Capítulo 6: Lluvia afortunada

Capítulo 5ÍndiceCapítulo 7


 

La aguja del reloj de pulsera de Kazura marcaba la 1 cuando la alimentación de emergencia terminó, y los aldeanos fueron divididos en aquellos que estaban ayudando con la limpieza y los que estaban ayudando a ordenar el arroz y la sal. Mientras los aldeanos trabajaban en una relativa paz, Kazura le hizo una propuesta al jefe de la aldea y a Valletta.

 

“¿Una oración a la lluvia?” (NT: Rezar, una plegaria, etc)

 

“Sí, pensaba hacer una acue… Un curso donde el agua pueda fluir desde el río, pero mientras estemos trabajando en los campos no podrá recibir nada de agua. Podemos recoger el agua del río con baldes pero los campos son demasiado grandes para eso. De este modo, pensaba en hacer llover.”

 

Valletta y el jefe de la aldea mostraron una expresión ligeramente perturbada a la propuesta de Kazura.

 

“Um, hemos realizado ofrendas y rezado para que Suipsior-sama hiciera que lloviera, pero Suipsior-sama no ve oportuno enviarnos lluvia. Umm… ¿Estaría bien a pesar de eso?” (NT: Suipushiooru)

 

“¿Eh? No me importa en lo absoluto. Es un método antiguo pero sé de una manera de orar para que llueva.”

 

Kazuma tomó el “¿estará bien?” de Valletta por un “aun si lo hacemos bien, no sucederá nada, ¿aun así está bien?”

En realidad, esta explicación y el actual pensamiento de Valletta son tan diferentes como el cielo y la tierra.

 

“Así que es eso… Sí es así lo siento pero por favor. ¿Hay algo que podamos hacer para ayudar?”

 

“Sí, el método que conozco requiere una gran cantidad de leña o cualquier cosa que se pueda quemar. Necesitaré madera de 2 o 3 casas, ¿pueden prepararlo?”

 

Valletta y el jefe pensaban mientras escuchaban la petición de Kazura, entonces se miraron el uno al otro y asintieron.

 

“Hace algún tiempo algunas casas quedaron abandonadas. Si las derribamos probablemente podríamos conseguir madera suficiente.”

 

“Así que es eso… Ya veo. Pediré ayuda a los aldeanos para derribar las casas.”

 

Por “casa abandonada”, ella quiere decir que los propietarios de la casa murieron en la última guerra o por la hambruna.

Sentía que no podía derribar esa casa, pero esto es para los aldeanos también.

 

“¿Hay algún lugar donde podamos encender el fuego y no tener chipas volando por los alrededores?”

 

“Si es así entonces puedes usar el campo que está en el centro de la aldea. No ha recibido mantenimiento últimamente y los cultivos ya se han estropeado, por lo tanto no importará si haces un fuego allí.”

 

Con esto, todo estaba resuelto y se propuso hacer una oración a la lluvia. Por supuesto, no es una simple oración a los dioses, Kazura tiene una base científica para ello. El polvo se elevará con la corriente de aire creada por los materiales en combustión, desestabilizando la atmósfera y provocando que la lluvia caiga. Esta es la base detrás de los incidentes donde la lluvia cae después de un gran incendio. Kazura había escuchado historias en las que durante la Segunda Guerra Mundial, lo mismo sucedía en los frentes donde el ejército Japonés estaba estacionado y la lluvia caía, por lo que pensó que también podría suceder aquí. Había ligeras nubes en el cielo, no es una situación desesperada donde el cielo es de un azul claro, por lo tanto Kazura pensaba que la posibilidad estaba ahí.

 

 

Cuatro horas después.

 

Todos los aldeanos derribaron juntos las casas. No había árboles o edificios alrededor de la casa, por lo que no tienen que preocuparse que una chispa creara un incendio.

 

“Pues bueno, ahora vamos a hacer una oración a la lluvia, aunque sólo es encender el fuego y esperar a que llueva, por lo que solo unas cuantas personas podrían quedarse y las demás volver a casa.”

 

Cuando dijo eso, Kazura sacó un encendedor de su bolsillo y encendió un pedazo de paja. Hubo una pequeña conmoción cuando él encendió la paja, pero de alguna manera murmuraron, “como se esperaba de Kazura-sama.”

 

Él pensó, ¿por qué añaden “sama” a mi nombre? Pero por ahora fingió no haber escuchado nada.

 

Una vez que se encendió, la paja y la madera inmediatamente comenzaron a arder creando una gigantesca bola de fuego.

 

La gente alrededor del campo se retiraron tomando una gran distancia debido a la fuerza del fuego y se sentaron a contemplar el fuego.

 

Kazura retrocedió del fuego y se sentó en un buen lugar.

 

“…Irresponsablemente dije que haría que lloviera, ¿pero me pregunto si realmente lloverá? No es como si esto hará que llueva, aunque hubo casos donde realmente llovió.”

 

Ya era demasiado tarde, pero Kazura estaba empezando a lamentar el haber dicho “haré que llueva” tan lleno de confianza.

 

Él probablemente estaba lleno de confianza después de haber llegado a este mundo, y ver los sorprendentes efectos del Lipo-D, además de ver las caras felices de los aldeanos después de la alimentación de emergencia.

 

Parece que él se va a avergonzar a sí mismo.

 

…Ya podría ser demasiado tarde.

 

“Kazura-san.”

 

Detrás de Kazura, que estaba sudando profundamente, escuchó la voz de Valletta.

 

“¿Puedo sentarme a tu lado?”

 

“Por favor, adelante.” Contestó Kazura a la pregunta de Valletta.

 

“Muchas gracias.”

 

Valletta agradeció a Kazura y se sentó junto a él, observando silenciosamente el aumento de las llamas. De su suave expresión, uno no puede ver ningún rastro de duda en que pronto lloverá. Viendo de reojo a Valletta quien tenía esa expresión, Kazura cada vez estaba más arrepentido.

 

“Aww, mierda, he hecho una promesa vaga sin estar muy seguro.”

 

Pero incluso mientras se lamentaba, él oró desde el fondo de su corazón mientras el humo se elevaba hacia el cielo, diciendo: “Por favor, que llueva, por favor.”

 

“Kazura-san.”

 

“¿Sí?”

 

Como Kazura miraba el cielo, mientras oraba desde el fondo de su corazón, Valletta, quien todavía estaba mirando las llamas, empezó a conversar con él.

 

“Kazura-san, ¿por qué has venido a nuestra aldea?”

 

“Si preguntas por qué… Entonces es porque está cerca de mi saca, supongo.”

 

Con su cabeza totalmente ocupada con el pensamiento sobre la lluvia, Kazura dio una respuesta irreflexiva. Valletta lo miró por un momento y sonrió.

 

“Ya veo… Pero a pesar de que solo llegaste a la aldea por casualidad, has salvado a mucha gente. Realmente te agradezco por eso.”

 

“¿Eh? Ah, no, no, estoy contento de ser útil… Ah, maldición.”

 

Hablando hasta ese momento, Kazura notó su gran lapsus respecto a los detalles de porque había llegado allí.

 

Bueno, la verdad es que, después de explicarle a las primeras personas que conoció “Perdí mi camino y llegué a esta aldea”, sus explicaciones a Valletta han sido completamente incoherentes, por lo que esta vez pensó que era demasiado tarde.

 

Aunque dijo que su casa estaba cerca, su endeble mentira había sido expuesta, aunque realmente, eso ya no le importaba.

 

Él por supuesto estaba en guardia porque pensó que podía obtener preguntas como, “¿Cerca? ¿Dónde?”, pero Valletta no preguntó nada en particular, por lo que una vez más volvió a ver el fuego.

 

Viendo a Valletta desde el lado, Kazura sintió el impulso de preguntarle, “¿No vas a preguntar nada?”, pero puesto que ella amablemente no preguntó, él evitó mover el avispero.

 

A cambio, él decidió que debería hablar sobre los resultados de la oración a la lluvia.

 

“Umm, Valletta-san.”

image00219

“¿Sí?”

 

Valletta quien se había dado vuelta cuando Kazura la llamó, ya no tenía la sombra de cansancio en su rostro, quizás debido al Lipo-D que bebió esta mañana o las gachas que comió en el almuerzo. Su expresión parecía llena de energía y de vigor.

 

Su rostro, iluminado por las llamas, hizo una cautivadora escena vista desde los ojos de Kazura.

Sonrojado, Kazura espontáneamente pensó, “Ahh, esta chica realmente es una belleza”, pero ya que Valletta inclinó su cabeza en forma de duda. Nerviosamente él comenzó a hablar sobre el tema principal.

 

“Realmente debería haber dicho esto antes de que iniciáramos la oración de la lluvia, pero si bien es cierto que este método tiene una alta probabilidad de que llueva, no es muy seguro. Por lo tanto, en caso de que no llueva… Me disculpo de antemano.”

 

Como Kazura dijo eso en tono de disculpa, Valletta mostró una expresión ligeramente sorprendida, pero luego puso una gran sonrisa.

 

“Como en las leyendas, Suipsior-sama es un personaje voluble, así que todo está bien. Todos en la aldea lo entienden.”

 

“¿Suipsior-sama?… Un Dios del agua, ¿cierto?”

 

“Eso es correcto. Pero aun así, si la petición de Kazura no funcionara, entonces Suipsior-sama esta de mal humor, eh.”

 

Cuando Valletta dijo eso y dejó escapar una sonrisa, era Kazura quien inclinaba su cabeza en forma de duda.

 

El nombre de Suipsior salió cuando él estaba hablando con Valletta y el jefe sobre la oración de la lluvia, parece que era el nombre del Dios del agua.

 

Sin embargo, qué quiere decir con “¿Si incluso la petición de Kazura-san?”

 

“¿Umm… qué quieres decir… hm?”

 

Cuando Kazura estaba a punto de preguntarle lo que significaba, algo cayó ligeramente en la mejilla de Kazura.

 

Sorprendido, él miró al cielo, y había nubes negras haciendo su aparición de la nada.

 

Después de varios segundos, grandes gotas de lluvias caían hasta donde el ojo podía ver.

 

“¡L-Lluvia! ¡Está lloviendo!”

 

“¡Increíble! ¡Eso es Kazura-sama!”

 

La lluvia torrencial era como una ducha en una noche de verano, los aldeanos uno por uno comenzaron a alabar a Kazura.

 

En medio de la pesada lluvia torrencial, Kazura murmuró, “Realmente vino…”, mientras alzaba la vista al cielo y “lloraba”.

 

Junto a él, Valletta dijo, “Realmente es un personaje voluble”, mientras miraba el cielo junto a él.

 

 

A los pocos días.

 

Habiendo experimentado la lluvia caer después de una conflagración, Kazura relató la situación de la residencia (a excepción de los límites del mundo alternativo) a su padre por teléfono con alguna dramatización una vez que él volvió a Japón.

 

“Por cierto, hubo un incendio cerca de la casa, luego la lluvia cayó poco después. Por lo que es realmente cierto que la lluvia cae después de un fuego, eh.”

 

Su respuesta: (NT: Él padre de Kazura respondió)

 

“Bueno, realmente es una coincidencia, ¿cierto? A menudo hay gigantescos incendios en América y la lluvia no viene durante varios días aunque el fuego se hace más grande. Incluso si no fue una coincidencia, debe haber sido una inestabilidad atmosférica que formaron dichas nubes.”

 

La mano de Kazura involuntariamente tembló tan fuerte que le hizo soltar el teléfono.


 

Capítulo 5ÍndiceCapítulo 7

6 pensamientos en “Capítulo 6: Lluvia afortunada

  1. ahora que leo este capitulo, medio entiendo es que “Greiciore-sama” tiene que ver con alguna deidad que en este caso sería la del agua, espero que se resuelva esa enigma de quien es “Greiciore-sama” o por que lo confunden con el. (Gracias por el capitulo :D)

    Me gusta

  2. Pingback: ¡¡Takarakuji Capítulo 6 Listo!! – Gustang Translations

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s