían.

Por el momento, decidió utilizar el matiz de “Dios usa el humus para bendecir el campo.”

“Por lo tanto, es importante recoger el humus en el bosque, pero…”

“Entiendo. La gente de la aldea lo reunirá. Todo el mundo, vamos a recoger algo que se llama humus.”

Escuchando las palabras de Valin, los aldeanos que estaban trabajando en el campo llamaron a los demás.

Los otros aldeanos detuvieron su trabajo y después de escuchar lo que había dicho el jefe de la aldea, corrieron para llamar a los otros aldeanos.

“Entonces, voy a llamar a los otros aldeanos. Valletta ve y busca la carreta.”

“Un.” (NT: Dijo “Sí”, es un sonido que hacen las chicas, ya deben haberlo visto en los anime.)

“Ah, yo también lo traeré. Vamos juntos.”

Así, la mayoría de los habitantes de la aldea participaron en la obtención del humus.

✦✧✦✧

 

Después de eso, habían pasado 20 minutos.

Los aldeanos que se habían reunido en la entrada del bosque lanzaron sus miradas a Kazura con mucha expectativa. El suelo cercano fue desenterrado con palas.

Cuando el suelo escavado fue removido, aunque estaba algo seco, podían ser vistos varios mohos de hojas ordinarias.

“Esto se llama humus. Por favor recojan mucho de esto y mézclenlo en el suelo de los campos. Si lo hacen, entonces Dios utilizará el humus para hacer que el suelo del campo sea más saludable.” (NT: Ese Kazura sí es mentiroso :v)

Los aldeanos reunidos vieron el humus en la mano de Kazura.

“Así que es eso.”

“Si Kazura-sama lo dijo, entonces no está mal.”

Los habitantes expresaron su admiración con palabras.

“Entonces, ¿pueden por favor apilar el humus en la carreta? Por ahora, utilizaremos una carreta completa llena de humus para un campo.”

Al escuchar las instrucciones de Kazura, los aldeanos comenzaron simultáneamente a cavar el suelo con las palas.

El suelo del bosque, que tiene pequeñas hojas acumuladas desde hace muchos años, era suave. Si solo necesitan sacar la capa superficial entonces es fácil recoger el humus.

“Bien entonces… Valletta-san, ¿puedo tener un poco de tu tiempo?”

“Ah, sí. ¿Hay algún problema?”

Kazura detuvo su trabajo y llamó a Valletta que estaba excavando el humus junto a él.

“Volveré a mi país para obtener otra carreta y el fertilizante para los campos. Por eso les quiero preguntar si Valetta-san y Valin-san pueden seguir supervisando el trabajo.”

“Ah, sí. Entiendo. Le diré a mi padre.”

“Gracias.”

Después de decir eso, Kazura dejó el bosque y volvió a Japón.

✦✧✦✧

 

“O-Oye, Colts, como pensé, esto es malo, todo el mundo dijo con firmeza que no lo siguieran, ¿cierto?”

“Todo está bien. Además, con esta distancia, Nii-chan no nos notará.”

Kazura estaba caminando al bosquecillo de árboles que llevaba a Japón; 50 metros detrás de él estaban 2 niños que se ocultaban detrás de un árbol a otro, mientras acechaban a Kazura.

Los niños eran de 5 a 6 años de edad, el niño que se llama Colts tenía ojos que brillaban con curiosidad, y el otro niño era una chica tímida que tiró de la manga para detenerlo.

“P-Pero si Kazura se entera…”

“Por eso dije que todo estará bien… ¡Ah, él entró al bosquecillo de árboles!”

Colts vio el bosquecillo de árboles donde Kazura había entrado, después de perderle de vista, Colts fue a toda prisa detrás de él.

Al ver que Colts comenzó a correr, la chica en un principio tuvo dudas, pero luego comenzó a seguirlo.

“¿Qué? ¿Él no está aquí?”

Aunque Colts inmediatamente siguió y entró en el bosquecillo de árboles donde Kazura había entrado, una vez que entró, no pudo ver en ningún lado a Kazura.

Aunque era llamado un bosquecillo de árboles, los árboles no eran tan densos. Era extraño que Kazura, que acababa de entrar hace un momento, fuera desaparecido sin dejar rastro.

“Mira, al igual que lo que habían dicho, Kazura-sama es Greiciore-sama. Si eso no fuera verdad, no habría forma de que lo pierdas.”

La niña, que siguió a Colts, se sentía aliviada y luego le dijo al niño, que todavía estaba buscando a Kazura. Él la miró con una expresión de incredulidad, pero es cierto que Kazura había desaparecido definitivamente.

“Ya veo. Pero sólo puedo verlo como un ordinario Nii-chan… ¿No piensas así también Myura?”

“Mou, ¿sigues hablando así? Mira, necesitamos volver a donde están todos.”

La chica, que se llamaba Myura, tomó de la mano a Colts, que aún estaba mirando el interior del bosquecillo de árboles mientras se quejaba. Ella entonces le tiró hacia el bosque donde los aldeanos estaban reuniendo el humus.

✦✧✦✧

 

Mientras tanto, Kazura, que no notó a los niños que lo acechaban, como de costumbre salió del bosquecillo de árboles y llegó a un pasaje pavimentado de piedra.

Entonces, pidiendo permiso al desmenuzado cadáver esquelético que se encontraba en el pasaje, cruzó a Japón.

“Entonces, ¿debo ir a Home Center otra vez? Ya que será una operación más grande que antes.”

Como de costumbre, Kazura subió a su auto, y condujo al Home Center donde había comprado anteriormente las herramientas de cultivo.

De camino, miró los paisajes de Japón, eran diferentes del otro mundo del que había acabado de llegar. Los campos de verduras pueden verse extendiéndose en toda las direcciones sin ningún problema.

El auto había pasado ese paisaje relajante durante unos 10 minutos hasta llegar al Home Center. Kazura fue entonces a la esquina donde se encontraba la jardinería dentro de la tienda y luego se detuvo ante la enorme pila de sacos de fertilizantes.

“Umm, hay diferentes tipos de fertilizantes. ¿Cuál debo comprar?”

Frente a los fertilizantes que se clasificaron por sus propósitos, Kazura dobló su brazo preocupado para ver cuál tipo de fertilizante sería la mejor opción.

Luego revisó la descripción escrita en cada bolsa.

“Si sólo estuviera escrito ‘Es para cultivos de otro mundo’ sería bueno… Me pregunto si este abono son para las papas.”

Kazura comenzó a murmurar y a merodear por sí mismo, un empleado que lo había visto, se acercó a él.

“¿Está buscando algo, señor?”

“Sí, estoy buscando un fertilizante para papas. ¿Qué me recomienda?”

“Ah, entonces este tipo es bueno, señor. Aunque huele mal.”

El empleado guió a Kazura a las bolsas de estaño que tenían escrito “estiércol”.

Seguro que tenía un olor peculiar pero el cuadro de información de fertilizantes decía que podía ser utilizado para las papas.

“¿Quiere usar el fertilizante para papas, señor?”

“Bueno, algo así.”

Esa pequeña papa que había comido en la aldea tenía un gusto diferente al de la papa.

Pero un tubérculo sigue siendo un tubérculo, así que pensó que no habría gran diferencia entre ellos.

“Entonces, incluso si se trata de estiércol será seguro esparcirlo. Además…”

“Fumufumu… Entonces, me gustaría comprar el fertilizante que acabas de explicar.”

Kazura escuchó esta explicación del empleado y de que aumentaba el tamaño de la papa, así que más o menos, tenía cierta comprensión sobre el fertilizante que quería comprar.

“Ah, sí, muchas gracias. ¿Quiere una bolsa?”

“No, me gustaría comprar todo lo que está aquí.”

“…¿Eh?”

“Me pregunto cuántos kg serán…”

Kazura estaba murmurando mientras contemplaba los fertilizantes y se alejaba. El empleado al escuchar ‘Voy a comprar todo’ se congeló en el lugar.

“¡E-Espere un momento señor!”

El empleado fue casi corriendo hacia Kazura. Kazura espero un minuto hasta que el empleado que tenía escrito “Manager” en el pecho llego a su lugar.

“Señor cliente, creo que le escuché decir que quiere comprar cada abono en la tienda, pero…”

“Sí. Todo, por favor. ¿También tienes carretas plegables? Me gustaría saber dónde ponerlos.”

“Uumm, incluso si va a comprar todo, señor, el estiércol son unos 400 kg… Si son para las papas, entonces para un campo de 100 tsubo, 30kg estiércol es suficiente.”

Al escuchar 400 kg del personal, Kazura gimió.

El Manager pensó que como él esperaba, el cliente cometió un error en la cantidad que necesitaba, pero esa expectativa fue terriblemente mal.

“Lo siento, quiero alquilar unos camiones de la tienda. Si es posible, también quiero una ayuda para cargar y descargar el estiércol.”

El Manager vaciló un momento después de escuchar las palabras de Kazura, si realmente tiene la intención de comprar todo, entonces no se puede evitar.

Los demás empleados que estaban parados cerca de ellos estaban con un profundo asombro antes de empezar a calcular la cantidad total de fertilizantes, mientras que Kazura fue llevado al lugar donde estaban las carretas.

 


Capítulo 11ÍndiceCapítulo 13

4 pensamientos en “Capítulo 12: Campo y Dios

  1. Pingback: ¡Tres caps! – Gustang Translations

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s